Neurocenter

logo-neurocenter-clinica-de-rehabilitacion-neurologica

Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Tratamiento

Desinhibición o Falla en el control de impulsos

¿Aún no estás seguro de tu diagnóstico?

Recuerda que siempre puedes encuentra padecimientos por sus síntomas.

Ve directamente a la sección de tu interés dando clic en ella.

El fenómeno de impulsividad es una conducta que no siempre se encuentra ligada a un proceso psicopatológico, pues en la mayoría de los casos forma parte de una personalidad competitiva normal con fácil respuesta adaptativa. 

No obstante, cuando la desinhibición del control de impulsos es adquirida a raíz de un daño neurológico o se asocia a una enfermedad como el trastorno de déficit de atención y hiperactividad (TDAH), el panorama clínico cambia, modificándose desde los procesos que la producen hasta las opciones de tratamiento que podemos ofrecer.  

Qué es, en quién se presenta y porqué

El déficit del control de impulsos no es más que la incapacidad de contenerse ante ciertos estímulos externos, aunque en el campo psiquiátrico lo definimos como un deseo imperativo de aparición brusca que incita al individuo a cometer actos a veces peligrosos o moralmente incorrectos. 

La edad de aparición depende de la causa de este trastorno, pudiendo presentarse desde la infancia en el caso del TDAH, o en la adultez si es secundario a un traumatismo craneoencefálico, a una demencia o por alguna neoplasia que afecte el lóbulo frontal del cerebro, el cuál se encarga del juicio y razonamiento.

Síntomas y médico apropiado para el diagnóstico

Entre los ejemplos cotidianos de fallo en el control de impulsos se encuentran: 

  • Interrumpir conversaciones a menudo, dificultando una comunicación fluida. 
  • Desviar continuamente la atención en las actividades laborales o académicas por garabatear, revisar el móvil, etcétera. 
  • Incapacidad de mantener la compostura y frenar respuestas groseras ante comentarios irritantes.
  • Decir comentarios inapropiados antes de pensarlos. 

En ocasiones la falta de control de impulsos se acompaña de otros síntomas como: 

  • Egocentrismo: busca imponer su criterio sin importar las emociones de los demás. 
  • Agresividad: verbal y física dirigida tanto hacia objetos como a personas. 
  • Irritabilidad: baja tolerancia a la frustración. 
  • Labilidad emocional: expresiones emocionales de duración, frecuencia y/o intensidad inadecuada. 
  • Conducta sexual inapropiada: verbalización inapropiada, exhibicionismo, entre otros. 
  • Incapacidad de suspender una acción planificada por un imprevisto.

El diagnóstico de esta patología debe ser realizado por un médico psiquiatra, mientras que el tratamiento debe ser manejado en equipo con otros especialistas según la causa del padecimiento, como con neurólogos, neurólogos pediatras o neurocirujanos.

Tratamiento y testimoniales de otros pacientes

Cuando se trata de alteraciones neuropsiquiátricas, la elección del tratamiento ideal debe realizarse en base al examen general del caso, la evaluación del trastorno y su posible asociación a otras enfermedades. 

Una de las herramientas terapéuticas que ha tomado fuerza los últimos años es el rTMS o estimulación magnética transcraneal gracias a su potencial de modulación de redes neuronales de manera segura, indolora y no invasiva. 

La rTMS es tan efectiva en niños como en adultos con enfermedades neurológicas resistentes al tratamiento convencional. Es por ello que en Neurocenter apostamos por este método aprobado por la FDA, que ya ha sido probado por decenas de pacientes quienes pueden dar testimonio de su efectividad.

Comparte en redes sociales

Dejemos atrás el dolor, empieza hoy tu tratamiento.

Haz tu cita hoy mismo para que te indiquemos qué opción es la mejor para ti

Teléfono

81 - 2089 - 2244

o

También puedes enviarnos un correo para agendar tu cita.

Newsletter

Conoce más sobre
tu padecimiento





¿Quieres conocer más?