Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

¿Cuáles son las ramas del trigémino?

El nervio trigémino, nervio craneal V, es un nervio mixto cuyo origen aparente se realiza por medio de dos raíces, en la porción anterolateral del puente, en la unión de este con los pedúnculos cerebelares medios: una raíz sensitiva, de mayor tamaño y de ubicación lateral, y una raíz motora de pequeño tamaño, de ubicación medial.

Desde su origen, ambas raíces se dirigen a la incisura trigeminal, donde la raíz sensitiva se expande para formar el ganglio trigeminal. El ganglio trigeminal se encuentra en una cavidad formada por un desdoblamiento de la duramadre, denominado cavidad trigeminal, a la cual adhiere por su cara superior. 

Desde su origen aparente acompaña a la raíz sensitiva desde medial, pero en su trayecto por la fosa craneal posterior la cruza inferiormente hasta ubicarse por lateral, a nivel de la cavidad trigeminal.

Por último, la raíz motora se incorpora completamente a la tercera división del nervio, llamada nervio mandibular o V3, al cual le aporta el componente motor.

Primera división del nervio trigémino: V1, Nervio Oftálmico

Se origina del polo medial del ganglio trigeminal y luego se dirige hacia la fisura orbitaria superior, acompañado de una prolongación de duramadre que viene de la cavidad trigeminal. Esta prolongación de duramadre lo acompaña y lo aproxima al seno cavernoso, de modo que esta primera división del nervio trigémino recorre la pared lateral del seno cavernoso. 

El nervio oftálmico origina solo una colateral, denominada ramo recurrente, que se dirige a inervar el tentorio cerebelar. Esta es una inervación sensitiva para el techo de la fosa craneal posterior.

Produce impulsos sensitivos desde los receptores de la piel y mucosas de puente nasal, mitad medial del párpado superior, región medial de la frente y cuero cabelludo hasta el vértex.

Segunda división: V2, Nervio Maxilar

Es estrictamente sensitivo y se proyecta hacia adelante sobre la pared lateral de la duramadre del seno cavernoso por debajo del nervio oftálmico. El nervio maxilar está formado por la convergencia de 4 principales ramos nerviosos como el cigomático, infraorbitario, alveolar superior y palatinos.

Tercera división: V3, Nervio Mandibular

El nervio mandibular es el único que posee además de fibras sensitivas, axones eferentes originados en el núcleo motor del V par localizado en la protuberancia, por tanto, a este nervio se le reconocerán dos tipos de territorios de inervación: sensitivo y motor.

Al nervio mandibular se le identifican cuatro grandes ramos en la fosa infratemporal correspondientes a los nervios bucal, auriculotemporal, alveolar inferior y lingual.

Se resalta del nervio mandibular su especial interés en los procesos de infiltración con anestésicos para la realización de procedimientos sobre la mandíbula, labio inferior y arcada dental inferior; el referente anatómico lo da el foramen mandibular donde el nervio alveolar inferior se separa del lingual.

 Importancia de conocer las ramas del trigémino

El conocimiento sobre el nervio trigémino y sus conexiones nerviosas periféricas y centrales es trascendental para los odontólogos y otros profesionales de las Ciencias de la Salud, porque durante los procedimientos de incisión, bloqueo anestésico y cirugía se deben considerar previamente los territorios de inervación, recorrido periférico y relaciones anatómicas con estructuras craneofaciales. 

Las alteraciones sensitivas a nivel facial se explican mediante los dermatomas delimitados por las tres divisiones del nervio trigémino que al lesionarse afectan el mismo lado, pero se debe tener en cuenta que si la lesión es supra nuclear; es decir, a nivel de las vías trigeminotalámicas se compromete el dolor y la temperatura del lado contrario y el tacto del mismo lado que no se decusa.

¿Qué es la neuralgia del trigémino?

La neuralgia del trigémino o tic douloureux es un dolor facial paroxístico, lancinante, que se describe como una descarga eléctrica, de segundos de duración (raramente llega al minuto), a menudo desencadenado por un estímulo sensorial en zonas de la cara específicas (las llamadas zonas trigger o gatillo) y distribuido por el territorio de inervación de una o más ramas del nervio trigémino.                              

¿Cuáles son los síntomas más comunes en la neuralgia?

Los síntomas más comunes de la neuralgia del trigémino incluyen:

  • Dolor súbito, intenso y como de descarga eléctrica:

Se describe frecuentemente como una sensación de choque eléctrico o punzadas agudas que pueden durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos. Este dolor es tan característico que a menudo es considerado como uno de los dolores más intensos que puede experimentar un ser humano.

  • Episodios de dolor desencadenados por actividades rutinarias:

Actividades comunes como lavarse la cara, afeitarse, hablar, sonreír, comer o incluso sentir una brisa ligera pueden desencadenar un episodio de dolor. Esto se debe a que el nervio trigémino se activa con estas acciones, provocando una respuesta dolorosa.

  • Dolor que se concentra en un lado del rostro:

Aunque puede afectar ambos lados, es más común que el dolor se localice en uno solo. El nervio trigémino tiene tres ramas principales: oftálmica, maxilar y mandibular, y el dolor puede localizarse en el trayecto de cualquiera de estas ramas.

  • Periodos de remisión:

La neuralgia del trigémino puede presentar periodos donde los síntomas disminuyen o incluso desaparecen completamente, para luego retornar con episodios de dolor agudo. Estos periodos de remisión pueden durar días, semanas, meses o incluso años, pero el dolor suele volver eventualmente.

  • Respuesta limitada a los analgésicos convencionales:

El tratamiento de la neuralgia del trigémino a menudo requiere medicación específica, como anticonvulsivos o antiespasmódicos, ya que los analgésicos comunes no suelen ser efectivos para aliviar el dolor asociado con esta condición.

¿Cuáles son las causas de neuralgia?

La neuralgia, un término que describe un dolor intenso a lo largo de un nervio, puede ser causada por una variedad de condiciones que afectan el sistema nervioso. Este dolor suele ser el resultado de la irritación o el daño a un nervio y puede manifestarse de manera muy variada, dependiendo del nervio afectado. A continuación, se exploran las causas más comunes de neuralgia:

  • Compresión del nervio:

Una de las causas más frecuentes de neuralgia es la compresión o atrapamiento de un nervio. Esto puede ocurrir debido a diversas razones, como hernias de disco, tumores, o estructuras óseas que presionan el nervio. En el caso específico de la neuralgia del trigémino, la compresión del nervio a menudo es causada por un vaso sanguíneo que ejerce presión sobre el nervio cerca de donde entra en el tronco cerebral.

  • Enfermedades crónicas:

Condiciones como la diabetes pueden provocar neuralgia debido a los efectos de la enfermedad en los nervios (neuropatía diabética). La alteración de los niveles de azúcar en sangre puede dañar los vasos sanguíneos que nutren los nervios, llevando a dolor crónico.

  • Infecciones:

Algunas infecciones virales pueden causar neuralgia. Por ejemplo, el herpes zóster, que es causado por el virus de la varicela zóster (el mismo virus que causa la varicela), puede llevar a la neuralgia postherpética, un dolor persistente en el área de la erupción del herpes zóster mucho después de que la erupción haya desaparecido.

  • Trauma o cirugía:

Lesiones que afectan a los nervios, ya sea por accidentes o por intervenciones quirúrgicas, pueden resultar en neuralgia. El daño directo a los nervios o las cicatrices que se forman pueden irritar el nervio y causar dolor prolongado.

  • Enfermedades autoinmunes:

Condiciones como la esclerosis múltiple (EM) pueden causar neuralgia como resultado del daño a los nervios debido al ataque del sistema inmunológico contra la cubierta protectora de los nervios (mielina).

  • Deficiencias nutricionales:

La falta de ciertas vitaminas, especialmente las del complejo B, puede afectar negativamente la salud de los nervios y conducir a condiciones de dolor como la neuralgia.

  • Toxinas y medicamentos:

La exposición a ciertas toxinas y el uso de algunos medicamentos pueden dañar los nervios y causar neuralgia. Esto incluye ciertos tipos de quimioterapia y medicamentos utilizados para tratar el VIH.

  • Factores idiopáticos:

En algunos casos, la neuralgia puede ocurrir sin una causa identificable. Esto es conocido como neuralgia idiopática y puede ser particularmente desafiante de tratar debido a la falta de una causa subyacente clara.

Es esencial el diagnóstico y tratamiento adecuados para manejar efectivamente el dolor y las otras complicaciones asociadas con la neuralgia. La comprensión y la paciencia son claves en el manejo de esta condición, ya que el camino hacia la recuperación o el manejo del dolor puede ser largo y requiere un enfoque comprensivo tanto por parte de los profesionales de la salud como de los seres queridos del paciente.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.