Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Servicios

Abordaje terapéutico de la parálisis facial en niños

La parálisis facial en niños puede ser una condición preocupante para los padres, ya que puede afectar la capacidad del niño para mover los músculos de la cara, lo que puede llevar a dificultades en la alimentación, el habla y la socialización. A continuación, se describen algunas opciones de tratamiento que pueden ayudar en el abordaje terapéutico de la parálisis facial en niños:

Terapia física:

La terapia física puede ser útil para mejorar la fuerza y la coordinación muscular en la cara. Un terapeuta físico capacitado puede proporcionar ejercicios y técnicas de masaje para ayudar a estimular los músculos faciales y mejorar la función.

Terapia ocupacional:

Un terapeuta ocupacional puede trabajar con el niño para mejorar la coordinación ojo-mano y el control de los movimientos finos de la mano y la muñeca, lo que puede ayudar con la alimentación y otras actividades cotidianas.

Medicamentos:

En algunos casos, se pueden recetar medicamentos para ayudar a reducir la inflamación y mejorar la función muscular. Los medicamentos pueden incluir corticosteroides o antivirales.

Cirugía:

En casos graves de parálisis facial, la cirugía puede ser necesaria para reparar o reemplazar los nervios dañados. Esta opción de tratamiento se considera cuando no hay mejoría después de un tiempo de terapia.

Terapia del habla y lenguaje:

La parálisis facial en niños puede afectar su capacidad para hablar con claridad. Los patólogos del habla y lenguaje pueden trabajar con los niños para mejorar su dicción y su capacidad para comunicarse.

En general, el abordaje terapéutico de la parálisis facial en niños dependerá de la causa subyacente de la afección y de la gravedad de los síntomas. Es importante trabajar con un equipo de profesionales de la salud capacitados para diseñar un plan de tratamiento individualizado que aborde las necesidades únicas del niño y su familia.

¿Qué es la parálisis facial infantil?

La parálisis facial infantil es un cuadro clínico que se genera por un daño en el nervio facial. Este nervio se encarga de controlar los movimientos de los principales grupos musculares de la cara. El daño a este nervio puede ocasionar que la función de esto músculos se detenga completamente o solo parcialmente.

El cuadro de una parálisis facial en la infancia tiende a ser un cuadro más grave en comparación a su aparición en edad adulta. 

Las razones por las cuales este cuadro clínico es peor durante la infancia es por la repercusiones que este pueda tener. Una parálisis facial grave puede tener consecuencias funcionales y estéticas en los niños. El impacto psicológico también puede llegar a afectar a los padres.

La principal característica de este cuadro es la presencia de una cara asimétrica y sin expresión. Pero los problemas de salud se pueden llegar a extender a niveles oftalmológicos ocasionando conjuntivitis, úlceras corneales e incluso en cierto casos disminución de la agudeza visual.

Usualmente estos cuadre tiene una buena evolución con un buen pronóstico cuando se tratan de manera correcta. Para su valoración se deben incluir un grupo multidisciplinario para poder ofrecer el mejor tratamiento posible.

Síntomas

Los síntomas principales son motores debidos a la alteración de la fuerza, tono de los músculos de la cara. Se puede observar una desaparición de los pliegues faciales y del pliegue naso labial. De la misma manera hay una desviación al lado contrario de la boca, ocasionado por la debilidad de la musculatura. 

Pueden presentarse acumulo de lágrimas y una mayor sensibilidad a los sonidos debido a la parálisis del músculo estapedio del oído. Se se presenta la parte sensitiva, los niños pueden referir dolor del lado contrario, sabor metálico y parestesias (hormigueo)

Causas y tratamiento

Las causas de la parálisis facial en niños se pueden dividir en dos grandes rubros: congénita o adquirida. En la parálisis facial congénita los pacientes presentan esta afectación desde el nacimiento. Un gran porcentaje de las causas de la parálisis facial no se pueden explicar y se consideran como idiopáticas, pueden llegar a ser hasta en un 75%. 

Entre las causas adquiridas tenemos infecciosas como otitis media y traumáticas, estas pueden ocurrir en el canal de parto durante el nacimiento. Este tipo de parálisis facial es el más frecuente en el recién nacido. Las causas infecciosas explican una gran parte de esta condición.

Usualmente la parálisis facial se ve precedida de una infección como otitis media aguda, mastoiditis, meningitis. En algunos casos se deben a una reactivación de un virus como el de varicela-zoster (Síndrome de Ramsay Hunt), infección por el virus de Epstein Barr, citomegalovirus, paperas entre otras.

Síndrome de Ramsey Hunt

El Síndrome de Ramsay Hunt se produce por una reactivación del Virus Herpes Zoster (virus de la varicela) en el ganglio geniculado. Se pueden observar lesiones en forma de vesículas. Los niños presentan los datos de una parálisis facial. Esta presentación de parálisis facial ocurre en aproximadamente el 7% de las parálisis faciales.

Síntomas acompañantes:

  • Se puede presentar un rash eritematoso en el canal auditivo, en el pabellón auricular y mucosa del paladar o la lengua.
  • Estas lesiones pueden presentarse como vesículas y pueden estar presentes de manera simultánea o no con la parálisis facial.
  • Está lesiones ocasiona un reacción inflamatoria lo que ocasionó el daño nervioso y consecuentemente el síndrome de Ramsay Hunt con la parálisis facial descrita. 

En este síndrome se puede ver afectado el nervio craneal VIII que se encarga de la audición y equilibrio. Esto ocasiona datos de una disminución en la audición, alteración en la marcha ademas de otalgia y vértigo.

Las complicaciones que pueden presentar estos paciente a largo plazo es una déficit motor, ulceración corneal.

Tratamiento Síndrome de Ramsay Hunt

La valoración y estudio precoz influye en la evolución y tratamiento de al enfermedad. Poder detectar el síndrome lleva al tratamiento antiviral precoz que puede ocasionar una resolución de los síntomas. El tratamiento inicial es el antiviral Aciclovir. Estos antivirales se dan por un tiempo prolongado aproximadamente de sieta a diez días. 

Una de las posibles terapias adyuvantes para el tratamiento son el uso de corticoesteroides. Este grupo de fármacos tiene efectos antiinflamatorios y en algunos estudios se ha encontrado beneficio al utilizarlos en este grupo de pacientes. Usualmente se suelen utilizar de manera conjunta para sumar el antiviral y el efecto antiinflamatorio de los corticoesteroides. 

Los tratamientos complementarios para el Síndrome de Ramsay Hunt son el uso de oclusión ocular y lágrimas artificiales. Este tratamiento se recomienda para evitar un posible daño ocular. 

La terapia kinésica es otra opción para estos pacientes. Este tratamiento considera aspectos básicos de reeducación de los grupos musculares supervisada por expertos y en ciertas ocasiones acompañada de técnica complementarias como la electroterapia.

Especialista en Parálisis facial 

Los neurólogos pediatras son los expertos en valorar la parálisis facial en niños, además de ser los encargados en iniciar el tratamiento para la parálisis facial. Es de suma importancia acudir de manera oportuna con un profesional de la salud. Se necesita un manejo multidisciplinario para poder conseguir los mejores resultados en el tratamiento de un síndrome asociado a una parálisis facial.

Neurocenter es un centro especializado en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades neurologicas. Cuenta con un grupo multidisciplinario además de acceso a herramientas diagnósticas y de tratamiento a la vanguardia.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.