8120892244
Esta enfermedad es un síntoma neurológico que puede ser indicativo de otros problemas como parálisis cerebral, traumatismo encefálico, daño cerebral o enfermedades metabólicas. Se caracteriza por la rigidez de los músculos, lo cual causa un aumento del tono muscular en los casos más leves, o movimientos involuntarios y descontrolados en las piernas en los casos graves. 

Es una afección que puede interferir en actividades cotidianas como moverse, caminar y hablar. Conozcamos más acerca de la espasticidad muscular, cuáles son sus causas, los síntomas y cómo tratarla.

Síntomas y Causas:

Se debe a daños neurológicos, específicamente cuando es afectada la parte del cerebro o de la médula espinal encargada de controlar los movimientos voluntarios. La espasticidad está asociada con otros problemas como la esclerosis múltiple, parálisis o daño cerebral, lesión en la médula espinal, traumatismos en el cráneo o enfermedades metabólicas. 

Al principio, el paciente presenta debilidad muscular debido a lo que se conoce como choque espinal. Usualmente, este síntoma persiste durante unas pocas semanas o meses. Después, la actividad de los reflejos volverá. Cuando se interrumpe el flujo normal de los mensajes nerviosos, estos no pueden llegar correctamente al cerebro, así que la médula espinal intenta hacerse cargo.

Sin embargo, la médula no es tan eficiente para procesar los mensajes nerviosos, de manera que las señales que envía son exageradas, lo que produce lo que se conoce como hipertonía espástica. Se refiere a los movimientos involuntarios, contracturas y al aumento del tono muscular. 

En algunos casos, los músculos se encuentran contraídos constantemente, ocasionando rigidez excesiva, lo que impide moverse o hablar adecuadamente.  

Síntomas

Los principales síntomas de este trastorno son los siguientes:

  • Músculos rígidos o contracturados constantemente, lo que puede ocasionar dolor y deformidad en el área afectada.
  • Movimientos involuntarios repetitivos.
  • Un mayor tono muscular.
  • El cruce involuntario de las piernas, lo que se conoce como movimientos de tijera. 
  • Reflejos tendinosos exagerados.

Cómo tratarla y a qué médico acudir

Ya que es un trastorno neurológico, el especialista encargado del tratamiento de la espasticidad es el neurólogo. Pero un fisioterapeuta también puede resultar de utilidad para las terapias relacionadas con la parte motriz. 

Son diferentes los tratamientos utilizados. 

Uno de los más comunes es hacer uso de fármacos, entre los que destacan el diazepam, baclofen y zanaflex. Los anestésicos locales, como la lidocaína y la etidocaína, son otra alternativa.Esto se debe a que los pacientes con espasticidad presentan hiperactividad en determinados músculos, así que un tratamiento local permite bloquear algunas señales nerviosas. 

Otros especialistas hacen uso del Botox, un tipo de neurotoxina. Al inyectar la toxina directamente en el músculo, aumenta la producción de acetilcolina, un neurotransmisor que ayuda a impedir la contracción muscular.

La cirugía es otra opción. La neurotmesis y la rizotomía selectiva son algunos de los procedimientos quirúrgicos que presentan la mayor tasa de éxito en este caso. 

La fisioterapia representa una parte fundamental del tratamiento, ya que ayuda a reducir las contracturas musculares y el dolor mediante masajes, el estiramiento de los músculos, termoterapia, hidroterapia, ejercicios de rango de movimiento y otros procedimientos.

WhatsApp chat