Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

¿Cuál es la función de los pares craneales?

El sistema nervioso es un complejo sistema biológico que coordina y regula las actividades del cuerpo. Su función principal es recibir información del entorno y del cuerpo, procesar esa información y enviar señales adecuadas para controlar las respuestas y acciones del organismo. Está compuesto por dos partes principales: el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico.

El sistema nervioso central está formado por el cerebro y la médula espinal. Estas estructuras desempeñan roles fundamentales en el procesamiento y la integración de la información.

  • Cerebro.

Es el órgano más grande del sistema nervioso central y está involucrado en funciones como el pensamiento, la memoria, las emociones, el control muscular y la percepción sensorial.

  • Médula espinal.

Es una prolongación del cerebro que se extiende a lo largo de la columna vertebral. La médula espinal transmite señales entre el cerebro y el resto del cuerpo y también puede llevar a cabo ciertas funciones de procesamiento de información.

El sistema nervioso periférico se extiende por todo el cuerpo y conecta el sistema nervioso central con los órganos y tejidos periféricos. Se divide en dos componentes: el sistema nervioso somático (controla las funciones voluntarias del cuerpo y transmite información sensorial al sistema nervioso central) y el sistema nervioso autónomo (regula las funciones involuntarias del cuerpo, como la frecuencia cardíaca, la respiración, la digestión y la respuesta al estrés).

El sistema nervioso utiliza células especializadas llamadas neuronas para transmitir señales eléctricas y químicas. Las neuronas están organizadas en redes y se comunican entre sí a través de sinapsis. Los nervios son haces de fibras nerviosas (axones) que transmiten señales desde y hacia el sistema nervioso central

¿Qué son los nervios craneales?

Los nervios craneales son un conjunto de 12 nervios en la parte posterior del cerebro. Los nervios craneales envían señales eléctricas entre el cerebro, la cara, el cuello y el torso. Los nervios craneales ayudan a saborear, oler, oír y sentir a través de los sentidos. También ayudan a hacer movimientos como expresiones faciales, parpadear y mover la lengua. A continuación se enlistan los nombres de los 12 nervios craneales y su función en general

1. Nervio olfatorio

El nervio olfatorio es esencial para el sentido del olfato. Las células olfatorias en la mucosa olfatoria detectan moléculas odoríferas y transmiten la información al bulbo olfatorio. Este proceso es crucial para la identificación de olores, la detección de peligros y la influencia en la percepción del sabor.

2. Nervio óptico

El nervio óptico conecta la retina con el cerebro, llevando información visual. La transmisión de señales luminosas convertidas en impulsos eléctricos permite la formación de imágenes en el cerebro. Cualquier lesión o daño en el nervio óptico puede resultar en pérdida de visión.

3. Nervio oculomotor

Controla los músculos motores del ojo, especialmente los responsables del movimiento del globo ocular y el párpado superior. 

4. Nervio troclear

Es esencial para el movimiento ocular. Controla el músculo oblicuo superior, que es responsable de algunos movimientos oculares.

 5. Nervio trigémino

Es el principal nervio sensorial de la cara y tiene tres ramas: oftálmica, maxilar y mandibular. Controla la sensibilidad facial, transmitiendo información sobre el tacto, la temperatura y el dolor. Además, es responsable de los movimientos masticatorios, lo que lo convierte en un actor clave en la función oral y facial. 

6. Nervio abducens

Controla el movimiento del músculo recto lateral del ojo, contribuyendo así a la coordinación de los movimientos oculares. 

7. Nervio facial

El nervio facial es crucial para el control de los músculos faciales, permitiendo expresiones faciales, el cierre de los ojos y el movimiento de los músculos de la frente. También transmite la sensación de gusto desde dos tercios anteriores de la lengua.

8. Nervio auditivo/vestibular

Este nervio desempeña un papel importante en el equilibrio y la audición. La rama vestibular monitorea la posición y el movimiento de la cabeza, mientras que la rama coclear transmite señales relacionadas con el sonido. Los desequilibrios en este nervio pueden causar mareos y problemas de audición. 

9. Nervio glosofaríngeo

Involucrado en el control de músculos de la faringe y lengua, así como en la transmisión de la sensación de gusto.

10. Nervio vago

El nervio vago está involucrado en el sistema nervioso autónomo, regulando funciones como la frecuencia cardíaca, la respiración y la digestión. Juega un papel crucial en la respuesta de “lucha o huida” y “descanso y digestión”. 

11. Nervio accesorio

Controla los músculos del cuello y los hombros, contribuyendo a los movimientos de la cabeza.

12. Nervio hipogloso

El nervio hipogloso controla los músculos de la lengua, permitiendo el habla y la deglución. Cualquier disfunción en este nervio puede afectar la capacidad de articular palabras y tragar correctamente.

¿Cuáles son las causas de daño en los nervios craneales?

El daño a los nervios craneales puede tener diversas causas, y es crucial comprenderlas para abordar adecuadamente los síntomas y ofrecer tratamientos efectivos. Las posibles razones incluyen:

  • Traumatismos:

Lesiones traumáticas, como accidentes automovilísticos, caídas o lesiones deportivas, pueden afectar los nervios craneales. Estos eventos pueden provocar compresión, estiramiento o incluso fracturas en las estructuras nerviosas.

  • Infecciones:

Infecciones del sistema nervioso, como meningitis o infecciones del oído, pueden causar inflamación que afecta a los nervios craneales. Esta inflamación puede comprimir los nervios o causar daño directo.

  • Tumores:

La presencia de tumores en el cerebro o en las estructuras circundantes puede ejercer presión sobre los nervios craneales, afectando su función. Tanto tumores benignos como malignos pueden contribuir a este problema.

  • Enfermedades autoinmunes:

Condiciones como la neuritis óptica o la esclerosis múltiple, en las que el sistema inmunológico ataca erróneamente el tejido nervioso, pueden dañar los nervios craneales y afectar diversas funciones sensoriales y motoras.

  • Trastornos vasculares:

Problemas vasculares, como accidentes cerebrovasculares o malformaciones arteriovenosas, pueden interferir con el suministro sanguíneo a los nervios craneales, provocando daño.

  • Compresión nerviosa:

La compresión de los nervios debido a estructuras anómalas, como hernias cerebrales o tumores, puede ser una causa directa de daño a los nervios craneales.

  • Enfermedades sistémicas:

Condiciones médicas que afectan a todo el cuerpo, como la diabetes, pueden causar daño a los nervios periféricos, incluidos los nervios craneales.

Es fundamental realizar una evaluación exhaustiva para identificar la causa subyacente del daño en los nervios craneales. Los profesionales médicos, como los neurólogos, desempeñan un papel crucial en el diagnóstico y tratamiento de estos trastornos, proporcionando opciones personalizadas según las necesidades de cada paciente.

Señales de alerta cuando existe daño en los pares craneales?

Reconocer las señales de alerta de daño en los pares craneales es esencial para buscar atención médica temprana y abordar cualquier problema de manera eficaz. Aquí te presento algunas señales que podrían indicar daño en los nervios craneales:

  • Cambios en la visión:

Problemas como visión borrosa, pérdida de visión en uno o ambos ojos, visión doble o dificultad para enfocar pueden ser indicativos de daño en los nervios ópticos.

  • Dificultades en la audición:

Pérdida de audición, zumbidos en los oídos (tinnitus) o vértigo pueden ser signos de afectación de los nervios auditivos.

  • Problemas con el sentido del olfato y gusto:

Pérdida del sentido del olfato (anosmia) o del gusto (ageusia) pueden sugerir daño en los nervios craneales relacionados con estas funciones.

  • Dificultades para masticar o tragar:

Problemas al masticar, debilidad en los músculos de la mandíbula o dificultades al tragar pueden indicar daño en los nervios craneales asociados con las funciones motoras de la cara y la boca.

  • Cambios en la expresión facial:

Asimetría facial, parálisis facial o una disminución en la capacidad para expresar emociones a través del rostro podrían ser señales de daño en el nervio facial.

  • Problemas en la articulación de palabras:

Dificultades para hablar claramente, cambios en la calidad de la voz o problemas para articular sonidos pueden ser indicativos de daño en los nervios que controlan los músculos del habla.

  • Dolor persistente:

El dolor persistente en la cabeza, cara o cuello, especialmente si está asociado con movimientos específicos, podría estar relacionado con daño en los nervios craneales.

  • Entumecimiento o debilidad:

Sensación de entumecimiento, hormigueo o debilidad en la cara, cabeza o cuello puede ser una señal de daño nervioso.

Es importante destacar que estas señales pueden variar según el nervio craneal afectado y la causa subyacente del daño. Ante la presencia de cualquiera de estos síntomas, se recomienda buscar atención médica de inmediato. Un neurólogo o un profesional de la salud especializado en neurología puede realizar evaluaciones específicas para determinar la naturaleza y la extensión del daño en los pares craneales.

¿Cómo puedo mantener sanos mis nervios craneales?

Se puede mantener el cerebro, los nervios craneales y todo el sistema nervioso más saludables con algunos cambios en el estilo de vida, por ejemplo:

  • Mantener un peso saludable para el tipo de cuerpo, sexo y edad
  • Beber alcohol con moderación
  • Consumir una dieta llena de alimentos ricos en nutrientes como: frutas, verduras y cereales integrales
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Mantener la presión arterial dentro de un rango saludable
  • Controlar cualquier afección que aumente el riesgo de daño a los nervios, como la diabetes
  • Dejar de fumar
Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.