Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Causas neurológicas de adormecimiento de la cara

El adormecimiento facial puede ser el resultado de diversas causas neurológicas, y es fundamental abordar este tema para proporcionar información clara y comprensible. Hay varias condiciones y situaciones que pueden llevar a la sensación de adormecimiento en la cara. A continuación, se explorarán algunas de las posibles causas:

  • Compresión del nervio facial:

Cuando un nervio facial experimenta presión o compresión, puede resultar en sensaciones anormales, incluyendo el adormecimiento. Esta compresión puede deberse a diversas razones, como tumores, quistes o incluso la presión prolongada durante el sueño.

  • Neuropatía periférica:

La neuropatía periférica es un trastorno que afecta los nervios fuera del cerebro y la médula espinal. Cuando los nervios periféricos que controlan la sensación en la cara se ven comprometidos, puede surgir la sensación de adormecimiento.

  • Accidente cerebrovascular:

Los accidentes cerebrovasculares, ya sean isquémicos o hemorrágicos, pueden afectar el suministro de sangre al cerebro. Dependiendo de la región afectada, esto podría causar síntomas como adormecimiento facial.

  • Trastornos neuromusculares:

Condiciones como la esclerosis múltiple o la miastenia gravis pueden afectar los nervios y músculos, provocando sensaciones anormales en la cara.

  • Infecciones virales:

Algunas infecciones virales, como la parálisis de Bell, pueden afectar el nervio facial, generando adormecimiento o debilidad en un lado de la cara.

Es fundamental destacar que, ante la experiencia de adormecimiento facial, se debe buscar atención médica profesional por parte de un neurólogo. Los síntomas podrían ser indicativos de condiciones que requieren evaluación y diagnóstico precisos.

Mujer realizando masajes de paralisis facial

¿Qué síntomas asociados se pueden presentar?

Cuando se experimenta adormecimiento facial, es esencial prestar atención a los síntomas asociados, ya que pueden proporcionar pistas valiosas sobre la posible causa subyacente. Aquí se describen algunos síntomas que a menudo están vinculados al adormecimiento facial:

  • Hormigueo o sensación de pinchazo:

A menudo, el adormecimiento facial puede ir acompañado de sensaciones de hormigueo o pinchazo. Estas sensaciones anormales pueden sugerir la participación de nervios periféricos.

  • Debilidad muscular:

La debilidad en los músculos faciales es otro síntoma que puede estar relacionado con el adormecimiento facial. Puede manifestarse como dificultad para sonreír, cerrar los ojos o realizar otros movimientos faciales.

  • Cambios en la sensibilidad:

Además del adormecimiento, puede haber cambios en la sensibilidad facial, como hipersensibilidad o incluso pérdida de sensibilidad en ciertas áreas.

  • Dolor facial:

En algunos casos, el adormecimiento facial puede ir acompañado de dolor. Esto puede variar desde molestias leves hasta dolores agudos, dependiendo de la causa subyacente.

  • Problemas en la expresión facial:

Dificultades en la expresión facial, como asimetría al sonreír o parpadeo, pueden ser indicativos de problemas neuromusculares que afectan los nervios faciales.

  • Dificultades para hablar o tragar:

En situaciones más graves, las personas pueden experimentar dificultades para hablar o tragar, lo cual podría ser un signo de una condición neurológica más seria, como un accidente cerebrovascular.

Es crucial destacar que estos síntomas pueden variar según la causa subyacente del adormecimiento facial. Ante la presencia de estos síntomas, se recomienda buscar atención médica de inmediato. Un neurólogo o profesional de la salud especializado podrá realizar evaluaciones exhaustivas, pruebas diagnósticas y desarrollar un plan de tratamiento específico basado en la condición individual de cada persona.

¿Qué especialista debe brindar atención en estos casos?

Cuando se experimenta adormecimiento facial u otros síntomas neurológicos, es crucial buscar atención médica especializada para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. El profesional de la salud que generalmente se encarga de estos casos es el neurólogo. Aquí hay más detalles sobre el papel del neurólogo en la atención a problemas neurológicos, incluido el adormecimiento facial:

  • Neurólogo:

El neurólogo es un médico especializado en el diagnóstico y tratamiento de trastornos neurológicos. Está capacitado para abordar una amplia variedad de condiciones que afectan el sistema nervioso, incluyendo aquellas que pueden causar adormecimiento facial. Realizará evaluaciones clínicas, revisará la historia médica del paciente y puede ordenar pruebas diagnósticas para llegar a un diagnóstico preciso.

  • Neurorehabilitador:

En casos en los que el adormecimiento facial está asociado con debilidad muscular o afecta la función motora, un rehabilitador neurológico puede ser parte del equipo de atención. Este profesional puede diseñar programas de rehabilitación para mejorar la fuerza y la función muscular.

Es fundamental coordinar la atención con el neurólogo como punto de partida, ya que este especialista puede derivar a otros profesionales según sea necesario. Buscar ayuda médica temprana es clave para abordar cualquier problema neurológico de manera efectiva y minimizar posibles complicaciones.

¿Cuáles son las señales de alarma?

Es importante estar atento a ciertas señales de alarma asociadas con el adormecimiento facial, ya que podrían indicar condiciones médicas graves que requieren atención inmediata. Aquí te proporciono algunas señales de alarma que deberían motivar a buscar ayuda médica de inmediato:

  • Asimetría facial súbita:

La pérdida repentina de la simetría facial, especialmente si afecta la capacidad de sonreír, cerrar los ojos o realizar otros movimientos faciales, puede ser un signo de un accidente cerebrovascular.

  • Dificultad para hablar o entender el habla:

Problemas repentinos en el habla, ya sea para hablar o comprender el habla de los demás, podrían ser indicativos de un accidente cerebrovascular u otra condición neurológica seria.

  • Dolor intenso o dolor de cabeza severo:

Si el adormecimiento facial está acompañado de dolor intenso en la cabeza, podría ser un signo de un problema neurológico agudo, como un accidente cerebrovascular o una migraña grave.

  • Pérdida de la conciencia o desmayo:

La pérdida repentina de la conciencia o desmayo asociado con el adormecimiento facial podría indicar una condición médica seria que requiere evaluación inmediata.

  • Problemas visuales:

Cambios repentinos en la visión, como visión borrosa, pérdida de visión en un ojo o visión doble, pueden ser síntomas de un problema neurológico, como un accidente cerebrovascular.

  • Debilidad repentina en un lado del cuerpo:

La debilidad súbita en un lado del cuerpo, incluido el adormecimiento facial, puede ser un signo de un evento vascular cerebral y debe ser evaluada de inmediato.

  • Dificultad para tragar o respirar:

Si el adormecimiento facial se acompaña de dificultades para tragar o respirar, podría indicar una condición neurológica grave que requiere atención inmediata.

Estas señales de alarma son indicadores de que la situación podría ser urgente y necesitar atención médica inmediata. Ante cualquiera de estos síntomas, se recomienda llamar a servicios de emergencia o buscar atención médica de urgencia. La pronta intervención médica puede ser crucial para un diagnóstico y tratamiento efectivos.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Menú principal

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.