Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Beneficios de la Escala de Movilidad “Timed Up and Go”

La Escala de Movilidad de Timed Up and Go (TUG) es una herramienta ampliamente utilizada en la evaluación neurológica para medir la movilidad, la estabilidad y la capacidad para realizar actividades cotidianas sin ayuda. Esta prueba es simple, rápida de aplicar y requiere poco equipamiento, lo cual la hace ideal tanto para entornos clínicos como para investigaciones.

En contextos neurológicos, la TUG se emplea para evaluar a pacientes con diversas condiciones que afectan su movilidad y equilibrio. A continuación, se detallan algunas aplicaciones neurológicas específicas de la TUG:

  • Enfermedad de Parkinson:

La TUG es especialmente útil en la evaluación de personas con enfermedad de Parkinson, ya que esta condición afecta significativamente la movilidad y el equilibrio. La prueba puede ayudar a medir el grado de afectación y a monitorear la progresión de la enfermedad o la respuesta al tratamiento.

  • Accidente cerebrovascular (ACV):

Después de un ACV, la TUG puede ser una herramienta valiosa para evaluar la capacidad de un paciente para volver a sus actividades diarias. También ayuda a los profesionales de la salud a identificar áreas específicas de debilidad y a diseñar programas de rehabilitación adecuados.

  • Esclerosis múltiple (EM):

En personas con EM, la TUG ayuda a evaluar la movilidad y el equilibrio, los cuales pueden verse afectados por la enfermedad. Esto es crucial para la planificación de tratamientos rehabilitadores y para ajustar las intervenciones a medida que la enfermedad progresa.

  • Deterioro cognitivo y demencia:

Aunque la TUG es principalmente una prueba de movilidad, también se ha encontrado una correlación entre los tiempos prolongados en la TUG y el deterioro cognitivo en ancianos. Esto sugiere que puede ser una herramienta útil en la evaluación integral de pacientes con demencia, donde la movilidad y la seguridad al caminar son preocupaciones claves.

  • Otras enfermedades neurodegenerativas y neuromusculares:

La TUG se aplica en el contexto de otras enfermedades que afectan el sistema nervioso y la musculatura, ayudando a evaluar el impacto de estas condiciones en la capacidad funcional del paciente y en su independencia.

Es importante destacar que la aplicación de la TUG debe ser parte de una evaluación más amplia, ya que proporciona información sobre aspectos específicos de la movilidad y el equilibrio. La interpretación de los resultados debe considerar el contexto clínico global del paciente y, cuando sea posible, complementarse con otras pruebas y evaluaciones para obtener una comprensión integral de las necesidades y capacidades del individuo.

¿Cuáles son los complementos de esta escala?

Se han desarrollado varios complementos y adaptaciones de la TUG. Estos complementos permiten una evaluación más detallada de los aspectos específicos de la movilidad, el equilibrio y la función física. Algunos de los más destacados incluyen:

  • TUG cognitivo (TUG-Cog):

En esta variante, se pide al paciente que realice una tarea cognitiva adicional mientras completa la prueba TUG, como contar hacia atrás o nombrar animales. Esta versión evalúa la capacidad de multitarea y puede ser particularmente útil para identificar problemas en la movilidad que solo se manifiestan cuando el cerebro está dividido entre tareas, un fenómeno común en condiciones como la enfermedad de Parkinson o el deterioro cognitivo.

  • TUG manual (TUG-Man):

Aquí, los pacientes llevan a cabo la TUG mientras sostienen un objeto, como una bandeja o un vaso de agua. Esto agrega una dimensión de coordinación y equilibrio, evaluando la capacidad para realizar tareas que requieren manipulación de objetos, lo cual es crucial para la vida diaria.

  • TUG con modificaciones de velocidad:

En algunas adaptaciones, se pide a los pacientes que realicen la TUG a diferentes velocidades (normal, rápida, lenta), lo que permite evaluar la adaptabilidad y la variabilidad de la marcha bajo diferentes demandas, proporcionando información sobre la seguridad y el riesgo de caídas en diversas situaciones.

  • TUG dual con tareas sensoriales:

En estas versiones, se incorporan tareas sensoriales, como caminar sobre superficies de diferentes texturas o evitar obstáculos. Estas variantes pueden ser útiles para evaluar cómo los déficits sensoriales o la capacidad de procesamiento sensorial afectan la movilidad.

  • Extended TUG (eTUG):

Esta versión ampliada incluye tareas adicionales como sentarse en una silla sin apoyabrazos, girar mientras se camina y subir escalones. La eTUG proporciona una evaluación más completa de la capacidad funcional en situaciones que se encuentran comúnmente en la vida cotidiana.

Al integrar estos complementos en la evaluación clínica, los profesionales pueden diseñar intervenciones más personalizadas y efectivas para mejorar la movilidad y la calidad de vida de los pacientes, así como para minimizar el riesgo de caídas y sus consecuencias asociadas.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.