Neurocenter

logo-neurocenter-clinica-de-rehabilitacion-neurologica

Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Padecimientos

Causas y manifestaciones de espasticidad muscular

¿Alguna vez habías escuchado acerca de la espasticidad? ¿O te habías preguntado cómo se presenta y que la ocasiona? La espasticidad es el aumento del tono muscular ocasionado por una lesión en la neurona motora superior. Frecuentemente como consecuencia de un infarto cerebral.

¿Qué es la espasticidad?

Es importante primero definir la neuroanatomía normal para poder entender por qué ocurre la espasticidad. Para que una persona pueda mover voluntariamente un dedo, un brazo o una pierna deben ocurrir una serie de eventos.

Comenzando a nivel del cerebro en el área conocida como corteza motora, aquí es donde surge la idea o voluntad de mover alguna parte del cuerpo y es donde se encuentra la primera neurona, mejor conocida como neurona motora superior.

Recordando que el axón de una neurona puede medir varios centímetros de distancia (hasta casi 1 metro), el axón de esta primera neurona atraviesa el cerebro en dirección hacia abajo, cruza al lado contralateral a nivel del tallo cerebral y baja por la médula espinal.

Antes de salir por los nervios de la columna, la información pasa a la segunda neurona, también conocida como neurona motora inferior, la cual llega hasta el músculo terminando de mandar la señal de contracción para poder realizar el movimiento deseado. 

La espasticidad conforma parte del “síndrome piramidal” o “síndrome de neurona motora superior”. Cuando hay una lesión a nivel de la neurona motora superior el músculo estará débil pero constantemente con tono aumentado, lo cual se manifiesta como espasticidad.

Por otro lado, cuando la lesión es en la neurona motora inferior también hay debilidad pero el músculo está flácido, sin tono muscular, sin reflejos y con atrofia muscular.

¿Cómo se presenta la espasticidad?

La persona que lo padece lo percibirá como una debilidad, particularmente de movimientos finos. Cuando es evaluado por un neurólogo, el experto en este tipo de padecimientos, notará una dificultad para mover de forma pasiva la extremidad afectada.

Dependiendo del área del cerebro afectada es la parte del cuerpo que va a presentar la espasticidad. Las presentaciones más típicas son:

  • Hemiparesia / hemiplejía: Debilidad o ausencia de movilidad de una mitad del cuerpo (izquierda o derecha). Puede ser pareja en esa mitad o con mayor afección de un brazo o una pierna. Suele involucrar la cara. Es la forma más común de presentación de espasticidad.
  • Paraparesia / paraplejía: Debilidad o ausencia de movilidad de la mitad inferior del cuerpo (de la cintura para abajo). Ocurre cuando la lesión es en la médula espinal.
  • Tetraplejía: Ausencia de movilidad del cuello para abajo. Esto ocurre cuando la lesión es en la región superior de la médula espinal.

 

Otras manifestaciones que suelen acompañar la espasticidad cuando hay un síndrome de neurona motora superior son la hiperreflexia (observada al estimular los reflejos osteotendinosos con un martillo de reflejos) y el síndrome de Babinski (extensión de los dedos del pie al estimular la planta del pie). 

Dependiendo del área del cerebro o médula que abarque la lesión son los síntomas adicionales que pueden presentarse, como:

  • Parálisis facial
  • Trastornos del lenguaje
  • Alteraciones visuales
  • Movimientos anormales
  • Alteraciones sensitivas
  • Falta de control de esfínteres.

¿En qué enfermedades se presenta?

Debido a que la lesión es en la primera neurona motora, ésta puede estar afectada en cualquier parte de su trayecto desde la corteza cerebral hasta la médula espinal antes de hacer contacto con la segunda neurona motora.

Por mucho, la principal causa de espasticidad es el infarto cerebral, éste se puede presentar en cualquier parte del cerebro pero comúnmente y en donde afecta el trayecto de esta neurona es a nivel de la corteza cerebral o en los ganglios basales, más precisamente en la cápsula interna.

Otras lesiones en el cerebro que pueden presentarse son lesiones inflamatorias como en la esclerosis múltiple, tumores o abscesos. También puede haber lesiones en la médula espinal antes de hacer contacto con la siguiente neurona como inflamación o traumatismos.

¿Cómo se trata la espasticidad?

La clave es la rehabilitación. Ya sea porque se presentó un infarto cerebral, una lesión inflamatoria, un traumatismo, un tumor o neurocirugía, la espasticidad es una secuela neurológica.

Posterior al tratamiento urgente y definitivo de la causa de la lesión, el tratamiento consiste en la rehabilitación física para formar nuevas vías de comunicación neuronal y así lograr el adecuado movimiento voluntario, retomando el control sobre el cuerpo

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

boton-ir-arriba