Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Dolor de nuca y mareos: Causas neurológicas

Si estás leyendo este artículo, es posible que hayas experimentado dolor de nuca y mareos en algún momento de tu vida. Estos síntomas pueden ser preocupantes, pero es importante entender que pueden estar relacionados y tener causas neurológicas subyacentes. En Neurocenter, nuestra misión es proporcionarte información confiable sobre estos síntomas y cómo pueden estar vinculados, además de ofrecerte servicios de atención neurológica y neurorehabilitación para ayudarte a manejarlos.

Dolor de nuca y mareos: Dos síntomas, una posible conexión

El dolor de nuca, también conocido como dolor cervical, puede variar desde una molestia leve hasta un dolor intenso en la parte posterior del cuello. Los mareos, por otro lado, se caracterizan por una sensación de inestabilidad, vértigo o la sensación de que todo está girando a tu alrededor. Aunque estos síntomas pueden parecer no relacionados a simple vista, en algunos casos, pueden estar interconectados debido a causas neurológicas subyacentes.

Posibles causas neurológicas del dolor de nuca y mareos

  • Problemas de la columna vertebral:

Las afecciones como la hernia discal cervical o la estenosis espinal cervical pueden ejercer presión sobre los nervios cercanos, lo que puede causar dolor en la nuca y, en algunos casos, mareos debido a la interferencia en la comunicación entre el cerebro y el cuerpo.

  • Migrañas vestibulares:

Las migrañas pueden no limitarse a dolores de cabeza. En algunos casos, pueden desencadenar síntomas como mareos y desequilibrio, lo que puede estar relacionado con la actividad anormal en el sistema nervioso central.

  • Trastornos del oído interno:

El sistema vestibular, ubicado en el oído interno, controla el equilibrio y la posición del cuerpo. Problemas en este sistema, como la enfermedad de Ménière, pueden causar mareos y a veces dolor cervical.

  • Trastornos neurológicos centrales:

Condiciones neurológicas como la esclerosis múltiple o las lesiones cerebrales traumáticas pueden afectar la función cerebral y causar síntomas que incluyen dolor de nuca y mareos.

  • Ansiedad y estrés:

Aunque no son causas neurológicas directas, la ansiedad y el estrés crónicos pueden desencadenar síntomas físicos como el dolor de nuca y los mareos, ya que afectan la respuesta del sistema nervioso.

¿Qué hacer si experimentas estos síntomas?

Si experimentas dolor de nuca y mareos de manera persistente o recurrente, es esencial buscar atención médica especializada. En Neurocenter, estamos aquí para ayudarte a identificar la causa subyacente de tus síntomas y proporcionarte un plan de tratamiento personalizado.

¿Qué otros síntomas se deben tomar en cuenta?

Cuando se trata de evaluar la salud neurológica y comprender la posible causa detrás del dolor de nuca y los mareos, es importante tener en cuenta otros síntomas que puedan estar presentes. Estos síntomas adicionales pueden proporcionar pistas valiosas para un diagnóstico preciso y ayudar a los profesionales de la salud a determinar la causa subyacente. Aquí hay algunos síntomas que deben ser tomados en cuenta:

  • Dolor de cabeza:

El tipo de dolor de cabeza, su ubicación, duración y cualquier patrón recurrente son factores importantes a considerar. Por ejemplo, las migrañas a menudo se asocian con dolor de cabeza pulsante y pueden desencadenar mareos.

  • Náuseas y vómitos:

La presencia de náuseas y vómitos junto con el dolor de nuca y los mareos podría indicar migrañas o problemas vestibulares.

  • Cambios en la visión:

La visión borrosa, cambios en la percepción visual o la sensibilidad a la luz pueden ser síntomas relacionados con afecciones neurológicas.

  • Problemas de equilibrio:

Además de los mareos, observar si tienes dificultades para mantener el equilibrio, caminar o coordinar tus movimientos es crucial.

  • Debilidad muscular:

La debilidad en ciertas áreas del cuerpo o dificultades para mover los brazos o las piernas pueden indicar problemas en el sistema nervioso.

  • Alteraciones en la audición:

Si experimentas pérdida de audición o zumbidos en los oídos junto con los otros síntomas, podría estar relacionado con trastornos del oído interno.

  • Cambios cognitivos:

Problemas de memoria, confusión o dificultad para concentrarse pueden ser señales de problemas neurológicos centrales.

  • Cambios en la sensibilidad:

Sensaciones anormales en la piel, como hormigueo o entumecimiento, pueden estar asociadas con afecciones neurológicas como la esclerosis múltiple.

  • Cambios en el habla:

Dificultad para hablar o entender el lenguaje puede ser un síntoma de trastornos neurológicos.

  • Cambios en el estado de ánimo y la ansiedad:

Los problemas neurológicos a menudo pueden afectar el estado de ánimo y la salud mental, lo que puede manifestarse como ansiedad, depresión u otros cambios emocionales.

Es esencial tener en cuenta que la combinación de estos síntomas puede variar según la condición subyacente. Si experimentas varios de estos síntomas en conjunto con el dolor de nuca y los mareos, es crucial buscar atención médica de un neurólogo o especialista en neurología.

Un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado pueden marcar una gran diferencia en la gestión y el manejo de tu salud neurológica. En Neurocenter, estamos aquí para brindarte la atención experta que necesitas para abordar estos síntomas y recuperar tu bienestar.

Nuestros servicios de atención neurológica y neurorehabilitación

En Neurocenter, contamos con un equipo de neurólogos altamente capacitados y especializados en el diagnóstico y tratamiento de una amplia variedad de condiciones neurológicas. Nuestra clínica está equipada con tecnología de vanguardia para garantizar un diagnóstico preciso.

Nuestros servicios incluyen:

  • Evaluación neurológica completa.
  • Tratamiento de condiciones neurológicas, incluyendo migrañas vestibulares y trastornos de la columna vertebral.
  • Terapia de rehabilitación neurológica para mejorar la función y calidad de vida.

En resumen, el dolor de nuca y los mareos pueden tener causas neurológicas subyacentes, y es fundamental abordarlos de manera adecuada. En Neurocenter, estamos comprometidos a brindarte la atención y el apoyo que necesitas para recuperar tu bienestar.

No dejes que estos síntomas afecten tu calidad de vida. Contáctanos hoy mismo para obtener más información y programar una cita. Estamos aquí para ayudarte a encontrar respuestas y soluciones. Tu salud neurológica es nuestra prioridad.

Causas Neurológicas del Adormecimiento de Manos

El adormecimiento de las manos es una sensación incómoda y a menudo preocupante que puede afectar la calidad de vida de las personas. En este artículo, exploraremos las causas neurológicas detrás de este síntoma común.

Si estás experimentando adormecimiento en las manos, es importante entender que este síntoma podría ser indicativo de un problema neurológico subyacente que requiere atención especializada. En Neurocenter, nuestra clínica especializada en atención neurológica y neurorehabilitación, estamos aquí para brindarte la información y el apoyo que necesitas.

  • Síndrome del Túnel Carpiano:

Uno de los trastornos neurológicos más comunes que causa adormecimiento en las manos es el síndrome del túnel carpiano. Este trastorno ocurre cuando el nervio mediano, que atraviesa el túnel carpiano en la muñeca, se comprime. Los pacientes pueden experimentar hormigueo, entumecimiento y debilidad en las manos.

  • Neuropatía Periférica:

La neuropatía periférica es un término que abarca diversas afecciones que afectan los nervios periféricos. Puede ser causada por diabetes, enfermedades autoinmunitarias, infecciones, o incluso el consumo excesivo de alcohol. Esta afección puede provocar adormecimiento en las extremidades, incluyendo las manos.

  • Hernia de Disco Cervical:

Cuando un disco en la columna cervical se hernia y ejerce presión sobre las raíces nerviosas, puede dar lugar a síntomas neurológicos, como adormecimiento en las manos. La compresión de los nervios en la columna cervical puede ser un problema grave que requiere tratamiento médico.

  • Esclerosis Múltiple:

La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmunitaria que afecta el sistema nervioso central. Uno de los síntomas comunes de esta enfermedad es la alteración de la sensación en las extremidades, incluyendo las manos. Es importante buscar atención médica si se sospecha de esta condición.

Cuándo Consultar a un Especialista

Si experimentas adormecimiento en las manos de forma recurrente o persistente, es esencial buscar la opinión de un neurólogo especializado en el tratamiento de trastornos neurológicos. En Neurocenter, contamos con un equipo de expertos que se especializa en el diagnóstico y tratamiento de condiciones neurológicas. La detección temprana y el tratamiento adecuado pueden marcar la diferencia en tu calidad de vida.

¿Qué otros síntomas deben tomarse en cuenta?

Además del adormecimiento en las manos, existen una serie de síntomas que deben ser considerados al evaluar cualquier problema neurológico. Estos síntomas pueden proporcionar pistas importantes sobre la causa subyacente del adormecimiento y ayudar a los profesionales de la salud a realizar un diagnóstico preciso. Aquí te presento algunos de los síntomas clave que deben ser tomados en cuenta:

  • Hormigueo o Parestesia:

La sensación de hormigueo o parestesia es comúnmente asociada con el adormecimiento en las manos. Los pacientes pueden describirlo como una sensación de “alfileres y agujas” o una sensación de cosquilleo.

  • Debilidad Muscular:

La debilidad en los músculos de las manos o en otras partes del cuerpo puede estar presente junto con el adormecimiento. La debilidad puede dificultar la realización de tareas cotidianas, como sujetar objetos o realizar movimientos precisos.

  • Dolor:

El dolor puede acompañar al adormecimiento y ser un síntoma importante para el diagnóstico. Puede variar en intensidad y ser intermitente o constante.

  • Alteraciones en la Coordinación:

Algunas personas pueden experimentar dificultades en la coordinación motora fina cuando sus manos están adormecidas. Esto puede manifestarse como dificultad para abotonar botones, escribir o realizar tareas que requieran precisión.

  • Cambios en la Sensibilidad:

Además del adormecimiento, los cambios en la sensibilidad son comunes. Esto puede incluir una disminución o aumento de la sensibilidad al tacto, calor o frío en las manos.

  • Cambios en la Coloración de la Piel:

En algunos casos, el adormecimiento de las manos puede estar acompañado de cambios en la coloración de la piel, como palidez o enrojecimiento.

  • Síntomas Neurológicos en Otras Partes del Cuerpo:

Es importante prestar atención a cualquier síntoma neurológico que pueda estar presente en otras partes del cuerpo, como los brazos, las piernas o el rostro, ya que esto puede proporcionar información valiosa para el diagnóstico.

  • Dificultad para Caminar o Equilibrio Inestable:

En casos en los que el problema neurológico afecta otras áreas del sistema nervioso, como la médula espinal o el cerebelo, los pacientes pueden experimentar dificultades para caminar o un equilibrio inestable.

  • Cambios en la Función Autónoma:

Algunos trastornos neurológicos pueden afectar la función autónoma, lo que podría llevar a síntomas como sudoración excesiva, cambios en la presión arterial o problemas en la función de la vejiga y el intestino.

  • Cambios en la Visión o el Habla:

En casos más graves, problemas neurológicos pueden afectar la visión o el habla, lo que requiere atención médica inmediata.

Es importante destacar que la presencia de varios de estos síntomas juntos puede ser un indicio de un trastorno neurológico subyacente más complejo. Si alguien experimenta adormecimiento en las manos junto con cualquiera de estos síntomas, es esencial buscar atención médica de manera oportuna para una evaluación completa y un diagnóstico adecuado.

En Neurocenter, estamos aquí para brindar la atención especializada que se necesita para abordar estos problemas de manera integral y mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes.

Causas de trastornos de los movimientos oculares

El maravilloso mundo de la neurología nos lleva a explorar diversas facetas de nuestro sistema nervioso, y hoy, en este artículo, profundizaremos en las causas neurológicas Los ojos son una maravilla de la biología, capaces de realizar movimientos precisos y coordinados para seguir objetos, explorar el entorno y percibir detalles cruciales. Sin embargo, cuando estos movimientos se vuelven irregulares o incontrolables, nos encontramos en el territorio de los trastornos de movimientos oculares.

Causas Subyacentes

  • Neuropatía Optica

Uno de los principales trastornos neurológicos que afecta los movimientos oculares es la neuropatía óptica, que daña el nervio óptico. Esto puede llevar a movimientos anormales debido a la pérdida de señales visuales adecuadas.

  • Nistagmo

El nistagmo es otro ejemplo, un movimiento involuntario y repetitivo de los ojos que puede ser causado por una variedad de problemas neurológicos, como lesiones cerebrales o desequilibrios en el sistema vestibular.

  • Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson, conocida por sus síntomas motores, también puede afectar los movimientos oculares. Esto se debe a la degeneración de células nerviosas en el cerebro que controlan la coordinación de los movimientos.

  • Esclerosis Múltiple

La esclerosis múltiple es otra afección neurológica que puede causar trastornos de movimientos oculares. La desmielinización de los nervios puede afectar la señalización nerviosa a los músculos oculares.

Cómo Puede Ayudar la Neurorehabilitación

La buena noticia es que, para muchos de estos trastornos, la neurorehabilitación puede ser una parte integral del tratamiento. Esta rama de la medicina busca restaurar la función neurológica a través de terapias específicas y ejercicios diseñados para mejorar la coordinación de los movimientos oculares y reducir la incomodidad de los pacientes.

¿Qué síntomas se deben tomar en cuenta?

Entender los síntomas asociados con los trastornos de movimientos oculares es fundamental para identificar y abordar estas afecciones de manera efectiva. A continuación, se detallan algunos síntomas clave que deben tenerse en cuenta:

  • Movimientos Oculares Anormales:

El síntoma principal de un trastorno de movimientos oculares es la presencia de movimientos inusuales, ya sea un movimiento involuntario y repetitivo (nistagmo), movimientos oculares lentos o temblores en los ojos.

  • Visión Deteriorada:

Muchos trastornos de movimientos oculares pueden afectar la visión. Los pacientes pueden experimentar visión borrosa, doble visión o dificultades para enfocar objetos.

  • Fatiga Visual:

La fatiga visual es común en personas con trastornos de movimientos oculares, ya que sus ojos pueden estar trabajando constantemente para mantener la estabilidad visual.

  • Dificultad para Seguir Objetos:

La capacidad de seguir objetos en movimiento puede estar deteriorada en personas con trastornos de movimientos oculares. Esto puede dificultar actividades como leer o conducir.

  • Sensación de Mareo o Vértigo:

Algunos trastornos oculares pueden estar relacionados con problemas en el sistema vestibular, lo que puede provocar sensaciones de mareo o vértigo.

  • Dolor Ocular o Cefaleas:

En algunos casos, los trastornos de movimientos oculares pueden causar molestias o dolor en los ojos, así como cefaleas.

  • Problemas de Coordinación:

Los movimientos oculares irregulares pueden estar acompañados de dificultades en la coordinación ocular y, a veces, en la coordinación general.

  • Cambios en la Expresión Facial:

En trastornos graves, como la enfermedad de Parkinson, los movimientos oculares pueden afectar la expresión facial, dando lugar a un aspecto rígido o inexpresivo.

  • Cambios en la Función Motora General:

En afecciones neurológicas más amplias, como la esclerosis múltiple, los trastornos de movimientos oculares pueden formar parte de un conjunto de síntomas motores más amplios.

En Neurocenter, entendemos la complejidad de estos trastornos y ofrecemos servicios especializados en atención neurológica y neurorehabilitación para ayudar a aquellos que enfrentan desafíos en sus movimientos oculares. Nuestro equipo de expertos está aquí para brindar el apoyo necesario y diseñar programas de tratamiento personalizados.

Si estás buscando respuestas sobre trastornos de movimientos oculares, ¡no dudes en contactarnos! Estamos aquí para ayudarte en tu camino hacia una mejor salud neurológica.

Causas neurológicas de dolor de cabeza en la parte de atrás

Si alguna vez has experimentado un dolor de cabeza en la parte de atrás de tu cabeza, sabes lo molesto y debilitante que puede ser. Estos dolores de cabeza, también conocidos como cefaleas occipitales, pueden variar en intensidad y duración, y a menudo dejan a quienes los padecen buscando respuestas sobre su origen y cómo manejarlos. En este artículo, exploraremos qué indican estos dolores de cabeza desde el punto de vista neurológico y proporcionaremos información valiosa para ayudarte a tomar decisiones informadas sobre tu salud.

¿Qué causa el dolor de cabeza en la parte de atrás?

Para comprender el dolor de cabeza en la parte de atrás, es esencial conocer las posibles causas desde una perspectiva neurológica:

  • Tensión muscular:

La tensión en los músculos del cuello y la parte superior de la espalda puede desencadenar cefaleas occipitales. La relación entre la tensión muscular y la actividad nerviosa es un aspecto importante que un especialista en neurología puede evaluar.

  • Compresión nerviosa:

En algunos casos, la irritación o compresión de los nervios que se extienden hacia la parte posterior de la cabeza puede causar dolor. Esto puede estar relacionado con problemas en la columna cervical, como hernias de disco o estenosis espinal.

  • Migrañas:

Las migrañas pueden causar dolor en cualquier parte de la cabeza, incluida la parte posterior. Estos episodios a menudo involucran cambios en la actividad cerebral y la dilatación de los vasos sanguineos, lo que hace que sean un tema de interés para los neurólogos.

  • Problemas cervicales:

Las afecciones neurológicas relacionadas con la columna cervical, como la neuralgia occipital, pueden manifestarse como dolores de cabeza en la parte de atrás. Un diagnóstico preciso es esencial para determinar la causa subyacente.

¿Qué síntomas asociados deben tomarse en cuenta?

Cuando se trata de evaluar los dolores de cabeza en la parte de atrás desde una perspectiva neurológica, es esencial prestar atención a los síntomas asociados, ya que estos pueden proporcionar pistas importantes sobre la causa subyacente. Aquí te presentamos algunos de los síntomas que deben tenerse en cuenta:

  • Localización y tipo de dolor:

Comprender la ubicación y la naturaleza del dolor es fundamental. Pregúntate si el dolor de cabeza empeora, es pulsátil, punzante, constante o intermitente, y si se localiza principalmente en la parte posterior de la cabeza.

  • Intensidad del dolor:

Describe la intensidad del dolor en una escala del 1 al 10, donde 1 es el dolor más leve y 10 el más intenso. Esto puede ayudar a tu neurólogo a evaluar la gravedad de tus síntomas.

  • Duración de los episodios:

Anota cuánto tiempo suelen durar tus episodios de dolor de cabeza en la parte de atrás. Algunos dolores de cabeza pueden ser breves y agudos, mientras que otros pueden persistir durante horas o días.

  • Frecuencia:

Lleva un registro de la frecuencia con la que experimentas estos dolores de cabeza. ¿Son eventos esporádicos o ocurren con regularidad?

  • Factores desencadenantes:

Identifica cualquier factor desencadenante que puedas asociar con tus dolores de cabeza, como el estrés, la falta de sueño, la dieta, aumento de la presión arterial o la actividad física.

  • Síntomas acompañantes:

Los dolores de cabeza pueden estar acompañados de otros síntomas neurológicos, como náuseas, vómitos, visión borrosa, sensibilidad a la luz o al ruido, entumecimiento o debilidad en otras partes del cuerpo. Estos síntomas pueden ser señales importantes para un neurólogo.

  • Cambios en la calidad de vida:

Reflexiona sobre cómo estos dolores de cabeza afectan tu calidad de vida en general. ¿Te impiden realizar actividades cotidianas o disfrutar de tus pasatiempos?

  • Antecedentes médicos y familiares:

Informa a tu neurólogo sobre cualquier historial médico relevante, como antecedentes familiares de trastornos neurológicos o lesiones previas en la cabeza o el cuello.

¿Qué tipos de dolor de cabeza existen y cuáles son sus causas?

Existen varios tipos de dolores de cabeza, y cada uno de ellos tiene causas específicas desde una perspectiva neurológica. Aquí te presentamos algunos de los tipos más comunes de dolores de cabeza y sus posibles causas:

  • Cefaleas tensionales:

Estas son las cefaleas más comunes y suelen estar relacionadas con la tensión muscular en la cabeza, el cuello y los hombros.

  • Migrañas:

Las migrañas son dolores de cabeza recurrentes que a menudo se asocian con síntomas adicionales, como náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y al ruido.

  • Cefaleas en racimos:

Estos dolores de cabeza son extremadamente intensos y se presentan en grupos o racimos durante un período de tiempo específico.

  • Cefaleas por uso excesivo de medicamentos:

A veces, el uso frecuente de analgésicos puede desencadenar cefaleas crónicas. Esto se debe a cambios en la sensibilidad del cerebro al dolor debido a la medicación excesiva.

  • Cefaleas sinusal:

Estas cefaleas están relacionadas con problemas en los senos paranasales, como infecciones o alergias.

  • Neuralgia occipital:

Esta es una afección neurológica en la que los nervios occipitales se irritan o se comprimen, lo que provoca dolor en la parte posterior de la cabeza.

  • Cefaleas por esfuerzo:

Estas cefaleas pueden ocurrir durante o después de actividades físicas intensas.

  • Cefaleas secundarias:

Estas cefaleas son causadas por otras condiciones médicas subyacentes, como traumatismos craneales, tumores cerebrales, trastornos vasculares o infecciones.

Es importante destacar que cada persona puede experimentar estos dolores de cabeza de manera diferente, y es esencial consultar a un neurólogo para obtener un diagnóstico preciso. Un neurólogo puede realizar pruebas y evaluaciones neurológicas específicas para identificar la causa subyacente de los dolores de cabeza y recomendar el tratamiento adecuado. En Neurocenter, estamos comprometidos en brindarte la atención personalizada que necesitas para abordar tus dolores de cabeza y mejorar tu calidad de vida.

Si experimentas dolores de cabeza en la parte de atrás de manera recurrente o intensa, es crucial buscar atención médica especializada. Un neurólogo es el experto adecuado para evaluar y diagnosticar las posibles causas neurológicas detrás de tus síntomas. Aquí es donde Neurocenter puede brindarte la ayuda que necesitas.

Nuestro equipo de especialistas en Neurocenter

En Neurocenter, comprendemos que cada paciente es único y merece atención personalizada. Nuestro equipo de neurólogos altamente calificados se especializa en la evaluación y tratamiento de una amplia gama de trastornos neurológicos, incluidos los dolores de cabeza en la parte de atrás.

Nuestra promesa es:

  • Diagnóstico preciso:

Utilizamos tecnología de vanguardia y un enfoque centrado en el paciente para identificar la causa raíz de tus dolores de cabeza.

  • Tratamiento individualizado:

Desarrollamos planes de tratamiento adaptados a tus necesidades específicas para proporcionarte el alivio que mereces.

  • Educación y apoyo:

Te mantenemos informado en cada paso del proceso y te brindamos las herramientas necesarias para manejar y prevenir futuros episodios de dolor de cabeza.

El dolor de cabeza en la parte de atrás puede ser un síntoma desconcertante, pero desde una perspectiva neurológica, hay muchas causas posibles. Si estás buscando respuestas y soluciones efectivas, no dudes en contactar a Neurocenter. Nuestro compromiso es proporcionarte la atención de calidad que necesitas para recuperar tu calidad de vida y decir adiós a esos molestos dolores de cabeza. No esperes más, tu bienestar merece la atención de expertos en neurología.

Síntomas de ansiedad en el cuerpo

Los síntomas clásicos de ansiedad son palpitaciones, taquicardia, sudoración profusa, acatisia (necesidad de estar movimiento insistentemente una parte del cuerpo), morderse las uñas, caminar de un lado a otro, tensión muscular, fatiga, dolor de cabeza, cambios gastrointestinales (estreñimiento-diarrea).

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad puede definirse como síntoma o como enfermedad, la ansiedad como síntoma es una respuesta anticipatoria a una amenaza futura, mientras que la ansiedad como enfermedad se puede definir como las diferentes formas de un tipo de enfermedad mental caracterizado por ansiedad, miedo y cambios conductuales asociados.

¿Existen tipos de ansiedad?

Existen múltiples trastornos de ansiedad, entre los que se incluyen el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de ansiedad social, la agorafobia, el trastorno de pánico, el mutismo selectivo y las fobias.

¿Qué es el trastorno de ansiedad generalizada? 

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es un trastorno crónico común caracterizado por ansiedad de larga duración y que no se centra en algún objeto o situación particular, al contrario que en las fobias. Las personas que padecen de ansiedad generalizada experimentan miedos y preocupaciones persistentes no específicas, muy focalizadas en asuntos cotidianos. 

El diagnóstico de trastorno de ansiedad generalizada se produce cuando una persona ha estado excesivamente preocupada por uno o más problemas todos los días durante seis meses o más.

La persona puede tener problemas para tomar decisiones diarias y recordar compromisos como consecuencia de la falta de concentración que le supone la “preocupación por la preocupación”. 

¿Qué es el trastorno de pánico? 

En el trastorno de pánico, una persona sufre ataques breves de intenso miedo y terror, a menudo acompañado de síntomas como temblores, agitación, confusión, mareos, desvanecimiento, náuseas y dificultad para respirar.

Estos ataques de pánico, que se presentan como el miedo o malestar que se presenta repentinamente, y con picos en menos de diez minutos, puede durar varias horas y puede ser desencadenado por el estrés, el miedo o incluso el ejercicio. La causa específica no siempre es evidente.

Además de los recurrentes ataques de pánico inesperados, un diagnóstico de trastorno de pánico requiere que dichos ataques de angustia tengan consecuencias crónicas, o bien preocupación por las consecuencias de los episodios de angustia, el miedo persistente de posibles ataques futuros, o el miedo a sufrir cambios significativos en el comportamiento relacionados con los ataques

En algunos casos, se produce una mayor conciencia de las funciones fisiológicas del organismo (hipervigilancia) durante el ataque de pánico, en donde cualquier cambio percibido fisiológicamente se interpreta como una posible enfermedad potencialmente mortal.

¿Qué es la agorafobia?

Es una variante de ansiedad que suele ir asociado con el trastorno de pánico. Una persona experimenta un ataque de pánico inesperado, y a continuación, tiene temor a la posibilidad de volver a tener otro ataque. La persona teme y evita cualquier situación que podría inducir a un ataque de pánico. La persona nunca o rara vez podrá salir de casa con tal de evitar un posible ataque de pánico que creen que es un terror extremo ineludible.

¿Qué son las fobias?

Las fobias o trastornos fóbicos corresponden a la mayor y más amplia categoría de los trastornos de ansiedad; incluye todos los casos en que se desencadena miedo y ansiedad por algún estímulo o situación específica. Entre el 5% y el 12% de la población mundial sufre de trastornos fóbicos. 

Las víctimas suelen anticipar las consecuencias terribles del encuentro con el objeto de su miedo, que puede ser cualquier cosa, desde un animal, objeto, persona, situación particular, o un fluido corporal. Los afectados entienden que su miedo es irracional, no proporcional al peligro potencial real, pero se ven abrumados por el miedo que se escapa a su control.

¿Qué es el trastorno de ansiedad social?

El trastorno de ansiedad social (TAS), también conocido como fobia social, se caracteriza por un temor intenso, crónico y persistente, acompañado de conductas de evitación, a ser juzgado, avergonzado, humillado o hacer el ridículo en situaciones de interacción social. Este temor puede ser específico para situaciones sociales especiales (como hablar en público) o, generalmente, experimentarse en la mayoría (o todas) de interacciones sociales.

La ansiedad social específica a menudo manifiesta síntomas físicos tales como rubor, sudoración, temblor, taquicardias y dificultad para hablar. Al igual que el resto de trastornos fóbicos, los que sufren de ansiedad social a menudo tratan de evitar la fuente de su ansiedad; y en el caso de la ansiedad social se torna particularmente problemático, y en casos graves puede llevar a la exclusión social.

Los trastornos de ansiedad suelen ser condiciones debilitantes, que tienden a cronificarse con el paso del tiempo, y exacerbar en situaciones de estrés. 

La depresión suele ser comórbida a estos trastornos, con una prevalencia del 60% de los diagnosticados por trastornos de ansiedad. En algunos casos la depresión es consecuencia de sufrir ansiedad. ​

Los estudios clínicos han relacionado la probabilidad de sufrir alguno de los trastornos en familias con historial de otros trastornos de ansiedad, especialmente alguno de ellos, como el trastorno de ansiedad generalizada.

 ¿Cómo controlar la ansiedad?

La psicoterapia como terapia cognitivo-conductual ha demostrado ser altamente eficaz para los diversos trastornos de ansiedad. Esta terapia trabaja dos componentes principales de la psique humana, las cogniciones o pensamientos y la conducta.

Mediante la terapia cognitiva se intenta identificar y modificar los pensamientos disfuncionales, automáticos o irracionales que generan respuestas inadaptativas.

Mediante la terapia de exposición se intenta disminuir las fobias al enfrentarse al estresante.

¿Cuáles son los beneficios de la estimulación temprana?

Algunos de los beneficios de la estimulación temprana es que permite que los niños desarrollen su creatividad, sus capacidades motoras, la concentración y la memoria, además de perfeccionar sus habilidades para relacionarse con los demás de una forma empática. 

¿Qué es la estimulación temprana y cómo funciona?

La estimulación temprana es una serie de acciones y ejercicios para niños y bebés que les permite aprender por medio de actividades divertidas y llevar su aprendizaje a la máxima capacidad. Las actividades que se llevan a cabo tienen el fin específico de estimular la visión, audición y las habilidades motoras de cada niño. Es como acudir al gimnasio para desarrollar músculos, excepto que en este caso los ejercicios son para desarrollar el cerebro.

La forma en que las personas aprendemos es a través de ver, tocar, oler y escuchar todo aquello que nos rodea. Esto quiere decir que cuanto mayor sea la exposición a estímulos, mayor potencial de aprendizaje. No sólo se beneficia el desarrollo cognitivo, sino que permite adquirir o mejorar habilidades motoras y sociales.

Esto es especialmente útil durante la infancia debido a que los bebés y los niños tienen algo denominado neuroplasticidad, lo cual significa que su cerebro tiene la capacidad de crear en mayor cantidad conexiones neuronales y de circuitos neuronales gracias a la estimulación constante.

¿Quiénes se benefician de la estimulación temprana?

Idealmente la estimulación temprana debe de ser antes de los 3 años, incluso se habla que desde el día uno reciben muchos beneficios, sin embargo se ha visto que los niños de hasta 7 años pueden beneficiarse de la estimulación temprana. Tanto los niños sanos como los niños con cualquier tipo de dificultad de aprendizaje o déficit intelectual se pueden beneficiar de la estimulación temprana, ya que se busca que los ejercicios sean individualizados a las necesidades de cada niño. 

niño estimulacion temprana

¿Qué tipo de ejercicios se incluyen en la estimulación temprana?

Los ejercicios que se realizan deben de ir de acuerdo a la edad y nivel de desarrollo de cada niño. 

1 día a 12 meses 

Los ejercicios utilizados se basan en los cinco sentidos, es decir, facilitarles el acceso a diferentes estímulos: por ejemplo:

  • Permitirle oler alimentos o velas con aromas suaves
  • Salir al parque a escuchar los pájaros
  • Tener juguetes con algunos destellos luminosos o que tengan ruedas para que puedan ver los objetos moverse
  • Así como estimular el tacto por medio de abrazos y juguetes que tengan diferentes texturas. 

12 a 18 meses

A lo largo de estos meses se puede usar música para estimular la audición, además, si se repiten las canciones también podrá aprender a reconocerlas e incluso repetir algunas palabras de las canciones lo que a su vez hará que mejoren sus capacidades de lenguaje.

Hablar con los niños en esta etapa es esencial, podrán aprender a expresarse e identificar expresiones, así como aprender por medio de la repetición.

Debido a que es en esta edad en la cual inician a caminar, es importante también permitirles un espacio seguro en donde puedan moverse libremente y acompañarlos para incentivarlos a moverse más por medio de juegos. 

De los 2 a 7 años 

Es en esta etapa en la que los niños se enfrentan a socializar con otros niños en el kinder por lo que se le da prioridad a las habilidades de socialización. Aquí son especialmente útiles los ejercicios en grupos que le permitan aprender a trabajar en equipo y compartir sus cosas con los demás.

¿Qué objetivos se tienen en la estimulación temprana?

Debido a que cada niño es diferente, los objetivos específicos de cada uno varían, sin embargo de forma general la estimulación temprana tiene como objetivo: 

  • Permitir que el niño pueda desarrollar sus habilidades de manera más rápida
  • Mejorar la fuerza y coordinación de los músculos
  • Perfeccionar el lenguaje
  • Mejorar la memoria y los procesos cognitivos
  • Desarrollar autoestima y gestionar de mejor manera las emociones
  • Permitir que el niño desarrolle herramientas de adaptación a distintas situaciones 

Es importante recalcar que no se trata de sobreestimular al niño o de forzarlo a realizar las actividades, sino de despertar su curiosidad y ganas de aprender. Se debe evitar hacer comparaciones entre el progreso de uno u otro niño debido a que cada uno tiene su propio ritmo para adquirir sus habilidades.

Estimulación temprana

¿Cuáles son las áreas de la estimulación temprana?

La estimulación temprana es una herramienta fundamental en el campo de la neurología y neuropediatría que busca potenciar el desarrollo integral de los niños desde edades tempranas. 

El neurodesarrollo y sus problemas

El neurodesarrollo se refiere al proceso de crecimiento y maduración del sistema nervioso, incluyendo el cerebro y la médula espinal. Durante este período, se establecen las conexiones neuronales que son esenciales para las funciones cognitivas, emocionales y motoras.

Sin embargo, en algunos casos, pueden surgir problemas en el neurodesarrollo. Estos trastornos pueden variar desde leves hasta graves e incluyen condiciones como el autismo, el síndrome de Down, el trastorno del espectro autista, entre otros. La estimulación temprana se ha convertido en una intervención valiosa para abordar estos problemas y promover un desarrollo saludable.

áreas estimulación temprana

¿Qué es la estimulación temprana?

La estimulación temprana es un conjunto de actividades y técnicas diseñadas para promover el desarrollo físico, cognitivo, emocional y social de los niños desde una edad temprana. Se enfoca en aprovechar la plasticidad cerebral, que es la capacidad del cerebro para cambiar y adaptarse en respuesta a experiencias y estímulos. Esto significa que, durante los primeros años de vida, el cerebro de un niño es altamente maleable y receptivo a la estimulación adecuada.

Áreas de estimulación temprana

La estimulación temprana abarca diversas áreas clave para el desarrollo infantil. Estas áreas son interdependientes y se refuerzan mutuamente para promover un desarrollo integral.

Estimulación Cognitiva:

  • Juegos y Rompecabezas:

Los juegos que desafían la mente del niño, como rompecabezas y juegos de memoria, fomentan el pensamiento lógico y la resolución de problemas.

  • Lectura y Cuentos:

Leer cuentos y fomentar la alfabetización temprana estimula el desarrollo del lenguaje y la comprensión.

Estimulación Motora:

  • Juegos al Aire Libre:

Correr, saltar, trepar y jugar al aire libre desarrolla habilidades motoras gruesas.

  • Manipulación de Objetos:

Jugar con juguetes que requieren manipulación fina, como bloques o plastilina, mejora las habilidades motoras finas.

Estimulación Social y Emocional:

  • Interacción Social:

Fomentar la interacción con otros niños y adultos desarrolla habilidades sociales y emocionales.

  • Expresión Emocional:

Ayudar a los niños a reconocer y expresar sus emociones de manera saludable es esencial para su bienestar emocional.

Estimulación del Lenguaje:

  • Conversación:

Hablar y escuchar a los niños promueve el desarrollo del lenguaje y la comunicación.

  • Juegos de Palabras:

Jugar con rimas y canciones fortalece las habilidades lingüísticas.

¿Para quiénes y a partir de qué edad?

La estimulación temprana es beneficiosa para todos los niños, independientemente de su nivel de desarrollo. Sin embargo, es especialmente crucial para aquellos que presentan retrasos o problemas en el neurodesarrollo. La estimulación temprana puede comenzar desde el nacimiento y continuar a lo largo de la infancia, adaptándose a las necesidades individuales de cada niño.

áreas estimulación temprana

¿Cuáles son los beneficios de la estimulación temprana?

Los beneficios de la estimulación temprana son abundantes y respaldados por la investigación. Algunos de los principales beneficios incluyen:

  • Mejora del desarrollo cognitivo y académico.
  • Desarrollo de habilidades sociales y emocionales saludables.
  • Fortalecimiento de las habilidades motoras y la coordinación.
  • Mayor capacidad de resolución de problemas.
  • Fomento de la confianza y la autoestima.
  • Prevención o reducción de problemas de desarrollo y aprendizaje.

Es importante tener en cuenta algunas consideraciones para garantizar la seguridad y eficacia de la estimulación temprana:

  • Profesionales capacitados:

La estimulación temprana debe ser proporcionada por profesionales capacitados, como terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas, logopedas o psicólogos especializados en desarrollo infantil. Estos expertos pueden diseñar y supervisar programas de estimulación que se adapten a las necesidades individuales de cada niño.

  • Juego y Diversión:

La estimulación temprana debe ser atractiva y divertida para el niño. El juego es una forma natural de aprendizaje en la infancia, por lo que las actividades deben ser agradables y no generar estrés ni ansiedad.

  • No sobreestimular:

Evitar la sobreestimulación es crucial. Demasiadas actividades o estímulos pueden agotar al niño y ser contraproducentes. Es importante proporcionar un equilibrio adecuado de descanso y estimulación.

  • Supervisión parental:

La participación de los padres es esencial en la estimulación temprana. Los padres deben estar informados sobre las actividades recomendadas y trabajar en colaboración con los profesionales para implementarlas en casa de manera efectiva.

  • Evaluación regular:

Es importante realizar evaluaciones periódicas del progreso del niño para ajustar las actividades de estimulación según sea necesario. Esto asegura que el enfoque siga siendo beneficioso y apropiado para el desarrollo del niño.

¿Cuál es la función de los 12 pares craneales?

Los 12 pares craneales son un conjunto de nervios que emergen directamente del cerebro y el tronco encefálico. Cada uno de ellos tiene un papel específico en la comunicación entre el sistema nervioso central y diversas partes del cuerpo, lo que los convierte en una parte integral de nuestro funcionamiento cotidiano.

  • Nervio Olfativo (I Par Craneal)

El nervio olfativo está relacionado con el sentido del olfato. Es responsable de detectar y transmitir las señales de olores al cerebro. Si alguna vez te has preguntado por qué puedes disfrutar del aroma de una flor o sentir el delicioso aroma de una comida casera, debes agradecer al nervio olfativo.

  • Nervio Óptico (II Par Craneal)

El nervio óptico es fundamental para la visión. Transmite la información visual desde la retina al cerebro, permitiéndonos ver el mundo que nos rodea. Sin este nervio, la percepción visual sería imposible.

  • Nervio Motor Ocular Común (III Par Craneal)

El tercer par craneal controla los movimientos de varios músculos oculares, incluyendo los que dirigen el movimiento del ojo hacia arriba, abajo y hacia los lados. Además, regula la apertura de la pupila.

  • Nervio Patético (IV Par Craneal)

El nervio patético también se ocupa del control de los músculos oculares, específicamente del músculo oblicuo superior, que es crucial para mover los ojos de manera adecuada.

  • Nervio Trigémino (V Par Craneal)

El quinto par craneal es un nervio mixto que tiene una función sensorial y motora. Controla la sensación en la cara y la mandíbula, así como los movimientos de los músculos masticatorios. Su importancia radica en nuestra capacidad para hablar y comer.

  • Nervio Motor Ocular Externo (VI Par Craneal)

El sexto par craneal es otro actor clave en el control de los movimientos oculares. Regula el músculo recto lateral, que permite la rotación del ojo hacia afuera.

  • Nervio Facial (VII Par Craneal)

El nervio facial es esencial para la expresión facial, la producción de lágrimas y la percepción del gusto en la parte anterior de la lengua. Cualquier debilitamiento o lesión en este nervio puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de una persona.

  • Nervio Vestibulococlear (VIII Par Craneal)

Este par craneal se divide en dos partes: el nervio vestibular y el nervio coclear. El primero se encarga del equilibrio y la orientación espacial, mientras que el segundo se relaciona con la audición. Ambos son cruciales para nuestro sentido de la ubicación y la capacidad de oír.

  • Nervio Glosofaríngeo (IX Par Craneal)

El noveno par craneal influye en la deglución, la sensación en la garganta y la percepción del gusto en la parte posterior de la lengua. Su funcionamiento adecuado es esencial para el acto de tragar alimentos y líquidos de manera segura.

  • Nervio Vago (X Par Craneal)

El nervio vago desempeña un papel fundamental en el control de varias funciones autónomas, como la frecuencia cardíaca, la respiración y la digestión. Además, está involucrado en la comunicación entre el cerebro y el tracto gastrointestinal.

  • Nervio Accesorio (XI Par Craneal)

Este par craneal controla los movimientos de los músculos del cuello y los hombros. Su importancia radica en la capacidad de realizar movimientos como girar la cabeza y elevar los hombros.

  • Nervio Hipogloso (XII Par Craneal)

Por último, el duodécimo par craneal es responsable de la motricidad de la lengua. Esto incluye la capacidad de hablar y tragar adecuadamente.

Conclusión

Los 12 pares craneales son una maravilla de la anatomía humana y desempeñan un papel esencial en nuestra vida diaria. Su comprensión y tratamiento adecuado son cruciales en el campo de la neurología y la neurorehabilitación. En Neurocenter, entendemos la importancia de estos nervios y estamos comprometidos en brindar la mejor atención neurológica y rehabilitación para aquellos que los necesitan. Si buscas cuidado neurológico de calidad, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros! Tu bienestar es nuestra prioridad.

Mujer realizando masajes de paralisis facial

¿Qué es una Crisis Comicial?

En Neurocenter, entendemos la importancia de brindar información precisa y comprensible sobre temas neurológicos. En este artículo, exploraremos en detalle qué es una crisis comicial, un tema que puede ser de gran interés tanto para pacientes como para quienes buscan comprender mejor las condiciones neurológicas.

Una crisis comicial, también conocida como ataque epiléptico, es un evento repentino y anormal en la actividad eléctrica del cerebro. Esto puede manifestarse de diversas maneras, desde movimientos involuntarios hasta cambios en la conciencia o la percepción. Las crisis comiciales son un síntoma característico de la epilepsia, una afección neurológica que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Tipos de Crisis Comiciales

Es importante destacar que no todas las crisis comiciales son iguales. Hay varios tipos, cada uno con sus propias características distintivas:

  • Crisis de Ausencia:

Estas son breves y se caracterizan por una pérdida momentánea de la conciencia. La persona puede parecer desconectada por unos segundos.

  • Crisis Parciales:

Se inician en una parte específica del cerebro y pueden provocar movimientos involuntarios o cambios en la percepción.

  • Crisis Tónicas-Clónicas:

Anteriormente conocidas como “grand mal”, estas crisis pueden ser intensas y se manifiestan con convulsiones musculares, pérdida de conciencia y movimientos bruscos.

Causas de las Crisis Comiciales

Las crisis comiciales pueden tener diversas causas, incluyendo lesiones cerebrales, trastornos genéticos, infecciones, abstinencia de sustancias, entre otras. En algunos casos, la causa puede ser desconocida.

Diagnóstico y Tratamiento

El diagnóstico de una crisis comicial generalmente se basa en una evaluación clínica exhaustiva, que puede incluir pruebas de imagen y electroencefalogramas (EEG). Una vez diagnosticada, el tratamiento dependerá del tipo de crisis y su causa subyacente.

Los tratamientos pueden incluir medicamentos antiepilépticos para controlar las crisis, cirugía para eliminar la fuente de las convulsiones en casos selectos, y terapia de estimulación del nervio vago.

¿Cómo Puede Neurocenter Ayudar?

En Neurocenter, nos dedicamos a brindar atención neurológica de calidad y apoyo integral a aquellos que enfrentan condiciones neurológicas, incluyendo las crisis comiciales. Nuestro equipo de especialistas está altamente capacitado para el diagnóstico y tratamiento de la epilepsia y otros trastornos neurológicos.

Entendemos que cada paciente es único, por lo que personalizamos nuestros enfoques terapéuticos para brindar la mejor atención posible. Si usted o un ser querido está experimentando crisis comiciales, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Estamos aquí para proporcionar el apoyo necesario en su viaje hacia una vida mejor y más saludable.

En resumen, una crisis comicial es un evento neurológico que puede ser aterrador, pero con el diagnóstico y tratamiento adecuados, se pueden controlar. En Neurocenter, estamos comprometidos a ayudar a quienes enfrentan esta condición y a brindarles la atención especializada que merecen. No dude en comunicarse con nosotros para obtener más información o para programar una consulta con nuestros expertos en neurología. Su bienestar es nuestra prioridad.

¿Qué hacer cuando un adulto se golpea la cabeza?

Cuando un adulto se golpea la cabeza, es importante tomar ciertas medidas para garantizar su seguridad y evaluar posibles lesiones neurológicas. Aquí se proporciona información detallada sobre cómo abordar esta situación:

  • Evaluar la situación:

Lo primero que se debe hacer es evaluar la situación en busca de cualquier peligro inmediato. Si el adulto se golpeó la cabeza debido a una caída, asegúrate de que no haya riesgo de más caídas o lesiones.

  • Mantener la calma:

Es fundamental mantener la calma y transmitir tranquilidad a la persona afectada. Esto ayudará a reducir la ansiedad y el estrés, lo que puede ser beneficioso para su bienestar general.

  • No mover a la persona:

En caso de una lesión en la cabeza, es esencial evitar mover a la persona a menos que esté en peligro inmediato, como en un incendio o en una situación de riesgo similar. Movimientos innecesarios pueden empeorar las lesiones.

  • Llamar a emergencias:

Si el golpe en la cabeza es severo, si la persona perdió el conocimiento o si hay signos de una lesión neurológica grave, como confusión, vómitos persistentes, debilidad en un lado del cuerpo o dificultad para hablar, llama de inmediato a los servicios de emergencia. Es fundamental que un profesional médico evalúe la situación.

  • Aplicar hielo:

Si la lesión parece ser menor y no hay signos de lesiones graves, puedes aplicar hielo envuelto en una tela fina sobre el área afectada durante aproximadamente 20 minutos. Esto puede ayudar a reducir la hinchazón y el dolor.

  • Observación continua:

Después de un golpe en la cabeza, es esencial mantener a la persona bajo observación. Siempre es recomendable que un profesional de la salud realice una evaluación completa para descartar cualquier lesión interna.

  • Reposo:

Recomendar reposo a la persona afectada es importante. Esto implica limitar la actividad física y mental durante al menos 24 horas después del golpe en la cabeza, incluso si no se observan síntomas inmediatos.

  • Seguimiento médico:

Siempre es aconsejable que la persona que ha sufrido el golpe en la cabeza sea evaluada por un médico, incluso si los síntomas parecen leves. Algunos síntomas pueden desarrollarse horas o incluso días después del incidente.

golpe de cabeza

¿Qué hacer cuando se trata de un traumatismo craneoencefálico?

Como toda emergencia, el cuidado inicial de estos pacientes se rige por el A, B, C, D. Debe recordarse que la valoración neurológica mediante la escala de coma de Glasgow (ECG) deberá efectuarse siempre antes de sedar al paciente, y luego de la estabilización cardiorrespiratoria.

La decisión de realizar la intubación endotraqueal deberá realizarse con máxima celeridad, sin dudas y basada en el juicio clínico (ECG < 9), ya que el retraso en la implementación de tal medida agrava las lesiones preexistentes y aumenta la morbimortalidad como consecuencia del daño secundario ocasionado por la hipoxemia.

El traumatismo craneoencefálico (TCE) o mejor conocido coloquialmente como “golpe de cabeza” es cualquier lesión estructural o funcional del cráneo y/o su contenido secundario a un intercambio brusco de energía mecánica.  

En México, el TCE es la cuarta causa de muerte, que corresponde a muertes violentas y accidentes, con mortalidad de 38.8 por 100 mil habitantes. En relación con hombres y mujeres, es mayor el del varón en 3:1, afecta principalmente a la población de 15 a 45 años.

¿Cuáles son las causas?

La etiología más frecuente en niños menores de dos años son las caídas (traumatismos leves desde la cama, de una mesa o al iniciar la deambulación. En niños menores de un año con TCE grave debe sospecharse maltrato. En niños mayores de 2 años las causas habituales son accidentes de tráfico (TCE grave), bicicleta (2‐10 años) o deporte (>10 años).   

¿Cómo se produce el daño?

Existen tres tipos de lesiones. 

  • Lesión cerebral primaria:

Producida por impacto directo, cizallamiento (golpe- contragolpe) o rotación. Tipos de lesión primaria (pueden combinarse) contusión y laceración del cuero cabelludo. Fractura de cráneo: La mayoría son lineales, sin hundimiento y sin trascendencia en un niño asintomático, sin embargo si estas cruzan la línea media o los bordes son diastásicos, o si las fracturas son temporales que cruzan la arteria meníngea media o fracturas bilaterales que cruzan el seno sagital pueden producir hemorragia. 

  • Lesión cerebral secundaria:

Producida por pérdida de la capacidad de regulación vasomotora cerebral, con redistribución del flujo sanguíneo, edema e isquemia. 

  • Lesión cerebral terciaria:

Muerte neuronal derivada de las cascadas bioquímicas que tienen como punto de partida la liberación de neurotransmisores, como el glutámico o el aspártico. 

Diagnóstico de un traumatismo craneoencefálico

Se debe de realizar la historia clínica en relación a la causa y mecanismo del traumatismo, la característica del lugar, el estado inicial de la conciencia, llanto, crisis convulsivas, alteraciones en la marcha, antecedente de otras enfermedades.

La incongruencia entre el cuadro neurológico y los datos de la anamnesis deben hacer sospechar la posibilidad de maltrato o la existencia de un factor desencadenante del traumatismo (intoxicación o coma por otras causas).

Dentro del examen físico, debemos de abordar el estado de conciencia, junto con la escala de Glasgow, la existencia de algún déficit focal, signos vitales y algunos otros síntomas. A partir del interrogatorio, se deben de realizar estudios de imagen que nos ayuden a abordar el traumatismo de una forma más característica, entre ellos encontramos la tomografía computarizada de cráneo.

¿Qué signos de alarma puede llegar a presentar el paciente?

Entre los signos más característicos de alarma que debemos de estar al pendiente siempre que suceda un traumatismo, son:

  • Alteración de los signos vitales 
  • Convulsiones postraumáticas 
  • Funciones mentales alteradas  
  • Pérdida de la conciencia prolongada  
  • Déficit de memoria persistente  
  • Signos neurológicos focales 
  • Fractura craneal deprimida 
  • Fractura craneal basilar 
  • Edema de piel cabelluda amplio  
  • Cefalalgia severa persistente, especialmente con rigidez de nuca 
  • Vómitos persistentes 
  • Fiebre inexplicable
Doctor revisando los rayos x de un paciente con atrofia muscular espinal

Abordaje del traumatismo craneoencefálico

En el lugar del accidente

Es necesario prevenir el daño secundario, para ello es necesario:

  • Detener hemorragias
  • Evitar la broncoaspiración
  • La hipotensión
  • Disminuir el dolor
  • Aportar oxígeno cuando se sospeche daño sistémico.

 En el transporte

A menos de que el paciente requiera reanimación cardiopulmonar (RCP) en el sitio del accidente, se debe trasladar:

  • En posición neutra supina
  • Con collar cervical
  • Controlando perfectamente la vía aérea
  • Con el fin de evitar la broncoaspiración.

En la sala de urgencias

Se evaluarán los parámetros sistémicos, neurológicos y radiológicos con el fin de clasificar la gravedad. Si es TCE grave o moderado se deberá realizar una TAC cerebral y luego será dejados para observación y tratamiento.

A los pacientes con TCE leve, se les dará egreso si durante 48 horas posterior al trauma no presenta:

  • Disminución del nivel de conciencia
  • Cefalea significativa
  • Amnesia postraumática o focalización neurológica
  • Fractura craneal
  • Sospecha de intoxicación
  • Si no tienen factores de riesgo.