Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Tratamiento para la Radiculopatía lumbar

La radiculopatía lumbar es una condición causada por la compresión de una raíz nerviosa en la parte baja de la espalda (región lumbar). Se estima que afecta al 3-5% de la población mundial, con mayor predominio para los hombres, pero la edad es el principal factor de riesgo. La radiculopatía lumbar en la mayoría de los casos ocurre por los procesos degenerativos de la columna vertebral y en algunas personas éstos pueden generar dolor, entumecimiento o sensación de estímulo eléctrico e incluso debilidad de alguna pierna. 

El tratamiento incluye varias medidas farmacológicas y no farmacológicas, conservadoras o invasivas. No obstante, las guías de tratamiento actuales están a favor de comenzar con las medidas conservadoras y dejar la cirugía como último recurso.

Estilo de vida, el papel de las medidas preventivas

  • Mantener un peso saludable

El exceso de peso corporal puede aumentar la presión sobre la columna lumbar. Para lograrlo es necesario realizar ejercicio físico de forma regular, dado que ejercicios específicos nos pueden ayudar a fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la flexibilidad para realizar los movimientos de la columna.

  • Educación postural

Aprender las técnicas correctas al sentarse, estar de pie y levantar objetos pesados.

  • Uso de aparatos ergonómicos 

Para nuestras actividades cotidianas, incluyendo dormir en una posición adecuada con un colchón firme y una almohada que mantenga la curvatura natural de la columna.

Neurorehabilitación física y uso de terapias locales

Como parte del tratamiento conservador, se incluye la rehabilitación física. A través de la fisioterapia podemos aprender ejercicios específicos para fortalecer los músculos dorsales y mejorar la flexibilidad. Estos ejercicios de fortalecimiento y estiramiento nos ayudarán a aliviar el dolor y aprender estrategias de cuidado de la columna lumbar así como prevención de lesiones.

En la mayoría de las sesiones de fisioterapia se incluyen las terapias locales con aplicación de calor o hielo en conjunto con la masoterapia (masaje con fines terapéuticos), en caso de ser necesario. 

Terapias especiales no invasivas

  • La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS por sus siglas en inglés):

Es un tipo de terapia donde se aplican pequeñas corrientes eléctricas a la piel para bloquear las señales del dolor que llegan al cerebro.

  • La estimulación magnética transcraneal:

Es una técnica en investigación donde se aplican pulsos magnéticos sobre el cráneo para modular la actividad eléctrica en áreas cerebrales específicas del procesamiento del dolor.

Terapias farmacológicas

El profesional de la salud usualmente se apoya de los fármacos con propiedades analgésicas para lograr una mejor respuesta de las intervenciones no farmacológicas.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) se consideran como tratamiento farmacológico de primera línea, algunos ejemplos son el ibuprofeno, el naproxeno o el celecoxib. Estos medicamentos nos ayudan a reducir la inflamación y el dolor. Usualmente se utilizan en regímenes terapéuticos cortos por sus efectos adversos con el uso a largo plazo. 

En algunas ocasiones será necesario el uso de relajantes musculares para ayudar a aliviar los espasmos o contracturas y es complementario al uso de los analgésicos. Al igual que los AINEs, se prefiere usarlos en un tratamiento corto por su perfil de seguridad. 

Procedimientos invasivos y quirúrgicos

Dentro de las terapias farmacológicas, con un enfoque más invasivo y bajo indicaciones específicas, pueden ser necesarias las inyecciones de corticosteroides solos o combinados. Pueden ser inyecciones epidurales, facetarias o transforaminales, dependiendo de la localización en el cuerpo vertebral. Su objetivo es lograr un alivio de los síntomas a largo plazo sin llegar a la cirugía. Requiere entrenamiento especializado para su aplicación.

Cuando las terapias conservadoras no son exitosas en aliviar los síntomas, se consideran las intervenciones quirúrgicas. El momento de realizar la cirugía a menudo está basado en la severidad de los síntomas y la experiencia clínica del paciente, pero se considera benéfica cuando existe sintomatología severa. 

A continuación se describen algunas técnicas quirúrgicas de la cirugía de descompresión medular:

  • Discectomia o microdiscectomia 

Es la extracción de una parte de un disco intervertebral herniado que es causante de la compresión de una raíz nerviosa en la columna lumbar y por lo tanto del dolor. 

  • Laminectomía 

Es un procedimiento mínimamente invasivo en donde se retira quirúrgicamente una parte de un cuerpo vertebral en la columna que ayuda a liberar la compresión sobre la raíz nerviosa. 

  • Fusión espinal 

Es una cirugía abierta que permite conectar dos o más vértebras en cualquier parte de la columna vertebral mediante la colocación de placas, tornillos o varillas de metal. Esta conexión impide el movimiento entre las vértebras, lo que ayuda a prevenir el dolor.

*Cabe destacar que los procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos (microdiscectomía o laminectomía) producen menos desestabilización articular. 

En conclusión, es importante recordar que el tratamiento específico para la radiculopatía lumbar depende de la causa y gravedad de los síntomas, incluyendo la duración que ha tenido el dolor (agudo vs crónico). Siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico y un plan de tratamiento personalizados.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.