Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

¿En qué consiste la neurorehabilitación?

Servicios

¿En qué consiste la neurorehabilitación?

Las lesiones neurológicas son la causa número uno de discapacidad en el mundo, sin embargo las últimas investigaciones han demostrado que el cerebro y el tejido nervioso pueden regenerarse mediante su uso y potenciación a través de distintas terapias de neurorehabilitación.

Los tratamientos de Neurorehabilitación requieren ser integrales y multidisciplinarios, incluyendo Fisioterapia, terapias de neuropsicología, consultas de neurología clínica para dar un diagnóstico y para llevar un seguimiento de la recuperación del paciente e incluso tratamientos con la más alta tecnología como Estimulación Magnética Transcraneal.

¿Cómo funciona la Neurorehabilitación?

Para ser efectiva y de calidad, la Neurorehabilitación debe ser:

  • Orientada al paciente
  • Personalizada
  • Integral
  • Participativa
  • Continua
  • Adaptable al entorno social
  • Multidisciplinaria

 

De igual forma debe considerar una serie de pasos que incluyen:

  • Valoración del paciente
  • Emitir un diagnóstico acertado
  • Establecer los objetivos el tratamiento
  • Aplicar el tratamiento por el tiempo determinado
  • Dar seguimiento al proceso re-evaluando periódicamente los objetivos conseguidos con las terapias, y planteando nuevos objetivos ajustándose a la situación actual.

¿Cuáles son las terapias que incluye la Neurorehabilitación?

De acuerdo a los objetivos que se pretendan alcanzar de manera individual con cada paciente, se deben aplicar distintos tipos de terapias.

  • Rehabilitación Facial: Ofrece ejercicios personalizados dirigidos a fortalecer los músculos afectados principalmente mediante masajes y ejercicios de expresión facial frente a un espejo para evaluar la evolución del tratamiento.
  • Rehabilitación de Movimientos Oculares: El propósito es corregir la falta de movimiento normal del ojo por algún tipo de trastorno que afecte la inervación de los músculos oculares.
  • Rehabilitación de Miembro Superior y Mano: Lo que se espera es que la persona afectada recupere la mayor funcionalidad posible y llegue a ser independiente en el desarrollo de sus actividades cotidianas.
  • Rehabilitación de Miembro Inferior y Marcha: Las técnicas terapéuticas concebidas persiguen los siguientes objetivos: 
  • Mejorar la fuerza muscular en los miembros inferiores. 
  • Aumento de la estabilidad y del equilibrio para el desarrollo de la marcha. 
  • Mejora del control del movimiento y de la postura. 
  • Favorecer el aprendizaje de las pautas de los movimientos normales. 
  • Alcanzar el control adecuado del tronco y para desplazar el peso.
  • Rehabilitación Física: Puede incluir ejercicios activos, asistidos o pasivos, o técnicas como la termoterapia, la hidroterapia, la masoterapia, la crioterapia, por solo mencionar las más usuales y efectivas.
  • Rehabilitación de Equilibrio: Incluye ejercicios de coordinación entre los ojos y la cabeza para la estabilización de la mirada, ejercicios para controlar la postura y caminata, y de acondicionamiento físico en general.
  • Terapia Ocupacional: Busca restablecer las habilidades relacionadas a la motricidad fina, visión, percepción o problemas de procesamiento sensorial.
  • Rehabilitación de Deglución: Las técnicas más usuales consisten en:
  • Estimular los músculos faciales para mejorar el tono muscular, mediante una serie de masajes en el rostro y en el cuello del paciente para la evaluar el tono muscular.
  • Se practican métodos como el amasamiento, pellizcar, friccionar, el de vibración y el de cosquilleo con pinceles. 
  • Estimular con frío los músculos de la cara con bolas congeladas de diferentes texturas. 
  • Estimular el sistema orofacial con estiramientos de la lengua o empujando con esta un depresor lingual. 
  • Realizar ejercicios de deglución con diferentes técnicas muy específicas. 
  • Estimulación Magnética Transcraneal: A través de pulsos magnéticos focales que son aplicados en el cráneo de manera indolora y sin intervención quirúrgica, se inducen cambios a nivel neuronal.

Debemos de considerar que el objetivo principal de la Neurorehabilitación es conseguir la máxima autonomía del paciente y lograr su participación social tanto en el entorno familiar como laboral y recreacional, por ello es importante contar con una red de apoyo formada por todas aquellas personas que se ven afectadas de alguna manera por la lesión neurológica del paciente, como cuidadores, familiares o amigos.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

¿Cuándo es necesaria la neurorehabilitación?

Servicios

¿Cuándo es necesaria la neurorehabilitación?

La neurorehabilitación busca reintegrar al paciente a la vida cotidiana, pues actividades que muchas personas dan por sentado como vestirse, lavarse los dientes, bañarse, leer o escribir pueden ser muy difíciles de realizar para alguien que padece o tiene secuelas por una enfermedad neurológica.

El no poder realizar estas actividades puede traer consigo un deterioro en la calidad de vida y requerir ayuda constante de familiares.

Dependiendo de la gravedad de las secuelas y enfermedades que haya padecido el paciente, la neurorehabilitación busca que el paciente pueda llegar a realizar estas actividades, mejorando su calidad de vida y autonomía.

En Neurocenter somos especialistas en la neurorehabilitación de las secuelas provocadas por todo tipo de padecimientos neurológicos, ya sean del neurodesarrollo, neurodegenrativos o daño cerebral adquirido.

¿En qué padecimientos se puede utilizar este tratamiento?

Los padecimientos o secuelas de padecimientos en los que se puede utilizar la neurorehabilitación incluyen diferentes tipos de daño en el sistema nervioso. Es importante recalcar, que además de la neurorehabilitación es necesario el tratamiento específico de la enfermedad que está causando la disfunción neurológica. Algunas condiciones que pueden beneficiarse de la neurorehabilitación incluyen:

Trastornos vasculares como:

  • Accidentes cerebrovasculares isquémicos
  • Accidentes cerebrovasculares hemorrágicos
  • Hematomas subdurales
  • Ataques isquémicos transitorios

 

Secuelas causadas por infecciones del sistema nervioso como:

  • Meningitis
  • Encefalitis
  • Poliomielitis
  • Abscesos cerebrales

 

Traumatismos del sistema nervioso como: 

  • Lesiones cerebrales
  • Lesiones de la médula espinal

 

Trastornos estructurales o neuromusculares como

  • Parálisis de Bell
  • Espondilosis cervical
  • Síndrome de túnel del carpo
  • Tumores cerebrales o de la médula espinal
  • Neuropatía periférica
  • Distrofia muscular
  • Miastenia Gravis
  • Síndrome de Guillain Barre

 

Trastornos neurodegenerativos como:

  • Enfermedad de Parkinson
  • Esclerosis múltiple
  • Esclerosis lateral amniotrófica (ELA)
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Corea de Huntington

¿Qué es la neurorehabilitación?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el término rehabilitación como “un conjunto de intervenciones encaminadas a optimizar el funcionamiento y reducir la discapacidad en personas con afecciones de salud en la interacción con su entorno”. Los padecimientos neurológicos, no son la excepción.

La neurorehabilitación busca reducir la discapacidad en pacientes que padecen o padecieron alguna clase de daño neurológico y así puedan obtener la mayor recuperación según sea su caso.

El objetivo de la neurorehabilitación es que el paciente pueda reintegrarse a sus actividades y rutinas diarias de una manera óptima.

¿Qué puedo esperar de la neurorehabilitación?

El tipo de terapia brindada depende de la situación de cada paciente, así como de su padecimiento y la severidad de este.

En el proceso de la neurorehabilitación participa un equipo multidisciplinario. El neurólogo es quien indicará en primera instancia la neurorehabilitación dependiendo de las características del padecimiento del paciente, su afectación en su calidad de vida y la gravedad de los síntomas.

Los rehabilitadores y fisioterapeutas son quienes en cada sesión guiarán al paciente en el proceso según el programa propuesto por el neurólogo.

Se fijarán metas y objetivos adecuados para el paciente, explicando las dudas que pudiese tener con respecto a las sesiones. El éxito de la rehabilitación depende del trabajo en equipo y adecuada comunicación entre el paciente, la familia, los fisioterapeutas y el médico.

Es indispensable un buen apego a las terapias y recomendaciones para obtener los mejores resultados posibles.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

¿Tienes dolor y diabetes? Puede ser neuropatía

Padecimiento

¿Tienes dolor y diabetes? Puede ser neuropatía

Si tienes Diabetes Mellitus y presentas dolor o adormecimiento en manos y pies puede que tengas neuropatía. La neuropatía diabética es una complicación de la diabetes y se refiere a un daño de los nervios tanto periféricos como centrales que puede manifestarse de diferentes maneras.

El tipo más común de neuropatía diabética es la polineuropatía distal y simétrica afectando a más de un nervio, pero también puede presentarse como una mononeuropatía afectando un solo nervio o como neuropatía autonómica afectando el funcionamiento de los órganos internos.

Las causas de neuropatía diabética son múltiples, pero se sabe que es causada por un daño de los vasos sanguíneos más pequeños que acompañan a los nervios y que existen otros factores que contribuyen a su desarrollo como colesterol, triglicéridos altos y resistencia a la insulina.

¿Tipos de neuropatía diabética y cómo se presentan?

Los síntomas de la neuropatía dependen del tipo y de los nervios afectados. Si los nervios afectados son pequeños pueden provocar ardor, hormigueo, sensación de piquetes de agujas, descargas eléctricas o dolor al mínimo roce. Si los nervios afectados son grandes entonces puede llegar a producir debilidad, pérdida del músculo o desequilibrio. 

La polineuropatía distal y simétrica se presenta con entumecimiento o dolor principalmente de manos y pies, debido a esto se le llama “neuropatía en guante y calcetín”. En estos pacientes el roce de las sábanas o ropa puede causar dolor y suele ser mayor por las noches.

A veces la neuropatía puede no ser dolorosa y solo presentarse como pérdida de la sensibilidad en los pies o manos, por lo que aumenta el riesgo de caídas y de desarrollar úlceras. Las úlceras pueden pasar desapercibidas e infectarse y puede llegar a complicarse incluso llegando a requerir amputación de un dedo del pie, por ejemplo. 

Se denomina mononeuropatía craneal cuando se afecta un solo nervio craneal. Los nervios craneales son los encargados de los movimientos del ojo, la pupila, la deglución, los movimientos faciales, entre otros. Son 12 nervios craneales por lo tanto existen diferentes presentaciones de acuerdo al nervio que se encuentra afectado. Algunos pacientes pueden presentar parálisis facial, caída del párpado, visión doble o incapacidad de deglutir.

La mononeuropatía periférica es la afección de un nervio periférico, por ejemplo, el nervio mediano, dañado en el síndrome del túnel del carpo que puede presentarse con dolores punzantes tipo calambres en los dedos de las manos. También puede afectar el nervio peroneo y causar pie caído,  afectando la marcha.

La neuropatía autonómica puede pasar desapercibida y causar problemas con múltiples órganos. Algunos síntomas que se pueden presentar son dificultad para pasar alimentos, síntomas de reflujo por el vaciamiento lento del estómago, diarrea por las noches, incontinencia fecal, dificultad para miccionar, disfunción eréctil, taquicardia o hipotensión (presión arterial baja).

Cuando se tienen síntomas cardíacos, se presenta un riesgo elevado de infarto, insuficiencia cardiaca o muerte súbita por lo que no se deben de pasar por alto los síntomas y se debe acudir a una consulta médica.

¿Cómo se confirma el diagnóstico?

Una gran parte del diagnóstico se basa en los signos y síntomas que la persona presenta. Debido a que muchas veces los síntomas pueden ser sutiles, es importante que se hagan pruebas de cribado al diagnóstico de la diabetes y cada año. Se hacen pruebas para valorar la sensibilidad vibratoria, en la cual se coloca un diapasón en el dedo gordo del pie, la sensibilidad al calor y frío, la sensibilidad táctil con monofilamento (una brocha de cerdas finas) y los reflejos rotulianos en ambas rodillas. 

Se deben descartar otras enfermedades que pueden causar neuropatías como afección de los riñones, deficiencia de vitamina B12 y problemas de tiroides. 

Para la detección temprana de la polineuropatía distal y simétrica se puede realizar un estudio de electromiografía o velocidades de conducción nerviosa en los cuales se mide la actividad eléctrica de los músculos y nervios.

¿Cuál es el tratamiento?

Muchas veces los síntomas pueden mejorar de manera espontánea, sobre todo en aquellos pacientes en los que los síntomas se presentaron de forma súbita, ya que puede estar relacionado a un descontrol de los niveles de azúcar en sangre. Por lo tanto, parte del tratamiento es controlar los niveles de glucosa en la sangre, presión arterial, de lípidos y llevar un estilo de vida saludable que incluya dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol. 

Debido a que el dolor es causado por un daño nervioso, no todos los analgésicos funcionan para su control. Se suelen utilizar medicamentos que inicialmente fueron creados para el tratamiento de crisis epilépticas, por ejemplo la gabapentina y la pregabalina. Los efectos adversos de estos medicamentos son la somnolencia y pueden incrementar el riesgo de caídas en los adultos mayores.

Los antidepresivos tricíclicos como la amitriptilina e imipramina son otro grupo de medicamentos que también pueden ser utilizados para el manejo de dolor neuropático, aunque pueden llegar a ser menos efectivos. Otro tipo de antidepresivos como la duloxetina se han mostrado eficaces junto con la pregabalina. Los opioides llegan a ser útiles sin embargo se utilizan en última instancia debido a los efectos secundarios, los más estudiados son el tapentadol, tramadol y oxicodona, y se utilizan sólo en casos que no responden al resto de los medicamentos.

Existen también algunos medicamentos tópicos como carbamazepina, gabapentina, venlafaxina o capsaicina; a pesar de que no han demostrado ser tan efectivos, algunos pacientes pueden llegar a tener una respuesta favorable y pueden utilizarse en combinación con otros medicamentos. 

En cuanto a la neuropatía autonómica el tratamiento es diferente, debido a que el tratamiento se basa en los síntomas. Se pueden utilizar medidas como realizar comidas pequeñas varias veces al día para facilitar el vaciamiento gástrico, disminuir la ingesta de grasas y fibras si se presenta diarrea. Los problemas de vías urinarias, disfunción eréctil y cardíacos (taquicardia o hipotensión) deben de ser valorados primero por un especialista.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

¿Conoces la Atrofia Muscular Espinal?

Padecimientos

¿Conoces la Atrofia Muscular Espinal?

La atrofia muscular espinal (AME) es una enfermedad con patrón de herencia autosómico recesivo que se identifica por cursar una degeneración y pérdida de las neuronas motoras de la médula espinal, produciendo debilidad y falta de inervación de dicha musculatura.

En la actualidad es considerada una de las enfermedades raras y más frecuentes que ocasiona morbimortalidad en los niños.

¿En qué consiste la atrofia muscular?

La atrofia muscular espinal consiste en un continuo de manifestaciones clínicas de debilidad muscular y denervación. Generalmente, se puede presentar desde las primeras semanas de vida en forma de hipotonía generalizada, provocando un difícil sostén cefálico.

Al llegar a la vida adulta, se presenta con complicaciones como la dificultad o ausencia de marcha, deformidades en articulaciones, escoliosis, luxación de caderas, fracturas y alteraciones respiratorias.  Por otro lado, es de vital importancia conocer su clasificación para poderla estudiar a fondo:

  • Tipo 1A (tipo 0): Tiene inicio prenatal/congénita y se presenta fallecimiento en pocas semanas por cardiopatías, contracturas y trastornos vasculares.  
  • Tipo 1B: Se presenta en menores de 3 meses con presencia de problemas respiratorios y dificultad para alimentarse. Subyacen problemas como el control cefálico y se da el fallecimiento en dos o tres años sin intervención invasiva.
  • Tipo 1C: Presentación en mayores de 3 meses con poca función motora.
  • Tipo 2A: En mayores de 6 meses con presencia de escoliosis, llegan a la adolescencia y vida adulta con complicaciones de poca estabilidad.
  • Tipo 2B: Mayores de 12 meses, con problemas de periodos de estabilidad por escoliosis.
  • Tipo 3A: En mayores de 18 y 36 meses, presentan pérdida de deambulación temprana
  • Tipo 3B: Se presenta en mayores de 3 años que pierden la deambulación.
  • Tipo 4:  Presente en la segunda o tercera década de la ida y caminan sin ayuda. Son muy estables.
  • Tipo 5: Aquí se encuentran manifestaciones mínimas o son totalmente asintomáticos.    

Otra forma de clasificación es principalmente por la severidad, en ella encontramos:

  • Tipo I: SEVERA. Su inicio es de los 0-6 meses y su muerte se presenta antes de los 2 años. Se presenta hipotonía generalizada y no adquieren control cefálico ni sedestación, con función respiratoria afectada por la debilidad muscular.
  • Tipo II: INTERMEDIA. Inicio antes de los 18 meses y su muerte es después de los 2 años. Su desarrollo psicomotor es tardío, pero adquieren buen control cefálico sin ayuda. No alcanzan la bipedestación.
  • Tipo III: BENIGNA. Inicio después de los 18 años y su muerte es en la adultez. Alcanzan la bipedestación, sedestación, y se detectan pocas alteraciones respiratorias. Puede producir pérdida de la marcha en el desarrollo del paciente.

¿Cómo se produce?

Se han realizado diferentes investigaciones en las cuales los científicos han encontrado que se produce por una alteración del gen SMN1, conocido como AME 5q.

Este gen es el causante de todos los síntomas de la atrofia muscular por lo que ha retomado importancia en su carácter autosómico recesivo. Su destacada investigación clínica, algunos profesionales sanitarios y grupos han ayudado a aumentar los conocimientos de la genética de la enfermedad y desarrollar adecuadas estrategias para producir terapias avanzadas.

Complicaciones de la sintomatología

La enfermedad se manifiesta por una gran debilidad muscular que condiciona a diversas complicaciones que aparecen episódicamente y progresivamente.

En los niños se presentan problemas en los grupos musculares proximales y en las extremidades inferiores. En el área de las extremidades superiores se afectan primordialmente los músculos de la cintura escapular, produciendo una dificultad para el movimiento adecuado.

 

Te interesaría leer sobre: Control de la espasticidad en lesiones de medula espinal

Seguimiento ante una sospecha clínica

Ante la sospecha clínica de un paciente con atrofia muscular espinal, el primer paso constituye un estudio genético que establezca el diagnóstico de la presencia del SMN1. Indicando un seguimiento integral por un equipo multidisciplinario para coordinar el desarrollo del paciente.

Dentro del campo terapéutico, por el momento no se ha encontrado ningún tratamiento. Por lo que la investigación clínica con múltiples terapias avanzadas por medio de modificación o reemplazo del gen SMN1 o en la se ha encaminado a generar terapias alternativas como la modulación del ARN.

Algunas terapias que se han mencionado satisfactorias incluyen la administración intratecal de oligonucleótido anti sentido de 18 pares en dosis iniciales que actúa en el gen SMN2 (homólogo del SMN1). Por otro lado, se encuentra la administración de una única inyección intravenosa del vector viral que contiene la versión normal del gen SMN1.

Es necesario realizar un adecuado abordaje de la enfermedad, ya que el tema de la dependencia para actividades de la vida diaria en la niñez suele ser un tema controversial para el cuidador. Sin embargo, diversas actuaciones terapéuticas han ayudado a mantener la independencia y autonomía personal en diferentes ámbitos.

Los programas de rehabilitación completa, se consideran nuevas tecnologías para la discapacidad que puede llegar a presentar el paciente. De alguna forma las técnicas de ayuda pueden facilitar la independencia l comer o realizar actividades de higiene, así como también una forma de adaptación al hogar con introducción de sistemas de control en el entorno a medida que el niño crece.

 

También te podría interesar leer sobre: Causas y manifestaciones de espasticidad muscular

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Abordaje de la espasticidad con neurorehabilitación

Servicios

Abordaje de la espasticidad con neurorehabilitación

La espasticidad es una entidad conocida como la resistencia al movimiento inicial pasivo y es parte de la clínica de múltiples enfermedades que afectan al sistema nervioso central, principalmente en la vía piramidal.

Uno de los resultados que produce la espasticidad es la incapacidad de movilizar las extremidades, favoreciendo la incapacidad del paciente a realizar alguna actividad física y provoca movimientos exagerados en tendones que se acompañan de hiperreflexia e hipertonía.

Es importante conocer las causas que la ocasionan y el desarrollo de su evolución para comprender y obtener mejores terapias de neurorehabilitación adicionales que tengan como objetivo la calidad de vida de los pacientes.                                                                                  

La espasticidad aparece también en pacientes que han sufrido algún tipo de ictus, pero su evolución será diferente dependiendo del tiempo transcurrido después del evento y de la lesión medular que se encuentre afectada.

Por otro lado, también se encuentra presente en los pacientes que padecen esclerosis múltiple y traumatismo craneoencefálico moderado-grave.

¿Puede la espasticidad ser idiopática?

Para contestar la anterior pregunta, es necesario conocer la fisiopatología de la enfermedad. La espasticidad es producida por un daño neurológico, en donde existen cambios en la dureza muscular pasiva.

Los mecanismos que se involucran son las alteraciones en la excitabilidad y el estiramiento muscular, favoreciendo a cambios en el tejido muscular.

El tono de la actividad muscular necesaria para mantener la actitud básica en el cuerpo lo contiene un grupo de fibras musculares que contienen órganos sensoriales y responden al estiramiento. A través de estos envía señales inhibitorias a las neuronas motoras.

Cuando existe una lesión cerebral, desencadenan espasticidad por la pérdida de control inhibitorio normal, dando como lugar al aumento de tono.

Presentación y evolución clínica

La espasticidad es un fenómeno duradero, dinámico y cambiante que su evolución es hacia la cronicidad, con alteración de propiedades en tejidos blandos. Cuando existe fibrosis, la musculatura se vuelve completamente fija, y aparecen retracciones y deformidades osteoarticulares.

  • Fase de espasticidad: Es un estado de aumento de tono muscular, con tensión dentro del músculo y exageración del reflejo muscular.
  • Fase de actitud viciosa: Aquí predomina la espasticidad en determinados grupos musculares
  • Fase de retracción muscular: Por la persistencia de la actitud viciosa se produce crecimiento entre los grupos musculares agonistas y antagonistas, siendo incapaz de conseguir el crecimiento muscular normal. Se entiende como retracción muscular.
  • Fase de deformidades osteoarticulares: En esta fase se modifican las presiones y los estímulos de tracción del cartílago y da como lugar a deformidades osteoarticulares que representan el fracaso del tratamiento.                                                     

Cuando se presenta la espasticidad, influye en forma negativa y puede interferir en el control postural, terminar en deformidades estructuradas y limitar la movilidad espontánea.

Tratamiento y neurorehabilitación en el paciente

La valoración y el tratamiento deben de hacerse en unidades especializadas. Siendo valorada por un equipo multidisciplinario y debe de ser individualizada con objetivos que el paciente y el cuidador deben de seguir. La finalidad del tratamiento es:

  • Mejorar la función
  • Mejorar la postura
  • Favorecer la higiene
  • Disminuir el dolor
  • Prevenir complicaciones
  • Mejorar la calidad de vida.

Se tiene que tener en cuenta que sin la rehabilitación adecuada y la espasticidad no tratada afecta al paciente con:

  • La presencia del dolor
  • Limitación de la movilidad y función
  • Perjudicando actividades profesionales y sociales
  • Disminución de la calidad de vida.                                                    

 

En la neurorehabilitación es fundamental el abordaje focal y generalizado, desde su inicio y durante las etapas evolutivas. ­No se considera un tratamiento estático sino dinámico y debe modificarse en función de los cambios conseguidos en cada paciente.

Las técnicas de fisioterapia deben de realizarse lo más pronto posible para disminuir la intensidad del problema y revertir el proceso de su evolución.

En cada paciente es importante tener un tratamiento postural, el cual se realiza procurando preservar la capacidad funcional con movilizaciones articulares y estiramientos de la musculatura de duración de 30 min a 6 horas.

El equilibrio y la marcha, generan efectos positivos en los miembros inferiores disminuyendo el tono muscular y los espasmos. La crioterapia es una estimulación termorreguladora que inhibe las neuronas que desencadenan espasticidad, se aplican bolsas en el área local o en la bañera durante 15 a 30 min.

Finalmente por medio de la hidroterapia, ayuda a facilitar la rehabilitación de movimientos coordinados y fortalecimiento de músculos.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Señales de alarma para un aneurisma cerebral

Padecimientos

Señales de alarma para un aneurisma cerebral

Un aneurisma cerebral es un defecto estructural de la pared del cerebro en donde un segmento del vaso forma un saco en forma de globo que al aumentar de tamaño incrementa el riesgo de ruptura.

Generalmente las personas se presentan sin síntomas propios del aneurisma y se suelen diagnosticar de forma incidental al realizar estudios de imagen cerebral por otras razones.

Si los aneurismas son lo suficientemente grandes, pueden generar síntomas como dolor de cabeza con datos de alarma como:

  • Que despierta a la persona durante las noches
  • No cede con medicamentos habituales
  • Se acompaña de problemas de visión
  • Dificultad de movilidad de brazos, piernas y ojos
  • Parálisis de los músculos de los ojos
  • Confusión.

Lamentablemente, algunos no son diagnosticados hasta que existe una ruptura del aneurisma que ocasiona un sangrado denominado como hemorragia subaracnoidea, una complicación grave que puede llegar a comprometer la vida de la persona.

La hemorragia subaracnoidea se caracteriza por un dolor de cabeza súbito, intenso, que los pacientes suelen referir como “el peor dolor de su vida”. Aproximadamente 10% de las personas mueren antes de recibir atención médica.  Por este motivo es importante conocer algunas señales de alarma que pudieran evitar desenlaces desfavorables.

¿Por qué aparecen?

Son múltiples factores los que han sido asociados a la formación de los aneurismas cerebrales, dentro de ellos se encuentran que en la familia alguien haya presentado un aneurisma cerebral o una hemorragia subaracnoidea.

Actualmente se recomienda realizar un estudio de rutina en las personas que tienen estos antecedentes familiares para descartar la presencia de un aneurisma cerebral. 

Otros factores asociados a mayor riesgo de formar aneurismas cerebrales son ser mujer y estar en edad perimenopáusica o postmenopáusica, tener edad avanzada, enfermedades que afectan el colágeno (por ejemplo, Ehlers-Danlos), ya que las paredes de los vasos se encuentran más propensas a sufrir deformaciones. 

Especial atención deben de recibir aquellas personas que cuentan con múltiples factores de riesgo y la realización de un estudio para descartar la presencia de un aneurisma debe considerarse.

¿Por qué se rompen?

Diferentes datos nos deben hacer sospechar que una persona con un aneurisma se encuentra en riesgo de sufrir una hemorragia subaracnoidea por ruptura del mismo.

De manera lógica, si inflamos un globo de forma continua, éste eventualmente explotará. Lo mismo pasa con los aneurismas, a mayor diámetro, mayor riesgo de ruptura. Sin embargo, las paredes de las arterias también pueden ser afectadas por otros factores.

El tabaquismo es un factor de riesgo importante para la ruptura de un aneurisma, por lo que a toda persona conocida con un aneurisma cerebral se le aconseja dejar de fumar, ya que no sólo es un factor de ruptura, sino de recurrencia.

Las personas que presentan síntomas sin un aneurisma roto, se encuentran también con mayor riesgo. A diferencia de lo que se pensaba, la hipertensión es un factor de riesgo para la formación de aneurismas, pero no para su ruptura.

Sin embargo, la localización y el tamaño del aneurisma sí se asocian a un aumento en el riesgo de ruptura o hemorragia subaracnoidea. Aquellos ubicados en la circulación posterior o en la arteria comunicante anterior con una medición mayor de 7mm de diámetro presentarán una mayor probabilidad de romperse.

¿Cómo evitar una ruptura?

Existen distintas medidas que pueden disminuir el riesgo de ruptura, sin embargo no se ha demostrado que algo sea 100% efectivo.

  • Como se ha mencionado previamente, dejar de fumar es un punto muy importante para evitar rupturas y futuras formaciones.
  • Las personas que padecen hipertensión, deben de mantener un adecuado control de su enfermedad para evitar nuevas formaciones.
  • Las personas con enfermedades de la colágena deben evitar otros factores de riesgo como el tabaquismo para no incrementar más su riesgo. 

De manera general, todos los aneurismas que miden más de 7mm de diámetro deben de ser tratados por su alto riesgo de ruptura, la excepción pueden ser pacientes de edad avanzada o que tienen muchas enfermedades.

El tratamiento también debe de considerarse en los pacientes jóvenes, cuando se observa un cambio en el tamaño o configuración del aneurisma, cuando es múltiple o cuando causan síntomas.

¿Cuándo debo realizarme un estudio?

Si ha presentado síntomas o factores de riesgo descritos previamente, no dude en acercarse a un profesional de la salud que lo pueda orientar a un mejor diagnóstico.

Actualmente existen tres métodos para detectar un aneurisma cerebral: la angiografía computarizada, angio resonancia, y angiografía por cateterismo intraarterial directo, este último siendo el estándar de oro, sin embargo se trata de un método diagnóstico invasivo, por lo que se usa poco. 

Cuando existe la sospecha de hemorragia subaracnoidea el primer estudio a realizar es una tomografía ya que dará información de la cantidad de sangrado, la cual se encuentra relacionada con el desarrollo de vasoespasmo que pueda comprometer el flujo sanguíneo al cerebro.

En algunas ocasiones el sangrado puede ser tan escaso que no sea visible por este medio, por lo que se debe de realizar una punción lumbar en donde se pueden encontrar glóbulos rojos o bilirrubina, los cuales, junto con el cuadro clínico, son suficientes para realizar el diagnóstico

Una vez realizado el diagnóstico será necesario la evaluación de un experto para definir si es candidato a tratamiento médico o, en caso de requerir, quirúrgico. Actualmente existen técnicas mínimamente invasivas que permiten un diagnóstico más confiable y menos riesgoso para el paciente.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Qué puede causar una trombosis cerebral

Padecimientos

Qué puede causar una trombosis cerebral

Las causas de una trombosis cerebral son diversas, pero todas llevan a desencadenar un accidente cerebrovascular, el cual provoca diversas secuelas neurológicas a consecuencia de daño en el tejido del cerebro.

Entre las causas que podemos enumerar se encuentran:

Problemas circulatorios o cardiacos:

  • Ateroesclerosis: Las arterias se endurecen debido a la acumulación de placa (una sustancia cerosa relacionada con el colesterol) en su interior, a menudo causan coágulos. Esto sucede cuando se forma un coágulo sobre una ruptura o ruptura en una sección de la placa.
  • Enfermedad de las válvulas cardíacas: El corazón tiene cuatro válvulas que mantienen el flujo sanguíneo en la dirección correcta. En algunos casos, una o más de las válvulas no se abren o cierran correctamente. Esto puede hacer que se interrumpa el flujo sanguíneo a través del corazón hacia el cuerpo.
  • Fibrilación auricular: Esta es una condición en la que las cámaras superiores de su corazón laten tan rápido que no pueden bombear sangre correctamente. La sangre que permanece en estas cámaras puede formar coágulos, que luego pueden viajar a otras partes de su cuerpo. La fibrilación auricular es una causa común de accidente cerebrovascular.
  • Problemas con la coagulación: Cuando la sangre coagula demasiado, puede dañar el flujo sanguíneo. La trombosis es una afección en la que se forma un coágulo donde no debería formarse, en áreas como las venas o las arterias. Si no se trata, puede obstruir el flujo de sangre al corazón, al cerebro o a los pulmones, lo que puede causar problemas de salud graves como un accidente cerebrovascular.
  • Medicamentos: Ciertos medicamentos pueden hacer que la sangre se coagule más fácilmente. En algunos casos, eso es a propósito. En otros, puede ser un efecto secundario inesperado y no deseado o una reacción a un medicamento. Ciertos tipos de tratamientos hormonales, incluidos los que se usan en el control de la natalidad, también pueden causar problemas de coagulación de la sangre.
  • Condiciones genéticas

¿Qué es una trombosis?

La trombosis es una afección grave en la que se forma un coágulo dentro de un vaso sanguíneo (una arteria o una vena) del cuerpo o, a veces, dentro del corazón. Esto es peligroso porque los coágulos que se forman dentro de los vasos sanguíneos pueden bloquear el flujo sanguíneo.

También pueden liberarse y viajar a otras partes de su cuerpo, y si un coágulo se atasca en un lugar crítico como sus pulmones o cerebro, eso puede causar emergencias potencialmente mortales.

¿Qué es una trombosis cerebral?

El accidente cerebrovascular es el término que usan los médicos cuando una parte del cerebro muere porque no recibe sangre durante demasiado tiempo, coloquialmente conocido como una embolia cerebral. Hay dos tipos principales de accidente cerebrovascular:

  • Accidente cerebrovascular isquémico es causado por una trombosis cerebral, ocasionando un bloqueo en el vaso sanguíneo.
  • Accidente cerebrovascular hemorrágico es causado por un sangrado en el cerebro o el área circundante.

¿Cuáles son los síntomas de una trombosis cerebral?

Los síntomas de un accidente cerebrovascular a menudo se desarrollan repentinamente y luego pueden mejorar temporalmente o empeorar lentamente, según el tipo de accidente cerebrovascular y el área del cerebro afectada. 

El conocer los signos y síntomas “clásicos” de un accidente cerebrovascular puede salvar  vidas. Los síntomas clásicos del ictus se pueden recordar con el acrónimo FAST. Cada letra de la palabra representa una de las cosas que debe tener en cuenta:

  • Face-Cara. Se puede evaluar al pedirle a la persona que sonría. Se notará debilidad repentina o caída de la cara.
  • Arm-Brazo. Se puede evaluar al pedirle a la persona que levante ambos brazos. Habrá debilidad repentina o entumecimiento de uno o ambos brazos.
  • Speech-Habla. Se puede evaluar al pedirle a la persona que repita una oración simple. Dificultad para hablar, dificultad para hablar o habla confusa.
  • Time-Tiempo. El tiempo es muy importante en el tratamiento del accidente cerebrovascular. Cuanto antes comience el tratamiento, mayores serán las posibilidades de recuperación.

Cualquier persona que tenga signos o síntomas de un accidente cerebrovascular necesita atención médica inmediata en un departamento de emergencias o en un hospital.

¿Cuál es el tratamiento de una trombosis cerebral?

El tratamiento de una embolia cerebral depende de muchos factores diferentes. El factor más importante  para determinar el tratamiento a seguir es la cantidad de tiempo con la que la persona lleva con los síntomas. 

La restauración de la circulación por lo general involucra un cierto tipo de medicamento llamado trombolítico, pero también puede involucrar un procedimiento de cateterismo. El cateterismo conlleva meter un cable a través del vaso ocluido para mecánicamente remover el coágulo o trombo que está ocasionando la sintomatología

¿Qué pronóstico tiene una trombosis cerebral?

Las secuelas de un accidente cerebrovascular pueden ser temporales o permanentes. Una persona puede perder la función parcial o completamente. Sin embargo, el resultado puede variar mucho de persona a persona, y no siempre es posible predecir lo que sucederá, especialmente en las primeras horas o días después de un accidente cerebrovascular.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Parestesias: Cuando hay entumecimiento y hormigueo

Padecimientos

Parestesias: Cuando hay entumecimiento y hormigueo

Las parestesias son hormigueos o sensaciones extrañas que se pueden sentir en la cabeza, manos, pies o cualquier parte del cuerpo. Algunas personas lo pueden describir como agujas, corriente eléctrica o sensación de roce.

Cuando es una lesión del sistema nervioso los síntomas pueden llegar a ser más molestos y presentarse como quemazón, desgarro u opresión. Estas sensaciones ocurren porque los nervios presentan un problema para transmitir las sensaciones de diferentes partes del cuerpo hacia la médula espinal. Las parestesias pueden ser transitorias o crónicas.

Parestesias transitorias

Dentro de las transitorias se encuentra la causada por presión prolongada sobre un nervio, por ejemplo, cuando las piernas se duermen por haber permanecido cruzadas mucho tiempo.

También pueden estar causadas por respiraciones rápidas (hiperventilación) o ataques de pánico en donde pueden existir parestesias en boca, manos y pies.

Los pacientes que presentan crisis epilépticas pueden presentar parestesias durante o después de una crisis.

Parestesias crónicas

Dentro de las causas de parestesias crónicas se encuentran sobre todo los trastornos del sistema nervioso como:

  • Accidentes cerebrovasculares
  • Tumores cerebrales
  • Golpes
  • Infecciones
  • Enfermedades autoinmunes como Lupus
  • Esclerosis múltiple
  • Posterior a una punción lumbar.

 

Generalmente cuando son causadas por algunas de estas se encuentran acompañadas de otros síntomas que orientan al diagnóstico.

  • En los accidentes cerebrovasculares se puede encontrar que la persona tiene algún factor de riesgo cardiovascular como hipertensión y las parestesias pueden ir acompañadas de dificultad para movilizar alguna parte del cuerpo o alteración del estado de alerta.
  • Los tumores cerebrales suelen acompañarse de dolor de cabeza intenso, náusea, vómito, problemas de la visión y pérdida de peso.
  • Las infecciones suelen presentarse con fiebre.
  • El lupus eritematoso sistémico se presenta con dolores articulares, síntomas psiquiátricos y problemas en la piel.
  • En la esclerosis múltiple comúnmente se encuentran parestesias que incluso pueden llegar a ser dolorosas durante actividades de la vida diaria, estos pacientes pueden además presentar crisis en donde pierden movilidad de alguna parte del cuerpo por activación de la enfermedad.
  • Aunque no es frecuente, también pueden presentarse parestesias posterior a una punción lumbar para colocación de anestesia cuando existe contacto de la aguja con un nervio espinal.

 

Otra causa de parestesias crónicas es la deficiencia de vitamina B12, esta puede causar en pacientes con alguna cirugía bariátrica para bajar de peso, el uso de algunos medicamentos como metformina o enfermedades como anemia perniciosa o gastrointestinales. En estos pacientes llama mucho la atención que la resolución de los síntomas es casi inmediata después de la reposición vitamínica.

Parestesias periféricas

No se puede hablar de parestesias sin mencionar las neuropatías periféricas. El síndrome del túnel del carpo es la neuropatía por atrapamiento más común y está causada por compresión del nervio mediano que se encuentra en la muñeca. Los pacientes suelen presentar dolor al realizar movimientos de las manos que describen como calambres.

Algo similar ocurre en el síndrome del túnel tarsal, pero el dolor existe al movilizar los tobillos. La ciática puede ser causada por una hernia de disco u otros trastornos que generan compresión del nervio. Es característico que los pacientes refieren un dolor que inicia en la nalga y se recorre hasta el pie, puede estar acompañado de debilidad.

Parestesias metabólicas

Las parestesias también pueden ser causadas por alteraciones metabólicas. La diabetes es una de las causas más comunes, los pacientes suelen tener una enfermedad de difícil control y quejarse de sensación de adormecimiento en manos y pies.

Otras causas metabólicas incluyen el consumo crónico de alcohol, hipoglucemia (glucosa o azúcar baja en la sangre), alteraciones de la tiroides, menopausia o la uremia en pacientes con enfermedad renal crónica.

Parestesias infecciosas

Ciertas infecciones pueden causar parestesias como parte de los síntomas, dentro de ellos se encuentra:

  • El virus herpes simple que generalmente causa úlceras o fuegos en la boca
  • Herpes zóster que causa una dermatitis en hemicinturón en tórax
  • VIH
  • Lepra
  • Sífilis.

Al igual que las parestesias crónicas, estas enfermedades suelen tener otras manifestaciones que orientan hacia una causa infecciosa como fiebre.

Tratamiento de las parestesias

A pesar de que cada enfermedad tiene un tratamiento en específico, existen medidas que pueden ayudar a controlar los síntomas como limitar la ingesta de alcohol, llevar una dieta alta en fibra (frutas, vegetales, granos) y limitar alimentos altos en grasas y azúcares procesados. No usar productos que contengan nicotina o tabaco. Y en caso de padecer diabetes, mantener un buen apego al tratamiento y acudir a consultas de seguimiento de manera regular para el control de glucosa. 

Debido a que es un síntoma que puede ser causado por muchas otras enfermedades, es importante acudir a una consulta médica si las parestesias afectan la calidad de vida, no ceden de manera espontánea o se acompañan de otros síntomas neurológicos como debilidad o visión borrosa.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Cómo afecta la ateroesclerosis al cerebro

Padecimientos

Cómo afecta la ateroesclerosis al cerebro

Aunque usualmente se relaciona la aterosclerosis con enfermedad coronaria e infarto en el corazón, también es una de las principales causas de accidente cerebrovascular isquémico, causados por coágulos de sangre.

La aterosclerosis la podemos definir como un proceso patológico multifactorial, que es un endurecimiento de las arterias debido a la formación de acúmulos de grasa (placa ateromatosa) en la pared vascular.

La placa es el resultado de una acumulación progresiva de material graso y provoca una respuesta inflamatoria localizada en las arterias. A esta placa se agregan macrófagos ricos en lípidos y linfocitos en la capa del vaso.

El crecimiento de las lesiones oclusivas y complejas más avanzadas son llamadas placas fibrosas. La placa fibrosa genera necrosis, calcificación, ulceración y fisura, se sobreponen en los eventos trombóticos y de oclusiones.

En este artículo queremos explicar cómo afecta la ateroesclerosis al cerebro y cómo se puede tratar.

Ateroesclerosis y derrame cerebral

Existen dos tipos de evento cerebrovascular isquémico causados por coágulos de sangre, que estrechan los vasos sanguíneos al cerebro debido a la ateroesclerosis u otras partículas.

  • Infarto cerebral isquémico aterotrombótico: Se produce cuando se forma un coágulo de sangre en una placa ateroesclerótica dentro de un vaso sanguíneo en el cerebro y bloquea el paso del flujo sanguíneo a esa parte del cerebro.

Dentro de los infartos cerebrales aterotrombóticos deben de incluirse no solamente los secundarios a trombosis de la luz arterial por crecimiento progresivo de la placa o por superposición de un trombo mural, sino también los causados por tromboembolismo desde lesiones ateromatosas de arterias, generalmente extracraneales (embolismo arterio-arterial) y aquellos otros en relación con caída del flujo en territorios más distales de la arteria afectada, en situaciones hemodinámicas sistémicas desfavorables

  • Infarto cerebral isquémico por Embolia: Se produce cuando un coágulo errante u otro tipo de partícula, llamado émbolo, viaja por el torrente sanguíneo hasta alojarse en una arteria principal o en el cerebro y bloquea el flujo sanguíneo.

La embolia se puede deber a una parte de un coágulo o de placa que se desprendió de una placa ateroesclerótica. Sin embargo, la mayoría de los derrames cerebrales embólicos se deben a la formación de coágulos de sangre durante la fibrilación auricular y que se introducen en el torrente sanguíneo.

Causas de ateroesclerosis

Aún no se conocen las causas de la enfermedad, pero hay algunas circunstancias que pueden convertirse en factores de riesgo y provocar la aparición de esta afección.

Las lesiones del endotelio vascular inducidas por factores de riesgo, favorecen selectivamente a la presencia de aterosclerosis:

  • El sedentarismo es uno de los más importante para un sin número de enfermedades de los sistemas osteomuscular, endocrino y metabólico.
  • La alimentación rica en grasas también se considera un gran factor predisponente para la generación de grasas dentro del cuerpo humano.
  • La ateroesclerosis a menudo ocurre con el envejecimiento. A medida que se envejece, la acumulación de placa estrecha las arterias y las hace más rígidas. Estos cambios dificultan el flujo de sangre a través de ellas.

Otros factores que pueden contribuir al endurecimiento de las arterias incluyen:

  • Diabetes
  • Antecedentes familiares de endurecimiento de las arterias
  • Presión arterial alta
  • Falta de ejercicio
  • Tener sobrepeso u obesidad
  • Tabaquismo

 

La presencia de todos los factores de riesgo favorece el desarrollo de la enfermedad aterotrombótica en diferentes tejidos vasculares. Así como el colesterol tiene un mayor poder a generar obstrucción del territorio coronario.

El hipercolesterolemia es un factor de mayor importancia, ya que se une a las lipoproteínas de baja densidad y favorecen una mayor concentración de ácidos grasos en sangre

Los coágulos se pueden formar en estas arterias estrechas y bloquear el flujo sanguíneo. También se pueden desprender pedazos de placa y desplazarse hasta vasos sanguíneos más pequeños y bloquearlos.

Estos bloqueos privan a los tejidos de sangre y de oxígeno. Esto puede llevar a que se presente daño o muerte tisular. Esta afección es una causa común de ataque cardíaco o de ataque cerebral (accidente cerebrovascular).

Manifestaciones clínicas

Sus manifestaciones dependen del lecho vascular afectado. Normalmente se afecta el área del corazón, con las arterias coronarias y se manifiesta por la aparición del síndrome coronario agudo, por un infarto agudo del miocardio (IAM) o muerte súbita. En el cerebro ocasionalmente se manifiesta como un accidente cerebrovascular agudo o como un accidente isquémico transitorio. En una forma de presentación puede presentarse a la claudicación de la rotura súbita de la placa o formación de un trombo.

Hablando de la enfermedad coronaria; ocurre cuando la placa se acumula en el interior de las arterias y no llega suficiente oxigenación dentro del corazón. Aumenta la probabilidad de que se formen coágulos de sangre en arterias y bloquear la circulación parcial o completamente.

Por otro lado, con respecto a la enfermedad arterial periférica; se presenta cuando se deposita en las arterias principales que suministran la sangre a las piernas, brazos y pelvis. La persona lo manifiesta como “adormecimiento” de alguna extremidad. En la enfermedad renal crónica, puede presentarse como una placa que se deposita en las arterias de los riñones y favorece pérdida lenta del funcionamiento de los riñones, haciéndolos incapaces de eliminar residuos del cuerpo.

Diagnóstico de enfermedad aterosclerótica

El diagnóstico de la enfermedad aterosclerótica a través de los estudios de laboratorio de los pacientes. Junto con las pruebas de imagen suelen ser mayores eficaces, ya que las pruebas de disfunción endotelial, la tomografía computarizada, resonancia magnética, son pruebas que ofrecen información de la sobrecarga aterosclerótica.        

Junto con las pruebas de laboratorio también hay que mencionar que los biomarcadores para la aterosclerosis son numerosos en donde incluyen los marcadores de trombosis como el fibrinógeno o el inhibidor del activador del plasminógeno, y la proteína C reactiva. Los sujetos que reciben un adecuado escrutinio para la enfermedad, son llevados a prevención primaria y secundaria, en donde se puede predecir el riesgo de un evento nuevo.

Tratamiento de la aterosclerosis

Como ya hemos comentado, el diagnóstico se desarrolla a partir de la sintomatología del paciente y de los estudios de laboratorio realizados. La aterosclerosis es una misma enfermedad con diferentes colocaciones y los tratamientos son útiles para la enfermedad aterotrombótica en el lecho vascular afectado.

El principal tratamiento para la aterosclerosis son los cambios del estilo de vida. Es posible que también se apoye con medicinas y procedimientos médicos. El médico puede también recomendar procedimientos invasivos como la angioplastia para lograr abrir las arterias o cirugía en el territorio arterial afectado.

Los tratamientos actuales han mejorado la calidad de vida de las personas que se encuentran enfermas. Sin embargo, la aterosclerosis sigue siendo grave y muy frecuente en la consulta diaria.

Por eso mismo el uso de terapia farmacológica ha logrado aumentar la progresión de la enfermedad con su terapia con simvastatina 40 mg/día, junto con un tratamiento antiagregante que promueve la reducción de eventos vasculares y coronarios.

Por último, los inhibidores de la enzima de conversión de angiotensina (IECA) también lograron reducir bastante el nuevo evento vascular del IAM.

Es posible que usted pueda reducir o retrasar la aterosclerosis y las enfermedades que ocasiona con un adecuado abordaje y atención médica continua que ayuden a evitar la complicación de la enfermedad con infartos o alteraciones a nivel de diversos órganos.

Sin duda, es de gran importancia hacer hincapié que el cuidado de la salud conlleva a una gran responsabilidad que parte desde el ambiente social en el que se influye la persona hasta el desarrollo de la calidad de vida que puede llegar a tener.

Una mejor oportunidad de diagnosticar esta enfermedad, reducirá favorablemente la posibilidad de llegar a la muerte. Por eso es importante, realizar exámenes físicos subsecuentes acompañado de pruebas de laboratorio dentro del centro de salud que corresponda y poner en aviso al médico familiar o de cabecera acerca de algún síntoma que sospeche tener.

La gran mayoría de las personas que padecen de arteriosclerosis, no presentan signos ni síntomas hasta que se hace evidente algún ataque cardíaco o algún accidente cerebrovascular que genere consecuencias irreversibles para el paciente.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

¿Cómo identificar una embolia cerebral?

Padecimientos

¿Cómo identificar una embolia cerebral?

El accidente cerebrovascular es el término que usan los médicos cuando una parte del cerebro muere porque no recibe sangre durante demasiado tiempo, coloquialmente conocido como una embolia cerebral. Hay dos tipos principales de accidente cerebrovascular:

  • Accidente cerebrovascular isquémico es causado por un bloqueo o coágulo de sangre que impide el flujo sanguíneo hacia un área del cerebro
  • Accidente cerebrovascular hemorrágico es causado por un sangrado en el cerebro o el área circundante, también conocido como derrame cerebral.

¿Cuáles son los síntomas de una embolia cerebral?

 Los síntomas de un accidente cerebrovascular a menudo se desarrollan repentinamente y luego pueden mejorar temporalmente o empeorar lentamente, según el tipo de accidente cerebrovascular y el área con daño cerebral. 

El conocer los signos y síntomas “clásicos” de un accidente cerebrovascular puede salvar  vidas. Los síntomas clásicos del ictus se pueden recordar con el acrónimo FAST. Cada letra de la palabra representa una de las cosas que debe tener en cuenta:

  • Face-Cara. Se puede evaluar al pedirle a la persona que sonría. Se notará debilidad repentina o caída de la cara.
  • Arm-Brazo. Se puede evaluar al pedirle a la persona que levante ambos brazos. Habrá debilidad repentina o entumecimiento de uno o ambos brazos.
  • Speech-Habla. Se puede evaluar al pedirle a la persona que repita una oración simple. Dificultad para hablar, dificultad para hablar o habla confusa.
  • Time-Tiempo. El tiempo es muy importante en el tratamiento del accidente cerebrovascular. Cuanto antes comience el tratamiento, mayores serán las posibilidades de recuperación.

Cualquier persona que tenga signos o síntomas de un accidente cerebrovascular necesita atención médica inmediata en un departamento de emergencias o en un hospital.

 

Te podría interesar: ¿Qué pasa cuando se sufre una embolia cerebral?

¿Existen factores de riesgo para desarrollar una embolia cerebral?

Hay una serie de factores de riesgo para el accidente cerebrovascular; algunos de estos factores aumentan el riesgo de un tipo de accidente cerebrovascular (hemorrágico o isquémico), mientras que otros aumentan el riesgo de ambos tipos. 

Factores de riesgo de accidente cerebrovascular isquémico:

  • Edad mayor de 40 años
  • Enfermedad del corazón
  • Presión arterial alta
  • Fumar
  • Diabetes
  • Altos niveles de colesterol en la sangre
  • Uso de drogas ilegales
  • Parto reciente
  • Historia previa de ataque isquémico transitorio
  • Estilo de vida inactivo y falta de ejercicio
  • Obesidad
  • Historia actual o pasada de coágulos sanguíneos
  • Antecedentes familiares de enfermedad cardíaca y/o accidente cerebrovascular

Factores de riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico:

  • Presión arterial alta
  • Fumar
  • Uso de drogas ilegales (especialmente cocaína y “metanfetamina”)

·  Uso de warfarina u otros medicamentos anticoagulantes