Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

¿Qué es la neuralgia postherpética?

La neuralgia postherpética es una condición médica crónica y dolorosa que puede desarrollarse como una complicación del herpes zóster, una infección viral causada por el virus de la varicela-zóster.

Esta afección puede afectar a cualquier persona que haya tenido herpes zóster, independientemente de su edad o salud general. Es importante comprender en qué consiste la neuralgia postherpética y cómo se puede manejar para mejorar la calidad de vida de quienes la padecen.

El herpes zóster y su relación con la neuralgia postherpética

El herpes zóster, comúnmente conocido como culebrilla, es una infección viral que provoca una erupción dolorosa en la piel. Esta afección es causada por el mismo virus que provoca la varicela, el virus de la varicela-zóster, un miembro de la familia del virus herpes.

Cuando una persona contrae la varicela, el virus se multiplica en la piel y en las membranas mucosas y luego viaja a los ganglios nerviosos donde permanece inactivo en forma de “latencia” en las células nerviosas durante años o incluso décadas.

Años más tarde, en algunas personas, el virus puede reactivarse y viajar a lo largo del nervio hacia la piel, lo que resulta en la erupción característica y el dolor asociado del herpes zóster. Esta erupción en forma de vesículas se presenta en una región del cuerpo inervada por el nervio afectado donde se reactivó el virus.

En algunos casos, la erupción del herpes zóster se acompaña de un dolor agudo y persistente que puede durar semanas o incluso meses después de que la erupción haya sanado. Este dolor crónico es conocido como neuralgia postherpética y puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de quien la padece.

Síntomas de la neuralgia postherpética

Los síntomas de la neuralgia postherpética pueden variar en intensidad y duración de una persona a otra. Los síntomas comunes incluyen:

  • Dolor persistente:

El dolor puede ser descrito como punzante, ardiente o como una sensación de hormigueo. Puede variar en intensidad, desde leve hasta incapacitante.

  • Sensibilidad extrema:

La piel afectada puede volverse extremadamente sensible al tacto, al viento o a la ropa. De manera que cualquier estímulo, aunque sea un roce puede ocasionar un dolor muy intenso en la zona afectada.

  • Picazón:

Algunas personas pueden experimentar picazón en la zona afectada.

  • Cambios en la sensación:

Pueden ocurrir cambios en la sensibilidad de la piel, como entumecimiento o debilidad muscular.

  • Malestar general:

Algunas personas pueden experimentar fatiga, insomnio y dificultad para concentrarse debido al dolor.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de neuralgia postherpética?

El diagnóstico de neuralgia postherpética generalmente se basa en la evaluación de los síntomas, la historia médica del paciente y, en algunos casos, pruebas complementarias.

El primer paso es una evaluación detallada de los síntomas que experimenta el paciente, esto incluye la descripción del dolor (como su intensidad, ubicación, tipo y duración), así como otros posibles síntomas como sensaciones anormales en la piel (como hormigueo o ardor).

El médico preguntará dirigidamente si previamente ha presentado varicela, incluso en la infancia, además de realizar una exploración física para visualizar las lesiones características del herpes.

En algunos casos, se pueden realizar pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico de neuralgia postherpética o descartar otras condiciones médicas que puedan estar causando los síntomas, como análisis de sangre o estudio de los nervios como las velocidades de conducción nerviosa.

Tratamiento y manejo del herpes y de la neuralgia postherpética

En cuanto al tratamiento, los antivirales pueden ayudar a reducir la duración y la gravedad de la infección si se administran dentro de las primeras 72 horas después de la aparición de la erupción.

El tratamiento de la neuralgia postherpética puede ser desafiante y generalmente requiere un enfoque multidisciplinario. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

  • Medicamentos:

Los analgésicos, antidepresivos y antiepilépticos pueden ser recetados para ayudar a controlar el dolor y los síntomas asociados. Algunos ejemplos son la pregabalina y gabapentina, medicamentos que ayudan a modular el dolor. También se utilizan antidepresivos como la sertralina, duloxetina y amitriptilina.

  • Cuidado de la piel:

Si la neuralgia postherpética afecta áreas de la piel, es importante mantener la piel limpia y seca para prevenir infecciones secundarias.

  • Terapias físicas y ocupacionales:

Estas terapias pueden ayudar a mejorar la función y reducir la discapacidad causada por la neuralgia postherpética.

  • Evitar factores desencadenantes:

Identifica y evita los factores que puedan desencadenar o empeorar los síntomas. Esto puede incluir el estrés, la exposición a temperaturas extremas o la fricción en áreas sensibles.

  • Bloqueos nerviosos:

En algunos casos, se pueden administrar inyecciones de medicamentos directamente en los nervios afectados para aliviar el dolor.

  • Tratamientos tópicos:

Cremas y parches que contienen medicamentos analgésicos pueden proporcionar alivio localizado.

  • Terapia psicológica:

La terapia cognitivo-conductual y otras formas de apoyo psicológico pueden ayudar a manejar el estrés y la ansiedad asociados con el dolor crónico.

  • Estimulación magnética transcraneal:

La EMT ha demostrado ser efectiva en el tratamiento del dolor neuropático en algunos casos, aunque los resultados pueden variar según la causa y la gravedad del dolor. Algunos de los mecanismos que se consideran responsables de su eficacia en esta área incluyen:

  • Modulación de la Actividad Neural: La EMT puede influir en la actividad de las neuronas en áreas del cerebro relacionadas con la percepción del dolor, lo que podría ayudar a reducir la intensidad del dolor neuropático.
  • Estimulación de la Liberación de Neurotransmisores: La EMT puede aumentar la liberación de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, que desempeñan un papel en la modulación del dolor y el bienestar.
  • Plasticidad Cerebral: La EMT puede favorecer la plasticidad cerebral, es decir, la capacidad del cerebro para adaptarse y cambiar su funcionamiento. Esto podría contribuir a la reducción del dolor a largo plazo.
  • La EMT puede no funcionar para todos los pacientes, y la respuesta individual puede variar.
  • La duración del alivio del dolor puede ser limitada, lo que significa que se pueden requerir sesiones repetidas de EMT.
  • El costo y la disponibilidad de la EMT pueden ser factores restrictivos para algunos pacientes.
  • La EMT generalmente se considera segura, pero puede causar efectos secundarios leves, como molestias en el sitio de estimulación o sensaciones anormales en la cabeza.

Es importante que las personas que experimentan neuralgia postherpética busquen atención médica y sigan las recomendaciones de su profesional de la salud. Además, mantener un estilo de vida saludable, incluyendo una dieta equilibrada, ejercicio regular y técnicas de manejo del estrés, puede contribuir al bienestar general.

La neuralgia postherpética puede ser una condición persistente, pero con el tiempo y el tratamiento adecuado, los síntomas pueden mejorar. Mantén una actitud positiva y busca el apoyo que necesitas.

La vacuna contra el virus de la varicela-zóster es una herramienta importante para prevenir la varicela y el herpes zóster. Esta vacuna se desarrolló para prevenir el herpes zóster y sus complicaciones, especialmente la neuralgia postherpética.

Contiene una forma inactivada del virus de la varicela-zóster, lo que significa que no puede causar herpes zóster en una persona sana. La vacuna es altamente efectiva en la prevención del herpes zóster y puede reducir el riesgo de neuralgia postherpética en personas que aún desarrollan herpes zóster después de la vacunación.

Se recomienda principalmente para adultos mayores de 50 años, aunque también puede administrarse a personas más jóvenes con ciertos factores de riesgo.La neuralgia postherpética es una condición dolorosa que puede desarrollarse como una complicación del herpes zóster. Con el tratamiento adecuado y el apoyo de profesionales de la salud, es posible manejar los síntomas y mejorar la calidad de vida de quienes la padecen. Si experimentas síntomas de neuralgia postherpética, no dudes en buscar atención médica para recibir el apoyo y tratamiento necesarios.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.