Neurocenter

logo-neurocenter-clinica-de-rehabilitacion-neurologica

Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Neuropediatría

Esquizofrenia infantil

Aunque puede considerarse rara, la esquizofrenia infantil existe y es importante poder detectarla a tiempo. Generalmente los primeros síntomas de la esquizofrenia se presentan en la adolescencia o en la adultez temprana

La esquizofrenia de inicio en la niñez se presenta en menos de un caso por cada 10,000 niños y usualmente indica una forma severa de la enfermedad. Se presenta entre los 13 y 18 años de edad y los varones tienen 2 veces más posibilidades de ser afectados. 

Y aunque la causa de la esquizofrenia es desconocida, existen estudios que muestran cierta predisposición genética. 

¿Cuáles son lo síntomas de la esquizofrenia infantil?

Los síntomas principales se clasifican en 4 categorías:

  • Síntomas positivos: como las alucinaciones y delirios. Las alucinaciones son percepciones visuales o auditivas que ocurren sin algún estímulo externo y los delirios pueden ser creencias bizarras desde un estímulo real. Ambas son una alteración de la realidad
  • Síntomas negativos: caracterizados por la falta de motivación e interacción social, estos son más comunes en la infancia temprana y adolescencia tardía. 
  • Pensamientos y conducta desorganizada, es decir, que no tienen una secuencia clara, sin objetivo o una meta final, ocasionando una comunicación ineficaz con las demás personas.
  • Deterioro cognitivo, este es común y posiblemente la característica más desfavorable de la esquizofrenia. 

Tipos de esquizofrenia

Existen cinco tipos de esquizofrenia:

  1. Paranoide: caracterizado por alucinaciones y delirios, principalmente de persecución, es decir, que la persona siente que está siendo acechada o perseguida, incluso llega a creer que atentan contra su vida..
  2. Desorganizado: la persona presenta un habla y conducta desorganizada, además de no mostrar muchas emociones.
  3. Catatonico: se presenta con una marcada alteración psicomotora, ya sea con inmovilidad y mutismo, o actividad motora excesiva o incluso movimientos involuntarios.
  4. Indiferenciado: en este caso los pacientes cumplen criterios para esquizofrenia pero no encajan en ninguna categoría.
  5. Residual: usualmente se presenta en estadios avanzados, en donde predominan los síntomas negativos. Los síntomas positivos son mínimos o ausentes.

Un diagnóstico clínico

No hay estudios diagnósticos o de imagen específicos para la esquizofrenia ya que es un diagnóstico clínico, es decir basado en los síntomas que presenta el paciente. Es importante obtener la historia clínica familiar completa con especial atención a antecedentes de enfermedades mentales en familiares directos. Para llegar al diagnóstico se debe hacer una exploración física y neurológica completa, además de estudios como la resonancia magnética, electroencefalograma (para descartar epilepsia del lóbulo temporal), detección de drogas y detección de enfermedades del sistema endocrino. 

Tratamiento multidisciplinario

El tratamiento debe ser multidisciplinario incluyendo medicamentos antipsicóticos y tratamiento psicosocial como terapia cognitivo-conductual. El curso de la enfermedad varía con exacerbaciones y remisiones a lo largo del tiempo, sin embargo el pronóstico es peor si los síntomas inician antes de los 13 años de edad

Es importante el asesoramiento por el neurólogo pediatra, ya que es el especialista que puede y debe responder todas sus dudas y guiarlos en el proceso. 

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

boton-ir-arriba