Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Causas de la radiculopatía lumbar

La radiculopatía lumbar es una condición médica que afecta los nervios en la región lumbar de la columna vertebral. Esta área corresponde a la parte baja de la espalda. La radiculopatía se produce cuando uno de los nervios espinales se comprime o se irrita. Esto puede ocurrir debido a una hernia discal, estenosis espinal, lesiones en la columna vertebral, o incluso por el desarrollo de osteoartritis en la columna lumbar.

La radiculopatía lumbar puede tener diversas causas, y muchas veces es el resultado de la compresión o irritación de los nervios espinales en la región lumbar de la columna vertebral. Algunas de las causas más comunes incluyen:

  • Hernia discal:

Esta es una de las causas más frecuentes de radiculopatía lumbar. Ocurre cuando el material blando dentro de un disco intervertebral se desplaza o se hernia, ejerciendo presión sobre los nervios cercanos.

  • Estenosis espinal:

La estenosis espinal se refiere al estrechamiento del canal espinal en la columna vertebral. Este estrechamiento puede ser el resultado del envejecimiento, la degeneración de los discos intervertebrales o la formación de osteofitos (espuelas óseas) que comprimen los nervios espinales.

  • Lesiones en la columna vertebral:

Lesiones traumáticas, como fracturas o luxaciones de la columna vertebral, pueden provocar daño a los nervios espinales y causar radiculopatía lumbar.

  • Degeneración de la columna vertebral:

Con el envejecimiento, los discos intervertebrales pueden perder elasticidad y flexibilidad, lo que aumenta el riesgo de hernias discales y estenosis espinal. La degeneración de las articulaciones facetarias también puede contribuir a la radiculopatía lumbar.

  • Espondilolistesis:

Esta es una condición en la que una vértebra se desliza hacia adelante sobre la vértebra adyacente. Esta alteración puede comprimir los nervios espinales y causar síntomas de radiculopatía lumbar.

  • Tumores espinales:

Los tumores que se desarrollan en la columna vertebral pueden comprimir los nervios espinales y causar radiculopatía lumbar como resultado de la compresión nerviosa.

  • Infecciones:

Infecciones de la columna vertebral, como la osteomielitis o la discitis, pueden afectar los nervios espinales y provocar radiculopatía lumbar.

  • Factores de riesgo adicionales:

Algunos factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar radiculopatía lumbar, como la obesidad, la mala postura, el tabaquismo, la falta de actividad física y ciertas ocupaciones que requieren movimientos repetitivos o levantamiento de objetos pesados.

Es importante destacar que, aunque estas son algunas de las causas más comunes de radiculopatía lumbar, cada caso puede ser único y requerir un enfoque individualizado en el diagnóstico y tratamiento. Si alguien experimenta síntomas de radiculopatía lumbar, es fundamental buscar la evaluación y el tratamiento adecuados por parte de un profesional de la salud.

¿Qué síntomas se presentan con la radiculopatía lumbar?

Los síntomas de la radiculopatía lumbar pueden variar en severidad y presentación dependiendo de la causa subyacente y de qué nervio o nervios están afectados. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Dolor lumbar:

El dolor en la parte baja de la espalda es uno de los síntomas más característicos de la radiculopatía lumbar. Este dolor puede variar desde leve hasta severo y puede ser constante o intermitente.

  • Dolor irradiado:

Uno de los síntomas más distintivos de la radiculopatía lumbar es el dolor que se irradia desde la parte baja de la espalda hacia las nalgas y a lo largo de una o ambas piernas. Este dolor a menudo se describe como un dolor punzante, ardiente o eléctrico y puede llegar hasta el pie o los dedos de los pies.

  • Entumecimiento y hormigueo:

Las personas con radiculopatía lumbar pueden experimentar sensaciones de entumecimiento, hormigueo o “alfileres y agujas” en la región lumbar, las nalgas, las piernas o los pies. Este síntoma puede indicar daño o irritación en los nervios afectados.

  • Debilidad muscular:

La compresión de los nervios espinales en la región lumbar puede causar debilidad en los músculos de las piernas y los pies. Esto puede manifestarse como dificultad para levantar el pie o los dedos de los pies, dificultad para caminar en los talones o los dedos de los pies, y pérdida de equilibrio.

  • Sensación de ardor o calambres:

Algunas personas con radiculopatía lumbar pueden experimentar una sensación de ardor en la parte baja de la espalda o en las piernas, así como calambres musculares en los músculos de las piernas y los pies.

  • Aumento del dolor al moverse:

Los síntomas de la radiculopatía lumbar pueden empeorar con ciertos movimientos o actividades, como levantar objetos pesados, estar de pie durante períodos prolongados o al inclinarse hacia adelante.

Es importante destacar que los síntomas de la radiculopatía lumbar pueden variar de una persona a otra y pueden cambiar con el tiempo. Además, es posible que algunas personas experimenten solo algunos de estos síntomas, mientras que otras pueden experimentar varios al mismo tiempo. Si alguien experimenta síntomas de radiculopatía lumbar, es fundamental buscar atención médica para recibir un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

¿Cuál es el tratamiento de la neuropatía lumbar?

El tratamiento de la radiculopatía lumbar puede variar dependiendo de la causa subyacente, la gravedad de los síntomas y la respuesta individual al tratamiento. Algunas opciones de tratamiento comunes incluyen:

Manejo conservador:

  • Reposo:

Descansar y evitar actividades que empeoren los síntomas puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación.

  • Medicamentos:

Se pueden recetar analgésicos, antiinflamatorios no esteroides (AINE), relajantes musculares o medicamentos antidepresivos para controlar el dolor y los síntomas asociados.

  • Fisioterapia:

Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento pueden ayudar a mejorar la flexibilidad, la fuerza muscular y la postura, reduciendo así la presión sobre los nervios afectados.

  • Terapia ocupacional:

Se pueden recomendar técnicas de manejo del estrés, modificaciones en el lugar de trabajo y dispositivos de asistencia para ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la función.

Tratamientos invasivos:

  • Inyecciones epidurales de esteroides:

Estas inyecciones se administran cerca de los nervios afectados para reducir la inflamación y aliviar el dolor.

  • Bloqueos nerviosos:

Se pueden realizar bloqueos nerviosos para interrumpir temporalmente la señal de dolor transmitida por los nervios afectados.

  • Cirugía:

En casos graves o cuando otros tratamientos no han proporcionado alivio, la cirugía puede ser necesaria para descomprimir los nervios espinales y aliviar la presión sobre ellos. Las opciones quirúrgicas pueden incluir la microdiscectomía (eliminación de parte del disco herniado), laminectomía (eliminación del hueso sobre la médula espinal) o fusión espinal (unión de dos vértebras adyacentes).

Estimulación magnética transcraneal (EMT):

La estimulación magnética transcraneal es un enfoque de tratamiento relativamente nuevo que ha mostrado promesa en el manejo del dolor neuropático, incluida la radiculopatía lumbar.

Durante la estimulación magnética transcraneal, se aplican pulsos magnéticos no invasivos sobre el cráneo para modular la actividad eléctrica en áreas específicas del cerebro asociadas con el procesamiento del dolor.

Si bien la EMT aún está en investigación y no es un tratamiento estándar para la radiculopatía lumbar, algunos estudios han sugerido que puede ser útil para reducir el dolor neuropático en ciertos casos.

Es importante que el tratamiento de la radiculopatía lumbar sea individualizado y supervisado por un equipo médico especializado que tenga en cuenta las necesidades específicas de cada paciente. Además, es fundamental seguir las recomendaciones del médico y participar activamente en el plan de tratamiento para lograr los mejores resultados posibles.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.