Neurocenter

logo-neurocenter-clinica-de-rehabilitacion-neurologica

Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Servicios

¿Qué pasa cuando se sufre una embolia cerebral?

Cuando se sufre de una embolia cerebral suelen aparecer signos y síntomas relacionados con el área del cerebro afectada,  comúnmente afectaciones en la cara y en la mano del lado contralateral. Los más característicos son desviación de la comisura bucal, alteraciones del lenguaje y del habla, afectación de la visión, y debilidad de las extremidades.

Sufrir una embolia cerebral, también conocida como infarto cerebral o Evento Vascular Cerebral (EVC), constituye una emergencia médica y debe ser atendido de manera inmediata, ya que si la terapia antitrombótica no se aplica en las primeras 4.5 horas existe el riesgo de padecer secuelas que pueden ser permanentes o que pueden tomar un tiempo significativo de recuperación como:

  • Debilidad
  • Espasticidad
  • Alteraciones en la marcha
  • Problemas de sensibilidad
  • Problemas del lenguaje
  • Alteración en la deglución
  • O problemas visuales.

¿Cómo se tratan las secuelas de una embolia cerebral?

Afortunadamente se cuentan con distintas terapias de rehabilitación neurológica que incluyen un manejo multidisciplinario que ayuden al paciente a integrarse a un rutina diaria y ganar independencia para mejorar su calidad de vida. Entre los programas de rehabilitación se encuentran:

Dependiendo de la gravedad y la respuesta del paciente se ha notado mejoría hasta mayor al 90% de las funciones.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de un EVC?

Se han desarrollado varias escalas para cuantificar la gravedad del paciente. La escala de los Institutos Nacionales de la Salud (NIHSS) es la más utilizada. Se basa en 11 parámetros que reciben un puntaje de entre 0 a 4. Su resultado oscila de 0 a 39 y según la puntuación se cataloga la gravedad en varios grupos:

  • 4 puntos: déficit leve
  • 6-15 puntos: déficit moderado;
  • 15-20 puntos: déficit importante;
  • y mayor a 20 puntos: grave.

En el paciente con sospecha de IC, los estudios de imagen son indispensables; la tomografía axial (TC) simple es el estudio de elección ya que es accesible y rápida para diferenciar entre isquemia o hemorragia.

Tanto la TC como la imagen de resonancia magnética (IRM) tienen una alta sensibilidad, aunque la IRM puede detectar IC aun en fases hiperagudas y los localizados en la circulación posterior.

La angiografía cerebral, la ATC y la AIRM permiten la visualización de la circulación intra y extracraneal, y en algunos casos de la arteria ocluida, lo que puede tener utilidad terapéutica, y en el diagnóstico de vasculopatía no ateroesclerosa.

En la valoración del paciente en la fase aguda son necesarios también los siguientes estudios: glucosa sérica (la hipo e hiperglucemia son simuladores del IC), biometría hemática y tiempos de coagulación y electrocardiograma.

 

Te podría interesar: Pasos para la recuperación de una embolia cerebral

¿Qué es la enfermedad vascular cerebral?

La enfermedad vascular cerebral (EVC) es un síndrome clínico caracterizado por el rápido desarrollo de signos neurológicos focales, que persisten por más de 24 horas, sin otra causa aparente que el origen vascular. Se clasifica en 2 subtipos:

  • La isquemia cerebral es la consecuencia de la oclusión de un vaso y puede tener manifestaciones transitorias (ataque isquémico transitorio) o permanentes, lo que implica un daño neuronal irreversible.
  • En la hemorragia intracerebral (HIC) la rotura de un vaso da lugar a una colección hemática en el parénquima cerebral o en el espacio subaracnoideo

¿Que es un ataque isquémico transitorio?

En el ataque isquémico transitorio (AIT) no existe daño neuronal permanente. La propuesta actual para definir al AIT establece un tiempo de duración de los síntomas no mayor a 60 min, recuperación espontánea,  y estudios de imagen (de preferencia resonancia magnética), sin evidencia de lesión.

Estudios recientes muestran que los pacientes con AIT tienen mayor riesgo de desarrollar un infarto cerebral (IC) en las 2 semanas posteriores, por lo que se han diseñado escalas de estratificación de riesgo que el médico neurólogo puede determinar en su consulta

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

boton-ir-arriba