Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

¿Qué es una trombosis cerebral?

Es un trastorno neurológico caracterizado por la formación de coágulos sanguíneos en los vasos sanguíneos cerebrales. Esto puede desencadenar una serie de complicaciones graves, entre las que se incluye el infarto cerebral y la trombosis venosa cerebral.

Trombosis cerebral: ¿Qué es y qué la causa?

Primero es importante saber identificar a que nos referimos con el término trombosis cerebral, ya que puede hacer referencia a la oclusión de una arteria cerebral, lo cual se le denomina infarto cerebral, o puede afectar las venas del cerebro, lo cuál se le conoce como trombosis venosa cerebral. En ambos trastornos hay una formación de coágulos en los vasos sanguíneos del cerebro, sin embargo, en el caso del infarto cerebral esto ocurre en las arterias ocasionando que la sangre no llegue adecuadamente al cerebro.

Por otro lado, la trombosis venosa cerebral ocurre en las venas, impidiendo el retorno de la sangre de vuelta hacia el corazón. Para fines prácticos, al decir trombosis cerebral se suele hacer referencia a la trombosis venosa.

La trombosis cerebral, también conocida como trombosis venosa cerebral, es una forma específica de trombosis cerebral que afecta a las venas en lugar de las arterias del cerebro. Aunque mucho menos común que el infarto cerebral, la trombosis cerebral puede ser igualmente grave y, generalmente, más difícil de diagnosticar debido a su presentación clínica variable y a menudo inespecífica.

Es un trastorno neurológico que suele ser más común en mujeres con factores de riesgo protrombóticos, es decir, que tienen algún trastorno o factor de riesgo que las hace más propensas a formar coágulos.

Por ejemplo, uso de anticonceptivos orales y otros tratamientos hormonales, embarazo y puerperio, cáncer, obesidad, infección reciente, traumatismo craneoencefálico y enfermedades inflamatorias y/o protrombóticas como el lupus, granulomatosis con poliangeítis, deficiencia de factores de la coagulación, síndrome de antifosfolípidos, policitemia y trombocitosis.

¿Cómo saber si tengo una trombosis cerebral?

Los síntomas de la trombosis cerebral son muy variables. Generalmente incluye dolor de cabeza intenso que puede presentarse de forma gradual o abrupta. Está presente en el 90% de los pacientes, pudiendo presentarse de forma aislada o acompañarse de vómito y alteraciones visuales. En algunos casos puede haber otros síntomas como debilidad o alteraciones sensitivas en alguna parte del cuerpo, crisis epilépticas, cambios en la personalidad o el estado mental, y en casos graves, coma.

Debido a que estos síntomas pueden confundirse con otras afecciones neurológicas, el diagnóstico preciso de la trombosis cerebral requiere de estudios de imagen como la resonancia magnética o la tomografía computarizada del cerebro. Estos estudios permiten ver la presencia de coágulos en las venas del cerebro, además de que pueden brindar información de la presencia de algún otro trastorno que esté ocasionando la trombosis cerebral.

Las principales complicaciones de una trombosis cerebral son:

  • Hipertensión intracraneal:

Ocurre cuando el cerebro se inflama por la presencia de la trombosis cerebral. Debido a que el cerebro se encuentra en una cavidad cerrada y rígida por el cráneo, cuando se inflama no tiene espacio hacia donde ir, por lo que se comprime, pudiendo afectar de forma irreversible ciertas estructuras del cerebro. Si no se trata a tiempo, puede llevar a una muerte cerebral en pocas horas.

  • Crisis convulsivas:

Generalmente se quitan con medicamentos, sin embargo, en situaciones graves puede llegar a desarrollar un estatus epiléptico en donde se requiera intubar al paciente para poder iniciar sedantes y quitar las convulsiones.

Si se confirma el diagnóstico de trombosis cerebral será necesario realizar un extenso interrogatorio y estudios de laboratorio para buscar factores de riesgo o desencadenantes de la trombosis. Esto con el fin de poder tratar la causa y evitar nuevos episodios de trombosis cerebral.

¿Cómo se trata la trombosis cerebral?

El tratamiento de la trombosis cerebral depende en gran medida de la causa subyacente y de la gravedad de la enfermedad. Lo primordial será empezar el tratamiento con anticoagulantes, fármacos que tienen como función evitar la formación de coágulos en el torrente sanguíneo.

Estos coagulantes se inician de forma inyectada durante su estancia en el hospital, posteriormente se cambian a medicamentos tomados. La elección del fármaco dependerá principalmente de la causa de la trombosis cerebral.

La duración del tratamiento anticoagulante también varía según la causa, pudiendo ser un par de meses hasta 1 año. En algunos casos pueden requerirse de por vida si presentan episodios repetitivos de trombosis o si tienen alguna enfermedad que los predispone a formar coágulos.

En general, los pacientes con trombosis cerebral suelen tener un buen pronóstico, alrededor del 80%. Son pocos (5%) los que tienen un desenlace fatal en su fase aguda, lo cuál puede ocurrir si la trombosis es muy extensa o si se presenta alguna complicación.

La trombosis cerebral es un trastorno poco común y muchas veces difícil de diagnosticar. Con su identificación temprana y tratamiento adecuado, tiene un muy buen pronóstico. Con una comprensión adecuada de los factores de riesgo, los síntomas y las opciones de tratamiento disponibles, es posible reducir el impacto devastador de esta enfermedad y mejorar los resultados para los pacientes afectados.

Sin embargo, la prevención sigue siendo la piedra angular en la lucha contra la trombosis cerebral, destacando la importancia de adoptar un estilo de vida saludable y buscar atención médica oportuna ante cualquier síntoma preocupante.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.