Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Qué escalas evalúan las úlceras por presión

Existen múltiples escalas para evaluar el riesgo, la gravedad y la cicatrización de las úlceras por presión. Para evaluar el riesgo de desarrollar úlceras por presión, las escalas más utilizadas se encuentran la escala de Norton, de Braden y de Waterlow. Para evaluar la gravedad las más utilizadas son la de Stirling, de Torrance y de Surrey. Para valorar la cicatrización se usan las escalas de Sessing, Push y Bates-Jensen

¿Qué son las úlceras por presión? 

Las úlceras por presión (UPP) son lesiones de la piel y los tejidos blandos que se desarrollan debido a la presión durante tiempos prolongados en áreas específicas del cuerpo, especialmente sobre prominencias óseas (codos, isquion, sacro o talones). Constituyen un problema de salud de suma importancia puesto que la mortalidad asociada a esta complicación es relativamente alta puesto que las lesiones son propensas a generar infecciones. La prevención de las UPP es considerado el método más eficiente para manejar el problema, esto se logra por medio de medidas de prevención generales como la valoración del riesgo, cuidados de la piel, uso de superficies que reducen la presión y la educación. 

¿Quiénes pueden presentar úlceras por presión?

Desde 1950 médicos ingleses notaron que los pacientes que se paraban más veces de la cama presentaban menos úlceras. Con el tiempo se fueron identificando otros factores que predisponen a su desarrollo: 

  • Estado de nutrición: tanto la desnutrición como la obesidad
  • Humedad de la piel: Generada por sudoración u orina
  • Percepción sensorial: Capacidad para reaccionar ante una molestia relacionada con la presión
  • Incontinencia 
  • Alteración del estado mental 
  • Condición física inadecuada
  • Peso bajo o sobrepeso
  • Piel delgada
  • Mayor edad
  • Cirugía
  • Algunos medicamentos 
  • Tabaquismo 

Por lo tanto, dentro de las personas que presentan mayor predisposición a las UPP se encuentran aquellas que presentan poca movilidad o se encuentran dependientes de cuidados debido a trastornos neurológicos como los eventos cerebrovasculares (EVC) o demencia. Para identificar aquellas personas que presentan un mayor riesgo de presentar UPP se utilizan escalas de riesgo que evalúan la presencia de factores de riesgo con la finalidad de establecer medidas de prevención específicas para evitar esta complicación. 

¿Cómo se mide el riesgo?

Existen más de 20 escalas validadas para evaluar el riesgo de desarrollar UPP, sin embargo la escala de Norton, la escala de Braden y la de Waterlow son de las más usadas.  

  • Escala de Braden: Esta escala es la más completa, se trata de una escala validada con alta sensibilidad y especificidad, lo que la hace una escala bastante efectiva. La escala valora la percepción sensorial, exposición a humedad, actividad, movilidad, nutrición y roce y peligro de lesiones. 
  • Escala de Norton: Fue la primera escala creada de este tipo, si bien existen pocos estudios que hayan estudiado su efectividad, parece ser una escala razonable. 
  • Escala de Waterlow: Es una escala altamente sensible,sin embargo poco específica. 

Para poblaciones especiales existen la escala de Cubbin y Jackson para pacientes críticos, las escalas de Braden Q y de Glamorgan para niños y la escala de Choi para pacientes asiáticos

Otras opciones de escalas para valorar riesgo son: 

  • Escala de Gosnell
  • Escala de Douglas
  • Escala de Ramstadius
  • Escala de Knoll
  • Escala de Anderson

¿Cómo se mide la gravedad?

Cuando se habla de la gravedad de las UPP generalmente se habla de la profundidad de las mismas, las escalas más usadas son: 

  • Escala de Stirling: Se valora de la etapa 0 en donde no existe dolor a la etapa 4 en donde existe pérdida total del espesor de la piel 
  • Escala de Torrance: Incluye la apariencia de las úlceras y las complicaciones que pueden estar asociadas, como la infección
  • Escala de Surrey: Este formulario además brinda recomendaciones de acuerdo a la gravedad de las úlceras

¿Cómo se mide la cicatrización? 

Cuando una persona presenta una UPP puede existir dudas de si la herida está progresando de forma adecuada, para esto se puede utilizar algunas escalas: 

  • Escala de Sessing: Es una escala observacional que se basa en la descripción del proceso de curación de una úlcera. Permite identificar si la úlcera presenta tejido de granulación (previo a la cicatriz), infección, necrosis o escara. 
  • Escala de Push: Además del tipo de tejido, también valora el área afectada y la presencia o no de exudado. 
  • Escala de Bates-Jensen: Esta escala además valora la profundidad de la herida, los bordes, procesos de tunelización y la inflamación de la piel alrededor de la úlcera. 

Conclusiones

En conclusión, las personas con trastornos neurológicos pueden presentar dificultad para movilizarse, incontinencia o someterse a cirugías que los predisponen al desarrollo de UPP por lo que valorar el riesgo es importante para tomar medidas preventivas. Cuando ya existe una UPP se debe valorar la gravedad para determinar el manejo adecuado y la cicatrización para asegurar que el tratamiento está siendo efectivo. 

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.