Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

¿Qué es la apnea central del sueño?

La calidad del sueño desempeña un papel esencial en nuestra salud y bienestar general. Existe una gran variedad de trastornos del sueño que pueden afectar nuestra capacidad para descansar adecuadamente durante la noche, y uno de ellos es la apnea central del sueño. Aunque no es tan conocida como la apnea obstructiva del sueño, la apnea central del sueño es un trastorno importante que merece atención y comprensión.

La apnea central del sueño es un trastorno del sueño caracterizado por la interrupción temporal de la respiración durante el descanso nocturno. A diferencia de la apnea obstructiva del sueño, donde la obstrucción física de las vías respiratorias es la causa principal de las interrupciones en la respiración, en la apnea central del sueño el problema radica en la falta de comunicación adecuada entre el cerebro y los músculos responsables de la respiración.

En un individuo que sufre de apnea central del sueño, el sistema nervioso central no envía las señales necesarias para que los músculos respiratorios funcionen correctamente. Esto puede resultar en pausas momentáneas en la respiración o en una respiración superficial. A diferencia de la apnea obstructiva, donde las personas pueden hacer esfuerzos por respirar a pesar de la obstrucción, en la apnea central la falta de esfuerzo respiratorio es más pronunciada ya que la señal de respiración no es enviada correctamente.

Causas y factores de riesgo

Las causas subyacentes de la apnea central del sueño pueden variar y a menudo están relacionadas con problemas en el sistema nervioso central. Algunas de las posibles causas y principales factores de riesgo incluyen:

  • Edad:

La prevalencia de la apnea central del sueño es mayor en adultos mayores de 65 años en comparación con la población joven. Esto pudiera ser reflejo de las diferentes comorbilidades que pueden interferir con el sueño como insuficiencia cardiaca, fibrilación auricular, infarto cerebral, etc.

  • Insuficiencia cardíaca:

Las personas con insuficiencia cardíaca tienen mayor predisposición a presentar apnea central del sueño, especialmente hombres, mayores de 60 años, con fibrilación auricular y con hipocapnia diurna (poco dióxido de carbono en sangre en el día), lo cual ocasiona que el cuerpo realice pausas respiratorias por orden del centro respiratorio en el cerebro para corregir los niveles de dióxido de carbono. La gravedad de la apnea se relaciona con la gravedad de la insuficiencia cardiaca, siendo peor en pacientes con una fracción de eyección disminuida.

  • Enfermedades cerebrovasculares:

Los accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades que afectan el flujo sanguíneo y la función cerebral pueden alterar la comunicación entre el cerebro y los músculos respiratorios. Aproximadamente el 70% de los pacientes con infarto cerebral llegan a desarrollar apnea del sueño en las primeras 72 horas, sin embargo, en la mayoría se corrige con el tiempo, estando presente solo en el 7% de los pacientes 3 meses posterior al infarto.

  • Uso de opioides y otros sedantes:

Algunos medicamentos, como los opioides (tramadol, metadona, codeína) y benzodiacepinas (alprazolam, clonazepam), pueden deprimir el sistema nervioso central y afectar la respiración durante el sueño. Especialmente si se dan a dosis altas y/o en combinación con otros medicamentos como antidepresivos y neuromoduladores.

Síntomas y Consecuencias

Los síntomas de la apnea central del sueño pueden incluir fatiga durante el día, somnolencia excesiva, dificultad para concentrarse, irritabilidad y dificultad para conciliar el sueño. Si no se trata, esta condición puede tener consecuencias graves para la salud, como un aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares, hipertensión, accidentes cerebrovasculares y disminución de la calidad de vida en general.

  • Interrupciones de la respiración durante el sueño:

Quien la padece suele tener episodios en los cuales deja de respirar temporalmente mientras duerme. Estas pausas pueden ser cortas o durar varios segundos.

  • Despertares frecuentes durante la noche:

Aunque puede que no recuerde estos despertares, le resulta complicado alcanzar una fase de sueño profundo y reparador.

  • Ronquidos:

Aunque es más característico de la apnea obstructiva del sueño, algunas personas con apnea central también pueden roncar.

  • Somnolencia diurna:

Dado que su sueño se interrumpe frecuentemente durante la noche, puede sentirse somnoliento o fatigado durante el día, lo que puede afectar sus actividades diarias y su calidad de vida.

  • Dificultad para conciliar el sueño (insomnio):

Es común que tenga problemas para quedarse dormido o que se despierte durante la noche.

  • Dificultades de concentración:

La falta de un sueño reparador puede llevar a problemas de atención y concentración durante el día.

  • Cambios en el estado de ánimo:

Puede experimentar irritabilidad, depresión o cambios en el estado de ánimo debido a la falta de sueño adecuado.

  • Molestias al despertar:

A menudo, al despertar puede experimentar sequedad en la boca o dolor de cabeza.

  • Dificultad para mantener el sueño:

Es posible que despierte varias veces durante la noche y tenga problemas para volver a dormirse.

Si alguien sospecha que padece apnea central del sueño, es fundamental que busque atención médica. Los síntomas pueden ser similares a otras condiciones médicas o trastornos del sueño, por lo que un diagnóstico adecuado es esencial. Al reconocer y tratar este trastorno, no sólo mejorará la calidad de su sueño, sino que también protegerá su salud general. Es un acto de amor propio buscar ayuda cuando se siente que algo no está bien en el cuerpo. Después de todo, el sueño reparador es uno de los pilares de una vida saludable.

¿Cómo se diagnostica y se trata la apnea central del sueño?

Para el diagnostico se quiere realizar un estudio especializado llamado polisomnografía, este estudio se realiza durante toda la noche mientras se monitorean varios parámetros, como las ondas cerebrales, la frecuencia cardíaca, la actividad muscular y los patrones de respiración, para evaluar la gravedad y la naturaleza del trastorno.

El tratamiento va dirigido a la causa de la apnea central del sueño, optimizando los factores de riesgo para disminuir los síntomas y consecuencias de la apnea. En caso de que persista, se pueden hacer terapias dirigidas como el uso de dispositivos con presión positiva como el CPAP.

La apnea central del sueño, aunque es menos común que la apnea obstructiva del sueño, puede tener un impacto significativo en la salud y la calidad de vida de quienes la padecen. La identificación temprana, el diagnóstico preciso y el tratamiento adecuado son fundamentales para abordar esta afección y mejorar la calidad del sueño y la salud en general. Si experimentas síntomas como somnolencia excesiva durante el día o problemas respiratorios durante el sueño, es importante buscar atención médica para determinar si la apnea central del sueño podría ser la causa.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.