Neurocenter

logo-neurocenter-clinica-de-rehabilitacion-neurologica

Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Servicios

¿Cómo prepararte para un electroencefalograma?

Si requieres realizarte un electroencefalograma por indicación de tu neurólogo, queremos que te sientas preparado y listo. Por ello te compartimos la información que requieres para acudir a este estudio.

Las neuronas se comunican entre ellas a través de impulsos eléctricos y se encuentran activadas todo el tiempo incluso en el sueño. El electroencefalograma es un estudio que puede realizarse tanto en adultos como en niños, que detecta la actividad eléctrica del cerebro mediante pequeños discos llamados electrodos que se colocan y fijan sobre el cuero cabelludo.

En Neurocenter contamos con el equipo y los profesionales que requieres para obtener el mejor resultado e interpretación de tu encefalograma, que te ayudarán a tener un diagnostico certero.

Tenemos la certeza de que podemos ayudarte a dejar de perder y empezar a ganar y recuperar tu salud.

¿Por qué se realiza un electroencefalograma?

Este estudio es capaz de identificar cambios en la actividad cerebral por mas sutiles que sean y asi diagnosticar trastornos cerebrales especialmente la epilepsia o algunos otros trastornos como tumores cerebrales, daños en el cerebro por lesión en el cráneo, encefalopatías, encefalitis (inflamación del cerebro), accidentes cerebro vasculares y trastornos del sueño. También son sugeridos en neuropediatría para niños con sospecha de autismo y trastorno de déficit de atención (tdah).

¿Cómo se realiza?

Durante el estudio, no sentirás ninguna molestia ya que los electrodos solo van pegados en el cuero cabelludo y no son invasivos.

Primeramente, el técnico que realiza el estudio mide la cabeza y marca el cuero cabelludo para saber donde colocar los diferentes electrodos. A su vez puede aplicar una especie de crema para mejorar la calidad del registro. Los electrodos se conectan mediante cables a un amplificador de las ondas cerebrales para que puedan registrarse en la computadora.

El electroencefalograma puede durar en ocasiones hasta 60 minutos y en niños es necesario que duerman durante la prueba para detectar ciertas afecciones que solo se pueden registrar durante las fases del sueño.

Normalmente se graba un video del paciente durante el electroencefalograma para capturar los movimientos del cuerpo a la par que el electroencefalograma registra la actividad cerebral 

 

Maniobras de activación

La actividad eléctrica cerebral debe ser analizada en reposo, con los ojos abiertos y cerrados y deben realizarse diversas maniobras que son llamadas “de activación” para favorecer que se expresen posibles anomalías.

  1. Fotoestimulación intermitente

Se debe realizar con diferentes frecuencias de destello ya que es un potente activador de actividad epiléptica. Hay epilepsias reflejas (fotosensibles) desencadenadas por estímulos luminosos. En niños con epilepsias fotosensibles, pueden provocar una verdadera crisis epiléptica

  1. Hiperventilación

Se le indica al niño que respire de forma profunda durante 3 a 4 minutos, produciendo así una alcalosis con vasoconstricción e hipoxia tisular. Esto induce una lenificación de la actividad cerebral y activar focos epilépticos que no se observan en condiciones de reposo y provocar crisis epilépticas (ausencias).

Fisiología de la actividad eléctrica del cerebro.

En el electroencefalograma de un niño se describen varios tipos de actividades rítmicas: Alfa, Beta, Ritmo MU, Theta y Delta. Estas dos ultimas son actividades lentas que se registran en proporciones variables en función del grado de madurez cerebral. 

La lentificación del trazado debe valorarse según la edad del paciente sobre todo las ondas Theta y Delta. Su presencia es normal en etapas madurativas del niño o durante el sueño.

En un electroencefalograma anormal en niños, según la distribución topográfica, la lentificación se puede clasificar como generalizada o focal. La generalizada traduce una afección en ambos hemisferios cerebrales y la focal implica una lesión en una zona delimitada o especifica en uno de los hemisferios cerebrales.

Se le denomina anomalías paroxísticas a toda onda o conjunto de ondas que aparecen repentinamente y que por su frecuencia, amplitud o morfología destacan de la actividad considerada como normal en el paciente.

En ocasiones el electroencefalograma puede ser normal en niños que padecen epilepsia por lo cual es necesario realizar otro tipo de electroencefalogramas mas sensibles como el electroencefalograma realizado durante el sueño o el electroencefalograma con mapeo. 

En neonatos el electroencefalograma refleja el estado de la función cerebral y puede ayudarnos a saber el estado de maduración, posibles anomalías y pronóstico evolutivo en el caso de secuelas neurológicas.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

boton-ir-arriba