Neurocenter

logo-neurocenter-clinica-de-rehabilitacion-neurologica

Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Padecimientos

Mirar al futuro tras sufrir un Ictus

Enfrentarse al día a día con discapacidades adquiridas, enfrentando obstáculos, dolor y un estado anímico vulnerable resulta difícil sólo de leerlo, sin embargo Fermín nos ha demostrado que se puede mirar hacia el futuro aún con las secuelas de un Ictus o Infarto Cerebral.

A sus 51 años Fermín tiene todavía muchos planes y objetivos pendientes de lograr, tanto familiar como profesionalmente, por eso cuando sufrió un Infarto Cerebral que le provocó parálisis en el lado izquierdo de su cuerpo, no dudó en buscar una solución lo más pronto posible.

Su decisión fue la más acertada, pues cuando se presenta un evento de esta naturaleza, el tiempo es cerebro,  entre más pronto se empiecen a tratar las secuelas, menor será el daño y permanencia de las mismas.



Conoce los síntomas de un Infarto Cerebral

En esta historia hay también una esposa, dos hijas y una nietecita que son los motores de impulso para Fermín, son ellas quienes lo motivan a no rendirse y dar todo su esfuerzo para superar esta prueba, tal vez, la más difícil de su vida.

 

El camino de la recuperación

A las dos semanas del Ictus, empezamos con el tratamiento diseñado de manera específica para Fermín. Sesiones de Fisioterapia 5 veces a la semana, complementadas con Terapia Ocupacional y terapia del lenguaje.

Al principio, su lado izquierdo parecía no responder, pero una mañana al despertar se percató de que su pierna izquierda se había movido durante la noche, “después de eso, empecé a tratar de enviar señales desde mi cerebro para que mi pierna se moviera, tomó unas cuantas semanas, pero un día empezó a cooperar”, comparte Fermín emocionado.

Durante las sesiones de 50 minutos, después de levantarse una y otra vez en las barras paralelas y sudar con los ejercicios diseñados por nuestros fisioterapeutas, dedicaba unos minutos a estudiar el caminar de otros pacientes, “sabía que mi cerebro estaba tratando de reprogramarse, así que yo miraba sus piernas para descifrar cómo se suponía que se movieran”, afirma, y finalmente lo logró.



Pisando firme hacia el futuro

Tres meses después del derrame cerebral, Fermín usaba un andador, un mes después podía caminar con un bastón cuadrípode y a los 6 meses del evento empezó a caminar por sí solo.

A lo largo de este periodo también trabajó otros aspectos de su recuperación. Para fortalecer su mano izquierda, dedicó horas a recoger objetos pequeños, uno por uno, y echándolos a contenedores de distintos tamaños, desenroscando y enroscando tapas, hacía rompecabezas, Sudokus, sopas de letras y muchas actividades más diseñadas para complementar su recuperación. 

En la actualidad, Fermín se ha recuperado en un 80%, ya conduce de nuevo y hace la mayoría de las cosas por sí solo, y aunque su lado izquierdo sigue debilitado agradece cada día por las cosas que funcionan en su vida. “A través de esta experiencia aprendí que soy aún más fuerte de lo que pensaba”, dice, “todos tenemos días buenos y malos. Lo único que puedes hacer es ser la mejor versión de ti cada día”.

La clave de esta historia de éxito es que Fermín buscó la atención que necesitaba en el momento preciso, pues aún contando con el apoyo de familiares, amigos y colegas es necesario recibir una atención profesional y personalizada para atacar las necesidades específicas, que le permitan recuperar su máximo potencial, que lo acompañen de la mano y lo conduzcan hacia sus objetivos.

Ahora somos una comunidad con certezas y la convicción de que juntos podemos lograr grandes cosas, en este caso, la recuperación de una persona con muchos planes y un largo futuro por delante.



El camino a tu recuperación empieza aquí.

¿Quieres conocer más?

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

boton-ir-arriba