Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

¿Por qué dan embolias cerebrales?

Las embolias cerebrales son eventos médicos serios que pueden tener consecuencias devastadoras para la salud y la calidad de vida de una persona. Estas ocurren cuando un coágulo sanguíneo, conocido como émbolo, se desprende de una parte del cuerpo y viaja a través del torrente sanguíneo hasta llegar a una arteria en el cerebro.

Cuando el émbolo obstruye una arteria cerebral, puede dar lugar a un infarto cerebral, también conocido como accidente cerebrovascular isquémico. Te explicaremos más acerca de porqué se forman estos coágulos ocasionando embolias y que puede ocasionar en el cerebro.

¿Cómo se forma un émbolo?

Para entender por qué se producen las embolias cerebrales, es importante comprender el proceso detrás de la formación de un émbolo:

  • Formación del Coágulo:

Los coágulos sanguíneos, también llamados trombos, se forman en respuesta a daños en los vasos sanguíneos o en situaciones en las que el flujo sanguíneo es lento o estancado. En el caso de las embolias cerebrales, estos coágulos suelen venir del corazón en pacientes con alguna cardiopatía, comúnmente con fibrilación auricular y/o insuficiencia cardiaca grave.

  • Desprendimiento del Émbolo:

Un émbolo puede desprenderse de la pared de un vaso sanguíneo o de la superficie interna del corazón. Esto puede ocurrir debido a la ruptura de un coágulo o simplemente porque el coágulo se desplaza por la corriente sanguínea.

  • Viaje a Través del Torrente Sanguíneo:

Una vez que el émbolo se libera, comienza a viajar a través del torrente sanguíneo. Si es lo suficientemente pequeño, puede fluir sin causar problemas y deshacerse ene el camino. Sin embargo, si es lo suficientemente grande como para obstruir una arteria cerebral, puede tener graves consecuencias.

  • Obstrucción de una Arteria Cerebral:

Cuando el émbolo llega a una arteria en el cerebro y la obstruye, interrumpe el suministro de sangre y oxígeno a las células cerebrales de la zona irrigada por esa arteria, es decir, un infarto. Esto lleva a una falta de oxígeno y nutrientes, lo que puede dañar o destruir las células cerebrales afectadas. Mientras más pase el tiempo, mayor es el daño ocasionado por el infarto.

Una vez que ocurre el infarto se presentan síntomas como debilidad de la mitad del cuerpo, problemas de lenguaje o alteraciones sensitivas. Los síntomas van a depender según el área cerebral afectada.

La fibrilación auricular y las embolias cerebrales

Para que el corazón se contraiga de forma correcta y envíe la sangre al resto del cuerpo de forma efectiva es necesario que la actividad eléctrica esté íntegra. Normalmente el impulso eléctrico comienza a nivel las aurículas, las cuales reciben la sangre de las venas y se contraen para pasar la sangre a los ventrículos, cuándo posteriormente éstos reciben la señal eléctrica se contraen para enviar la sangre al resto del cuerpo.

La fibrilación auricular es un tipo de arritmia en la que el impulso no se envía correctamente, de manera que la aurícula se contrae de forma desorganizada, disociándose la actividad ventricular. Esto ocasiona que el flujo de las aurículas se vuelva turbulento, predisponiendo la formación de coágulos dentro del corazón. Estos coágulos en cualquier momento se pueden desprender, de manera que viajan por la sangre y pueden llegar a obstruir una arteria cerebral, ocasionando un infarto cerebral.

Prevención de la embolia cerebral

La prevención es clave en la reducción del riesgo de embolias cerebrales. Algunas medidas incluyen:

  • Control de la Presión Arterial: Mantener la presión arterial bajo control es esencial para prevenir la formación de coágulos.
  • Tratamiento de Enfermedades Subyacentes: Tratar condiciones como la fibrilación auricular y la insuficiencia cardíaca ayuda a reducir el riesgo de formación de coágulos.
  • Uso de Anticoagulantes: En algunos casos, se pueden prescribir anticoagulantes para prevenir la formación de coágulos sanguíneos, según la causa subyacente.
  • Estilo de Vida Saludable: Mantener una dieta balanceada, hacer ejercicio regularmente y evitar el tabaquismo puede ayudar a reducir el riesgo.

En conclusión, las embolias cerebrales son el resultado de la migración de coágulos sanguíneos a través del torrente sanguíneo, que eventualmente obstruyen arterias cerebrales y causan infartos cerebrales. El conocimiento de los factores de riesgo y la adopción de medidas preventivas son esenciales para reducir la probabilidad de que ocurran estos eventos potencialmente devastadores. Siempre es importante buscar atención médica inmediata si se sospecha la presencia de un accidente cerebrovascular o cualquier otro problema de salud.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.