Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

¿A qué pierna afecta el nervio ciático?

El nervio ciático es un nervio que se forma de las vértebras lumbares y sacras en la parte baja de la espalda y recorre desde la pelvis hasta los pies en ambas piernas. Por lo tanto es capaz de afectar tanto a la pierna izquierda como a la derecha. 

Afectación del nervio ciático

La afectación del nervio ciático se presenta en las personas por medio de dolor en ocasiones explicado como “calambres” “toques” “quemadura” o adormecimiento de la pierna que se encuentra afectada. Este dolor o adormecimiento se puede sentir a lo largo de todo el trayecto del nervio ciático, es decir, inicia en la nalga, pasa por la parte trasera del muslo hasta la pierna e incluso el pie.

El nervio ciático tiene sus raíces desde las vértebras L4 a S2 por lo que una alteración vertebral a este nivel puede ser causa del dolor. Una de las características de este dolor es que aumenta al agacharse hacia enfrente, girar la espalda o toser. 

El nervio ciático es el nervio más grande del cuerpo y sus principales funciones son la función motora de los muslos, los músculos de la pantorrilla y algunos músculos del pie. Igualmente se encarga de la función sensitiva de la parte posterior y lateral de la pierna y la planta de los pies. Es por esto que al presentar una inflamación alrededor de alguna estructura del nervio ciático puede causar su compresión, la cual a su vez causa dolor e incluso alteraciones en la función motora de los músculos de la pierna. 

Causas

 El nervio ciático desde su raíz hasta su terminación pasa entre distintas estructuras por lo que lo hace propenso a ser comprimido y causar síntomas.

La causa más común de su compresión es la presencia de hernias de los discos intervertebrales. En los adultos mayores debe descartarse la presencia de estenosis de la columna lumbar que ocurre cuando el canal por donde pasa la médula se hace más estrecho y genera compresión de las raíces del nervio.

La espondilolistesis es una desalineación de las vértebras que también puede causar daño del nervio ciático. Incluso la presencia de tumores, hematomas o abscesos que se formen en cerca de la médula espinal o columna vertebral pudieran ser causantes de los síntomas. 

Personas en riesgo

Actualmente se sabe que la compresión del nervio ciático puede afectar por igual a hombres y mujeres, sin embargo se ha visto que es más común que ocurra en personas en la cuarta década de la vida. Las personas que operan máquinas, choferes o personas que su trabajo demanda que se trabaje en posiciones poco comunes tienen mayor predisposición a presentar los síntomas. 

Evaluación del nervio ciático

Si sospechas que pudieras presentar algún daño del nervio ciático es importante que acudas a una consulta médica. El médico te hará diferentes preguntas, sobre todo pon atención hacia aquellas posturas que hacen que el dolor aumente o disminuya. Posteriormente se realiza una exploración física en donde la evaluación neurológica es esencial para descartar problemas motores o sensitivos en la pierna afectada. Dependiendo de la sospecha, el médico podrá solicitarte algunos estudios:

  • Los estudios de rayos X permiten observar la alineación de las vértebras y descartar alteraciones como la espondilolistesis o fracturas.
  • La tomografía de columna pudiera ser el siguiente paso si no se encuentran alteraciones en las radiografías.
  • Sin embargo, el mejor estudio para evaluar la columna es la resonancia magnética ya que permite observar todas las estructuras formadas por tejidos blandos: el propio nervio ciático, tendones, discos intervertebrales, músculos, entre otros. 

Tratamiento

Dependiendo de la causa se pueden dar algunas recomendaciones: 

  • Uso de medicamentos antiinflamatorios y analgésicos 
  • Uso de relajantes musculares
  • Uso de medicamentos anticonvulsivantes para el manejo de dolor 
  • Inyecciones locales de esteroide 
  • Tratamiento quirúrgico
  • Colocar compresas frías o calientes en la zona del dolor 
  • Limitar el tiempo que se pasa sentado o parado 
  • Cambios en la postura 
  • Realizar ejercicio que fortalezca los músculos 
  • Realizar ejercicios de estiramiento 

Complicaciones

Algunas de las complicaciones que se pueden encontrar cuando existe una compresión prolongada del nervio ciático son:

  • Dolor que aumenta de intensidad conforme pasa el tiempo
  • Sensación de adormecimiento de la pierna afectada
  • Pérdida de fuerza muscular en la pierna afectada
  • Incontinencia urinaria o fecal de nueva aparición

Pronóstico 

La gran mayoría de los casos mejora en menos de 6 semanas sin presentar secuelas, incluso si no se recibe atención médica. Sin embargo, existen casos en donde existe un déficit neurológico con afectación motora o sensitiva en donde la recuperación puede durar mayor tiempo. A grandes rasgos se trata de una entidad en donde la recuperación es rápida y efectiva.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.