Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Padecimientos

¿Por qué da parálisis facial?

En la mayoría de las ocasiones, se desconoce por qué se da la parálisis facial, cuando esto ocurre se le denomina parálisis de Bell. A pesar de ser de causa desconocida, sí se ha encontrado una relación con infecciones causadas por virus y enfermedades autoinmunes. De la misma forma existen otras causas bien definidas que pueden generar parálisis facial como los eventos cerebrovasculares o enfermedades que afectan al sistema nervioso central.

¿Qué es la parálisis facial?

La parálisis facial se refiere a la pérdida de la movilidad de los músculos de un lado de la cara los cuales están controlados por un nervio craneal VII o nervio facial de cada lado. Cuando existe un daño en este nervio es cuando se pierde la conexión entre el cerebro y los músculos por lo que se pierde la capacidad de realizar algunos movimientos como levantar las cejas, cerrar los ojos, sonreír o inflar los cachetes. 

Existen múltiples causas de la parálisis facial, dependiendo de las causas los síntomas, la duración de los mismos y el tratamiento es diferente. 

¿Existen tipos de parálisis facial?

Debido a que existe una porción en donde los nervios de cada lado comparten información, la parálisis se presenta de diferente manera dependiendo si la lesión se encuentra antes o después de este cruce de información. En general, la parálisis facial se divide en dos tipos:

Parálisis facial central: Debido a que la lesión se encuentra previo al cruce de información, en este tipo de lesiones sólo se pierde la movilidad de los músculos de la mitad inferior de la cara por lo que los síntomas que se presentan son: 

  • Incapacidad para sonreír con desviación de la comisura bucal hacia el lado sano
  • Incapacidad para arrugar la nariz del lado afectado
  • Persiste capacidad para levantar cejas y cerrar ojos

-Parálisis facial periférica: Esta lesión ocurre posterior al cruce de información entre ambos nervios faciales por lo que se pierde la movilidad en la totalidad de un lado de la cara. En este caso los síntomas que se presentan son:

  • Incapacidad para sonreír con desviación de la comisura bucal hacia el lado sano
  • Incapacidad para arrugar la nariz del lado afectado
  • Incapacidad para levantar la ceja
  • Incapacidad para cerrar el ojo

¿Cuáles son las causas de acuerdo al tipo de parálisis?

Como se mencionó previamente, dependiendo del tipo de parálisis se pueden pensar en diagnósticos que expliquen el por qué de la misma. A continuación mencionamos algunas de las causas: 

Parálisis facial central

Debido a que estas lesiones se encuentran dentro del cerebro se debe pensar principalmente en enfermedades que afectan el sistema nervioso central: 

  • Enfermedad cerebral vascular (EVC) o embolia: Estos pueden ser ocasionados por pérdida de oxigenación en una parte del cerebro (isquemia) o por sangrado (hemorragia). Los principales factores de riesgo son la presencia de hipertensión arterial o una malformación en los vasos del cerebro. 
  • Tumores cerebrales: Cualquier tipo de tumor puede llegar a comprimir el nervio facial y ocasionar un daño. Los tumores cerebrales suelen acompañarse de otros síntomas como dolor de cabeza intenso o problemas visuales.
  • Malformación vascular cerebral: Son malformaciones desde el nacimiento entre venas y arterias cerebrales que las hacen susceptibles a sangrados o a comprimir estructuras. 

Parálisis facial periférica

Esta lesión, como su nombre lo dice, se encuentra periférica o fuera del sistema nervioso central. 

  • Idiopática: conocida como parálisis de Bell, en este caso se desconoce la causa con exactitud. 
  • Infecciones por virus: Enfermedades por Epstein-Barr (mononucleosis infecciosa), poliomielitis, meningitis por VIH o herpes (labial o genital) pueden generar un daño en el nervio facial como parte de las complicaciones.
  • Infecciones por bacterias: Tuberculosis meníngea, enfermedad de Hansen (lepra), tétanos, enfermedad de Lyme e incluso otitis media son infecciones bacterianas que pueden causar parálisis facial. 
  • Tumores: Al igual que los tumores intracerebrales, también pueden existir tumores a lo largo del trayecto del nervio facial en su porción periférica que lo comprima y comprometa su función. 
  • Traumáticas: Posterior a un golpe o traumatismo, se puede o no acompañarse de fracturas craneofaciales.
  • Neurológicas: Enfermedades como el síndrome de Guillain-Barré o encefalitis son enfermedades que generan inflamación y afectan a múltiples zonas del sistema nervioso central, dentro de ellas el nervio facial. 
  • Metabólicas: Enfermedades como la diabetes o amiloidosis pueden generar complicaciones al dejar los nervios sin circulación y generar isquemia. 
  • Otras enfermedades: Existen algunas enfermedades infrecuentes que también se pueden acompañar de parálisis facial, por ejemplo la sarcoidosis o el lupus eritematoso sistémico.

¿Cuándo acudir con un especialista?

Siempre que existe parálisis facial es aconsejable acudir a una valoración especializada lo más pronto posible. Lo más importante siempre es descartar que no se trate de una urgencia médica como un evento cerebrovascular o embolia en los cuales se cuenta con poco tiempo para recibir un tratamiento efectivo, en este caso se presenta parálisis facial de la mitad inferior de un lado de la cara (parálisis facial central) y se puede acompañar de parálisis de la mitad del cuerpo, dolor de cabeza intenso o desorientación. 

Si bien existen diversas causas tanto de parálisis facial central como de periférica, usualmente las enfermedades se acompañan de una serie de síntomas que orientan hacia el diagnóstico (a excepción la parálisis de Bell, cuya causa es idiopática). Por eso es importante indicarle al médico si han existido otras molestias como dolor de cabeza, fiebre, infecciones de garganta o pulmones, golpes o enfermedades crónicas como diabetes.

¿Existe cura?

No existe un sólo tratamiento para la parálisis facial, muchas veces cede de forma espontánea, sin embargo se aconseja recibir rehabilitación física para reactivar el nervio facial y los músculos afectados. En este caso se realizan diversos ejercicios que tienen como finalidad recuperar la mayor movilidad posible para conservar la calidad de la persona.

Igualmente el tratamiento debe incluir una solución a la causa y se puede conseguir mejores resultados si se mantiene un buen control de las enfermedades crónicas metabólicas.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.