Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

¿Qué son los síntomas somáticos?

Los síntomas somáticos son una expresión de fenómenos mentales en forma de síntomas físicos, es decir, somáticos. Éstos pueden o no estar relacionados con otro problema médico, suelen ser médicamente inexplicables pero se caracterizan por estar presentes en personas con pensamientos y preocupaciones desproporcionadamente excesivos relacionados con estos síntomas.

Los síntomas somáticos están presentes en el grupo de trastornos, de acuerdo al DSM-5, conocidos como trastornos de síntomas somáticos. Todos ellos comparten una característica en común: la importancia de los síntomas somáticos asociados con un malestar y deterioro significativo, así como una angustia desproporcionada ante este síntoma.

Frecuentemente son personas que tienen un síntoma que consideran muy molesto, afecta su día a día y acuden con varios médicos en busca de un diagnóstico y tratamiento. Los estudios que se realizan suelen ser normales o no tener un valor clínico significativo, y el tratamiento que reciben suele tener poco o nulo efecto.

Los trastornos de síntomas somáticos frecuentemente están asociados a otros trastornos como ansiedad y depresión. Éstos trastornos pueden ser los responsables de los síntomas somáticos, o aparecer junto con estos síntomas. Éste componente somático condiciona una mayor gravedad y complejidad a los trastornos depresivos y de ansiedad, un mayor deterioro funcional y una menor respuesta a los tratamientos tradicionales.

Usualmente se presentan en la adultez joven, en mujeres, la presencia y gravedad del síntoma suele fluctuar, son persistentes, es más común después de un evento traumático y en personas con dificultad para expresar sus sentimientos y/o para afrontar situaciones estresantes.

La ansiedad sobre el síntoma afecta su vida diaria, y puede condicionar una depresión franca. Los síntomas más comunes son: dolor de cabeza, dolor abdominal, dolor torácico, fatiga, debilidad de alguna parte específica del cuerpo o debilidad generalizada, náuseas, vómito, hiperventilación, prurito, temblor, posturas anormales, etc.

Trastorno de síntomas somáticos

Las personas con un trastorno de síntomas somáticos suelen presentar varios síntomas que le causan malestar, o pueden originar problemas significativos en su vida diaria impidiendoles cosas como salir en público o realizar algún tipo de actividad. Presentan pensamientos, sentimientos y/o comportamientos excesivos relacionados con los síntomas somáticos o asociados a la preocupación por su salud.

Frecuentemente son síntomas fisiológicos o esperables que no condicionan una enfermedad como tal, como un dolor de cabeza ante una deshidratación o falta de sueño. Éstos pensamientos suelen ser desproporcionados (por ejemplo, pensar que es a causa de un cáncer), condicionar una ansiedad intensa, o dedicar mucho tiempo y energía en estos síntomas. Cabe destacar que puede o no estar relacionada a una enfermedad médica, no son mutuamente excluyentes. 

Es más frecuente en personas con personalidad de afectividad negativa, comorbilidad con ansiedad o depresión, personas con escasa escolarización o bajo nivel socioeconómico y en quienes han experimentado recientemente algún evento estresante en su vida como desempleo, pérdida de un ser querido, diagnóstico de una enfermedad o accidente grave.

Trastorno de ansiedad por enfermedad

Es una preocupación excesiva y/o desproporcionada por padecer o contraer una enfermedad grave. Por ejemplo, tener un dolor de cabeza e inmediatamente preocuparse por que la causa sea un tumor, o un miedo excesivo por tener cáncer por que un familiar lo tuvo. Puede o no acompañarse de síntomas somáticos, pero éstos suelen ser leves.

Hay un alto grado de ansiedad acerca de la salud, y la persona se alarma con facilidad por su estado de salud. La preocupación por la idea de que se está enfermo se acompaña de una ansiedad considerable sobre la salud y la enfermedad. Son personas que suelen tener comportamientos excesivos relacionados con la salud como comprobar de forma repetida en su cuerpo si hay datos de enfermedad.

Trastorno de conversión

Son síntomas clínicamente significativos que afectan la función motora o sensitiva voluntaria, sin embargo, los hallazgos clínicos y los estudios demuestran incompatibilidad entre el síntoma y las afecciones médicas conocidas. Además de que éstos síntomas no se explican mejor por otro trastorno médico o mental, pero representan mucho malestar y deterioro en el ámbito social y laboral de quien lo padece.

También son conocidos como trastornos funcionales. Algunos ejemplos son debilidad o parálisis, movimientos anormales, alteraciones de la marcha o postura. En ocasiones hay antecedente de un evento traumático ya sea físico o psicológico.

Trastorno facticio

A diferencia de los trastornos previamente mencionados, en el trastorno facticio hay una falsificación de los signos o síntomas, o inducción de una lesión o enfermedad de forma voluntaria. La persona se presenta a sí mismo frente a los demás como una persona enferma, incapacitada o lesionada.

El comportamiento es engañoso y no se explica mejor por otro trastorno mental. Para su diagnóstico se requiere la demostración que la persona está cometiendo acciones para tergiversar, simular o causar signos o síntomas de enfermedad de lesión.

Es importante destacar que los síntomas somáticos ocasionan un deterioro importante en quien los presenta, que a excepción del trastorno facticio, son síntomas que la persona realmente tiene y le ocasiona una importante angustia.

En ocasiones pueden pasar desapercibidos por médicos ya que no los consideran “reales” al no tener una explicación médica demostrable por estudios, pero al igual que cualquier condición médica con origen orgánico, son personas que deben recibir su respectivo tratamiento para ayudarles a mejorar su calidad de vida.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.