Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

¿Qué es la neuralgia intercostal?

La neuralgia intercostal es una afección dolorosa que afecta los nervios intercostales, que son los nervios que se encuentran entre las costillas en la pared torácica. Este dolor puede variar en intensidad y duración. Puede ser agudo y punzante o crónico y constante.

La neuralgia intercostal es un tipo de dolor neuropático. El dolor neuropático ocurre cuando un individuo experimenta dolor porque sus nervios somatosensoriales se han irritado o se han vuelto demasiado sensibles. El sistema nervioso somatosensorial es responsable de enviar información sobre sensaciones y cambios corporales al cerebro.

¿Cuáles son algunas causas de la neuralgia intercostal?

La neuralgia intercostal puede ser causada por varias condiciones, que incluyen:

  • Trauma.

Lesiones en el área del pecho, como fracturas de costillas o cirugías torácicas; pueden dañar los nervios intercostales y provocar neuralgia intercostal.

  • Infecciones.

Algunas infecciones virales, como el herpes zóster (culebrilla), pueden afectar los nervios intercostales y causar esta patología.

  • Compresión nerviosa.

La compresión de los nervios intercostales debido a condiciones como la hernia de disco o el crecimiento anormal de tejido puede causar neuralgia.

  • Enfermedades crónicas.

Condiciones como la diabetes o la esclerosis múltiple pueden dañar los nervios y contribuir al desarrollo de neuralgia intercostal. 

¿Cuáles son los síntomas de una neuralgia intercostal?

Los síntomas típicos de la neuralgia intercostal incluyen:

  • Dolor.

El síntoma más común es el dolor agudo o punzante en el área entre las costillas. Este dolor puede empeorar con el movimiento o la respiración profunda.

  • Sensibilidad.

La piel sobre el área afectada puede volverse sensible al tacto o a la presión.

  • Entumecimiento o hormigueo.

Algunas personas pueden experimentar estas sensaciones en el área afectada.

  • Dificultad para respirar.

En casos más graves, el dolor puede dificultar la respiración profunda o causar sensación de opresión en el pecho.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de una neuralgia intercostal?

El diagnóstico de neuralgia intercostal generalmente se realiza a través de:

  • Historial médico y examen físico.

El médico recopilará información sobre los síntomas y realizará un examen físico para evaluar la sensibilidad y la función nerviosa en el área afectada.

  • Pruebas de diagnóstico complementarias.

Se pueden realizar pruebas como radiografías, resonancias magnéticas o electromiografías para descartar otras condiciones y confirmar el diagnóstico de neuralgia intercostal.

¿Cuál es el tratamiento de neuralgia intercostal?

El tratamiento de la neuralgia intercostal puede implicar una combinación de enfoques, que incluyen:

  • Medicamentos.

Analgésicos como el paracetamol o antiinflamatorios no esteroides (AINE) pueden ayudar a aliviar el dolor. En algunos casos, se pueden recetar medicamentos anticonvulsivos o antidepresivos para controlar el dolor nervioso.

  • Terapia física.

La fisioterapia puede ayudar a fortalecer los músculos alrededor del área afectada y mejorar la postura, lo que puede reducir la presión sobre los nervios intercostales.

  • Bloqueos nerviosos.

Se puede realizar un bloqueo nervioso mediante la inyección de medicamentos anestésicos o esteroides en el área afectada para bloquear la transmisión del dolor.

  • Cirugía.

En casos graves y resistentes al tratamiento conservador, se puede considerar la cirugía para descomprimir los nervios intercostales o corregir cualquier daño estructural.

  • Terapias alternativas.

Algunas personas encuentran alivio con terapias alternativas como la acupuntura. Sin embargo, es importante consultar con un profesional de la salud antes de probar estas opciones. 

¿Cuál es el tratamiento no farmacológico para la neuralgia intercostal?

Además del tratamiento médico, hay medidas que se pueden tomar para ayudar a manejar la neuralgia intercostal y prevenir futuros episodios:

  • Evitar movimientos bruscos.

Tratar de evitar actividades que puedan aumentar el dolor, como levantar objetos pesados o hacer movimientos bruscos que puedan lastimar los músculos intercostales.

  • Mantener una buena postura.

Mantener una postura adecuada puede ayudar a reducir la presión sobre los nervios intercostales y prevenir el dolor.

  • Ejercicio regular.

Mantenerse activo con ejercicios de bajo impacto, como caminar o nadar, puede fortalecer los músculos y mejorar la flexibilidad. Además, puede ayudar a prevenir la neuralgia intercostal.

  • Controlar las condiciones subyacentes.

Si se tiene una enfermedad crónica como la diabetes, es importante controlarla adecuadamente para reducir el riesgo de daño nervioso.

  • Mantener un peso saludable.

El exceso de peso puede ejercer presión adicional sobre los nervios intercostales, por lo que mantener un peso saludable puede ayudar a prevenir la neuralgia intercostal.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.