Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Causas de parálisis facial: ¿Es reversible?

Padecimientos

Causas de parálisis facial: ¿Es reversible?

Sí, una parálisis facial puede ser totalmente reversible y podemos ayudarte a recuperar tu sonrisa. Con terapia de rehabilitación facial oportuna en la mayoría de los casos los pacientes tendrán una recuperación completa en 3 a 6 meses.

Un 80% de los pacientes que experimentan una parálisis facial empiezan a notar mejoría en los síntomas después de unos 21 días, pero la recuperación completa dependerá de qué tan pronto se recibió atención y del cuadro en particular.

De acuerdo con diferentes estudios, sólo 2 de cada 10 pacientes con parálisis facial podrían mantener algunos síntomas para siempre.

Al ponernos en manos de un equipo neurológico especializado y de fisioterapeutas capacitados, se puede ayudar a disminuir dolor y estimular los músculos afectados, así como relajar la musculatura contraria donde suelen aparecer tensiones y pequeñas contracturas.

En Neurocenter tenemos la certeza de que con nuestra propuesta alternativa de atención, nuestra constante búsqueda de innovación y nuestra robusta comunidad de profesionales podemos detener las pérdidas y ayudarte a ganar todo aquello que, quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

¿Cuáles son las causas?

Una parálisis facial se debe a una lesión del nervio facial, el cual se encarga de los movimientos de la cara. Se trata de un padecimiento común, frecuentemente asociado a una infección viral, muchas veces presentando un cuadro viral de vías respiratorias días previos. 

La mayoría de los casos se debe a una infección viral, sin embargo, existen otras causas tales como:

  • Meningitis viral
  • Resfriado
  • Herpes simple
  • Tumores
  • Entre otros

Sin embargo, realmente la causa precisa todavía se desconoce, pero generalmente los síntomas son temporales y la mayoría de las personas afectadas se recuperan completamente en 2 o 3 meses si siguen las recomendaciones del especialista. Puede afectar prácticamente a cualquier edad y sexo.

Tratamiento: Rehabilitación facial

El tratamiento de la parálisis facial puede incluir medicamentos y fisioterapia. La cirugía no suele ser opción en este tipo de afectación. Debido a que la mayoría de las veces la parálisis es producto de una infección viral no hay un tratamiento específico dirigido a la causa de la parálisis, por lo que el tratamiento se enfoca en la recuperación de la función del nervio.

Mientras más pronto se inicie el tratamiento habrá mayor probabilidad de recuperación total.

En Neurocenter contamos con la experiencia y mejores tratamientos para la parálisis facial. Consiste en una fisioterapia de 3 fases:

Primera Fase

Para iniciar con la terapia, el paciente debe colocarse en una posición cómoda, mientras el fisioterapeuta prepara el equipo con el que se aplicará la primera fase de la terapia.

Posteriormente se coloca un de los electrodos del equipo en la mano del paciente, y el otro en una zona del cuerpo del fisioterapeuta, quien con sus manos empieza a realizar movimientos ascendentes sobre el área del rostro afectado, yendo del centro hacia afuera.

Segunda Fase

Una vez concluida la primera fase, se retiran ambos electrodos y se inicia con el masaje facial sobre la zona afectada de la cara, realizando pequeños golpeteos con la yema de los dedos para estimular la musculatura, aumentando su tono y favoreciendo el aporte sanguíneo.

Tercera Fase

Finalmente, pasamos a la reeducación muscular, la cual se realiza frente a un espejo para que el paciente aprecie la simetría de los ejercicios de manera asistida sobre puntos específicos de cada músculo, siempre cuidando no fatigar la musculatura.

Diagnóstico de la enfermedad

Para obtener un adecuado abordaje, es necesario comenzar con una historia clínica detallada en la cual se remarquen factores de riesgo (diabetes mellitus, hipertensión arterial, o alguna enfermedad subyacente) implicados en el paciente.

Posteriormente, el médico especialista deberá realizar una exploración física adecuada en la cual se valorará la alteración de la movilidad facial, alteraciones sensitivas y sensoriales, con una exploración neurológica completa.

Las pruebas complementarias que se realizan, servirán para conocer la gravedad de la lesión y confirmar si se sospecha de otra causa distinta de la idiopática. Las técnicas radiológicas más comunes son la utilización de la tomografía computarizada y la resonancia magnética.

Otro tipo de pruebas diagnósticas son la electro neurografía y electromiografía, en donde valoran el potencial motor evocado, la amplitud, duración y latencia. Suelen realizarse hasta 72 hrs después del daño del nervio, ya que no son de urgencia, pero sí suelen ser muy importantes para el descarte de enfermedades subyacentes.

 Te podría interesar: ¿cómo volver a sonreir?

Síntomas de una parálisis facial

Ya que tenemos 2 nervios faciales, uno para cada lado de la cara, los síntomas se presentarán ya sea en el lado derecho o izquierdo de la cara, observándose una asimetría de la cara. Éste es el síntoma más llamativo de la parálisis facial. 

  • Dificultad en las expresiones faciales:

Puede apreciarse una desviación de la comisura de la boca, por lo que si se le pide al paciente que sonría se evidenciará más esta asimetría. 

El paciente no podrá cerrar por completo el ojo del lado afectado ya que los músculos que ayudan a cerrar el ojo están comprometidos. 

Algunos pliegues faciales dejarán de apreciarse, como los que están en el ángulo del ojo o alrededor de la boca.

  • Pérdida de la sensibilidad

Algunos empiezan a sentir una especie de hormigueo o punciones como si tuviesen agujas muy pequeñas, mientras que otros simplemente pierden la sensibilidad en un lado específico.

  • Visión borrosa

Aparte de que un ojo puede verse caído o no cerrar completamente, quienes atraviesan por una parálisis facial también ven afectada su visión, volviéndose borrosa, así como irritación y sequedad.

  • Afectación en el sentido del gusto.

El paciente puede referir un cambio en el sabor de los alimentos.

  • Problemas para hablar y babeo

Al no poder cerrar bien la boca puede haber salida involuntaria de saliva.

  • Aumento de la sensibilidad auditiva en el lado afectado.

El paciente referirá un dolor en oído afectado ante el estímulo de un sonido fuerte.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Neurorehabilitación: Fisioterapia para el sistema nervioso

neuroficioteriapia-fisioterapia-neurorehablitacion

Servicios

Neurorehabilitación: Fisioterapia para el sistema nervioso

En la neurorehabilitación, la fisioterapia suele ser el primer paso. Tras un incidente o una lesión, es uno de los primeros tratamientos indicados por un neurólogo para poder recuperar parte de nuestras rutinas diarias, independencia y regresar a la vida habitual.

Después de la evaluación clínica, el objetivo de esta terapia es restaurar la salud física y la movilidad a través de ejercicios o movilizaciones específicas.

En Neurocenter somos especialistas en atención neurológica y tenemos claro que las metas o resultados son diferentes para cada paciente y dependen mucho de cuál es la causa del trastorno o lesión que padece.

Por ello, cuando diseñamos un programa de rehabilitación física se plantean unas metas que deben alcanzarse con la mayor efectividad para que la persona afectada recupere, en la medida de lo posible y de acuerdo con el caso específico, la mayor funcionalidad de la zona afectada. 

Tenemos la certeza de que con nuestros programas de neurorehabilitación personalizados, creados por nuestra robusta red de profesionales luego de una extensa evaluación para detectar todos los problemas que el paciente presenta, con especificaciones y metas muy claras, podemos lograr detener tus pérdidas y ayudarte a ganar todo aquello que necesitas para tener una vida plena.

¿En qué padecimientos neurológicos está indicada la Fisioterapia?

En neurología, el fisioterapeuta identificará objetivos funcionales como la marcha, el trabajo del equilibrio, la mejora de la autonomía en los traslados, entre otros.

Luego trabajará en enseñar técnicas o dar varios ejercicios para ayudar a lograr estos objetivos. El objetivo principal es ayudar a recuperar el máximo de las capacidades físicas de acuerdo a la condición original del paciente. 

La fisioterapia ha sido utilizada para mejorar una variedad de condiciones asociadas con diferentes sistemas del cuerpo, tales como: 

Trastornos neurológicos:

  • Embolias
  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedad de Parkinson

Trastornos neuromusculoesqueléticos:

  • Dolor de espalda
  • Trastorno asociado al latigazo cervical
  • Lesiones deportivas
  • Artritis

Enfermedades cardiovasculares:

  • Enfermedad cardíaca crónica
  • Rehabilitación después de un ataque al corazón

Enfermedades respiratorias:

  • Asma
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica
  • Fibrosis quística.

¿Cuál es la diferencia entre fisioterapia y rehabilitación?

La fisioterapia implica la restauración de la función, lo que le permite recuperar su independencia de la manera más segura y eficaz posible. La rehabilitación es el proceso que ayuda a una persona a recuperarse de una lesión grave, mientras que la fisioterapia ayudará con la fuerza, la movilidad y el estado físico.

¿Qué es la neurorehabilitación?

La rehabilitación neurológica o neurorehabilitación es un programa supervisado por un especialista diseñado para personas con enfermedades, lesiones o trastornos del sistema nervioso.

La rehabilitación neurológica a menudo puede ayudar a que los pacientes recuperen el control de su vida, mejoren la función, reduzcan los síntomas y mejoren su bienestar.

 Además de la fisioterapia, existen muchas otras técnicas de rehabilitación que están contempladas dentro de la rehabilitación neurológica como:

¿Qué condiciones pueden beneficiarse de la neurorehabilitación?

Lesiones, infecciones, enfermedades degenerativas, defectos estructurales, tumores y trastornos en el sistema circulatorio pueden afectar el sistema nervioso. Algunas de las condiciones que pueden beneficiarse de la rehabilitación neurológica pueden incluir:

Trastornos vasculares, como:

  • Accidentes cerebrovasculares isquémicos (causados ​​por coágulos de sangre)
  • Accidentes cerebrovasculares hemorrágicos (causados ​​por sangrado en el cerebro)
  • Hematoma subdural
  • Ataques isquémicos transitorios (AIT)

 

Infecciones como:

  • Meningitis
  • Encefalitis
  • Poliomielitis
  • Abscesos cerebrales

 

Traumas como:

  • Lesión cerebral
  • Lesiones de la médula espinal.

 

Trastornos estructurales o neuromusculares como:

  • Parálisis de Bell
  • Espondilosis cervical
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Tumores cerebrales o de la médula espinal
  • Neuropatía periférica
  • Distrofia muscular
  • Miastenia grave
  • Síndrome de Guillain-Barré

 

Trastornos funcionales como:

  • Dolor de cabeza
  • Trastornos convulsivos
  • Mareos
  • Neuralgia

 

Trastornos degenerativos como:

  • Enfermedad de Parkinson
  • Esclerosis múltiple
  • Esclerosis lateral amiotrófica (ELA)
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Corea de Huntington

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Estimulación Magnética Transcraneal (rTMS) en el Alzhéimer

Servicios

Estimulación Magnética Transcraneal (rTMS) en el Alzhéimer

La enfermedad de Alzheimer es la principal causa de demencia que existe, y por lo tanto, una causa frecuente de consulta con el médico neurólogo. Erróneamente referida como demencia senil, es un padecimiento que cada vez va cobrando mayor importancia debido a la mayor longevidad que presentan las personas, aumentando la prevalencia de demencia y más de este tipo.

Ya se conocen muchas opciones de tratamiento médico para la demencia pero, ¿que otras opciones no farmacológicas conoces? ¿has escuchado de la terapia con estimulación magnética transcraneal y uso en pacientes con demencia? Quédate para saber más sobre la demencia y las diferentes opciones terapéuticas disponibles.

En Neurocenter nos especializamos en la atención neurológica y tenemos la certeza de que con nuestra propuesta alternativa, nuestra amplia infraestructura y nuestra robusta comunidad de profesionales podemos lograr detener la pérdidas y ayudarte a ganar todo aquello que, quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

Enfermedad de Alzheimer

Primero que nada recordemos un poco acerca de que es la demencia por enfermedad de Alzheimer, cómo se presenta y cómo detectarla. Es un trastorno neurodegenerativo que se caracteriza por la pérdida de memoria. Suele presentarse alrededor de los 65 años (previo a esas es más probable que se trate de otros tipos de demencia), pero la incidencia va aumentando con la edad. Entre los factores de riesgo para su desarrollo están:

  • Edad. Conforme las personas envejecen hay una mayor atrofia del cerebro y por lo tanto mayor probabilidad de desarrollar demencia.
  • Genética. Existen ciertas diferencias genéticas en relación a variantes del gen APOEε4 que aumentan el riesgo de desarrollar demencia por enfermedad de Alzheimer, este riesgo puede aumentar desde 2 hasta 10 veces que las personas que no tienen estas variantes.
  • Factores de riesgo modificables: trastornos del sueño, diabetes e hipertensión, depresión, riesgo cardiovascular, obesidad, estrés y alcoholismo.

También tenemos factores protectores que disminuyen el riesgo de desarrollar Alzheimer como: la actividad cognitiva (es decir, una mayor cantidad de años de estudio y continuar con una adecuada actividad cognitiva en edades más avanzadas), hacer ejercicio, llevar una dieta saludable, adecuados niveles de vitamina C y mantener un peso adecuado.

Realmente este tipo de demencia comienza desde 10 años previos al inicio evidente de los síntomas, conocida como fase prodromica, Alzheimer temprano o deterioro cognitivo leve. Esta etapa puede pasar desapercibida ya que se puede confundir con cambios propios de la edad.

Se presenta como olvidos de cosas del pasado, olvidar donde dejan las cosas, olvidar citas o tomarse sus medicamentos, no encontrar la palabra que busca, dificultad para movilizarse en lugares poco conocidos, abandono de hábitos. Muchas veces también se acompaña de otros síntomas no cognitivos como cambios en el comportamiento o del estado de ánimo, así como alteraciones del ritmo circadiano.

Posteriormente la alteración de la memoria afecta las acitividades diarias de las personas al ya no reconocer incluso a sus familiares, en donde está, cómo llegar a su casa, etc. En etapas más avanzadas incluso olvidan como vestirse, bañarse o comer. Una vez que los síntomas son evidentes, la mayoría fallece a los 7-10 años, usualmente por infecciones como neumonía o utras complicaciones de pacientes que están postrados.

rTMS: Tratamiento de la demencia

El rTMS es una terapia no farmacólogica y no invasiva relativamente reciente que también nos ayuda a aminorar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Consiste en la neuromodulación de los circuitos neuronales al realizar una estimulación electromagnética sobre la corteza cerebral.

Se coloca la placa estimuladora en contacto directo con el cuero cabelludo y se envían estas señales electromagnéticas sin causar ningún tipo de daño o dolor. El médico neurólogo con amplia experiencia en este campo programa al estimulador según protocolos ya establecidos para el manejo del deterioro cognitivo y demencia.

Las principales áreas del cerebro en las que se ha visto que el rTMS tiene un efecto benéfico en estos pacientes son la corteza prefrontal dorsolateral ya que se relaciona con la memoria, el lenguaje y síntomas neuropsiquiátricos, el giro frontal. Por lo que al estimular estas áreas, se promueve la plasticidad neuronal para formar nuevas vías de comunicación en éstas, mejorando así los síntomas y por lo tanto, la calidad de vida.

Estas sesiones con el rTMS tienen una duración de 5-30min aproximadamente según el equipo y protocolo empleado. Se requieren de varias sesiones para lograr un efecto benéfico, el cual tiene duración de semanas. Por lo que mientras mayor sea el tratamiento mayor es el efecto que tiene.

Se ha comprobado cientifícamente el efecto benéfico del rTMS en pacientes con demencia por enfermedad de Alzheimer, realizándoles test empleados para el diagnóstico y seguimiento de la demencia, observando una importante mejoría al finalizar la terapia. 

El tratamiento del Alzheimer debe abarcar todas las áreas, comenzando con evitar aquellos factores que la predispongan, evitar su progresión con buenos hábitos, el uso de medicamentos en caso de que el neurólogo lo indique, así como la terapia con rTMS.

El objetivo del tratamiento es mejorar la calidad de vida tanto del paciente como de los familiares. Al ser un trastorno neurodegenerativo éste sólo irá progresando con los años, por lo que el tratamiento sólo ayudará a aminorar los síntomas.

Están los medicamentos para tratamiento de la demencia como tal, entre ellos está la memantina y donepezilo. También existen otros medicamentos que pueden ser necesarios según los síntomas que haya como depresión o alteraciones del comportamiento. En estos casos pueden ser necesarios antidepresivos y/o antipsicóticos.

Es importante además reconocer y tratar otros factores que contribuyan a los síntomas cognitivos y del comportamiento como el uso de medicamentos inapropiados, trastornos del sueño y presencia de otras enfermedades no tratadas incluyendo la depresión.

¿Cómo puedo saber si se trata de Alzheimer?

El diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer es meramente clínico, es decir, que el médico neurólogo, el especialista en estos trastornos, determinará si se trata o no de Alzheimer basándose en el interrogatorio, los síntomas que presente el paciente, una exploración neurológica completa, y en algunos casos, apoyándose de estudios diagnósticos como la resonancia magnética o estudios de sangre principalmente para descartar otras causas de demencia.

En casos en los que haya una fuerte asociación genética o hereditaria (como tener varios familiares directos con Alzheimer y más si el inicio de síntomas fue a una edad más joven), existen estudios genéticos que pueden hacerse para saber si tienen o no el gen que contribuye al desarrollo de este trastorno.

Una parte clave para la sospecha diagnóstica es el interrogatorio a un familiar cercano al paciente, ya que podrá haber muchos datos sugestivos de este trastorno que el paciente no perciba o recuerde, mientras que son muy evidentes para otra persona como olvidar donde deja las cosas y el impacto funcional que tiene en su vida diaria.

Toda esta información ayudará al neurólogo a diferenciar el Alzheimer entre otros tipos de demencia como la demencia vascular, frontotemporal, por cuerpos de Lewy, entre otros.

Te podría interesar leer: Las 5 señales del Alzheimer

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

rTMS: ¿Impulsos eléctricos contra la migraña?

Servicios

rTMS: ¿Impulsos eléctricos contra la migraña?

La migraña es un trastorno neurológico complejo, pero común en nuestro país, que no siempre logra tratarse con éxito pues no todos los pacientes responden a los medicamentos, por ello es que una de las alternativas es la Estimulación Magnética Transcraneal (rTMS).

El dolor provocado por la migraña suele ser agudo, intenso y crónico, sin que se logre identificar una causa específica para su origen. Las personas que la padecen, en ocasiones presentan resistencia a algunos medicamentos para el dolor, sin embargo existen algunas otras alternativas libres de fármacos que han demostrado ser efectivas.

En Neurocenter somos especialistas en la atención neurológica y como parte de nuestra propuesta de atención esté el ofrecer la mejor tecnología que le permita a nuestros pacientes recibir el tratamiento adecuado para su padecimiento.

Este tratamiento está aprobado tanto por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (cofepris) a nivel nacional, como por la FDA en Estados Unidos y se ha comprobado su eficacia en casi todo tipo de dolores.

Cómo funciona la Estimulación Magnética Transcraneal

Es un procedimiento que involucra campos magnéticos para estimular a las células nerviosas en el cerebro. No es invasivo y normalmente dura alrededor de 25- 30 sesiones de tratamiento.

Ha sido demostrado que las terapias han hecho una mejora de síntomas de depresión, dolor o problemas del lenguaje. Actualmente, se mencionan múltiples teorías al respecto, la principal remarca la estimulación a través de campos magnéticos en las regiones cerebrales que tienen menos actividad en cada enfermedad.

Se requiere colocar un gorro en el cual se realiza un marcaje en diversas áreas a estimular. Posteriormente se coloca en el cuero cabelludo, el dispositivo de bobina magnética que descarga los impulsos magnéticos para producir la estimulación al cerebro.

Se requiere una energía específica requerida para cada persona, que normalmente dura 4- 30 segundos. No se requiere internamiento en hospital pues se realiza de forma ambulatoria.      

La mayoría de las personas comienzan a presentar mejoras a partir de ciertas sesiones de tratamiento. Sin embargo, la estimulación magnética transcraneal no funciona en todos y tampoco es una solución duradera. Suele ser un tratamiento estándar para pacientes que no han logrado mejoría de los síntomas con tratamiento antes implementado.

 

Te podría interesar: rTMS como tratamiento para la depresión

¿A quién afecta la Migraña?

La migraña es un trastorno neurológico caracterizado por episodios de dolor. Afecta en torno a un 12% de personas a nivel mundial. Cualquier persona puede desarrollarla, y actualmente se han encontrado grupos más susceptibles:

  • Mujeres, especialmente antes de la menopausia
  • Antecedentes heredofamiliares
  • Personas con trastornos médicos como epilepsia, insomnio, y trastornos psiquiátricos.
  • En menor medida, también afecta a los varones y a los niños.
  • La existencia de un progenitor con migraña, tiende a desarrollar un 50%
  • Si es expresada por dos progenitores, la probabilidad es de un 75%.
  • La mayoría se presenta antes de los 40 años.

¿Cómo podemos identificarla?

Los criterios de la migraña se acompañan de diferentes síntomas presentes, entre ellos tenemos la presencia de aura es definido como un episodio transitorio de disfunción cerebral focal y se desarrolla antes del cuadro clínico de la migraña.

Se encuentra presente entre cinco o más minutos con manifestaciones visuales y acompañamiento de fotopsias (luces) o fosfenos (sonidos en oído), con las distorsiones visuales más comunes.

Por otro lado, también está la existencia de síntomas sensitivos que pueden ser el adormecimiento, calambres y sensación de debilidad muscular. Seguido de la presencia típica de la migraña, con dolor unilateral de la cabeza pulsátil, otros descriptores lo mencionan opresivo, en forma de desgarro y /o en punzada. Su presencia es variable, puede durar entre horas a días.                                                                                                    

Los síntomas asociados más frecuentes son:

  • Intolerancia a la luz solar o el resplandor, sonidos intensos e incluso el sonido de una conversación.
  • Los olores pueden además actuar como desencadenantes químicos.
  • Los malestares gastrointestinales también pueden presentarse antes y después del dolor, siendo el más frecuente la náusea que junto al vómito afecta el 50% a los adultos.
  • Otros síntomas menos frecuentes son la diarrea, estreñimiento y la distensión abdominal.
  • Además, los cambios mentales son variados y se presentan como parte de un ataque, entre las manifestaciones encontramos la irritabilidad, hostilidad, ansiedad, angustia, sensación de fatiga, etc.

¿Cuál es la causa del dolor?

En la actualidad no se conoce con exactitud los mecanismos implicados en la generación del dolor, el aura y el resto de los síntomas.

En la migraña se presenta sensibilidad aumentada a algunos estímulos que en otros individuos son inocuos, precipitando la activación de mecanismos del dolor y generando la crisis. Los factores genéticos y hormonales son más susceptibles que otros.

Como tal, el dolor es producido por activación de fibras conductoras de dolor (conocidas como fibras nociceptivas) que liberan sustancias implicadas en la inflamación dentro de las estructuras cerebrales como en las meninges y vasos sanguíneos. Los vasos se dilatan, contribuyen a un dolor pulsátil y las meninges se irritan, contribuyendo a dolor en movimientos de cabeza. 

Hoy en día, se conoce que el fenómeno del aura se debe a la depresión cortical propagada. Se basa en la aparición anómala de actividad eléctrica y química que comienza en la parte posterior de la corteza cerebral y se extiende por el resto del cerebro hacia las estructuras más anteriores.

Los factores que desencadenan la migraña, encontramos: Sueño alterado, estrés ansiedad, cambios hormonales, cafeína, el ayuno, deshidratación, comidas y bebidas, algunas medicinas, cambios de tiempo, olores fuertes, dolores concomitantes.

Diagnóstico de la migraña

Para diagnosticar la migraña, deben de ser presentes los criterios diagnósticos de migraña. Los criterios son una guía para el médico, pero es importante recordar que cada migraña es única. Algunas pruebas como la tomografía cerebral, resonancia magnética, y el electroencefalograma que puede ser de utilidad.

En más de los 95% de todos los tipos de cefaleas, no existe ninguna lesión en el cerebro asociada y , en el pequeño porcentaje restante los pacientes presentan síntomas de alarma o alteraciones en la exploración.

Tratamiento tradicional de la migraña

Dentro de las opciones farmacológicas existen algunas que ayudan a aliviar los síntomas y el dolor una vez el episodio comienza (tratamiento agudo) y otras que puedan ayudar a reducir la frecuencia y la intensidad de los episodios (tratamiento preventivo). 

En el tratamiento agudo, se encuentran los fármacos en donde hay que tomarlos con medida sin sobrepasar los 10-15 comprimidos al mes. Entre ellos están los AINES (Antinflamatorios no esteroideos), triptanes, opiodes, fármacos antinauseosos, corticoides, etc.

En el tratamiento preventivo la terapia debe ser elegida por el médico tratante, ya que los posibles efectos adversos se hacen presentes. Entre ellos encontramos a los antidepresivos (amitriptilina, venlafaxina), fármacos cardiovasculares (beta-bloqueadores, flunarizina, etc), antiepilépticos (topiramato, zonisamida, acido valproico).

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Disfagia: Diagnóstico y tratamiento de deglución

Niño con disfagia

Servicios

Disfagia: Diagnóstico y tratamiento de deglución

El término disfagia se refiere a la dificultad que presenta una persona para comer, deglutir o tragar a consecuencia de algún daño neurológico. Esta secuela puede tratarse y en ocasiones revertirse con terapia de deglución y neurorehabilitación.

Para diagnosticar este padecimiento se realizan diversas pruebas, pero lo más importante es poder iniciar con un tratamiento adecuado lo antes posible, para poder lograr la mayor recuperación del paciente.

En Neurocenter nos especializamos en atención neurológico y contamos no sólo con una amplia infraestructura, sino con una robusta red de profesionales capaces de ofrecer un diagnóstico acertado y prescribir el tratamiento indicado.

Tenemos la certeza de que con nuestra propuesta alterntiva de atención podemos lograr detener las pérdidas y ayudarte a ganar todo aquellos que necesitas para tener una vida plena.

¿Qué pruebas se utilizan para diagnosticar la disfagia?

Test de agua: con una jeringa de alimentación se le administran 10 ml de agua y se observa si hay babeo, el número de degluciones, si hay tos o si hay disfonía.

Se repite 4 veces en total el mismo volumen de 10 ml de agua y se acaba con la administración de 50ml. La prueba es positiva si se reporta cualquier síntoma o negativa si no se presenta ningún síntoma 

Video radiología de la deglución o videofluoroscopia : Se graba en video una serie de degluciones de material de diferentes volúmenes y consistencias, hidrosoluble, tanto en proyección lateral como anteroposterior. Se considera el estándar de oro en pruebas de disfagia y permite evaluar el riesgo de aspiración. 

Endoscopia: la visualización endoscópica del esófago y la laringe es el mejor método para detectar causas orgánicas que producen disfagia.

¿Existe tratamiento para la disfagia?

La evidencia disponible actualmente indica que la aplicación de programas de diagnóstico y tratamiento de la disfagia orofaríngea en pacientes vulnerables ocasiona una importante reducción de la morbimortalidad, debido a la reducción de la incidencia de neumonías por aspiración y la mejora del estado nutricional del paciente.

El objetivo es mantener la vía oral mientras sea posible, conseguir una deglución segura y mantener una hidratación y nutrición adecuada.

Cuidados generales: La posición más fisiológica para deglutir es sentado a 90 grados, al final de la ingesta mantener al paciente en sedestación por 30 minutos. La reducción del volumen y los incrementos en la viscosidad causan un importante efecto terapéutico 

Terapia de neurorehabilitación para deglución con estrategias posturales. maniobras deglutorias específicas y estrategias de incremento sensorial oral.

Toxina botulínica: Deriva de la fermentación controlada del clostridium botulinum y su inyección directa en el músculo cricofaríngeo permitiendo conseguir la parálisis (relajación) y la deglución en pocos días. Sus inconvenientes es que el efecto es gradualmente reversible aunque es posible repetir las sesiones.

Está indicada en pacientes con disfunción primaria del cricofaríngeo. Se localiza la hipofaringe y el músculo cricofaríngeo. Se suelen administrar de 50 a 100 Unidades por sesión. La sesión suele durar 20 minutos.

Te podría interesar leer sobre: ¿Cómo tratar los problemas de deglución?

¿Qué es la disfagia?

La mayoría de los pacientes hacen referencia a una deglución anormal, como una sensación de que los alimentos se atoran, se pegan o se atascan en la garganta. La deglución comprende 3 fases en las cuales puede existir una alteración provocando la disfagia, las cuales son: 

  1. Fase oral: integra la masticación, la formación del bolo alimenticio y el paso a la faringe
  2. Fase faríngea: ocurre la deglución donde ocurre un cierre de la nasofaringe mediante el velo del paladar, la elevación y cierre de la laringe, la apertura del esfínter esofágico superior y la contracción de la musculatura faríngea. se cierra la laringe y permite el paso del alimento.
  3. Fase esofágica: esta fase empuja el bolo hacia la cavidad gástrica.

¿Cuáles son las causas de la disfagia orofaríngea?

Es debida a un obstáculo mecánico por obstrucción o funcional por una mala elaboración del bolo alimenticio o afectación de los esfínteres esofágicos superior e inferior.

Intrínsecas: divertículo de zenker, abscesos, amigdalitis, estenosis post radioterapia, tumores y úlceras por fármacos.

Extrínsecas: osteofitos cervicales, bocio, aneurismas, cardiomegalia. 

Las causas neurológicas entran dentro de las funcionales. Entre ellas destaca el accidente cerebro vascular, la enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, tumores cerebrales o fármacos con efecto en sistema nervioso central.

¿Qué implicaciones clínicas ocasiona la disfagia?

  • Molestias o dolor al tragar
  • Expulsión de los alimentos en la boca o rechazo con la lengua
  • Aumento del tiempo que dura la deglución con masticación prolongada
  • Babeo
  • Inadecuado cierre labial
  • Presencia de residuos de alimento en la boca o lengua.
  • Sensación de atasco en la garganta y necesidad de tragar repetidas veces
  • Carraspeo continuo o frecuente
  • Atragantamiento con determinadas consistencias
  • Deglución fraccionada, necesidad de fragmentar el bolo y de tragarlo en varios intentos
  • Voz “húmeda”
  • Bronquitis o neumonías de repetición

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

rTMS: Cuando la depresión es resistente a medicamentos

Servicios

rTMS: Cuando la depresión es resistente a medicamentos

Se estima que entre el 20 % y el 40 % de los pacientes con trastorno depresivo mayor no se benefician lo suficiente de las intervenciones con antidepresivos y psicoterapia, y se ha propuesto la estimulación magnética transcraneal como tratamiento alternativo.

Este método de atención no requiere el uso de medicamentos, es indoloro y no invasivo, por lo que incluso puede aplicarse a mujeres con depresión postparto.

En Neurocenter nos especializamos en la atención neurológica, ofreciendo una propuesta alternativa a la que se ofrece en los servicios convencionales de salud.

Estamos convencidos de que con nuestra amplia infraestructura y robusta red de profesionales podemos ayudarte a detener las pérdidas y lograr que empieces a ganar todo aquello que requieres para tener una vida plena.

¿Qué es la estimulación magnética transcraneal?

Es un avance tecnológico no invasivo que consiste en aplicar una serie de pulsos magnéticos cortos para estimular las células nerviosas en áreas del cerebro que se sabe que están asociadas con la depresión mayor. El tratamiento para la depresión a veces se llama estimulación transcraneal repetitiva (rTMS) porque se administran pulsos magnéticos repetitivos.

Con este tratamiento podemos escoger vías neuronales para activarlas de manera repetitiva utilizando impulsos magnéticos que pasan a través del cuero cabelludo y del cráneo, de forma segura y sin dolor.

 Con cada sesión de rTMS, las redes neuronales se activan de 1 mil a 3 mil veces, esto permite modificar la actividad cerebral y normalizar las áreas que funcionan anormalmente debido a una enfermedad como la depresión, Parkinson o Alzheimer, entre otros.

El proceso completo de evaluación, tratamiento y el seguimiento inicial tarda aproximadamente de dos a seis semanas. Se recomiendan tratamientos de mínimo 10 sesiones ambulatorias con una duración aproximada de media hora.

La Estimulación Magnética Transcraneal ha demostrado ser superior en muchos casos a los medicamentos, además de ser bien tolerada y con pocos o nulos efectos secundarios. Tanto la familia como el mismo paciente notan mejoría luego de la primera semana de tratamiento.

El tratamiento es aplicado por especialistas con una amplia experiencia en el ejercicio clínico, cuya base de capacitación es la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, si tienes dudas sobre nuestro servicio, aquí te ofrecemos muchas razones para venir con nosotros.

¿Qué es la depresión?

La depresión es el trastorno psiquiátrico más común en todo el mundo.

La depresión clínica es una condición médica que va más allá de la tristeza cotidiana. Puede causar síntomas de larga duración y puede interferir con las actividades diarias habituales. La vulnerabilidad de una persona para desarrollar este trastorno a menudo se relaciona con muchos factores, incluidos los cambios en la función cerebral, la genética, los estilos de afrontamiento, el estrés y las circunstancias de la vida.

Las personas con depresión no tratada tienen una calidad de vida más baja, un mayor riesgo de suicidio y peores pronósticos si tienen alguna condición médica junto con la depresión. De hecho, las personas con depresión tienen casi el doble de probabilidades de morir que las personas sin depresión, principalmente debido a otras afecciones médicas. Además, la depresión afecta no solo a la persona que padece el trastorno, sino también a quienes la rodean. 

Los adolescentes y adultos jóvenes, en particular las mujeres, son muy vulnerables al desarrollo de trastornos de ansiedad, depresión y trastornos alimentarios. El trastorno de ansiedad o de depresión en los trastornos alimentarios se asocian con una mayor gravedad de los síntomas, un peor pronóstico y manejo más complejo.

 

Podría interesarte: Depresión en la infancia y adolescencia 

¿Cuáles son los síntomas de depresión?

    • Sentirse triste, sin esperanza
    • Problemas para conciliar el sueño o para permanecer dormido; o dormir demasiado
    • Cansancio constante o tener poca energía
    • Falta de apetito o exceso del mismo
    • Sentirse como un fracaso, o que se ha defraudado a sí mismo o a su familia.
    • Problemas para concentrarse en tareas simples: como leer el periódico o mirar televisión

      Poco interés o placer en hacer las cosas.

    • Pensamientos recurrentes de que estaría mejor muerto o de lastimarse a sí mismo de alguna manera

¿Cuáles son los factores de riesgo para la depresión?

      • Baja autoestima
      • Un trastorno de ansiedad
      • Uso indebido de sustancias (como problemas con la bebida o adicción total a las drogas)
      • Trauma durante la infancia o la edad adulta
      • Acontecimientos estresantes de la vida en el último año
      • Pérdida de los padres u otras circunstancias estresantes durante la infancia
      • Historial de divorcio o problemas maritales o de relación
      • Poco apoyo socialAntecedentes personales o familiares de depresión
      • Baja educaciónTendencias iniciales a preocuparse por las cosas de maneras que no son saludables o razonables, o a ver las cosas de manera negativa

¿Cómo identificar una depresión grave?

Las personas con depresión mayor severa tienen una o más de las siguientes características:

  • Tienen pensamientos y planes de suicidio u homicidio.
  • Tienen síntomas psicóticos, como delirios o alucinaciones.
  • Tienen una condición llamada catatonia, que consiste en no poder moverse o hablar con normalidad.
  • Su juicio se ve afectado de tal manera que las personas (incluidos ellos mismos) pueden correr el riesgo de sufrir daños.
  • Su funcionamiento básico se ve afectado. Por ejemplo, pueden negarse a comer o beber, lo que puede provocar desnutrición o deshidratación.

Las personas con depresión mayor severa por lo general necesitan que las vea un psiquiatra y, a veces, necesitan ser hospitalizadas.

Tratamiento convencional para la depresión

Para el tratamiento inicial de la depresión mayor, se sugiere una combinación de medicación antidepresiva y psicoterapia. Estudios bien diseñados han demostrado que el tratamiento combinado es más efectivo que cualquier tratamiento por sí solo. Sin embargo, cualquiera de los tratamientos también se puede administrar solo, ya que los estudios también han demostrado que cada uno es efectivo y comparable al otro.

A pesar de ser comparablemente eficaz, una ventaja de la psicoterapia es que algunos de sus beneficios a menudo persisten incluso después de que finaliza el tratamiento activo. La psicoterapia puede ayudar a las personas a desarrollar nuevas habilidades de afrontamiento, así como formas más adaptativas de pensar sobre los problemas de la vida. Lo mismo no es necesariamente cierto para los antidepresivos; muchos de los que toman antidepresivos solos recaen después de suspenderlos.

Los antidepresivos a menudo tardan en hacer efecto, pero muchas personas comienzan a sentirse mejor en una o dos semanas. De hecho, las personas que ven algún beneficio desde el principio después de comenzar con un antidepresivo parecen ser las que tienen más probabilidades de recuperarse por completo. Dicho esto, puede tomar de 6 a 12 semanas ver el efecto completo de un antidepresivo, por lo que los proveedores de atención médica pueden esperar ese tiempo para tomar una decisión final sobre si un medicamento será lo suficientemente efectivo. 

Los cambios en el estilo de vida, como mejorar los hábitos de sueño, aumentar el apoyo social, usar técnicas para reducir el estrés o hacer ejercicio con regularidad, también pueden ayudar. Si tiene alguna de estas condiciones, evite el alcohol, el tabaco y las drogas recreativas. Pueden empeorar ambas condiciones e interferir con el tratamiento.

Te recomiendo leer: Tratamiento de depresión con rTMS 

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Cómo se presenta la esclerosis múltiple

Persona con esclerosis multiple recibiendo terapia

Padecimientos

Cómo se presenta la esclerosis múltiple

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad desmielinizante, crónica, autoinmune e inflamatoria que afecta a todo el sistema nervioso central y constituye la principal causa de discapacidad neurológica no traumática entre los adultos jóvenes. 

Existen distintos factores de riesgo para presentar esta enfermedad que puede presentarse de cuatro formas diferentes según las características de cada paciente, y para poder determinarlas se requiere realizar un estudio neurofisiológico llamado Potenciales Evocados.

En Neurocenter nos especializamos en la atención neurológica y como tal ofrecemos no sólo la realización de estudios de neurofisiología, sino su interpretación, la emisión de un diagnóstico y la prescripción de un tratamiento adecuado.

Contamos con una robusta red de profesionales y una amplia infraestructura que nos permite tener la certeza de que podemos lograr detener tus pérdidas y ayudarte a ganar todo aquello que necesitas para retomar el control de tu vida.

¿Cuáles son los subtipos de EM?

Existen cuatro subtipos en los que se puede presentar la Esclerosis Múltiple de acuerdo a los síntomas que presente cada uno de los pacientes, y esto determinará también cuál es el tratamiento a seguir.

Remitente-recurrente: cerca del 85% de los pacientes debutan con esta forma, se caracteriza por cuadros agudos de síntomas neurológicos con recuperación.

Secundariamente progresiva: aparece 10-20 años después de la instalación de la forma remitente recurrente, las remisiones se vuelven infrecuentes y por lo general son reemplazadas por un empeoramiento gradual de los síntomas neurológicos a lo largo de meses a años, suelen quedar secuelas neurológicas y se considera la progresión de las lesiones tempranas. 

Primariamente progresiva: sólo 15% de los pacientes con EM se presentan con síntomas neurológicos progresivos y graduales sin remisiones desde el inicio. Generalmente los síntomas son mielopáticos. 

Progresiva-recurrente: es un subtipo de la forma primaria progresiva que puede tener recaídas raras sobreimpuestas a una progresión lenta. A diferencia de la forma remitente-recurrente, este subtipo tiene escasez de lesiones cerebrales y espinales en la resonancia magnética.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de la EM?

El diagnóstico se realiza mediante la historia clínica del paciente donde la exploración neurológica hará al neurólogo sospechar de la enfermedad, y podrá apoyarse en estudios de imagen como la Resonancia Magnética de Cerebro o estudios de potenciales evocados somatosensoriales, visuales y de tallo cerebral.

Potenciales evocados: Son técnicas diagnósticas que mediante estímulos sensitivos (visuales, auditivos, táctiles) y el registro de las respuestas cerebrales que estos provocan valoran la integridad de las vías estimuladas.

Si el estímulo visual, auditivo o táctil no produce la onda esperable en el tiempo y lugar adecuado, quiere decir que hay alguna interrupción de esta vía nerviosa y por la tanto da información sobre la patología. 

No hay una preparación especial como tal, solamente se requiere que el paciente asista con el pelo limpio y seco ya que se le colocan unos electrodos (se pegan con pasta conductora y colodon) en el cuero cabelludo, pabellones auriculares, hombro cuello o columna según se requiera. posteriormente recibe los distintos estímulos para obtener la respuesta evocada correspondiente.

Factores de riesgo

Dentro de los factores de riesgo que se han identificado para el desarrollo de EM están:

  • Infecciones virales, especialmente por el virus de Epstein-Barr
  • Sexo femenino
  • Poca exposición a luz solar (deficiencia de vitamina D)
  • Tabaquismo
  • Historia familiar/genética
  • Vivir en latitudes altas.

 

Ocurre con mayor frecuencia en mujeres que en hombres como es el caso de la mayoría de enfermedades autoinmunes, así mismo, las mujeres tienen un curso clínico diferente principalmente remitente-recurrente y los hombres tienden a presentar formas progresivas y con peor pronóstico

¿Cuáles son los síntomas de la EM?

Las manifestaciones clínicas típicas de la EM en relación con la localización del foco de desmielinización incluyen:

  • Trastornos sensitivos-motores en uno o más miembros (forma de presentación de aproximadamente 50% de los pacientes)
  • Neuritis óptica (síntoma inicial en el 25% de los pacientes)
  • Diplopía por oftalmoplejía internuclear)
  • Ataxia
  • Vejiga neurogénica
  • Fatiga
  • Disartria
  • Síntomas paroxísticos como neuralgia del trigémino (se presenta en menos del 10%)
  • Nistagmo
  • Vértigo.

Son más raros los signos corticales (afasia, apraxia, convulsiones, demencias) y los signos extrapiramidales como corea y rigidez.

 

Te podría interesar: Hábitos para combatir la esclerosis múltiple

¿Existe tratamiento para la enfermedad?

El tratamiento  farmacológico se divide en 3 grupos: el de las exacerbaciones o brotes, la terapia modificadora de la enfermedad y el tratamiento de los síntomas. El tratamiento de los brotes se basa en corticosteroides, hormona adrenocorticotropa (ACTH) y plasmaféresis. El tratamiento modificador de la enfermedad se basa en fármacos como azatioprina, ciclofosfamida, interferones, acetato de glatiramer, natalizumab y mitoxantrona.  Para el tratamiento de sostén debe de tomarse en cuenta el curso clínico de la enfermedad, por ejemplo, en la forma remitente recurrente se usan los interferones, el acetato de glatiramer y fingolimod.

El tratamiento para las afectaciones motoras puede incluir terapia de neuro rehabilitación física. y para los problemas visuales se puede emplear la terapia de estimulación magnética transcraneal para facilitación visual.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Parálisis facial: cómo volver a sonreír

Servicios

Parálisis facial: cómo volver a sonreír

La parálisis facial es la condición en la que los músculos de la cara se afectan perdiendo la fuerza y el control de los mismos, lo que ocasiona desviación  de alguna parte del rostro.

Este tipo de condiciones suelen ser una causa frecuente de atención en la consulta de neurología, ya que generan un estrés e inseguridad importante en el paciente, al ser afectado el rostro, un área completamente visible.

En Neurocenter queremos evitar que sigas perdiendo, ya sea tu sonrisa, tu vida social, tu calidad de vida, tu seguridad frente a los demás o tu autoestima. Estamos convencidos de que contamos con el  servicio integral y multidisciplinario que necesitas, así como con el  mejor equipo médico para implementarlo.

¿En qué consiste la terapia de parálisis facial?

Consiste en una fisioterapia de 3 fases: neurorrehabilitación con oscilaciones profundas que mejora la microcirculación del nervio, masaje facial en la zona afectada para estimular la musculatura, aumentando su tono y favoreciendo el aporte sanguíneo, y la reeducación muscular frente a un espejo para que el paciente aprecie la simetría de los ejercicios de manera asistida sobre puntos específicos de cada músculo.

El tratamiento de la parálisis facial puede incluir medicamentos y fisioterapia. La cirugía no suele ser opción en este tipo de afectación. Debido a que la mayoría de las veces la parálisis es producto de una infección viral no hay un tratamiento específico dirigido a la causa de la parálisis, por lo que el tratamiento se enfoca en la recuperación de la función del nervio.

Mientras más pronto se inicie el tratamiento habrá mayor probabilidad de recuperación total.

  • Primera fase. Para iniciar con la terapia, el paciente debe colocarse en una posición cómoda. Se colocan 2 electrodos, uno en la mano del paciente y el otro en una zona del cuerpo del fisioterapeuta, quien con sus manos empieza a realizar movimientos ascendentes y enérgicos sobre el área del rostro afectado, yendo desde el mentón hacia la zona de la frente, y de adentro hacia afuera.
  • Segunda fase. Se retiran ambos electrodos y se inicia con el masaje facial sobre la zona afectada de la cara, realizando pequeños golpeteos con la yema de los dedos para estimular la musculatura, aumentando su tono y favoreciendo el aporte sanguíneo.

Tercera fase. Consiste en la reeducación muscular, se realiza frente a un espejo para que el paciente aprecie la simetría de los ejercicios de manera asistida sobre puntos específicos de cada músculo, siempre cuidando no fatigar la musculatura

¿Por qué sucede esta condición?

El origen de la parálisis puede ser en el cerebro y denominarse parálisis facial central, o puede ser en los nervios periféricos y llamarse parálisis facial periférica. 

Hacer una distinción entre ambas es fundamental, ya que las causas y las manifestaciones son diferentes. 

Por ejemplo, las parálisis faciales de origen central suelen ser asociadas a alteraciones en el cerebro como infartos cerebrales, y por lo tanto, son de mayor preocupación y gravedad, aunque no necesariamente con las más evidentes “físicamente” ya que en ocasiones sólo afectan una pequeña parte de la cara. 

Por otro lado, la parálisis facial periférica es la más común y suele manifestarse de manera súbita o aguda. La causa de la misma en muchas ocasiones no suele ser evidenciada, por lo que se le denomina parálisis facial idiopática, aunque se ha visto estar relacionada a algunas infecciones virales. 

En algunas ocasiones puede ser autolimitada, es decir, resolver de manera espontánea con el tiempo, sin embargo, esto no se puede predecir.

Tambien te podría interesar: ¿En que consiste la terapia de rehabilitación facial?

¿Cuáles son los signos de parálisis facial?

Las manifestaciones dependen del lado que esté afectado. Por ejemplo, si existe una parálisis facial periférica derecha, los músculos del lado derecho de la cara no se podrán mover, lo que ocasionará que la boca se vea desviada hacia la izquierda, o que los músculos de la frente y del párpado derechos no se puedan controlar. 

Si bien el aspecto físico suele ser una de las situaciones más preocupantes para los pacientes, la imposibilidad de mover los músculos de la cara va más allá del aspecto físico. Por ejemplo, el no controlar los músculos del párpado puede ocasionar alteraciones para lubricar el ojo, generando irritación y resequedad; otro ejemplo es el al momento de comer, ya que al no poder tener un adecuado control de la boca, los alimentos, principalmente los líquidos, pueden escurrir por ese lado de la cara.

Ya que tenemos 2 nervios faciales, uno para cada lado de la cara, los síntomas se presentarán ya sea en el lado derecho o izquierdo de la cara, observándose una asimetría de la cara. Éste es el síntoma más llamativo de la parálisis facial. 

  • Dificultad en las expresiones faciales:

Puede apreciarse una desviación de la comisura de la boca, por lo que si se le pide al paciente que sonría se evidenciará más esta asimetría. 

El paciente no podrá cerrar por completo el ojo del lado afectado ya que los músculos que ayudan a cerrar el ojo están comprometidos. 

Algunos pliegues faciales dejarán de apreciarse, como los que están en el ángulo del ojo o alrededor de la boca.

  • Pérdida de la sensibilidad

Algunos empiezan a sentir una especie de hormigueo o punciones como si tuviesen agujas muy pequeñas, mientras que otros simplemente pierden la sensibilidad en un lado específico.

  • Visión borrosa

Aparte de que un ojo puede verse caído o no cerrar completamente, quienes atraviesan por una parálisis facial también ven afectada su visión, volviéndose borrosa, así como irritación y sequedad.

  • Afectación en el sentido del gusto.

El paciente puede referir un cambio en el sabor de los alimentos.

  • Problemas para hablar y babeo

Al no poder cerrar bien la boca puede haber salida involuntaria de saliva.

  • Aumento de la sensibilidad auditiva en el lado afectado.

El paciente referirá un dolor en oído afectado ante el estímulo de un sonido fuerte.

¿Qué debo hacer si desarrollo parálisis facial?

Ante un episodio de parálisis facial es fundamental acudir lo antes posible con el especialista en neurología para realizar una evaluación neurológica completa y determinar el tipo y gravedad de la parálisis. Una vez realizado el examen neurológico, nos podrá orientar al tipo de tratamiento que más se adecúe a nuestras necesidades.

El papel de la rehabilitación neurológica y la recuperación de nuestra sonrisa

Si bien en algunas ocasiones la recuperación puede ser espontánea o autolimitada, esto no se puede predecir, así como no se puede predecir si existirá algún tipo de secuela.

Por tal motivo, la rehabilitación neurológica junto con la fisioterapia son herramientas indispensables en la resolución de este problema. 

El tiempo también es clave para la recuperación, pues entre más temprano se atienda, será menor la probabilidad de secuelas y la tasa de éxito mucho mayor.

Los ejercicios y terapias son individualizados y permiten una recuperación que, en una gran proporción de pacientes es completa, sin evidencia de que alguna vez existió parálisis facial. Por otro lado, en algunos pacientes puede no recuperarse al 100%, pero la fisioterapia permite reducir el grado de secuelas.

El tiempo necesario para la recuperación es incierto, pudiendo requerir días a meses, sin embargo, conforme se realicen los ejercicios, las manifestaciones serán cada vez más evidentes y nuestros músculos y rostro cada vez más sanos.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

¿Qué función tiene la fisioterapia neurológica?

Servicios

¿Qué función tiene la fisioterapia neurológica?

La fisioterapia neurológica es una rama o especialidad de la rehabilitación y fisioterapia que se enfoca en el tratamiento de las lesiones del sistema nervioso central y periférico ya sea por algún padecimiento neurodegenerativo, daño cerebral adquirido o algún trastorno genético.

La fisioterapia va encaminada en la atención de problemas motores y sensitivos que tienen un origen neurológico y en Neurocenter, como clínica especializada en atención neurológica, una de las bases de nuestros servicios es precisamente la fisioterapia neurológica.

Y es que el sistema nervioso es el encargado de realizar una cantidad enorme de funciones, desde hablar, caminar, pensar, o sentir, mantenernos en equilibrio, o saber con qué fuerza tomar cierto objeto para que no se rompa o hacia donde voltear la mirada cuando alguien nos habla, entonces, si existe un daño en los nervios que afectan al sistema, es necesario iniciar un tratamiento que nos ayude a revertirlas o retrasarlas.

Ésta serie de tareas son posibles gracias a una compleja y fina red de comunicaciones nerviosas entre el cerebro y el resto de nuestro cuerpo, que funcionan como carreteras de doble sentido transportando información a través de los nervios. Por lo tanto, no es de extrañar que puedan existir un gran número de lesiones o enfermedades que alteren su función.

¿Se encarga solo de pacientes con discapacidad?

Cómo toda terapia de rehabilitación, el principal objetivo es identificar el tipo de daño e iniciar las tareas necesarias para lograr la recuperación total o parcial, disminuir el daño, o aminorar las secuelas o discapacidad que puedan resultar de estas lesiones.

Por lo tanto, no sólo los pacientes que ya presentan secuelas se benefician de fisioterapia neurológica, sino, todo paciente con alguna alteración del sistema nervioso, donde incluso, el iniciar fisioterapia de manera temprana puede evitar la aparición de las mismas.

La fisioterapia neurológica como pieza del tratamiento completo

Actualmente la rehabilitación neurológica, que incluye la fisioterapia neurológica, es una pieza clave en la atención integral de los pacientes. Por lo que el fisioterapeuta, junto con los demás especialistas trabajan en conjunto bajo la guía del neurólogo, con la intención de mejorar la calidad de vida de los pacientes, según sus necesidades y condiciones.

Lo mismo se incluye para los pacientes pediátricos, en quienes, el inicio oportuno de este tipo de terapias permiten un mejor desarrollo de los niños, ya que se pueden implementar además, terapias de lenguaje, enfoque de la atención, fuerza, etc.

¿Qué enfermedades se benefician de la fisioterapia neurológica?

Solo por dar unos ejemplos, algunas de las enfermedades en las que apoya la fisioterapia neurológica son las siguientes:

  • Enfermedades neurodegenerativas como enfermedad de Parkinson o demencias como la demencia tipo Alzheimer.

No todo se trata de fuerza

¿Qué función tiene la fisioterapia neurológica? La fisioterapia neurológica no solamente se enfoca en la fuerza muscular, aunque es una de sus principales funciones, la fisioterapia permite una gran cantidad de beneficios, ya que atiende situaciones como problemas de equilibrio, caminata, manejo del dolor y espasmos musculares. 

Cada enfermedad tiene manifestaciones distintas por lo que cada paciente debe recibir una terapia individualizada según sus necesidades. Desde el no poder mantenernos de pie, hasta problemas con la deglución, la fisioterapia ha ganado un lugar fundamental para la favorable evolución de nuestros pacientes.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Disfagia: Cómo tratar los problemas de deglución

Servicios

Disfagia: Cómo tratar los problemas de deglución

El término de disfagia hace referencia a la dificultad para llevar el bolo alimenticio desde la boca hasta el estómago y realizar una adecuada deglución, generando cuadros de desnutrición y deshidratación, junto con infecciones respiratorias como la neumonía aspirativa.     

Es común que las personas que padecen trastornos neurológicos como esclerosis múltiple, Parkinson, que han sufrido un accidente cerebrovascular o simplemente a causa del envejecimiento, presenten disfagia, la cual puede ser tratada con terapia de deglución una vez que fue diagnosticada.

Es importante recibir un tratamiento adecuado lo antes posible para evitar complicaciones que deterioren la salud y la calidad de vida de los pacientes. En Neurocenter nos especializamos en atención neurológica y ofrecemos servicios integrales y multidisiciplinarios.

Gracias a nuestra robusta red de profesionales y nuestra infraestructura médica, tenemos la certeza de que podemos lograr detener tus pérdidas y ayudarte a ganar todo aquello que, quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

Tipos de disfagia

Los tipos de disfagia, se distinguen entre:

–        Disfagia aguda: Se caracteriza por la brusca imposibilidad de la deglución de sólidos y líquidos, requiriendo de atención inmediata y derivación urgente. La disfagia es total, constatando en ocasiones disnea y disfonía entre otros síntomas.

–        Disfagia de causa no aguda: Esta se divide en disfagia orofaríngea, disfagia esofágica y disfagia funcional. Pueden ser tratadas con terapia de deglución.

  1. Disfagia orofaríngea: En la disfagia orofaríngea se encuentra la dificultad al inicio de la deglución, siendo que el bolo alimenticio no llega al esófago. Las alteraciones pueden suscitarse por una mala elaboración del bolo en la cavidad oral, alteraciones en la coordinación faríngea y la relajación del esfínter esofágico superior. Se presentan síntomas como:
  • Tos
  • Regurgitación
  • Sialorrea
  • Xerostomía
  • Disartria, entre otros

Con frecuencia, este tipo de disfagia se manifiesta a causa de una enfermedad sistémica y neurológica, por ejemplo, en el 60% de los pacientes con esclerosis lateral amiotrófica, en el 40% de personas con miastenia gravis y en el 44% de pacientes con esclerosis múltiple.

  1. Disfagia esofágica: Se describe como la sensación de que el bolo se detiene en el esófago. Es referido como un nudo en el pecho y se acompaña entre los intentos de deglución, síntomas de aspiración, tos y asfixia.

Las causas asociadas son por un proceso inflamatorio de la pared esofágica; a través de una obstrucción mecánica la cual debe descartar metaplasia, displasia y malignidad.

  1. Disfagia funcional: Este tipo de disfagia se caracteriza por la sensación de un tránsito anormal del bolo. Debe de cumplir los siguientes criterios:
  • Sensación de que los alimentos se pegan o pasan de forma anormal por el esófago
  • Reflujo gastroesofágico como causante de los síntomas
  • Ausencia de la motilidad esofágica.

Estos criterios deben de cumplirse en los últimos 3 y 6 meses.

Tratamiento de la disfagia

Hay evidencia de la eficacia de los tratamientos implicados en los pacientes con disfagia, cada uno de ellos son enfocados en conseguir una deglución eficaz y segura, entre ellos se logra reducir las complicaciones respiratorias, se valoran las necesidades, y se orienta al paciente y familiares acerca de la alimentación no oral.  

La rehabilitación física deglutoria, es de principal importancia en el restablecimiento de una adecuada función. En ella comprende de una serie de técnicas para recuperar la función pérdida. Cada una de las estrategias, deben de personalizarse y adaptarse a la función de cada paciente. En ellas podemos abarcar estrategias posturales, la cual permite la verticalidad y simetría durante la ingesta.

Por otro lado, las estrategias para un incremento sensorial oral, son útiles en apraxias o alteraciones de la sensibilidad oral, ayudan a estimular el intento de deglución, entre ellas podemos encontrar la estimulación mecánica de la lengua y de los pilares faríngeos con el uso de alimentos fríos y ácidos, así como también del volumen y sabor del bolo.                                        

Finalmente, se abordan ejercicios que son útiles en las praxias neuromusculares y ayudan a reeducar la musculatura esofágica. El uso de maniobras deglutorias y las técnicas de facilitación a través de la electroestimulación neuromuscular, aumentan el potencial y mejoran la sincronización en cada fase de la deglución.

Diagnóstico de la disfagia

Es de suma importancia conocer el diagnóstico a través de una exhaustiva entrevista de una historia clínica completa, conociendo detalles y puntos clave para determinar el diagnóstico oportuno de la enfermedad.                               

Cualquier enfermo que sospeche la existencia de disfagia, puede indicarse realizar la historia clínica antes de someterse a cualquier procedimiento diagnóstico. A través de un test en los que aborde una evaluación verbal, con puntuaciones directas y que permite evaluar los síntomas clínicos.

Además, la exploración física determinará los signos neurológicos, musculoesqueléticos, cutáneos o endocrinos metabólicos que se encuentren afectados.

A pesar de la dificultad para la valoración de la disfagia, el diagnóstico debe de ser complementario con pruebas de laboratorio (descarta la etiología), manometría faringoesofágica (valora la capacidad de relajación del esfínter esofágico superior), endoscopía (se observa con precisión las alteraciones funcionales), etc.

La disfagia es un síntoma de alarma que requiere una evaluación rápida y es necesario iniciar un tratamiento adecuado. Por medio de otros estudios, como radiografías simples de tórax y de cuello, permiten ofrecer información limitada acerca de las anomalías estructurales.

¿Cómo es una deglución normal?

Como tal, la deglución es un papel clave para la alimentación y resulta ser parte importante de la digestión, absorción y transformación de los nutrientes. Se constituye de cuatro fases que junto con respuestas involuntarias participan pares craneales y músculos de la boca, faringe y laringe.  

1° Fase Oral: Mejor llamada como la fase preparatoria. Es la formación del bolo alimenticio, a través de la saliva y lengua generando la masticación.

2° Fase de transporte: Es el mecanismo de corta duración. En esta fase están implicados los movimientos difíciles de separar el bolo a la faringe con el movimiento lingual.

3° Fase Faríngea: Conjunto de los procesos comprendidos entre el paso del istmo de las fauces hasta que el bolo atraviesa el esfínter esofágico superior. 

4° Fase Esofágica: Comprende del paso desde el esfínter esófago superior hasta el estómago.    

Para que suceda la deglución, se debe cumplir dos principios: eficacia (ingesta del agua y nutrientes necesarios) y seguridad (sin complicaciones respiratorias).

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados.