Neurocenter

logo-neurocenter-clinica-de-rehabilitacion-neurologica

Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Padecimientos

Superando las secuelas

Las peores enfermedades muchas veces se esconden tras los síntomas más comunes. Un simple dolor de cabeza, vómito o mareos, pueden ser las señales de alerta que está mandando tu cuerpo para decirte “oye, algo no anda muy bien aquí dentro”. Y es que en casos como un tumor cerebral, entre más pronto se detecte, mejor será el pronóstico.

Por considerarlas insignificantes las dejamos pasar y ahí es donde vienen las consecuencias graves. 

Asumir un diagnóstico de tumor cerebral no es nada fácil. Lo primero que pasa por la mente es “me voy a morir”, pero este no es el escenario final de todos los que padecen la enfermedad.

De acuerdo a estudios realizado por la Organización Mundial de la Salud, el 66% de los tumores cerebrales son benignos, es decir, que tienen tratamiento, control y posible cura.

Esos mismos estudios señalan que la población entre los 0 y 19 años son las más propensas a desarrollar cáncer cerebral, y de allí la brecha se abre hasta pacientes de 30 años en adelante. Aunque esto no es una regla ya que los tumores pueden aparecer a cualquier edad.

Los casos son variados y complejos. Hay historias de personas que comenzaron presentando dolores de oído y jaquecas, acudieron a un otorrino, y debido a la falta de un diagnóstico acertado terminaron empeorando su cuadro clínico.

Otros que debido a los síntomas que reflejaron, como pérdida del control de un lado del cuerpo o la fuerza en un brazo, tuvieron la suerte de contar con un análisis acertado y comenzaron el tratamiento a tiempo, con resultados favorables.

No todo está perdido

La tristeza, el desánimo, y la desesperación son los principales acompañantes después de saber de la existencia de este mal en tu cuerpo. Las primeras semanas no cesará el llanto y sentirás que la vida no tiene sentido. Pero una vez cuentes con un diagnóstico claro y un plan médico a seguir, todo encontrará un rumbo positivo.

Una vez que se comienza el tratamiento del tumor cerebral, la esperanza resurge, y es posible ver una luz dentro de toda la oscuridad que puedas tener en el momento. Ya sea con quimioterapia, radioterapia o cirugía, la tasa de supervivencia a un tumor cerebral es cada vez mayor gracias a los avances de la medicina.

La vida después

Aunque no siempre se puede volver a normalidad de forma rápida, luego de superar un tumor cerebral y el proceso de recuperación puede ser lento, sí se puede lograr.

El apoyo emocional es fundamental. La presencia de familiares y seres queridos, antes, durante y después del proceso será clave. A esto se le suman las terapias físicas, lingüísticas y medicinales. Todo en conjunto forma parte del cuadro para lograr una recuperación efectiva.

No será cuestión de días, semanas o meses, sino de años superando obstáculos, recaídas y dolencias, pero al final de la carrera todo valdrá la pena. La recuperación de las funciones motoras no es total en algunos casos, pero siempre se puede lograr mejoría.

Nosotros te podemos ayudar a acelerar todo el proceso de recuperación, nuestras terapias basadas en la neurorehabilitación están diseñadas para disminuir considerablemente las dolencias asociadas a esta enfermedad.

Contamos con equipos de alta tecnología lo que nos permite brindarle una atención de primera a los pacientes que acuden a nuestras instalaciones buscando un alivio a toda la tormenta que están atravesando.



¿Quieres conocer más?

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

boton-ir-arriba