Neurocenter

logo-neurocenter-clinica-de-rehabilitacion-neurologica

Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Servicios

¿Se puede recuperar el cerebro luego de un ictus?

Sufrir un Ictus o infarto cerebral representa la primera causa de discapacidad en el mundo, sin embargo siempre existe la posibilidad de lograr un grado de recuperación de las secuelas, si se tiene el tratamiento adecuado a través de neurorehabilitación.

Cuando se habla de un evento cerebrovascular, “el tiempo es cerebro” por ello es de suma importancia recibir atención médica especializada de manera inmediata y empezar un tratamiento de rehabilitación integral y multidisciplinario que ayude a revertir en mayor grado las secuelas que pueda provocar el Ictus.

En Neurocenter nos especializamos en atención neurológica y ofrecemos no sólo la infraestructura necesaria, sino una robusta red de profesionales que pueden diagnosticar y tratar cualquier padecimiento neurológico, todo en el mismo lugar.

Tenemos la certeza de que con nuestra propuesta alternativa de atención podemos lograr detener la pérdidas y ayudarte ganar todo aquello, que quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

¿Qué es un Ictus?

Es una enfermedad cerebrovascular que hace referencia a cualquier trastorno de la circulación cerebral, con comienzo brusco, que genera la interrupción de flujo sanguíneo a una parte del cerebro (isquemia cerebral) o la rotura de una arteria o vena cerebral (hemorragia cerebral). También popularmente conocido como infarto cerebral, trombosis, embolia, derrame cerebral, apoplejía, etc.

La enfermedad cerebrovascular es uno de los motivos más frecuentes de asistencia neurológica y constituye un grave problema de salud pública. Aproximadamente el 75% de los ictus son isquémicos y el 25% son hemorrágicos, siendo así que la Organización Mundial de la Salud lo considera la segunda causa de muerte y la primera causa de discapacidad.

Hay factores relacionados que pueden aumentar el riesgo a padecer un accidente cerebrovascular, entre ellos se encuentran:

  • Sobrepeso u obesidad
  • Inactividad física
  • Uso de drogas
  • Hipertensión arterial
  • Diabetes
  • Enfermedad cardiovascular
  • Antecedentes familiares previos
  • entre otros.

Neurorehabilitación en el Ictus

La rehabilitación en un paciente con accidente cerebrovascular es un proceso limitado que promueve la mejoría. El papel que juega la neurorrehabilitación es muy importante en los primeros días tras el ictus, mejorando el pronóstico funcional y disminuyendo el reingreso y la mortalidad del paciente.

Se encuentra indicado en pacientes que padecieron un evento cerebrovascular con secuelas motoras estables y no en pacientes que se encuentren cursando con un evento nuevo.                                       

Cada terapia está totalmente recomendada para ejercerla en entre 30- 60 minutos al día, la cual prometerá tener una mejoría en el futuro. La fisioterapia se enfocará en realizar ejercicios específicos para cada padecimiento, entre ellos podemos encontrar:

  •   Rehabilitación de la marcha: Con ejercicios de postura al sentarse y pararse, lo cual es un requisito para iniciar la marcha. Encargándose del equilibrio y control del cambio de apoyo.
  •   Espasticidad: Se traduce así a la limitación de generar movimientos. Con adecuados ejercicios de rehabilitación será capaz de promover movilizaciones lentas en el sentido contrario al reflejo del estiramiento y con ayuda de aparatos de electroestimulación favorezca su resolución completa.
  •   Rehabilitación de la comunicación: Cuando existe una afasia (Trastorno de comunicación ocasionada por el daño en partes neuronales), es necesario ser susceptible a tratamiento rehabilitador, pero no todas se logran beneficiar. Los tratamientos duran aproximadamente 3 meses a un año, ya que requiere de la realización de ejercicios multidisciplinarios y ayuda de su entorno social que permita el adecuado desarrollo a la mejoría.

Finalmente, es necesario hacer hincapié  en que  todas las enfermedades cerebrovasculares que generan secuelas, cobran especial importancia para una rehabilitación multidisciplinaria  y con ayuda técnica pueden desarrollar una mejoría absoluta.

Diferencia entre ictus isquémico e ictus hemorrágico

Existen fundamentalmente dos tipos de ictus, según el tipo de lesión que ocurra en el vaso sanguíneo.

  •       Isquemia cerebral o Ictus Isquémico

Este tipo de ictus sucede en episodios de trombosis y embolia. Cuando se provoca la oclusión o el taponamiento de un vaso en determinada zona del cerebro, el oxígeno y los nutrientes no llegan a su destino final, provocando lesión cerebral.

  1. Trombosis: Es una afección que ocurre cuando se forma una obstrucción permaneciendo detenida en el sitio de la circulación sanguínea. Generando ictus trombótico o aterotrombótico.
  2. Embolia: Se produce cuando el coágulo (trombo) se moviliza y circula en la sangre hacia otros sitios del organismo, denominándose ictus embólico.
  •       Hemorragia cerebral o ictus hemorrágico

Ocurre en episodios de derrame cerebral y hematoma cerebral. Se genera una rotura de un vaso dentro del cerebro (hemorragia intracerebral) o en sus envolturas (hemorragia subaracnoidea). Eso impide la falta de oxigenación en zonas, ya que la sangre no se puede liberar y provoca la muerte de tejidos comprimidos.

Formas de presentación del cuadro clínico

Existen fundamentalmente dos tipos de ictus, según el tipo de lesión que ocurra en el vaso sanguíneo.

  •       Isquemia cerebral o Ictus Isquémico

Este tipo de ictus sucede en episodios de trombosis y embolia. Cuando se provoca la oclusión o el taponamiento de un vaso en determinada zona del cerebro, el oxígeno y los nutrientes no llegan a su destino final, provocando lesión cerebral.

  1. Trombosis: Es una afección que ocurre cuando se forma una obstrucción permaneciendo detenida en el sitio de la circulación sanguínea. Generando ictus trombótico o aterotrombótico.
  2. Embolia: Se produce cuando el coágulo (trombo) se moviliza y circula en la sangre hacia otros sitios del organismo, denominándose ictus embólico.
  •       Hemorragia cerebral o ictus hemorrágico

Ocurre en episodios de derrame cerebral y hematoma cerebral. Se genera una rotura de un vaso dentro del cerebro (hemorragia intracerebral) o en sus envolturas (hemorragia subaracnoidea). Eso impide la falta de oxigenación en zonas, ya que la sangre no se puede liberar y provoca la muerte de tejidos comprimidos.

Prevención del evento cerebrovascular

El paciente debe de conocer los factores de riesgo que presenta. Muchas de las estrategias de prevención de accidentes cerebrovasculares son las mismas estrategias de prevención de enfermedades cardíacas.       

  •   Control de la cantidad de colesterol y grasas saturadas en la alimentación
  •   Control de la presión arterial
  •   Dejar de fumar
  •   Mantener peso saludable
  •   Alimentación rica en frutas y verduras
  •   Realizar ejercicio de forma regular
  •   Beber alcohol con moderación
  •   Evitar consumo de drogas

En general, la modificación de cada uno puede llevar a cabo un estilo de vida saludable y disminuye el riesgo de padecer un evento a largo plazo.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

boton-ir-arriba