Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Servicios

¿Qué es un neurólogo pediátrico?

Un neurólogo pediatra es un médico especialista en el diagnóstico y tratamiento de trastornos neurológicos en recién nacidos, infantes, niños y adolescentes. Éstas enfermedades pueden abarcar enfermedades que afecten la médula espinal, el cerebro o el sistema nervioso periférico.

¿Por qué acudir con un neurólogo pediátrico?

A diferencia de un neurólogo que se enfoca en padecimientos que afectan a adultos, el neurólogo pediatra lleva un entrenamiento enfocado a tratar con niños, ésto no sólo cambia el tipo de enfermedades en el que se especializa sino también en el trato que tiene con el paciente y sus cuidadores. Si tu hijo presenta algunos de los siguientes síntomas, pudiera beneficiarse de acudir a una consulta médica: 

-Cansancio que no cede con el descanso

-Trastornos de conducta

-Dolores de cabeza recurrentes

-Alteraciones al caminar

-Sensación de hormigueo en brazos o piernas

-Disminución de la fuerza en brazos o piernas

Crisis convulsivas

-Temblores

-Alteraciones del lenguaje

-Visión borrosa

-Pesadillas frecuentes 

-Desempeño escolar insuficiente

-Lesiones o golpes en cabeza

¿Cuándo llevar a mi hijo con un neurólogo pediátrico?

Si sospechas que tu hijo padezca de alguna enfermedad neurológica, es conveniente acudir a una valoración con un especialista. En los niños, algunos de las enfermedades que se pueden abordar son:

-Epilepsia

-Tumores cerebrales

-Enfermedades genéticas del sistema nervioso 

-Hidrocefalia

-Traumatismos craneales

-Crisis convulsivas febriles

-Alteraciones en el desarrollo del sistema neurológico

-Distrofias musculares

-Trastornos del espectro autista

Trastorno de déficit de atención e hiperactividad

-Migraña y dolores de cabeza

-Trastornos del sueño

-Discapacidades intelectuales

¿Qué esperar en una consulta?

El neurólogo pediatra llevará a cabo una serie de preguntas específicas para obtener mayor información del padecimiento del niño, posterior a esto se lleva a cabo un exámen neurológico enfocado a pacientes pediátricos en el consultorio. Debido a que el sistema nervioso es complejo y se encarga de la movilidad y sensibilidad de cada parte del cuerpo se debe realizar una exploración física detallada que brinde la información necesaria para diagnosticar el problema de base.

 Durante la exploración física se realizan diversas pruebas para evaluar:

-Estado mental: La evaluación del estado mental de un niño puede iniciar desde el momento que entra a la consulta. El médico analiza la forma en que el niño interactúa con sus cuidadores, con el médico y con su entorno. Dependiendo de la edad, se analiza también el lenguaje y su contenido para evaluar orientación y coherencia.

-Movilidad: Se solicita al niño que realice una serie de movimientos con distintos grados de fuerza y se compara la capacidad de movimiento de ambos lados del cuerpo. 

-Sensibilidad: En la exploración de sensibilidad se utilizan herramientas especiales para valorar dolor, temperatura y vibración. Se utiliza una aguja roma para dar pinchazos a lo largo de las piernas, brazos, abdomen y espalda pidiéndole al niño que mantenga los ojos cerrados para evaluar dolor. Para temperatura se puede utilizar una torunda con alcohol y para evaluar vibración se utiliza un diapasón pidiéndole al niño que comunique el momento en el que deja de sentir la vibración en distintos puntos. 

-Equilibrio y coordinación: Se solicita que realice diferentes ejercicios con manos y pies y posteriormente se pide al niño que camine a lo largo del consultorio o de un pasillo para evaluar el movimiento de los brazos y pies durante la marcha. También se puede pedir que camine sobre la punta o talones, que brinque o que salte sobre un pie.

-Reflejos osteotendinosos: Para esta evaluación se utiliza un martillo de reflejos con el que se dan golpes suaves sobre algunos tendones para evaluar la integridad de los nervios. 

-Recién nacidos y lactantes: Una parte importante de la exploración física en aquellos menores de un año con los reflejos que se presentan durante esta etapa. Muchos de ellos deben de desaparecer conforme el cerebro del niño se va desarrollando. Dentro de estos reflejos se encuentran:

-Parpadeo frente a luz brillante

-Reflejo plantar flexor, también llamado Babinski: es la extensión de los dedos cuando se estimula la planta del pie del lactante

Gateo: El niño realiza movimientos de gateo en cuanto se coloca boca abajo

Moro o sobresalto: Es un sobresalto en donde el infante extiende sus palmas hacia arriba y se produce ante un susto, se puede realizar realizando un sonido fuerte con las manos. 

-Prensión palmar: Al colocar un dedo sobre la mano del bebé, tienden a cerrar la mano.

Puntos clave

El neurólogo pediátrico se encuentra especializado para realizar una exploración física neurológica dirigida a niños y bebés para realizar una evaluación y diagnóstico fidedignos. Igualmente se encuentran especializados en los tratamientos más apropiados para los pacientes de éstas edades. Si consideras que tu hijo pudiera beneficiarse de una consulta médica, es recomendable acudir para una valoración.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.