Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Cómo curar la disfagia nerviosa

Terapia para la Disfagia

La disfagia es un síntoma que expresa la dificultad en el transporte de secreciones endógenas o de los alimentos hacia el tracto digestivo superior. La aspiración se produce por la entrada de cualquiera de estas sustancias a la vía aérea, debido a la encrucijada anatómica de la vía aerodigestiva superior, y es un factor determinante de la gravedad de la disfagia.

Ciclo normal de la deglución

La deglución comprende el conjunto de mecanismos de transporte de los alimentos de la cavidad oral al estómago. Se divide en tres fases correspondientes a las regiones anatómicas: fase oral, fase faríngea y fase esofágica:

  • Fase Oral:

En esta fase se produce tanto la preparación del bolo como su propulsión. La preparación depende de una correcta salivación para acondicionar el alimento, y de una correcta coordinación de la musculatura lingual y oral, que dirige el alimento lateralmente para su trituración por las arcadas dentarias.

  • Fase Faríngea:

Es el conjunto de procesos comprendidos entre el paso del istmo de las fauces hasta que el bolo atraviesa el esfínter esofágico superior (EES). En ella se produce la separación funcional de la encrucijada aerodigestiva, que impide el paso de alimento a la vía respiratoria, para lo que se requiere una perfecta coordinación de los distintos movimientos.

  • Fase Esofágica:

Comprende el paso del bolo desde el esfínter esofágico superior hasta el estómago gracias a la onda peristáltica producida por las capas musculares esofágicas, la circular interna que se relaja por debajo del bolo y se contrae por encima, y la longitudinal externa que acorta la longitud esofágica. Este peristaltismo es más lento que el faríngeo y puede producirse a continuación del anterior, denominándose peristaltismo primario, o independientemente del anterior, denominándose peristaltismo secundario, por compresión de la pared esofágica.

Persona con disfagia

Factores que modifican la deglución

  • Volumen:

En general un volumen grande desencadena de forma más eficaz los mecanismos de deglución que uno pequeño, lo que explica la incapacidad de pacientes con patología neurológica de deglutir volúmenes pequeños como los salivales. 

  • Viscosidad:

Los alimentos líquidos se degluten más difícilmente en pacientes con patología neurológica, con más predisposición a las aspiraciones, por retrasos de la puesta en acción del reflejo de deglución. Los sólidos producen más dificultad si existe una alteración estructural en las vías aerodigestivas. 

  • Temperatura:

Los líquidos muy fríos desencadenan más rápidamente el cierre laríngeo que a temperatura ambiental, aunque este efecto facilitador parece cuestionarse en pacientes con lesiones cerebrales.

  • Edad:

Son diferentes los mecanismos de deglución a lo largo de la vida. El desarrollo de las funciones de la deglución se produce según varían las consistencias deglutidas. En el anciano es muy común la alteración de la deglución por pérdida de la dentadura, disminución de la salivación, fuerza muscular, distensibilidad, empeoramiento en la coordinación y demás.

  • Postura:

Los cambios posturales modifican la estructura y disposición de las vías aerodigestivas condicionando una mayor o menor facilidad para la deglución, lo que resulta de gran utilidad en la rehabilitación de la deglución.

  • Fármacos:

Pueden alterar la deglución sustancias que actúan a distintos niveles y producen alteraciones del nivel de consciencia.

Algunas alteraciones de la deglución

Alteraciones anatómicas que afectan la vía aerodigestiva.

Intrínsecas: a nivel de cavidad oral, faringe, laringe y esófago.

  • Alteraciones congénitas:

Debido a malformaciones con afectación de las diversas estructuras implicadas en la deglución.

  • Procesos inflamatorios:

Pueden aparecer a distintos niveles y por diferentes causas. Se produce disfagia por múltiples mecanismos como el dolor, la deshidratación y la compresión de la vía aerodigestiva.

  • Divertículos, estenosis, anillos y membranas:

Pueden aparecer a distintos niveles.  El divertículo de Zenker, en la zona inmediatamente superior al EES, divertículo de tracción en la zona media, epifrénico en la unión gastroesofágica. Anillo de Schatzki en el tercio inferior esofágico. Producen disfagia para sólidos y sensación de obstrucción.

Extrínsecas:

A nivel de las estructuras adyacentes.

  • Neoplasias benignas y malignas a nivel de ganglios linfáticos, tiroides, paratiroides, timo, mediastino, etc.:

Producen disfagia por un mecanismo similar a los tumores propios de las vías aerodigestivas. 

  • Hiperostosis de columna cervical. 
  • Cardiomegalia y Aneurismas de aorta.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de las alteraciones de la deglución se realiza mediante la evaluación clínica y la evaluación instrumental del paciente.

La finalidad de esta evaluación consiste no solamente en establecer el tipo de alteración de la deglución y su causa, sino también en determinar la seguridad de la deglución, es decir si podrá alimentarse por vía oral sin restricciones.

Los signos de alarma que nos hacen sospechar que un paciente puede presentar una alteración en la deglución son:

  • Alteraciones del nivel de consciencia
  • Alteraciones motoras o sensitivas.
  • Alteraciones de la articulación del lenguaje
  • Disfonía en forma de voz soplada, ronca o voz nasal.
  • Sialorrea.
  • Atragantamientos o episodios de tos durante la ingesta.                                                                  

Estudio que ayudan a valorar una disfagia:

  • Manometría:

Consiste en el estudio de la presión intraluminal de la faringe y esófago mediante una sonda que presenta sensores de presión a lo largo de su longitud.

  • Ph-metría de 24 horas:

Consiste en la valoración del PH intraluminal y sus variaciones durante 24 horas mediante una sonda.

  • Impedanciometría intraluminal:

Detecta la presencia de líquido o aire en el esófago permitiendo evaluar el tiempo de tránsito del bolo y la velocidad de contracción del esófago en respuesta al bolo.

Rehabilitación de deglución para la Disfagia

Tratamiento de la disfagia

En primer lugar se debe decidir si es segura la alimentación oral, o bien será necesaria otra vía de alimentación para evitar la aspiración, y si el paciente es capaz de ingerir suficiente alimento, o requiere aporte suplementario. Se debe mantener al paciente en buen estado nutricional y de hidratación, para lo que son necesarias modificaciones dietéticas.

Posteriormente se valorará las medidas de adaptación y rehabilitación que requiere el paciente, y si requiere algún tipo de procedimiento quirúrgico para tratar su patología.

¿Cómo se puede lograr la Integración Sensorial en los niños?

Para abordar y mejorar la Integración Sensorial en los niños, es fundamental contar con la evaluación y atención de un equipo de profesionales de la salud especializados en neurología y neurorehabilitación infantil. Aquí es donde entran en juego expertos como los neurólogos, neuropediatras, neuropsicólogos y terapeutas.

  • Evaluación y diagnóstico:

Un neurólogo o neuropediatra llevará a cabo una evaluación exhaustiva para identificar posibles problemas de Integración Sensorial en el niño. Esto puede incluir pruebas neurológicas y entrevistas con los padres.

  • Plan de tratamiento personalizado:

Basándose en el diagnóstico, un equipo de profesionales diseñará un plan de tratamiento específico para el niño. Este plan puede incluir terapia ocupacional y terapia sensorial dirigida por terapeutas altamente capacitados.

  • Terapia de Integración Sensorial:

Los terapeutas especializados trabajan con el niño para mejorar su capacidad de procesar y responder a la información sensorial. Esto se hace a través de actividades terapéuticas diseñadas para estimular los sentidos y mejorar la coordinación motora.

  • Apoyo familiar:

Los neuropsicólogos pueden brindar apoyo a la familia, ofreciendo estrategias y pautas para ayudar al niño en casa y en su entorno cotidiano.

En la búsqueda constante de mejorar la calidad de vida de los más pequeños, el equipo de expertos en Neurocenter sabe que la Integración Sensorial es un pilar fundamental en la atención neurológica y neurorehabilitación infantil. En este artículo, exploraremos en detalle qué es la Integración Sensorial, cómo se puede lograr en los niños y por qué es esencial contar con la asistencia de profesionales como neurólogos, neuropediatras, neuropsicólogos y terapeutas especializados.

¿Qué es la Integración Sensorial?

La Integración Sensorial es el proceso mediante el cual nuestro cerebro recibe, organiza y da significado a la información sensorial que proviene de nuestro entorno y de nuestro propio cuerpo. Esta información incluye lo que vemos, oímos, tocamos, olemos y saboreamos, así como la percepción de nuestro propio cuerpo, movimiento y equilibrio. Es un aspecto crucial para el desarrollo infantil, ya que influye en la forma en que los niños interactúan con el mundo que les rodea.

¿Por qué es importante la Integración Sensorial en los niños?

La Integración Sensorial desempeña un papel esencial en el desarrollo de habilidades cognitivas, motoras y sociales en los niños. Cuando esta integración funciona adecuadamente, los pequeños pueden aprender, jugar y relacionarse de manera efectiva. Sin embargo, algunos niños pueden experimentar dificultades en este proceso, lo que puede manifestarse en problemas de comportamiento, aprendizaje y desarrollo motor.

Los Beneficios de la Integración Sensorial

Cuando se logra una Integración Sensorial efectiva, los niños pueden experimentar una serie de beneficios:

  • Mejora en la atención y concentración.
  • Mayor autocontrol emocional.
  • Desarrollo de habilidades motoras y coordinación.
  • Fomento de la independencia en las actividades diarias.
  • Incremento en la participación social y el juego interactivo.

En Neurocenter, entendemos la importancia de la Integración Sensorial en el desarrollo infantil y estamos comprometidos en ofrecer soluciones efectivas a través de un equipo multidisciplinario de expertos en neurología y neurorehabilitación. Nuestro enfoque integral garantiza que cada niño reciba la atención personalizada que necesita para alcanzar su máximo potencial.

Si buscas una evaluación y tratamiento de Integración Sensorial para tu hijo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estamos aquí para brindarte el apoyo necesario y ayudar a tu hijo a prosperar en su desarrollo.

Recuerda que cada niño es único, y en Neurocenter estamos listos para acompañarte en este importante viaje hacia una mejor calidad de vida. ¡Contáctanos hoy mismo y descubre cómo podemos ayudarte!

¿Cuándo es necesaria la integración sensorial?

La necesidad de la Integración Sensorial se presenta en diferentes situaciones y puede variar de un niño a otro. No obstante, existen ciertos indicadores que pueden señalar la importancia de considerar la terapia de Integración Sensorial. A continuación, se mencionan algunas situaciones en las que la Integración Sensorial puede ser necesaria:

  • Retrasos en el desarrollo motor:

Si un niño muestra dificultades en el desarrollo de habilidades motoras básicas, como gatear, caminar, saltar o equilibrarse, podría indicar un problema en la Integración Sensorial.

  • Hipersensibilidad o hiposensibilidad sensorial:

Los niños que son hipersensibles pueden ser extremadamente sensibles a estímulos sensoriales, como ruidos fuertes, luces brillantes o texturas inusuales. Por otro lado, los niños con hiposensibilidad pueden tener dificultades para percibir ciertos estímulos, lo que puede afectar su conciencia corporal y coordinación.

  • Problemas de atención y concentración:

Los niños que tienen dificultades para mantener la atención en tareas específicas o se distraen fácilmente pueden beneficiarse de la terapia de Integración Sensorial, ya que puede mejorar su capacidad para procesar y filtrar la información sensorial.

  • Dificultades en las interacciones sociales:

Los problemas de Integración Sensorial pueden afectar la capacidad de un niño para participar en juegos y actividades sociales. Pueden mostrar reacciones inusuales a toques, abrazos o contacto físico, lo que puede interferir en su capacidad para relacionarse con otros niños.

  • Problemas en el procesamiento de la información sensorial:

Algunos niños pueden tener dificultades para comprender y dar sentido a la información sensorial que reciben. Esto puede manifestarse en la confusión sobre la dirección espacial, la dificultad para seguir instrucciones o la falta de coordinación en actividades cotidianas.

  • Dificultades en la alimentación:

La Integración Sensorial también juega un papel importante en la alimentación. Los niños que tienen problemas con la textura de los alimentos, la sensación en la boca o la coordinación de la masticación y la deglución pueden beneficiarse de la terapia de Integración Sensorial.

Es fundamental recordar que cada niño es único, y lo que podría ser necesario en un caso podría no serlo en otro. Por lo tanto, si los padres o cuidadores notan alguna de estas señales o tienen preocupaciones sobre el desarrollo sensorial de un niño, es aconsejable buscar la evaluación y orientación de un neurólogo o neuropediatra especializado en neurología infantil. Estos profesionales pueden determinar si la terapia de Integración Sensorial es apropiada y diseñar un plan de tratamiento personalizado para abordar las necesidades específicas de cada niño.

El Impacto Emocional del Dolor de la Ciática

La ciática, una afección que afecta el nervio ciático, es conocida por causar dolor físico intenso, pero ¿alguna vez has considerado cómo este dolor puede afectar tus emociones? En Neurocenter, entendemos la importancia de abordar no solo los aspectos físicos de la ciática, sino también su impacto emocional. En este artículo, exploraremos en profundidad cómo el dolor de la ciática puede afectar tu bienestar emocional y cómo nuestros servicios de atención neurológica y neurorehabilitación pueden brindarte el apoyo necesario para recuperar tu calidad de vida.

El Dolor de la Ciática: Más que una Molestia Física

El dolor de la ciática es una afección que se manifiesta como un dolor punzante que se irradia desde la parte inferior de la espalda hasta la pierna. A menudo, este dolor puede ser tan intenso que limita la movilidad y la calidad de vida de quienes lo padecen. Sin embargo, lo que a menudo se pasa por alto es el profundo impacto emocional que puede tener en quienes lo experimentan.

La Conexión Entre el Dolor y las Emociones

Cuando el dolor se vuelve crónico, como es común en la ciática, puede tener un efecto dominó en las emociones de una persona. La constante incomodidad y la sensación de impotencia pueden llevar a sentimientos de ansiedad, depresión e incluso aislamiento social. Las personas que luchan con la ciática a menudo se sienten frustradas por no poder realizar actividades cotidianas y por la incertidumbre sobre su recuperación.

Abordando el Impacto Emocional

En Neurocenter, estamos comprometidos en brindar un enfoque integral para tratar la ciática. No solo nos ocupamos de aliviar el dolor físico, sino que también prestamos atención a las necesidades emocionales de nuestros pacientes. Nuestro equipo de profesionales está capacitado para comprender y apoyar las luchas emocionales que pueden surgir a raíz de la ciática.

Impacto emocional por dolor de ciática

Nuestros Servicios de Atención Neurológica y Neurorehabilitación

  • Terapia de Rehabilitación Física:

Ayudamos a los pacientes a recuperar la fuerza y la movilidad, lo que puede reducir el dolor y restaurar la independencia.

  • Terapia neurosicológica:

Ofrecemos apoyo emocional y estrategias para afrontar el impacto emocional del dolor crónico, incluyendo la ansiedad y la depresión.

  • Educación y Asesoramiento:

Brindamos información detallada sobre la ciática, opciones de tratamiento y consejos para el autocuidado.

Síntomas del dolor de la ciática

La ciática se caracteriza principalmente por un dolor que se irradia desde la parte baja de la espalda hacia la pierna, siguiendo el trayecto del nervio ciático. Los síntomas comunes incluyen:

  • Dolor lumbar:

Por lo general, el dolor comienza en la parte baja de la espalda y puede ser constante o intermitente.

  • Dolor en la pierna:

El dolor se extiende hacia una o ambas piernas y puede variar desde una sensación de ardor hasta un dolor punzante.

  • Hormigueo y entumecimiento:

Las personas con ciática a menudo experimentan sensaciones de hormigueo o entumecimiento en la pierna afectada.

  • Debilidad muscular:

Puede haber debilidad en los músculos de la pierna, lo que dificulta la realización de actividades cotidianas.

  • Dolor al sentarse o levantarse:

El dolor tiende a empeorar al estar sentado durante mucho tiempo o al levantarse después de estar sentado.

  • Dolor que se agrava con el movimiento:

El dolor puede intensificarse al toser, estornudar o realizar movimientos bruscos.

  • Alteraciones en los reflejos:

En casos más graves, la ciática puede afectar los reflejos, como el reflejo rotuliano o el reflejo aquíleo.

Es importante recordar que el dolor de la ciática puede tener diversas causas, como una hernia de disco, estenosis espinal o una lesión en el nervio ciático. Por lo tanto, es esencial buscar atención médica para un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento personalizado.

Si alguna vez experimenta estos síntomas o conoce a alguien que los tenga, es fundamental buscar el consejo de un profesional de la salud, como un neurólogo o un fisioterapeuta, para recibir el tratamiento adecuado y aliviar el malestar asociado con la ciática. La información proporcionada aquí tiene como objetivo brindar una comprensión inicial de los síntomas, pero siempre se debe buscar orientación médica para abordar adecuadamente esta afección neurológica.

¿Cómo se puede abordar el impacto emocional desde la neuropsicología?

Desde la perspectiva de la neuropsicología, abordar el impacto emocional del dolor crónico, como el de la ciática, es esencial para brindar una atención integral a los pacientes. Aquí se presentan algunas estrategias y enfoques que la neuropsicología puede emplear para ayudar a los individuos que enfrentan el impacto emocional de esta afección:

  • Evaluación Integral:

El primer paso es realizar una evaluación neuropsicológica completa para comprender la naturaleza y el alcance de los problemas emocionales de un paciente. Esto implica la identificación de posibles trastornos emocionales, como la depresión o la ansiedad, que puedan estar relacionados con el dolor de la ciática.

  • Terapia de Modificación de Conducta:

La neuropsicología utiliza técnicas de modificación de conducta para ayudar a los pacientes a desarrollar estrategias efectivas de afrontamiento. Esto puede incluir la identificación y la modificación de patrones de pensamiento negativos, la promoción de comportamientos de afrontamiento adaptativos y el establecimiento de metas realistas.

  • Terapia Cognitivo-Conductual (TCC):

La TCC es un enfoque terapéutico eficaz que se centra en cambiar patrones de pensamiento y comportamiento disfuncionales. En el contexto de la ciática, la TCC puede ayudar a los pacientes a manejar el dolor crónico, reducir la ansiedad y la depresión, y mejorar su calidad de vida.

  • Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT):

La ACT es otra modalidad terapéutica que se enfoca en aceptar las emociones y el dolor en lugar de luchar contra ellos. Puede ayudar a los pacientes a desarrollar una relación más saludable con el dolor y las emociones negativas, lo que puede reducir el sufrimiento emocional.

  • Educación y Asesoramiento:

Los neuropsicólogos también desempeñan un papel importante al proporcionar información y educación sobre la ciática y su impacto emocional. Esto ayuda a los pacientes a comprender mejor su afección y a tomar decisiones informadas sobre su tratamiento y autocuidado.

  • Apoyo Familiar:

La neuropsicología a menudo involucra a los miembros de la familia en el proceso de tratamiento. El apoyo de la familia puede ser crucial para ayudar al paciente a enfrentar los desafíos emocionales y físicos de la ciática.

  • Monitoreo y Seguimiento:

La neuropsicología realiza un seguimiento continuo del progreso del paciente a lo largo del tiempo. Esto asegura que las estrategias terapéuticas sean efectivas y se ajusten según sea necesario para abordar las necesidades cambiantes del paciente.

En Neurocenter, entendemos la importancia de abordar el impacto emocional de afecciones neurológicas como la ciática. Nuestro equipo de neuropsicólogos trabaja en estrecha colaboración con otros profesionales de la salud para proporcionar un enfoque integral y personalizado que aborde tanto los aspectos físicos como emocionales de la afección. Nuestro objetivo es ayudarte a recuperar tu bienestar emocional y físico de manera efectiva y compasiva.

Impacto emocional por dolor de ciática

El dolor de la ciática va más allá de la incomodidad física; también puede afectar profundamente las emociones de quienes lo padecen. En Neurocenter, estamos aquí para ayudarte a enfrentar tanto los desafíos físicos como emocionales asociados con esta afección. No tienes que lidiar con la ciática solo. Nuestro equipo de expertos en atención neurológica y neurorehabilitación está listo para ofrecerte el apoyo que necesitas para recuperar tu calidad de vida. No dudes en ponerse en contacto con nosotros y dar el primer paso hacia un camino de alivio y bienestar completo. Tu salud y bienestar son nuestra prioridad.

¿En qué consiste la oscilación profunda?

La oscilación profunda es un término que puede sonar desconocido para muchos, pero en el mundo de la neurología y la neurorehabilitación, desempeña un papel fundamental en la mejora de la calidad de vida de aquellos que enfrentan desafíos neurológicos. En este artículo, Neurocenter te llevará a un viaje fascinante a través de la oscilación profunda, explicando en detalle en qué consiste y cómo puede ser un aliado en la búsqueda de la recuperación neurológica.

La oscilación profunda es una técnica terapéutica avanzada que se utiliza en el campo de la neurorehabilitación. Su objetivo principal es estimular las estructuras cerebrales profundas de una manera controlada y no invasiva. Estas estructuras, como el núcleo subtalámico o el tálamo, desempeñan un papel esencial en la regulación de diferentes funciones motoras y cognitivas del cuerpo humano.

¿Cómo funciona la oscilación profunda?

La oscilación profunda se realiza utilizando un dispositivo especializado que emite pulsos de energía electromagnética focalizada en áreas específicas del cerebro. Estos pulsos son de baja intensidad y se administran de manera precisa y personalizada, adaptándose a las necesidades de cada paciente.

El objetivo de estos pulsos es estimular las neuronas en las áreas profundas del cerebro, promoviendo la plasticidad neuronal y la restauración de conexiones neuronales deterioradas. Esto puede ser especialmente beneficioso para personas que padecen afecciones neurológicas como el Parkinson, la distonía, el temblor esencial y otras enfermedades relacionadas con el movimiento.

3d rendered medically accurate illustration of the human brain and a tumor

Beneficios de la oscilación profunda en la neurorehabilitación

  • Mejora del control motor:

La oscilación profunda puede ayudar a los pacientes a recuperar el control sobre sus movimientos, reduciendo la rigidez muscular y los temblores involuntarios.

  • Alivio de síntomas:

En casos de enfermedades como el Parkinson, la oscilación profunda ha demostrado ser efectiva en la reducción de síntomas como la bradicinesia (movimientos lentos) y la discinesia (movimientos involuntarios).

  • Mejora de la calidad de vida:

Al restaurar las funciones motoras y cognitivas, la oscilación profunda puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de los pacientes, permitiéndoles llevar una vida más activa y funcional.

  • Menos efectos secundarios:

A diferencia de algunos tratamientos farmacológicos, la oscilación profunda generalmente tiene menos efectos secundarios y puede ser una opción más segura y eficaz para muchos pacientes.

¿Qué aplicaciones tiene la oscilación profunda?

La oscilación profunda es una técnica terapéutica versátil que tiene una variedad de aplicaciones en el campo de la neurología y la neurorehabilitación. A continuación, te presentamos algunas de las aplicaciones más destacadas de la oscilación profunda:

  • Enfermedad de Parkinson:

La oscilación profunda se utiliza ampliamente en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Ayuda a reducir los síntomas motores característicos de esta enfermedad, como el temblor, la rigidez y la bradicinesia (movimientos lentos). También puede mejorar la calidad de vida de los pacientes al permitirles tener un mayor control sobre sus movimientos.

La distonía es un trastorno neurológico que provoca contracciones musculares involuntarias y movimientos anormales. La oscilación profunda puede ser una opción eficaz para aliviar los síntomas y mejorar la función motora en personas con distonía.

  • Temblores esenciales:

Los temblores esenciales son temblores involuntarios que pueden afectar las manos, la cabeza u otras partes del cuerpo. La oscilación profunda puede ayudar a reducir la intensidad de estos temblores y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

  • Trastornos neuropsiquiátricos:

Además de sus aplicaciones en trastornos del movimiento, la oscilación profunda también se ha investigado en trastornos neuropsiquiátricos como la depresión resistente al tratamiento y el trastorno obsesivo-compulsivo. Aunque estas aplicaciones están en desarrollo y requieren más investigación, muestran el potencial de esta técnica en una variedad de condiciones neurológicas y psiquiátricas.

En algunos casos de epilepsia que no responden bien a la medicación, la oscilación profunda se ha utilizado como una opción de tratamiento. Esta técnica puede ayudar a reducir la frecuencia y la gravedad de las convulsiones al modular la actividad neuronal.

  • Investigación neurológica:

Además de su aplicación clínica, la oscilación profunda también se utiliza en la investigación neurológica para comprender mejor el funcionamiento del cerebro y desarrollar nuevas terapias. Ayuda a los científicos a estudiar las conexiones neuronales y a explorar posibles tratamientos para una amplia gama de trastornos neurológicos.

¿Cómo puede Neurocenter ayudarte?

En Neurocenter, entendemos la importancia de contar con opciones de tratamiento avanzadas y efectivas para las condiciones neurológicas. Nuestro equipo de especialistas altamente capacitados utiliza la oscilación profunda como parte integral de nuestro enfoque de neurorehabilitación.

Nuestra clínica en Monterrey, Nuevo León, está equipada con tecnología de vanguardia y un equipo comprometido en brindar atención personalizada y de calidad a nuestros pacientes. Nos enorgullece ser líderes en el campo de la neurología y la neurorehabilitación, y estamos aquí para acompañarte en tu camino hacia la recuperación.

¿Cómo se trata una cefalea tensional?

La cefalea tensional es el tipo de dolor de cabeza más común y su tratamiento incluye no sólo fármacos, sino que los pacientes se benefician en gran medida de la medicina intervencional, terapia cognitivo-conductual, terapia física y ocupacional, ejercicio, dieta saludable y manejo de estrés

¿Qué es la cefalea tensional?

La cefalea tensional es el tipo de dolor de cabeza más común en el mundo y se caracteriza por un dolor de cabeza opresivo de intensidad leve a moderada que usualmente se localiza en ambos lados de la cabeza y se llega a describir “en banda” puesto que afecta desde las sienes hasta la nuca.  A diferencia de la migraña, la cefalea tensional no se acompaña de otros síntomas como fotofobia, fonofobia o náuseas. 

Los pacientes que padecen cefalea tensional suelen ser personas jóvenes de entre 15 y 49 años y suele acompañarse de otras enfermedades como depresión, ansiedad, migraña e insomnio. Su importancia radica en que actualmente es una causa común de incapacidad laboral y tiene un gran impacto en la calidad de vida del paciente. 

¿Con quién debo acudir si tengo cefalea tensional?

El primer paso en el diagnóstico es acudir a una consulta con un neurólogo ya que ellos están capacitados para excluir otras causas de cefalea como lo son migrañas o incluso tumores cerebrales. Para ello realizan una historia clínica en donde se incluyen la frecuencia del dolor, el tipo de dolor, el grado de discapacidad que genera y los síntomas acompañantes.

Existen síntomas llamados “banderas rojas” los cuales son importantes, ya que si se encuentran presentes puede que se trate de una cefalea causada por otra entidad: 

  • Un dolor de cabeza que ha aumentado de intensidad de forma progresiva 
  • Dolor de cabeza al estornudar, toser o realizar ejercicio
  • Dolor que inicia posterior a un golpe en la cabeza
  • Dolor de cabeza que se acompaña de pérdida de peso, alteraciones de la memoria o cambios de personalidad
  • Inicio del dolor de cabeza en personas mayores de 50 años 

Síntomas focales neurológicos:

Son síntomas que sugieren que existe una lesión localizada en el cerebro, por ejemplo cuando se encuentra parálisis, movimientos involuntarios o pérdida de fuerza de una parte del cuerpo

  • Alteraciones en el estado de consciencia
  • Presencia de fiebre que no puede ser explicada por otra entidad
  • Rigidez en el cuello asociado a vómito
  • Dolor que se exacerba al agacharse

Igualmente se realiza una exploración física para asegurarse de que no exista otra alteración a nivel del sistema nervioso y una vez que se descarten estas causas se puede realizar el diagnóstico de cefalea tensional. En caso de presentar alguna bandera roja, tu neurólogo podrá valorar la necesidad de realizar otros estudios de laboratorio o imagen que ayuden a dirigir el diagnóstico. 

¿Cómo se trata la cefalea tensional en un episodio agudo?

Como ya se mencionó previamente existen múltiples técnicas que pueden apoyar para el tratamiento de la cefalea tensional, todas son importantes y si se manejan en conjunto generan mejores resultados. 

  • Fármacos

Como primera opción de un dolor agudo se encuentran analgésicos como el paracetamol (acetaminofén) o la aspirina, debido a que son fármacos que son seguros. Los efectos adversos más serios que se pueden presentar con estos medicamentos son disfunción hepática en el caso del paracetamol y sangrados con la aspirina. 

Como segunda opción también se encuentran los fármacos que contienen cafeína o los conocidos AINEs (Analgésicos no esteroideos) como el ibuprofeno, ketoprofeno o ketorolaco. Se ha demostrado que la cafeína potencia la eficacia de los analgésicos y dentro de sus efectos adversos se encuentran nerviosismo, náusea y dolor abdominal dentro de los más comunes. Los AINEs son un grupo de medicamentos comúnmente utilizados sin embargo poco se toma en cuenta sus efectos adversos: formación de úlceras intestinales, lesión renal y aumento del riesgo cardiovascular. 

Si bien estos medicamentos pueden ser utilizados, es importante tomar en cuenta los efectos adversos y evitar el abuso del consumo de los mismos. 

Se trata de un tipo de terapia que incluye diferentes técnicas (cognitivo-conductual, biofeedback y terapias de relajación) para el tratamiento de las cefaleas tensionales. La terapia cognitiva brinda herramientas al paciente para conocerse y aceptarse a sí mismos y gestionar de mejor manera el estrés. 

  • Prevención y manejo de desencadenantes

Algunos pacientes han identificado qué circunstancias son las que desencadenan una cefalea tensional. Por ejemplo, algunos pacientes identifican la exposición al sol, la deshidratación, algunos alimentos o bebidas o la altura como desencadenantes. Cuando se tiene identificado un desencadenante se puede iniciar una terapia exposicional en la cual se inicia la exposición de forma gradual para generar desensibilización. 

  • Terapia física

Aquí se incluyen ejercicios aeróbicos, de fuerza y masajes que han demostrado que disminuyen el número de episodios de cefalea tensional. 

  • Terapias intervencionistas 

Se han utilizado terapias a base de inyecciones secas o con anestésicos para el manejo del dolor, tiene como finalidad estimular los puntos desencadenantes del dolor que se encuentra causado por problemas musculares y del tejido conectivo. 

¿Se puede prevenir la cefalea tensional?

Cuando una persona sufre de cefaleas crónicas puede llegar a beneficiarse de terapia profiláctica para prevenir episodios de cefalea. Algunos de los fármacos utilizados son la amitriptilina, mirtazapina, venlafaxina y otros grupos de medicamentos. Estos deben de ser indicados por un neurólogo ya que se tratan de tratamientos a largo plazo (meses) por lo que requiere de una vigilancia continua de efectos adversos. 

Conclusiones

Para el tratamiento de la cefalea tensional existen terapias farmacológicas y no farmacológicas que son efectivas para su manejo, sin embargo antes de iniciar un tratamiento se deben descartar otras causas de cefalea. Debido a que es una patología asociada al estrés, un estilo de vida saludable que incluya alimentación sana, ejercicio y buen manejo de estrés puede ser de gran utilidad para reducir la frecuencia de los episodios de la cefalea.

¿Se puede corregir la escoliosis en adultos?

La escoliosis es una deformidad de la columna vertebral que a menudo se asocia con la infancia y la adolescencia, pero ¿qué sucede cuando se diagnostica en la edad adulta? Aunque corregir la escoliosis en adultos puede ser más desafiante que en niños, existen diversas opciones de tratamiento que pueden mejorar la calidad de vida y reducir el dolor en aquellos que la padecen.

Comprendiendo la escoliosis en adultos

La escoliosis se caracteriza por una curvatura anormal de la columna vertebral en forma de “S” o “C”. En la mayoría de los casos, se desarrolla durante el crecimiento en la infancia y la adolescencia, y puede pasar desapercibida hasta que se convierte en un problema evidente. Sin embargo, también es posible que la escoliosis se desarrolle o empeore en la edad adulta debido a diversas causas, como el envejecimiento, la degeneración de los discos intervertebrales, lesiones traumáticas o enfermedades como la osteoporosis.

Estas son las principales causas de escoliosis:

  • Escoliosis idiopática:

Esta es la causa más común de escoliosis y representa aproximadamente el 80% de los casos. “Idiopática” significa que la causa exacta es desconocida.

  • Escoliosis congénita:

Esta forma de escoliosis se debe a anomalías en el desarrollo de las vértebras antes del nacimiento. Puede ser causada por la falta de formación de una vértebra o la fusión anormal de vértebras.

  • Escoliosis neuromuscular:

Ocurre como resultado de afecciones neuromusculares, como la parálisis cerebral, la distrofia muscular, la espina bífida o las lesiones de la médula espinal. Los problemas neuromusculares debilitan los músculos que rodean la columna vertebral, lo que puede llevar a una curvatura anormal.

  • Escoliosis degenerativa o de adultos:

Esta forma de escoliosis se desarrolla en la edad adulta debido a la degeneración de los discos intervertebrales y las articulaciones facetarias.

La escoliosis en adultos puede causar dolor de espalda crónico, disminución de la movilidad y una serie de problemas de salud relacionados con la compresión de los órganos internos. Por lo tanto, es esencial abordar esta afección de manera efectiva.

Doctor revisando los rayos x de un paciente con atrofia muscular espinal

Evaluación y diagnóstico

El primer paso en el tratamiento de la escoliosis en adultos es una evaluación exhaustiva por parte de un especialista en ortopedia o un cirujano de columna vertebral. Esto suele incluir radiografías de la columna vertebral, resonancias magnéticas y otras pruebas para determinar la gravedad de la curvatura, su causa subyacente y el impacto que puede tener en otras estructuras como las raíces nerviosas o los órganos internos. Es importante identificar si la escoliosis es progresiva y si está afectando los órganos internos, como los pulmones o el corazón.

Tratamiento no quirúrgico

En muchos casos, la escoliosis en adultos se puede tratar de manera efectiva sin cirugía. Los tratamientos no quirúrgicos pueden incluir:

  • Fisioterapia y ejercicios:

La fisioterapia puede ayudar a mejorar la fuerza muscular y la flexibilidad de la columna vertebral, lo que puede reducir el dolor y mejorar la postura. Los ejercicios específicos de estiramiento y fortalecimiento son parte integral de un plan de tratamiento.

  • Dispositivos ortopédicos:

En algunos casos, se pueden recetar dispositivos ortopédicos, como corsés o fajas, para proporcionar soporte a la columna vertebral y aliviar el dolor. Estos dispositivos pueden ser especialmente útiles cuando se trata de escoliosis relacionada con la osteoporosis.

  • Medicamentos:

Los medicamentos antiinflamatorios y analgésicos pueden ser recetados para aliviar el dolor asociado con la escoliosis en adultos. Sin embargo, no son una solución a largo plazo y no corrigen la curvatura de la columna. Además de que es importante tener cuidado con los efectos adversos que puede haber si se toman estos medicamentos de forma constante a largo plazo.

Tratamiento quirúrgico

En casos graves de escoliosis en adultos, o cuando los tratamientos no quirúrgicos no proporcionan alivio adecuado, la cirugía puede ser necesaria. Los procedimientos quirúrgicos buscan corregir la curvatura de la columna y estabilizarla. Algunas de las opciones de cirugía incluyen:

  • Fusión espinal:

Este procedimiento implica la fusión de las vértebras afectadas utilizando injertos de hueso y dispositivos de fijación, como tornillos y barras. La fusión espinal puede reducir la curvatura y proporcionar estabilidad a la columna.

  • Osteotomía:

En casos severos, se pueden realizar osteotomías para cortar y reposicionar las vértebras de manera adecuada. Este procedimiento se utiliza en curvaturas muy pronunciadas.

Si bien la corrección completa de la escoliosis en adultos puede ser un desafío, la mayoría de las personas puede experimentar una mejora significativa en la calidad de vida y el alivio del dolor con el tratamiento adecuado.La clave está en una evaluación temprana y en la colaboración con un equipo médico especializado para desarrollar un plan de tratamiento personalizado. La escoliosis en adultos no debe ignorarse, ya que puede afectar negativamente la salud y la calidad de vida a lo largo del tiempo. Con el enfoque adecuado, es posible llevar una vida activa y saludable a pesar de esta condición.

¿En qué consiste la fisioterapia neurológica?

Terapia en niños para espasticidad

La fisioterapia neurológica es un tipo de rehabilitación enfocada a las personas que padecen de alguna condición neurológica (Esclerosis sistémica, Enfermedad de Parkinson, Eventos Cerebrovasculares, entre otros). Aquí se incluyen lesiones o enfermedades que afectan algún área del cerebro, la médula espinal o los nervios periféricos.

Debido a que el sistema nervioso se encarga de conectar la mente con el cuerpo, las personas que padecen algún trastorno neurológico usualmente presentan dificultad para mover sus extremidades, debilidad muscular o problemas del balance. La fisioterapia neurológica brinda nuevas herramientas para que los pacientes puedan retomar su vida de la forma más digna y autónoma posible.

¿Qué es la fisioterapia neurológica?

La fisioterapia neurológica es un tipo de rehabilitación que busca ayudar a la persona que padece una enfermedad neurológica a alcanzar su máximo potencial para mejorar su calidad de vida. Cada persona padece un trastorno neurológico diferente y con diferente severidad, por lo tanto no puede utilizarse un sólo método para todos los pacientes, sino que se busca abarcar las diferentes necesidades de cada paciente y brindar un tratamiento individualizado que se adapte a las condiciones y objetivos de cada uno.

La fisioterapia tiene como principio el hecho de que el cerebro es un órgano capaz de adaptarse al cambio posterior a alguna lesión. Esta capacidad de adaptación es posible gracias a la neuroplasticidad del cerebro, es decir, a su capacidad para generar nuevas conexiones neuronales para sustituir a aquellas que se han perdido. 

La forma en la que se forman nuevas conexiones cerebrales es por medio de la repetición, es por esto que las técnicas de reaprendizaje y adaptación que se utilizan en la fisioterapia neurológica se basan en la repetición de ejercicios, ya sean de fortalecimiento, estimulación sensorial o técnicas de biofeedback.

Independientemente del tipo de ejercicios que se lleven a cabo, la motivación, dedicación y disciplina del paciente es una parte esencial para el éxito del tratamiento, este es un punto clave ya que en la rehabilitación no se espera que se puedan conseguir todas las metas en una sola sesión, sino que es un proceso en el cual se van ganando habilidades de una en una.

Igualmente también es importante establecer metas claras, alcanzables y medibles para valorar el progreso que se lleva a cabo durante la terapia y siempre mantener una buena comunicación con el fisioterapeuta para aclarar dudas y compartir experiencias.

¿Para qué sirve la fisioterapia neurológica?

Usualmente posterior a una lesión del sistema nervioso central suele perderse la fuerza muscular, y esto conlleva a flacidez o rigidez muscular que afectan los movimientos. Igualmente pueden existir alteraciones en la sensibilidad, problemas del lenguaje, trastornos de la deglución, incontinencia urinaria o fecal, entre otros síntomas. 

El inicio de la fisioterapia debe de iniciar lo antes posible posterior a alguna lesión o diagnóstico para obtener los mejores resultados posibles. Algunos de los resultados que se buscan de forma intencionada son: 

  • Mejorar la capacidad de la persona para realizar sus actividades de la vida diaria
  • Mejorar las habilidades motoras gruesas y finas 
  • Mejorar el balance para prevenir caídas
  • Incrementar el rendimiento físico 
  • Reducir estrés, ansiedad y depresión
  • Mejorar el dolor
  • Aumentar la independencia
  • Reducir el riesgo de infecciones pulmonares
  • Mejorar síntomas asociados a problemas de la respiración
  • Aumentar rangos de movimiento 
  • Reducir contracturas musculares 
  • Incorporarse a la vida cotidiana con mayor facilidad

¿Qué puedo esperar de la fisioterapia neurológica?

  • Este tipo de fisioterapia la provee un fisioterapeuta con experiencia en tratar a personas con trastornos neurológicos.
  • Inicialmente se te realizará una valoración para identificar cuales son los problemas que se encuentran causados por el padecimiento
  • Se establece un plan dirigido a dichos problemas así como también los objetivos a corto y largo plazo que se desean alcanzar a lo largo de la terapia.
  • Dependiendo de la disponibilidad tanto del fisioterapeuta como del paciente se puede elegir un programa de rehabilitación que incluya mayormente ejercicios en casa o en la clínica, sin embargo inicialmente todos los ejercicios deberán de ser supervisados para mayor seguridad de los pacientes.
  • El tipo de ejercicio y tratamiento dependerá de los problemas encontrados en la valoración inicial, usualmente se incluyen ejercicios de estiramiento, fortalecimiento, coordinación y balance, los cuales ayudarán a que tu cuerpo recupere en medida de lo posible su movilidad y fuerza para nuevamente incorporarte a tus actividades del día a día. 
Fisioterapeuta ayudando a su paciente en el proceso de recuperación

¿Cuándo es necesaria la rehabilitación neuropsicológica?

Las alteraciones de la memoria han sido objeto de la rehabilitación neuropsicológica al igual que otros procesos cognitivos como la atención, las funciones ejecutivas, el lenguaje, los procesos visuoespaciales entre otros.

Todos estos dominios se ven afectados tras un daño cerebral adquirido como:

  • El accidente cerebro vascular
  • El traumatismo craneoencefálico
  • Enfermedad por priones
  • Neuroinfecciones
  • Demencias
  • Trastornos neurodegenerativos como Parkinson y Alzheimer.
  • Además de los trastornos congénitos como el trastorno del espectro autista o el déficit de atención con hiperactividad 

¿Qué es la rehabilitación neuropsicológica?

La rehabilitación neuropsicológica es un área de la neuropsicología aplicada que consiste en la intervención de los procesos cognitivos alterados, mediante la aplicación de procedimientos, técnicas y empleo de apoyos externos, permitiendo un mejor nivel de procesamiento de información y una mayor adaptación funcional del paciente que ha tenido una enfermedad o un daño neurológico, de manera que asuma de forma productiva e independiente sus actividades cotidianas de tipo laboral, académica, social y familiar.

¿Quién debe impartir la terapia neuropsicológica?

Un neuropsicólogo clínico, es decir un licenciado en psicología con especialidad en neuropsicología. No cualquier psicólogo puede emplear estas terapias.

¿En que se basa la terapia de rehabilitación neuropsicológica?

Esta terapia se basa teóricamente en el concepto de neuroplasticidad, entendido como la capacidad del cerebro para adaptarse y del tejido nervioso para regenerarse y reorganizarse tras una lesión cerebral, de manera que una intervención neurorehabilitadora genera cambios anatómicos y funcionales a nivel cerebral.

Rehabilitación de funciones cognitivas

La rehabilitación neuropsicológica de las funciones ejecutivas es decir la atención, la planeación, la toma de decisiones, el juicio, la memoria y el aprendizaje debe iniciar y considerarse durante todo el proceso, el entrenamiento al paciente en autoconciencia y automonitoreo, como estrategia interna que le va a permitir tener un mayor control sobre sus respuestas conductuales, planes cognitivos y la manera en la que se desempeña en actividades específicas y en su vida diaria.

Se instruye por tanto al paciente a que se esté frecuentemente auto-supervisando, con el objetivo de disminuir los errores, verificar el cumplimiento de objetivos durante las tareas y no realizar ejecuciones automatizadas, las cuales carecen de un óptimo nivel de conciencia y atención.

Como siguiente paso, debe trabajarse la planeación de actividades y de situaciones específicas. Respecto a lo primero, se instruye al paciente para que cada mañana realice una planeación de las actividades que debe realizar en el día y cuánto tiempo se destinará a cada una, priorizando aquellas más importantes.

La terapia de rehabilitación neuropsicológica para los trastornos atencionales debe realizarse siempre en primer lugar, debido a la importancia de la atención como base de otros procesos cognitivos. Como mecanismos rehabilitadores, son de especial relevancia la compensación y la restitución del déficit atencional, ambas ayudan al paciente a mejorar las deficiencias cognitivas

¿Qué datos clínicos nos indican que se requiere de una rehabilitación neuropsicológica?

  • Amnesia:

Dificultad en la memoria, para recordar eventos ya sea del pasado (retrógrada) o del presente ( anterógrada). 

  • Afasia:

Dificultad para emitir o reconocer el lenguaje.

  • Agnosia:

Es la incapacidad para identificar un objeto mediante un sentido o varios

  • Apraxia:

Es un trastorno del cerebro y del sistema nervioso en el cual una persona es incapaz de llevar a cabo tareas o movimientos cuando se le solicita, aunque: Se entiende el pedido o la orden. Ella está dispuesta a llevar a cabo dicha tarea.

  • Acalculia:

Alteración en las habilidades matemáticas resultantes del daño cerebral.

  • Agrafia:

Dificultad para poder escribir ideas o pensamientos

  • Dislexia:

Es un trastorno del aprendizaje que consiste en la dificultad en la lectura debido a inconvenientes para identificar los sonidos del habla y aprender a relacionarlos con las letras y las palabras 

La importancia de la rehabilitación neuropsicológica

La rehabilitación neuropsicológica es en la actualidad una herramienta terapéutica útil para favorecer al paciente con alteraciones neuropsicológicas secundarias a daños cerebrales, ya que permite mejorar las capacidades cognitivas afectadas, lo que beneficia el desempeño funcional y aumenta la calidad de vida del paciente y su familia.