Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

¿Existen distintos tipos de crisis de ausencia?

Existen distintos tipos de crisis epilépticas, unas de las crisis menos aparatosas y que pueden pasar desapercibida son las crisis de ausencia las cuales pueden ser simples o complejas, típicas o atípicas.

Las crisis epilépticas son descargas hipersincrónicas descontroladas de actividad neuronal, pueden ser focales (afectan una sola parte del los hemisferios) o generalizadas (afectan a ambos hemisferios a la vez), las crisis de ausencia pertenecen a las generalizadas.

Crisis de ausencia típicas: Las crisis de ausencia típicas (antes denominadas crisis de pequeño mal) consisten en:

  • La pérdida de la consciencia durante 10 a 30 segundos con vibración o movimientos repetidos de los párpados;
  • El tono de la musculatura axial puede desaparecer o no.
  • Los pacientes no se caen ni entran en convulsión;
  • Interrumpen bruscamente sus actividades y a continuación las reanudan con la misma brusquedad, sin síntomas postictales ni conocimiento de que haya ocurrido una crisis.
  • Las crisis de ausencia suelen tener una carga genética y afectan sobre todo a los niños.
  • Por lo general, comienzan entre los 5 y los 15 años y no continúan hasta la edad adulta.
  • Sin tratamiento, es probable que aparezcan muchas veces al día.
  • A menudo, surgen cuando el paciente está tranquilamente sentado
  • Pueden ser precipitadas por la hiperventilación o hipoglucemia
  • Pocas veces ocurren durante el ejercicio.
  • Los resultados del examen neurológico y cognitivo suelen ser normales.

La ausencia típica se divide en simples y complejas, según se trate de una afectación exclusiva de la consciencia o bien se acompañen de síntomas motores, automatismos y/o signos vegetativos, respectivamente.

Crisis de ausencia atípica: Las crisis de ausencia atípicas suelen ocurrir como parte del síndrome de Lennox-Gastaut, una forma grave de epilepsia. Difieren de las crisis de ausencia típicas en lo siguiente:

  • Son más prolongadas
  • Los movimientos de sacudida o motores y los automáticos son más pronunciados
  • La pérdida de consciencia es menos completa.
  • Muchos pacientes tienen antecedentes de lesiones del sistema nervioso, retardo del desarrollo, resultados anormales en el examen neurológico y otros tipos de crisis.
  • Por lo general, las crisis de ausencia atípicas continúan en la edad adulta.

.

 Pero ¿Qué son las crisis de ausencia en sí?

Las crisis de ausencia son crisis epilépticas no convulsivas con lapsos de pérdida de conciencia repentinos y relativamente breves asociados con la falta de movimientos voluntarios y descargas electrográficas pico-onda distintivas en el electroencefalograma de <3 Hz. 

Estas convulsiones generalizadas no convulsivas en su mayoría tienen un fondo poligénico y pueden estar presentes juntos con otros tipos de convulsiones en varias epilepsias dependientes e independientes de la edad con diferentes tasas de remisión y resultados esperados.

¿En quienes se presentan las crisis de ausencia?

Las crisis de ausencia se presentan en el 25% de los pacientes con epilepsia y pueden suceder solas o más frecuentemente combinadas con otros tipos de crisis epilépticas.​ Son típicas de personas jóvenes, generalmente menores de 20 años, aunque se presentan principalmente durante la infancia, por lo que pueden confundirse con falta de atención y afectar el rendimiento escolar.

¿Cuáles son los síntomas de las crisis de ausencia?

  • Deterioro repentino de la conciencia, que suele ser breve y durar solamente unos segundos.
  • Durante el episodio, la persona interrumpe sus actividades y permanece estática y con la mirada fija, y ocasionalmente puede presentar pequeñas gesticulaciones o parpadeos (los llamados automatismos).
  • Normalmente, al finalizar la crisis continúan con lo que estaban haciendo sin recordar lo que sucedió.
  • Suelen ser repetitivas y presentarse en varias ocasiones en el transcurso del día.
  • La mayoría de las ausencias típicas duran sólo unos pocos segundos
  • Las dificultades inexplicables en la escuela y los problemas de aprendizaje pueden ser el primer indicio de las ausencias típicas.
  • Antes de la convulsión el niño suele estar haciendo su vida normal, jugando, estudiando, o realizando cualquier actividad, y no suele existir aura que avise o que preceda a la crisis.
  • Durante la convulsión, la persona puede dejar de caminar y empezar de nuevo después de unos segundos o dejar de hablar en medio de una frase y comenzar de nuevo unos segundos más tarde
  • La persona por lo regular no se cae durante la convulsión.
  • Justo después de la convulsión, la persona por lo regular, está bien despierta, está pensando claramente
  • No es consciente de la convulsión.
  • Cambios en la actividad muscular, como ausencia de movimiento, torpeza con las manos, temblor palpebral, chasquido de labios, masticación.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de las crisis de ausencia?

Para realizar un diagnóstico correcto de crisis de ausencia el neurólogo debe de clasificar el tipo de crisis, la duración, los síntomas acompañantes, y descartar que no se tratar de otros diagnósticos diferenciales por lo cual realizará una historia clínica y una exploración física completa, podrá realizar estudios de imagen como resonancia magnética, o tomografía computarizada, pero un estudio que es indispensable es el electroencefalograma para poder ver el ritmo de la actividad eléctrica que caracteriza a las crisis. 

¿Cuál es el tratamiento de las crisis de ausencia?

El fármaco de primera elección para las crisis de ausencia aisladas es etosuximida, pero se desaconseja en el caso de la presencia combinada de convulsiones tónico-clónicas, ya que puede agravarlas. En el caso de crisis combinadas es más efectivo el valproato de magnesio, que tiene un amplio espectro de acción. Los fármacos deben de ser indicados por un neurólogo experto, ya que cada fármaco tiene diferente mecanismo de acción y pueden tener efectos secundarios. 

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.