Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Padecimientos

¿Te sudan las manos por ansiedad?

Si cuando estás muy nervioso o preocupado te sudan las manos, podrías tener trastorno de ansiedad generalizada. La ansiedad es un sentimiento que todos llegamos a sentir alguna vez ante situaciones muy estresantes, sin embargo si constantemente una persona se encuentra ansiosa, incluso sin encontrarse en una situación preocupante, pudiera tratarse de trastorno de ansiedad generalizada. 

Sí, la sudoración excesiva, incluyendo las manos sudorosas, puede ser un síntoma de ansiedad. La ansiedad puede desencadenar la respuesta de “lucha o huida” del cuerpo, lo que puede resultar en una serie de respuestas físicas, incluyendo aumento de la frecuencia cardíaca, respiración rápida y sudoración.

Si tus manos sudan con frecuencia y no estás seguro de por qué, sería recomendable hablar con un profesional de la salud. Pueden ayudarte a entender si la ansiedad podría estar jugando un papel y, si es así, a explorar opciones de tratamiento. También pueden descartar otras posibles causas médicas de la sudoración de las manos.

¿Qué es el trastorno de ansiedad generalizada?

Es una enfermedad muy común que se caracteriza por ansiedad y preocupación fuera de proporción en intensidad, duración o frecuencia por múltiples eventos o actividades. Por ejemplo, si cada que una persona pasa cerca de nosotros al caminar por la calle se tienen pensamientos de que podemos ser víctimas de robo, eso generará en nosotros ansiedad y preocupación de forma natural, sin embargo si es algo que sucede constantemente y genera otros malestares se convierte en un trastorno. 

El trastorno de ansiedad generalizada suele acompañarse de otros síntomas como por ejemplo: fatiga, dificultad para concentrarse, irritabilidad, tensión muscular, alteraciones en el sueño, palpitaciones, dolor abdominal, mareo, sensación de falta de aire, náusea, diarrea, dolor de cabeza y sudoración en manos. Estos síntomas suelen impactar de forma negativa en las actividades de la vida diaria de quien lo padece.

¿Qué es lo que causa el trastorno de ansiedad generalizada?

Actualmente se desconoce una causa exacta del trastorno, sin embargo se sabe que existen algunos factores de riesgo:

  • Ser mayor de 35 años 
  • Ser mujer
  • Tener familiares que padecen de ansiedad
  • Ser de raza blanca
  • Abuso de alcohol o drogas 
  • Tener fobias

¿Cómo se hace el diagnóstico de trastorno de ansiedad generalizada?

El diagnóstico se realiza por medio de una entrevista que debe de ser dirigida por un experto en el tema, especialmente los psicólogos, psiquiatras y neurólogos se encuentran entrenados en esta área. Es necesario que los síntomas se encuentren presentes la mayoría de los días por al menos 6 meses para considerar el diagnóstico y se toma en cuenta lo siguiente:

  • Ansiedad excesiva y preocupación acerca de varios acontecimientos 
  • Dificultades para controlar la ansiedad
  • Se asocia a al menos 3 síntomas de los siguientes: inquietud o agitación, fatiga, dificultad para concentrarse, tensión muscular y trastornos del sueño 
  • Los síntomas provocan un malestar importante que afecta las actividades de la vida diaria
  • Se han descartado condiciones médicas que expliquen los síntomas 
  • Se ha descartado otro trastorno mental que explique los síntomas

Si sospechas que puedes tener ansiedad, es importante que acudas a una valoración médica para descartar causas médicas que ocasionen estos síntomas, por ejemplo trastornos de la glándula tiroides, abstinencia por alcohol, benzodiacepinas y opioides, intoxicación por sustancias como alcohol, cannabis, inhalantes y estimulantes como cafeína. Una vez teniendo el diagnóstico es importante hablar con tu terapeuta sobre las opciones de tratamiento para iniciar cuanto antes la intervención y obtener mejores resultados.

¿Existe tratamiento para el trastorno de ansiedad generalizada?

Existe una gran variedad de opciones de tratamiento para la ansiedad, ninguno es mejor que otro, sino que la persona que padece la ansiedad puede sentirse más cómoda con algunos de ellos. El objetivo del tratamiento es aliviar a corto plazo la ansiedad para mejorar la funcionalidad de la persona en el día a día, sin embargo también debe de tomarse en cuenta el evitar que la ansiedad recurra a largo plazo.

Psicoterapia: Se debe mantener al menos por 6 meses, se han visto adecuados resultados con la terapia cognitivo conductual para evitar recaídas ya que se enfoca en sustituir los pensamientos que provocan ansiedad por pensamientos positivos a través de una serie de ejercicios.

Farmacoterapia: Los antidepresivos (Sertralina, Fluoxetina, Escitalopram, etc.) son los medicamentos de primera línea y pueden usarse en combinación con la psicoterapia para mejorar los síntomas de ansiedad. Presentan pocos efectos adversos y un riesgo bajo para causar dependencia. Estos medicamentos no son de efecto inmediato, sino que se requieren de hasta 4 semanas para notar mejoría. Las benzodiacepinas (diazepam, alprazolam, lorazepam, etc.), antipsicóticos y anticonvulsivantes son considerados de segunda línea. Las benzodiacepinas alivian los síntomas de ansiedad a corto plazo (15 a 60 minutos) sin embargo estos medicamentos tienen alto riesgo de generar dependencia por lo que no se recomienda su uso por tiempos prolongados.

Cambios en el estilo de vida: existen diferentes actividades que pueden ayudar a reducir los síntomas de ansiedad, por ejemplo mejorar la cantidad y calidad de las horas de sueño, realizar ejercicio de manera regular, disminuir el consumo de alcohol y cafeína, evitar productos con nicotina u otro tipo de drogas. 

Estimulación magnética transcraneal: Es una terapia innovadora que utiliza campos magnéticos que estimulan las neuronas en el cerebro y mejoran los síntomas de ansiedad. Se coloca una bobina electromagnética al cuero cabelludo que libera pulsos magnéticos para estimular las células cerebrales que se encuentran involucradas en el control del estado de pánico. Se considera una intervención segura y muy bien tolerada por los pacientes. Algunos de los efectos adversos que se pueden esperar después de una sesión son: dolor leve en piel cabelluda, dolor de cabeza, espasmos de los músculos de la cara, sensación de mareo. Si los síntomas llegan a ser muy molestos quiere decir que se debe ajustar el nivel de estimulación. Los beneficios de esta terapia es que se realiza de forma ambulatoria y suele durar entre 3.5 a 20 minutos. No se requiere anestesia o ningún otro tipo de preparación para poder realizar el tratamiento.

En Neurocenter usamos la estimulación magnética transcraneal para el tratamiento de ansiedad. Un adecuado plan de tratamiento que involucre cambios en el estilo de vida y psicoterapia se beneficia de la estimulación magnética transcraneal para obtener mejores resultados. Estas intervenciones hacen posible que los síntomas por ansiedad desaparezcan, incluyendo la sudoración en manos.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Teléfono

81 - 2089 - 2244

Llamar ahora
Llamar ahora
o

También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Enviar WhatsApp