Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Neuropediatra: Atención a niños con retraso psicomotor

Servicios

Neuropediatra: Atención a niños con retraso psicomotor

Los primeros años de la vida de un niño son muy importantes para su salud y desarrollo. El desarrollo saludable significa que los niños de todas las capacidades, incluidos aquellos con necesidades especiales, pueden crecer donde se satisfagan sus necesidades sociales, emocionales y educativas.

Las habilidades como dar el primer paso, sonreír por primera vez y decir “adiós” con la mano se denominan hitos del desarrollo. Los niños alcanzan hitos en la forma en que juegan, aprenden, hablan, se comportan y se mueven (por ejemplo, gatear y caminar).

Los niños se desarrollan a su propio ritmo, por lo que es imposible saber exactamente cuándo un niño aprenderá una habilidad determinada. Sin embargo, los hitos del desarrollo dan una idea general de los cambios que se esperan a medida que el niño crece.

Las discapacidades del desarrollo son un grupo de condiciones debidas a un impedimento en las áreas físicas, de aprendizaje, del lenguaje o del comportamiento. Estas condiciones comienzan durante el periodo de desarrollo, pueden afectar el funcionamiento diario y, por lo general, duran toda la vida de una persona.

Evaluación del desarrollo

Los padres, abuelos, proveedores de la primera infancia y otros cuidadores pueden participar en el control del desarrollo, que observa cómo crece y cambia el niño con el tiempo y si alcanza los hitos típicos del desarrollo en el juego, el aprendizaje, el habla, el comportamiento y el movimiento.

La evaluación del desarrollo observa más de cerca cómo se está desarrollando el niño. Un hito perdido podría ser una señal de un problema, por lo que cuando se lleve al niño a una visita de control, el médico, la enfermera u otro especialista podrían hacerle una breve prueba o el cuidador principal completará un cuestionario sobre el niño.

Si la herramienta de detección identifica un área de preocupación, es posible que se necesite una evaluación formal del desarrollo, donde un especialista capacitado analiza en profundidad el desarrollo del niño. 

Si un niño tiene un retraso en el desarrollo, es importante obtener ayuda lo antes posible. Cuando no se detecta temprano un retraso en el desarrollo, los niños deben esperar para obtener la ayuda que necesitan para desempeñarse bien en los entornos sociales y educativos.

Hitos del desarrollo psicomotor

Si bien hay hitos específicos para cada edad y el pediatra es el experto, algunos de los hitos en edades representativas son los siguientes:

A los 2 meses

  • Hitos sociales/emocionales

o   Se calma cuando se le habla o se levanta

o   Mira a la cara

o   Parece feliz al ver a su cuidador primario

o   Sonríe cuando se le habla o le sonríe

  • Hitos en lenguaje/comunicación

o   Hace sonidos además de llorar

o   Reacciona a los sonidos fuertes

  • Hitos cognitivos

o   Observa mientras una persona se mueve

o   Mira un juguete durante varios segundos

  • Hitos del movimiento/desarrollo físico

o   Mantiene la cabeza erguida cuando está boca abajo

o   Mueve ambos brazos y ambas piernas

o   Abre las manos brevemente

 

A los 6 meses

  • Hitos sociales/emocionales

o   Reconoce gente familiar

o   Le gusta mirarse en un espejo

o   Ríe

  • Hitos en lenguaje/comunicación

o   Se turna para hacer sonidos con el cuidador

o   Sopla “frambuesas” (saca la lengua y sopla)

o   Hace ruidos de chillidos

  • Hitos cognitivos

o   Se lleva cosas a la boca para explorarlas.

o   Alcanza a agarrar un juguete que quiere

o   Cierra los labios para mostrar que no quiere más comida

  • Hitos del movimiento/desarrollo físico

o   Gira boca abajo a boca arriba

o   Empuja hacia arriba con los brazos rectos cuando está boca abajo

o   Se apoya en las manos para sostenerse cuando está sentado

 

A los 12 meses

  • Hitos sociales/emocionales

o   Juega juegos simples con cuidador

  • Hitos en lenguaje/comunicación

o   Dice “adiós” con la mano

o   Llama a un cuidador “mamá” o “papá” u otra forma

o   Entiende “no” (hace una breve pausa o se detiene cuando se le dice)

  • Hitos cognitivos

o   Pone algo en un recipiente, como un bloque en una taza

o   Busca cosas que ve que le esconden, como un juguete debajo de una manta

  • Hitos del movimiento/desarrollo físico

o   Se levanta para ponerse de pie

o   Camina, agarrándose de los muebles

o   Bebe de una taza sin tapa, mientras se la sostienen

o   Recoge cosas entre el pulgar y el índice, como pequeños trozos de comida

Las recomendaciones…

La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) recomienda exámenes de detección del desarrollo y del comportamiento para todos los niños durante las visitas regulares de niño sano a estas edades:

  • 9 meses
  • 18 meses
  • 30 meses

Además, la AAP recomienda que todos los niños sean evaluados específicamente para el trastorno del espectro autista (TEA) durante las visitas regulares de niño sano en:

  • 18 meses
  • 24 meses

 Si el niño corre un mayor riesgo de tener problemas de desarrollo debido a un parto prematuro, bajo peso al nacer, riesgos ambientales como la exposición al plomo u otros factores. El neurólogo pediatra también puede analizar pruebas de detección adicionales.

Si un niño tiene un problema de salud de larga duración existente o una condición diagnosticada, el niño debe tener un control y evaluación del desarrollo en todas las áreas del desarrollo, al igual que aquellos sin necesidades especiales de atención médica.

Terapia ocupacional

Es un tratamiento terapéutico diseñado para ayudar a las personas que luchan con las actividades cotidianas. Específicamente para los niños, la terapia ocupacional puede ayudar a los niños con retrasos cognitivos, de integración sensorial o de desarrollo a lograr la independencia en sus rutinas diarias. Estas actividades diarias incluyen escribir, mecanografiar, atarse los cordones de los zapatos y subirse la cremallera de una chaqueta.

Señales de que el niño podría necesitar terapia ocupacional:

  • Retraso en el desarrollo
  • Retraso en el habla y el lenguaje
  • Pobres habilidades motoras finas
  • Deficientes habilidades motoras gruesas

·  Atención y enfoque deficientes

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

Síguenos

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Estudios diagnósticos para trastornos del sueño

Servicios

Estudios diagnósticos para trastornos del sueño

En la actualidad, múltiples cambios se han visto involucrados en nuestra conducta y hábitos de la vida cotidiana. El ser humano moderno ha modificado uno de los más importantes; el sueño. Los estudios diagnósticos que valoran la calidad del sueño suelen ser diversos, entre ellos podemos encontrar la polisomnografía, la actigrafía, el estudio de latencias múltiples de sueño, entre otros.

Es importante considerar que todos estos métodos diagnósticos deben de ser implementados por un neurofisiólogo o médico especialista en cada una de las patologías asociadas al sueño.

En Neurocenter sabemos que el sueño es una parte importante en el desarrollo humano, que tiene un papel fundamental en el óptimo funcionamiento físico y mental, por ello es que al ser una clínica especializada en neurología, contamos con el equipo necesario para poder diagnosticar trastornos del sueño que afectan la calidad de vida de nuestros pacientes.    

El sueño es la función biológica central de importancia para los seres vivos, en él se producen diversos procesos biológicos como:

  • La conservación de la regulación metabólica
  • Conservación de la memoria
  • Eliminación de sustancias nocivas
  • Activación del sistema inmunológico.

Qué estudios ayudan a diagnosticar trastornos del sueño

Como mencionamos al inicio de este artículo, son múltiples los estudios que pueden ayudar al médico a diagnosticar un trastornos del sueño, cada uno de ellos lo hace de mejor o menor manera.

  •   Polisomnografía

Se trata de un estudio que se realiza para monitorear simultáneamente múltiples variables biológicas durante una noche de sueño, ayuda a estadificar etapas del sueño mediante el monitoreo del electroencefalograma, electrooculograma, electromiografía submentoniana, flujo del aire nasa y oral, oximetría, esfuerzo respiratorio, electrocardiograma y electromiografía del músculo tibial anterior, así como también la posición del paciente.

Ayuda a determinar el tiempo total del sueño, eficiencia del sueño, la duración de cada una de las etapas, el número total de cada una de las extremidades y la grabación que permite identificar las conductas anormales.

  •   Escalas

Los cuestionarios y escalas se basan en cuantificar síntomas que típicamente se presentan en los trastornos del sueño y cuantifican la frecuencia y severidad. Entre ellos podemos encontrar las escalas enfocadas en estimar el riesgo o probabilidad de padecer:

– Síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) (cuestionario de Berlín, la escala de STOP)

–  Insomnio ( escala de Atenas)

– Escalas que miden la somnolencia diurna (escala de Epworth)

– Escalas que miden la calidad del sueño (Índice de calidad del sueño Pittsburgh). 

Ayudando a apoyar y enriquecer el diagnóstico previo.

  •   Actigrafía

Es un estudio que emplea un dispositivo portátil colocado en la muñeca de alguna de las manos, que cuantifica el tiempo de actividad o los movimientos y periodos de reposo- sueño que presenta el individuo a lo largo de 24 hrs.

Cuantifica la latencia del sueño, duración de alerta y el número de despertares durante la noche. No sustituye a la polisomnografía, solo es de utilidad cuando las personas no toleran las condiciones de un estudio como en niños o ancianos.

  •   Estudio de latencias múltiples de sueño

Es el estudio de elección para la hipersomnia diurna o sospecha de narcolepsia. Se realiza durante el día, duración entre 1.5- 3 horas después del sueño nocturno. Se evalúa la latencia del sueño MOR.

Los trastornos del sueño están involucrados en múltiples factores, han sido un objeto de estudio constante, ya que en la población actual se ha observado un incremento exponencial.

Dichos trastornos tienen importancia médica en la población joven, destacando ser parte importante en el estilo de vida y desarrollando enfermedades a largo plazo. Su diagnóstico oportuno es una medida preventiva para la calidad de vida.

El sueño y sus fases

La función biológica del sueño, se divide en 2 fases, ocurriendo en la misma sucesión: comenzando con el llamado sueño sin movimientos oculares rápidos (No MOR), y después pasando al sueño con movimientos oculares rápidos (MOR).                            

  •       Sueño No MOR

–        Fase N1: Corresponde con la somnolencia o el inicio de sueño ligero. La actividad muscular disminuye y se observan sacudidas musculares súbitas. Suele ser fácil despertar al individuo.

–        Fase N2: En esta fase la temperatura, frecuencia cardíaca y respiratoria comienzan a disminuir paulatinamente.

–        Fase N3 o sueño de ondas lentas: Es la fase más profunda

  •       Sueño MOR

–        Fase R: Se caracteriza por movimientos oculares rápidos. Los músculos disminuyen, la frecuencia cardíaca y respiratoria se vuelve irregular y puede incrementarse. En esta fase pueden recordar vívidamente el contenido de sus ensoñaciones.

En un adulto joven pasa aproximadamente 70- 100 minutos en sueño No MOR para después pasar a sueño MOR, que dura 5-30 min, y se repite cada hora y media durante toda la noche. Por lo que, en una noche se presentan 4- 6 ciclos de sueño MOR. Cuando existen alteraciones en el sueño, son capaces de ser identificadas por medio de estudios diagnósticos.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Demencia: Conoce los primeros síntomas

Padecimientos

Demencia: Conoce los primeros síntomas

Podemos definir la demencia como el deterioro de la capacidad para procesar el pensamiento con manifestaciones crónicas y progresivas. Suele presentarse en personas mayores de 60 años y es uno de los principales motivos de discapacidad y dependencia entre las personas mayores o de la tercera edad en el mundo.

Este padecimiento está normalmente acompañado de trastornos del control emocional, comportamiento social o la motivación, por ello es que la atención especializada por parte de un neurólogo es indispensable para lograr una diagnóstico oportuno y como consecuencia la atención adecuada.

Generalmente se encuentran afectadas las funciones mentales como la memoria, concentración, juicio, orientación, comprensión, cálculo, lenguaje, capacidad de lenguaje y destrezas. Se incluyen características específicas como: presentar un nivel de conciencia normal, ser adquirido y persistente en el tiempo, afectar a diferentes funciones y ser de suficiente intensidad para repercutir en la vida cotidiana del ser humano.                      

Para poder determinar si es necesario acudir con un especialista, se pueden considerar algunas de los siguientes síntomas.

Cambios cognitivos

  • Pérdida de la memoria, que generalmente es notada por otra persona
  • Dificultad para comunicarse o encontrar palabras
  • Dificultad con las habilidades visuales y espaciales, como perderse mientras se conduce
  • Dificultad para razonar o para resolver problemas
  • Dificultad para manejar tareas complejas
  • Dificultad para planificar y organizar
  • Dificultad con la coordinación y las funciones motoras
  • Confusión y desorientación

 

Cambios psicológicos

  • Cambios en la personalidad
  • Depresión
  • ansiedad
  • Comportamiento inapropiado
  • Paranoia
  • Agitación
  • Alucinaciones

¿Cuáles son las causas de la demencia?

La demencia puede ser causada por múltiples etiologías que se interrelacionan. La causa más frecuente es la demencia en el sujeto anciano como la enfermedad de Alzheimer. Asimismo, las podemos dividir en demencias corticales, frontotemporales, subcorticales y vasculares.

  •   En las demencias corticales; podemos encontrar a la Enfermedad de Alzheimer

Es una enfermedad degenerativa de origen desconocido, se caracteriza por pérdida de memoria que afecta a las funciones superiores que lleva a repercutir en la actividad laboral o social. No se conoce su patogenia y se han identificado factores como la edad avanzada, género femenino, traumatismo cerebral, etc.

Para su diagnóstico es necesario realizar una evaluación clínica neurológica con criterios de probabilidad, así como un estudio anatomopatológico que permita determinar si existe depósito de proteína beta-amiloide.                                                    

El especialista puede apoyarse en estudios de neuroimagen que muestren si existe atrofia cortical, ensanchamiento de surcos cerebrales y dilatación ventricular acentuada en lóbulos frontales, parietales y temporales.

  •   Demencias Frontotemporales; Enfermedad de Pick.

Son de inicio insidioso, mostrando un declive en las funciones superiores de progresión lenta, acompañado de alteraciones conductuales, sociales y de lenguaje, desproporcionadas en relación con la memoria.

  •   Demencia subcortical:

En pacientes con Corea de Huntington, parálisis supranuclear progresiva o enfermedad de Parkinson es habitual encontrar alteraciones en la marcha, rigidez, y movimientos anormales. La modificación en el estado mental preceden a signos motores.                                                                   

La demencia de cuerpos de Lewy, se caracteriza por el deterioro cognitivo progresivo asociado a cognición y alerta fluctuante, alucinaciones visuales y parkinsonismo. En los estudios anatomopatológicos se pueden encontrar cuerpos de Lewy.

  •       Demencias vasculares

Se definen como demencias secundarias a muerte neuronal derivada de accidentes cerebrales isquémicos o hemorrágicos. Se presenta en varones, pacientes con hipertensión arterial, cardiopatía y diabetes. Se caracteriza por un comienzo brusco, fluctuante y signos neurológicos focales. Las causas suelen ser infartos cerebrales, enfermedad de pequeños vasos, hemorragias e hipoperfusión.

  •       Demencias secundarias

Se trata de procesos que producen un deterioro cognitivo. Se destacan cualquier enfermedad del sistema nervioso central (infecciones, tumores, hematomas subdurales, hidrocefalia) sistémicos o metabólicos (enfermedades tiroideas, déficit vitamínico b12) y polifarmacia.

¿Cómo se puede diagnosticar la demencia?

Para poder realizar un abordaje importante en la enfermedad, se requiere de la parte clínica basada en la historia clínica, exploración física y la evaluación neuropsicológica funcional.

Historia Clínica:

  • Antecedentes personales
  • Antecedentes familiares
  • Historia farmacológica
  • Enfermedades actuales
  • Exploraciones físicas
  • Entre otros.

 

Valoración neuropsicológica:

Podemos mencionar que es una de las actividades clave para llevar el proceso del diagnóstico diferencial de las demencias. Se da de manera estructurada y estandarizada, a través de:

  • Cuestionarios o tests
  • Pruebas seleccionadas en función del paciente
  • Escalas breves (Mini mental de Folstein)
  • Escalas de evaluación funcional (índice de Blessed)
  • Valoraciones evolutivas a través del test de Barcelona
  • Entre otras.                                             

 

Pruebas Complementarias:

Dentro de las pruebas complementarias, se incluyen:

  • Pruebas de neuroimagen estructural y funcional
  • Bioquímicas y genéticas
  • Tomografía axial computarizada (TAC) que tiene una sensibilidad y especificidad alta en el diagnóstico de lesiones estructurales, como por ejemplo en tumores, hematomas subdurales e hidrocefalia.
  • Resonancia magnética (RM), en donde se considera el estudio de mayor sensibilidad para el diagnóstico de pequeños infartos, lesiones y profundas de sustancia blanca.
  • Tomografía computarizada por emisión de fotones simples (SPECT) y tomografía por emisión de positrones (PET) que son herramientas para el diagnóstico diferencial entre la demencia y demencia frontotemporal y de cuerpos de Lewy.

Manejo de la demencia

En el tratamiento farmacológico de los síntomas cognitivos y conductuales podemos encontrar:

  • Antipsicóticos típicos y atípicos que nos ayudan a controlar los síntomas psicóticos
  • Ansiolíticos que son de gran ayuda en los cuadros de inquietud, agitación y alteraciones conductuales
  • Antidepresivos con fundamental función en los trastornos depresivos
  • Y los antiepilépticos.                                               

Además de la intervención farmacológica, se requieren estrategias conjuntas que s basan en reestructurar el entorno en varios aspectos. Es útil retomar actividades con ayuda de los cuidadores para reducir problemas asociados a conducta.

Prevención de la Demencia

Se ha descrito en múltiples bibliografías acerca de la prevención de la enfermedad. Sin embargo, no existe en la actualidad algún método eficaz, por lo que la protección contra el deterioro cognoscitivo será el cuidado de nuestra salud general.

Podemos considerar:

  • Hábitos alimenticios adecuados
  • Actividad física diaria
  • Actividad intelectual con lectura
  • Cuidados en los trastornos metabólicos (Hipertensión, diabetes, obesidad y colesterol).

 

Por ser una clínica que se especializa en la atención neurológica, en Neurocenter podemos ofrecerte un servicio integral y multidisciplinario que contempla desde asesoría parala prevención de demencias, diagnóstico de las mismas y tratamiento adecuado que logre retrasar el avance y mejorar la calidad de vida del paciente.

Estamos plenamente convencidos que con nuestra propuesta alternativa de atención, nuestra constante búsqueda de innovación y nuestra robusta comunidad de profesionales podemos detener las pérdidas y ayudarte a ganar todo aquello que, quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

¿Por qué ocurre la espasticidad?

Padecimientos

¿Por qué ocurre la espasticidad?

Cuando existe una lesión o padecimiento neurológico, una de las secuelas más comunes es la espasticidad. Su prevalencia depende de las cifras en diferentes enfermedades, por ejemplo, en la esclerosis múltiple, la espasticidad se encuentra presente en más del 80% de los pacientes, en un traumatismo craneoencefálico en el 60% y en la parálisis cerebral entre el 70 y 90%.

Esta secuela neurológica puede revertirse en mayor o menor medida con el tratamiento adecuado de neurorehabilitación, el cual debe incluir fisioterapia, terapia ocupacional, estimulación magnética transcraneal, tratamiento farmacológico, entre otros.

En Neurocenter nos especializamos en la atención neurológica, y para ello contamos no sólo con la infraestructura necesaria, sino con una robusta red de profesionales listos para diagnosticar y tratar de manera adecuada esta secuela neurológica.

La espasticidad se define como un aumento del reflejo de estiramiento muscular el cual depende del movimiento muscular para su manifestación. Existen mecanismos patogénicos implicados en este trastorno, incluyendo una mayor excitación neuronal y una disminución de las inhibiciones neuronales, que traen como consecuencia, hiperreflexia e hipertonía.

Por otro lado, también es definida como un trastorno motor caracterizado por un aumento de velocidad en el reflejo de estiramiento muscular, con movimientos exagerados en tendones. Por lo que es un espectro de la actividad motora involuntaria.

Neurorehabilitación: Tratamiento para la espasticidad

Para el adecuado abordaje de la espasticidad se requiere de neurorehabilitación, es decir, un tratamiento multidisciplinario que implica diferentes ramas de la salud, entre ellos se encuentran Neurólogos, neurorehabilitadores, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, técnicos ortopédicos, neuropsicólogos, nutriólogos, enfermeras, entre otros.

La valoración inicial de primera instancia, ayuda a valorar la movilidad general y promueve un plan de trabajo para disminuir con mayor rapidez las dificultades que tiene el paciente para llevar a cabo su vida cotidiana.                   

El tratamiento fisioterapéutico tiene como objetivos disminuir el tono muscular excesivo, y facilitar movimientos y evitar limitaciones articulares. Debido a que la limitación puede ser extenuante, es necesario llevar otro tipo de abordaje, en este caso la estimulación magnética transcraneal llega a ser una terapia coadyuvante que tiene una especial utilidad en pacientes que presenten alguna lesión en la motoneurona superior. Esto genera que se activen mecanismos espinales que promuevan el movimiento.

La terapia de estimulación magnética transcraneal se usa con mayor frecuencia para reducir el dolor que se asoció a la espasticidad e incrementa el rango de movimientos, así como también mejora el equilibrio estático y la velocidad de la marcha.

El uso de férulas y ortesis, ayudan a mantener el segmento del cuerpo desplazado o móvil en una determinada posición con el fin de prevenir lesiones, corregir deformidades o ayudar a realizar actividades motoras.

Terapias con infiltración de toxina botulínica es de elección cuando la espasticidad afecta a pocos grupos musculares.                                                                                

Finalmente, la eficacia científica menciona que el uso de medicamentos antiespásticos orales son indicados en la espasticidad generalizada o multisegmentaria.

Actualmente se han descubierto múltiples fármacos que se encuentran aún en valoración, por lo que no hay que perder en cuenta que el tratamiento multidisciplinario de la espasticidad es una parte importante para la recuperación del paciente.

¿Cuál es la causa de la espasticidad?

Tras existir un daño neurológico, se ha mostrado que existen cambios en la dureza muscular pasiva. Hay dos cambios involucrados: Alteraciones en la excitabilidad de la motoneurona y mayores diferencias con el estiramiento muscular.

Otra de las hipótesis que se han planteado es la hiperexcitación de las motoneuronas debido a una menor función de los tractos para-piramidales afectados por el daño, reduciendo la cantidad de neurotransmisores inhibitorios liberados por las neuronas e inhibiendo el reflejo excitatorio y llevando a una conducción retrógrada de la neurona al músculo.

Lo más probable es que la espasticidad no se deba a un solo mecanismo, sino a una cadena de alteraciones interdependientes que se necesita reprogramar tras una lesión.

Repercusiones de la espasticidad

La espasticidad tiene consecuencias graves en el ser humano, pues complica el realizar actividades básicas de la vida diaria. Los mayores problemas físicos asociados a la espasticidad son la rigidez articular, contracturas, dolor, posturas anómalas, limitación de los movimientos e incremento en el riesgo de úlceras por presión.

Como consecuencia de las limitaciones físicas, se producen también algunos efectos emocionales y sociales que afectan la salud mental de las personas que presentan espasticidad.

¿Cómo se diagnostica?

Existen diferentes herramientas de trabajo que nos ayudan a explorar a fondo su clínica. En ellas podemos encontrar métodos cuantitativos o instrumentales basados en estudios neurofisiológicos de los reflejos espinales. Se hace hincapié en la escala de Tardieu,  que se considera la mejor opción debido a que compara la reacción muscular al movimiento pasivo a distintas velocidades y tiene mayor fiabilidad en sujetos con parálisis cerebral.

Con respecto a los métodos instrumentales, la electromiografía y el test de péndulo son los más exactos. El test de péndulo evalúa el estiramiento repentino que provoca oscilaciones entre extensión y flexión de la articulación evaluada. En el ámbito de la neurofisiología la electromiografía es una de las pruebas que son más estudiadas para la amplitud que generan los reflejos espinales y su modulación.                                               

 

Tenemos la certeza de que con nuestra propuesta alternativa de atención y nuestra constante búsqueda de innovación podemos detener las pérdidas y ayudarte a ganar todo aquello que, quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

¿Por qué un niño necesita un examen neurológico?

Servicios

¿Por qué un niño necesita un examen neurológico?

Cuando un neuropediatra realiza un examen neurológico a un niño puede ser por diversos motivos, sin que necesariamente exista algo de gravedad, pues en ocasiones se trata de una evaluación de rutina.

Lo que sí es importante considerar es que el examen neurológico sea acorde a la edad del niño, ya que el sistema nervioso no está 100% desarrollado durante los primeros años de vida

Si el sistema nervioso del niño no funciona de manera apropiada, puede ocasionar retrasos en el desarrollo y el correcto funcionamiento de este, por ello es importante la detección temprana de un problema neurológico que permita llevar a cabo un tratamiento oportuno y de esta manera disminuir la posibilidad de complicaciones a largo plazo.

Generalmente, el neuropediatra puede realizar un examen neurológico si el niño presenta:

  • Dolores de cabeza de repetición
  • Visión borrosa
  • Cansancio excesivo
  • Fiebre sin un sitio de infección aparente
  • Entumecimiento u hormigueo de los brazos o piernas
  • Disminución del movimiento en los brazos o piernas
  • Temblores
  • Posterior a una caída en la que la cabeza, el cuello o la espalda se ven afectados
  • Presenta un cambio súbito en el comportamiento, en el equilibrio o la coordinación
  • Presenta algún defecto congénito en la cabeza o en la columna vertebral

Se recomienda realiza una consulta de rutina, inmediatamente después del nacimiento, en la niñez o en la adolescencia como parte del chequeo médico regular del niño.

En Neurocenter tenemos la certeza de que con nuestra propuesta alternativa de atención, nuestra constante búsqueda de innovación y nuestra robusta comunidad de profesionales podemos detener las pérdidas y ayudarte a ganar todo aquello que, quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

¿Qué sucede durante un examen neurológico?

Un examen neurológico es una serie simple de pruebas que le permite al doctor del niño evaluar el sistema nervioso en acción. Se compone de varias partes:

  • Estado mental (nivel de conciencia y nivel de interacción con el entorno)
  • Movimiento y sensibilidad a estímulos físicos
  • Equilibrio y coordinación
  • Reflejos

El primer paso es la entrevista del neurólogo pediatra con los padres y/o el niño para adquirir el historial médico. Con base en la información adquirida, el médico puede irse dando una idea del problema.

El siguiente paso, es la exploración física que permite obtener más información acerca de cómo funciona el sistema nervioso central del niño y comenzar a probar las teorías que se han ido formando a partir de la historia clínica. Algunas de las pruebas neurológicas más comunes abarcan:

  • Estado mental. Se evalúa el nivel de conciencia del niño y la forma en la que interactúa con el medio ambiente que lo rodea. Esta evaluación es versátil y varia en gran medida dependiendo de la edad:

o   Niños más pequeños: Interacción con los padres o cuidadores principales

o   Niños mayores: Se pide que sigan instrucciones o respondan algunas preguntas dirigidas

  • Función motora y equilibrio. Si el niño tiene la edad adecuada, se le pide que empuje y jale de las manos del médico con las manos y piernas. Así mismo se valora su capacidad para saltar, caminar de puntillas, caminar con los talones, caminar con la parte exterior de los pies, caminar con la parte interior de los pies.
  • Percepción sensorial. Se valora la función sensitiva del niño. Se realiza a través del tacto con diferente temperaturas y texturas sobre la piel del niño.
  • Reflejos. Se lleva a cabo con un pequeño martillo con el que se golpea suavemente en diferentes puntos del cuerpo. Hablan de la integridad del sistema nervioso.

·  Nervios craneales. Hay 12 nervios principales del cerebro. Durante un examen neurológico completo, se evalúa la mayoría de ellos o se puede orientar la exploración a algunos en concreto dependiendo de los síntomas que el niño presente.

¿Se puede realizar un examen neurológico a un bebé?

Sí, en los recién nacidos y en los bebés menores a un año se pueden evaluar una serie de reflejos especiales:

  • Parpadeo. El bebé cerrará los ojos en respuesta a la presencia de luces brillantes.
  • Babinski. Se va presionando la planta del pie del bebé, los dedos se irán extendiendo hacia arriba, alejándose del tacto.
  • Gateo. Si se coloca al bebé boca abajo, este comenzará a gatear.
  • Reflejo del moro. Un cambio rápido de posición del bebé hará que arroje los brazos hacia afuera, abra las manos y eche la cabeza hacia atrás.
  • Sobresalto. Un ruido fuerte hará que el bebé extienda y flexione los brazos mientras las manos permanecen cerradas en puño.
  • Agarre palmar y plantar. Si se coloca un dedo en la palma o planta del pie del bebé, este enrollará sus dedos alrededor del dedo del explorador.

Es importante recordar que cada uno de estos reflejos aparece y desaparece a una edad determinada. Sólo un profesional de la salud puede explorar correctamente y correlacionarlos hacia una probable patología.

Además, hay que recordar…

Se recomienda la vigilancia del desarrollo y el comportamiento de todos los niños durante las visitas de atención médica. Las discapacidades del desarrollo (también llamadas trastornos del desarrollo) son un grupo heterogéneo de condiciones causadas por deficiencias en el aprendizaje, el lenguaje, el comportamiento o las habilidades motoras. Por ejemplo, las discapacidades intelectuales, trastornos del aprendizaje, trastorno del espectro autista, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, parálisis cerebral y discapacidad visual o auditiva.

Por otro lado, debido a que hay un aumento en la incidencia de patologías neuropsiquiátricas se debe realizar tamizaje a partir de la edad recomendada a continuación:

  • Ansiedad – 6 años
  • Trastornos del comportamiento (trastorno por déficit de atención con hiperactividad [TDAH], trastorno de oposición desafiante, trastorno de conducta) – 11 años
  • Trastornos del estado de ánimo – 13 años

·  Trastornos por uso de sustancias – 13 años

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Epilepsia y Tumores cerebrales: ¿Cuál es su relación?

Padecimientos

Epilepsia y Tumores cerebrales: ¿Cuál es su relación?

Son dos padecimientos distintos, pero en ocasiones los tumores cerebrales suelen provocar epilepsia por presión intracraneal o hacer efecto de masa en la corteza cerebral, ocasionando descargas eléctricas anormales. Por ello es que es importante mantener una vigilancia especializada de este tipo de padecimientos a través de un neuropediatra.

En Neurocenter nos especializamos en la atención neurológica, y ponemos a tu disposición no sólo nuestra propuesta alternativa de atención, sino una robusta red de profesionales e infraestructura para que puedas tener un diagnostico certero y un tratamiento adecuado.

Tenemos la certeza de que juntos podemos lograr detener tus perdidas y ayudarte a ganar todo aquello que quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

Síntomas de tumor cerebral

Además de las crisis convulsivas los tumores cerebrales en la infancia pueden provocar:

  • Regresión en los hitos del neurodesarrollo lo que quiere decir que si el niño o niña ya había aprendido a sostener su cabeza, sentarse y caminar puede perder ese avance y dejar de hacerlo.
  • Dolor de cabeza que los despierta por las noches.

Si presenta cualquiera de estos síntomas lo más indicado es acudir con un neurólogo pediatra para una revisión.

Los tumores pueden ser primarios es decir de aparición en los hemisferios cerebrales o pueden ser secundarios a metástasis de tumores fuera del sistema nervioso central.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de epilepsia secundaria a tumores?

Sin duda alguna, el especialista indicado es el neurólogo pediatra acompañado por un equipo multidisciplinar como neurocirujanos, anestesiólogos, nutricionistas, psicólogos etc.

Lo primero que hará el neurólogo es una historia clínica completa para recabar antecedentes, factores de riesgo, presencia de signos y síntomas que lo hagan sospechar del diagnóstico.

Posteriormente se apoyara en estudios de laboratorio para descartar causas metabólicas o infecciosas y de neuroimagen como la tomografía o resonancia magnética para identificar masas, presencia de sangrado o tumores y también de estudios de neurofisiología como el electroencefalograma para determinar la actividad eléctrica de la corteza cerebral.

Algunos síndromes epilépticos suelen tener patrones característicos en este tipo de estudio en donde el neurólogo puede apoyarse para indicar un tratamiento efectivo y suele realizarse de preferencia con desvelo y sin toma de estimulantes para que el estudio se realice de la mejor manera posible.

¿La epilepsia  tiene cura?

La epilepsia de origen tumoral puede tener cura si la tumoración es accesible a la resección quirúrgica en manos de un experto, pero existe el riesgo de que persista. 

La gran mayoría de los síndromes epilépticos suelen no tenerla pero pueden controlarse mediante fármacos anticonvulsivos que disminuyan la actividad eléctrica aberrante.

Posterior a una intervención quirúrgica suelen aparecer secuelas motoras como espasticidad, paresias, alteraciones del lenguaje etc. que pueden ser intervenidas mediante ejercicios de neurorehabilitación física y neuropsicológica.

Mediante la estimulación constante de los músculos, para recuperar fuerza, movilidad, coordinación y marcha se puede llegar a recuperar el funcionamiento normal o casi normal de las partes afectadas.

¿Qué es la Epilepsia?

Se denomina crisis epiléptica a la aparición transitoria de signos y/o síntomas provocados por una actividad neuronal anómala excesiva o simultánea del cerebro correspondiente a la aparición de 2 o más crisis convulsivas no provocadas separadas por 24 horas o a la aparición de una crisis no provocada asociada a grandes factores de riesgo.

Las crisis epilépticas se pueden clasificar según su origen, la presencia o ausencia de síntomas motores, sensitivos, cognitivos o psíquicos, y si existe o no afectación del nivel de conciencia 

Según su origen podemos clasificarlas en : 

  • Focales: se originan en zonas limitadas de un hemisferio cerebral.Puede o no tener alteración del nivel de conciencia.
  • Generalizada: se originan simultáneamente de ambos hemisferios cerebrales. siempre tiene alteración del nivel de conciencia.
  • Crisis de inicio desconocido: evidencia insuficiente para clasificarlas como focales o generalizadas.
  • Crisis focales con evolución a una crisis tónico-clónica bilateral.

¿Por qué se produce la epilepsia?

Las crisis pueden deberse a diferentes factores como los siguientes: 

  • Estructurales: si se logra identificar alguna lesión por estudios de neuroimagen y electroencefalograma como las tumoraciones. 
  • Genética: si se logra identificar casos similares en la familia y por estudios genéticos se logra detectar alguna mutación en genes predisponentes.
  • Infecciosa: si existe alguna infección bacteriana viral fúngica o parasitaria que origine las crisis.
  • Metabólica: las alteraciones en el metabolismo de ciertas sustancias como el amonio, los electrolitos, la hipoglucemia etc.

Inmune: cuando las propias defensas de nuestro organismo atacan a la corteza cerebral.

¿Cuáles son los síntomas de la epilepsia? 

Las crisis convulsivas pueden ser muy variadas en su presentación, dichas crisis pueden ser tónicas, clónicas, tónico-clónicas, atónicas, mioclónicas, gelásticas, o de ausencia, dependiendo del tipo de afectación en el tono y las contracciones musculares.

Las crisis pueden ser precedidas en algunas ocasiones por un Aura la cual se presenta previamente a las crisis con componentes motores, sensitivos, psíquicos, o cognitivos, las crisis suelen durar menos de 5 minutos y pueden presentar posteriormente un estado postictal de duración variable donde la persona se siente cansada, fatigada, somnolienta, desconectada con el medio, o con problemas de lenguaje y finalmente llega a recuperarse por completo.

¿Qué síntomas pueden ser un Aura? 

  • Auras somatosensoriales: sensación de cosquilleo en alguna parte del cuerpo, calambres, o dolor.
  • Auras motoras: movimientos involuntarios de alguna extremidad, tics.
  • Auras visuales: alucinaciones o ilusiones visibles, presencia de múltiples luces en el campo visual, manchas negras al centro de la visión, pérdida de la visión por algunos segundos.
  • Auras auditivas: sensación de zumbidos en los oídos, o alucinaciones auditivas.
  • Auras olfativas: percepción de olores desagradables o agradables que no están presentes.
  • Auras gustativas: percepción de sabores desagradables o metálicos.
  • Auras Autonómicas: palpitación, sudoración,náusea, vómito.
  • Auras psíquicas: miedo, ira, deja vu. jamais vu.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Miastenia Gravis: una visión actual de la enfermedad

Rehabilitación para espasticidad muscular en piernas

Padecimientos

Miastenia Gravis: una visión actual de la enfermedad

A diferencia de lo que se pudiera pensar, las enfermedades que afectan al sistema nervioso no solamente involucran al cerebro, médula espinal o nervios periféricos. La neurología también se encarga del estudio de enfermedades neuromusculares, es decir, aquellas en las que los estímulos nerviosos no llegan de manera adecuada al músculo.

Aunque poco frecuente, una de las enfermedades neuromusculares más conocidas y relevantes es la miastenia gravis. Las primeras descripciones de esta enfermedad datan del año 1685, y su nombre proviene del griego “míos” que significa músculo y “astenia” que significa fatiga o cansancio.

El nombre proviene de su presentación clínica, caracterizada por una debilidad muscular importante.

De manera general, se pueden dividir a los músculos del cuerpo en músculos esqueléticos y músculos lisos. Los músculos estriados o también llamados músculos esqueléticos son aquellos que podemos controlar de manera voluntaria, como los músculos de la mano, las piernas o los brazos. En cambio, el músculo liso tiene un funcionamiento involuntario, como los intestinos.

El músculo esquelético posee una estructura que se denomina placa neuromuscular, y que podría describirse como la conexión entre el sistema nervioso y el músculo estriado, y mediante la cual se transmiten impulsos eléctricos y señales nerviosas.

¿Cuál es la causa de la Miastenia Gravis?

A pesar de que la causa de esta enfermedad es desconocida, la evidencia sugiere que podría estar asociada a causas autoinmunitarias (donde el sistema inmunológico o de defensa de nuestro organismo se confunde y nos ataca a nosotros mismos).

Algunos de los datos que favorecen esta teoría es que generalmente los pacientes que sufren de miastenia gravis pueden tener otras enfermedades autoinmunes; algunos medicamentos que mejoran los síntomas de enfermedades autoinmunes, como los esteroides, pueden mejorar los síntomas de la miastenia gravis; el realizar extracción de plasma ha mostrado mejorar la enfermedad en algunos pacientes.

En otras palabras, se cree que para que se desarrolle la miastenia gravis, nuestro propio sistema de defensa, ataca a la placa neuromuscular, causando su destrucción e impidiendo de esta manera la correcta transmisión de impulsos del sistema nervioso al músculo.

¿Qué tan común es y quiénes corren riesgo de padecerla?

Se trata de una enfermedad rara que se cree que afecta entre 1.5 a 10 personas por cada millón de habitantes. A pesar de que puede presentarse en cualquier raza y grupo de edad, se ha visto una mayor incidencia en países europeos, mujeres, y en pacientes de entre 10 a 20 años y 50 a 60 años.

Algunas de las enfermedades que han demostrado presentarse en conjunto con la miastenia gravis son el hipotiroidismo, hipertiroidismo, o algunas enfermedades reumáticas como el lupus eritematoso sistémico. 

¿Cuáles son los síntomas con los que se manifiesta esta enfermedad?

La presentación más habitual suele ser la fatiga muscular con la actividad. Es decir, pérdida de fuerza o debilidad muscular al realizar movimientos repetitivos y que suelen mejorar con el reposo.

Suele presentarse de manera insidiosa o subaguda, pasando en algunas ocasiones desapercibida hasta etapas avanzadas. Los músculos que más evidentemente se ven afectados son los músculos de la cara como los párpados, los músculos de la deglución, expresiones faciales o los músculos de la masticación. 

Según el grupo muscular que se afecte los pacientes pueden presentar síntomas específicos como diplopía (visión borrosa), ptosis (caída del párpado), dificultad para comer o deglutir, debilidad de los músculos de los hombros o del cuello.

 

Los datos de alarma y gravedad de la Miastenia Gravis

Los datos que se han asociado a gravedad son la dificultad para deglutir (pasar alimentos), o la afección de los músculos respiratorios. Cuándo un paciente presenta datos de afección de estos grupos musculares debe ser atendido en terapia intensiva, incluso requiriendo soporte ventilatorio (intubación orotraqueal), ya que su cuerpo no es capaz de respirar por sí solo.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El diagnóstico generalmente inicia con la sospecha clínica. Para esto, el especialista en neurología realiza un exhaustivo interrogatorio y exploración física para recopilar la mayoría de los datos que orienten o descarten esta enfermedad.

Existen pruebas específicas, como la prueba de Tensilon realizada con medicamentos, pruebas electrofisiológicas para valorar la fuerza y estímulo de los músculos, o incluso la medición de anticuerpos contra los componentes de la placa neuromuscular. 

Al ser una enfermedad rara, siempre es necesario descartar causas más comunes, como por ejemplo eventos cerebrovasculares (infartos o hemorragias cerebrales), o algún tipo de parálisis. Incluso, en algunas ocasiones es necesario descartar otro tipo de enfermedades raras como la esclerosis múltiple, enfermedades nutricionales o enfermedades reumatológicas.

El neurólogo es quien se encargará de esta tarea dependiendo de los datos y síntomas que presente cada paciente.

¿En qué consiste el tratamiento?

Una vez realizado el diagnóstico, el tratamiento va a depender de la gravedad de la miastenia gravis. 

Cuando se trata de un paciente que tiene afectados los músculos de la respiración, evento que generalmente es conocido como crisis miasténica, el paso inicial siempre será asegurar su estabilización, y para eso en algunas ocasiones es necesaria la ventilación mecánica y el ingreso a la unidad de cuidados intensivos.

Además del manejo de soporte, se utilizarán medicamentos específicos que han demostrado reducir la duración y secuelas de esta enfermedad.

Para los casos que no ponen en peligro inminente al paciente, se requiere una vigilancia estrecha, además de la utilización de medicamentos que el neurólogo considere necesarios.

Existen pruebas específicas, como la prueba de Tensilon realizada con medicamentos, pruebas electrofisiológicas para valorar la fuerza y estímulo de los músculos, o incluso la medición de anticuerpos contra los componentes de la placa neuromuscular. 

Al ser una enfermedad rara, siempre es necesario descartar causas más comunes, como por ejemplo eventos cerebrovasculares (infartos o hemorragias cerebrales), o algún tipo de parálisis. Incluso, en algunas ocasiones es necesario descartar otro tipo de enfermedades raras como la esclerosis múltiple, enfermedades nutricionales o enfermedades reumatológicas.

El neurólogo es quien se encargará de esta tarea dependiendo de los datos y síntomas que presente cada paciente.

Pronóstico y desenlaces de la Miastenia Gravis

El pronóstico de los pacientes con miastenia gravis varía entre cada paciente. Generalmente en los primeros 3 años desde el inicio de los síntomas se presenta la etapa más agresiva de la enfermedad. En un 10 a 15% de los casos suele mejorar de manera espontánea, sin necesidad de medicamentos.

Gracias al avance médico, la mortalidad actualmente es baja, reportándose en menos del 5% de los casos. 

Por último, es importante no dejar a un lado la rehabilitación neurológica, que permitirá recuperar la fuerza, funcionalidad e independencia que pudiera afectarse durante el curso de la enfermedad.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Rehabilitación física para padecimientos neurológicos

Fisioterapia

Servicios

Rehabilitación física para padecimientos neurológicos

La rehabilitación física es parte crucial de la rehabilitación neurológica. Ya que brinda los ejercicios y las herramientas necesarias para que el paciente pueda recuperar las funciones que fueron afectadas por alguna lesión en el sistema nervioso, como caminar, escribir, e incluso deglutir.

La evidencia actual sugiere que todo paciente con algún padecimiento neurológico puede beneficiarse de la rehabilitación, independientemente del tiempo o gravedad de su enfermedad. Por tal motivo, nuestros especialistas están para orientarte sobre la mejor manera de ayudarte a mejorar tu independencia. 

Y es que en Neurocenter tenemos la certeza de que sólo desafiando las metodologías tradicionales de atención neurológica que se brindan en los sistemas de salud convencionales, podemos lograr que nuestros pacientes recuperen las sonrisas, los paseos, las charlas, los abrazos, su independencia o su movilidad.

Para ello, contamos con una robusta red de profesionales así como el equipo e infraestructura necesarios para ayudarte a ganar todo aquello que, quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

La neurología y sus ramas

La neurología se encarga del estudio del sistema nervioso tanto central como periférico, y de las enfermedades que lo afectan. Al ser un sistema muy complejo, lleno de funciones y distintos tipos de células, es entendible que se vea afectado por una gran cantidad de padecimientos.

Para esto, la neurología se ha ido perfeccionando con el paso del tiempo, por lo que ahora existen subespecialidades o subdivisiones de la misma enfocadas en padecimientos específicos, por ejemplo las epilepsias, las demencias como la demencia tipo Alzheimer , las enfermedades vasculares como los infartos cerebrales, las enfermedades desmielinizantes como la esclerosis múltiple, o los trastornos del movimiento como la enfermedad de Parkinson. 

Una rama relativamente nueva y que ha ido captando cada vez más atención es la neuro-rehabilitación.

La importancia de la rehabilitación  neurológica

Lamentablemente no todas las enfermedades neurológicas pueden curarse rápidamente o de manera total. En muchas ocasiones existe algún grado de disfunción o discapacidad residual que puede o no desaparecer con el tiempo y que representa un obstáculo para la calidad de vida del paciente y para su integración en sus actividades del día a día.

¿Qué hace un especialista en neurorehabilitación?

La rehabilitación neurológica ha surgido como respuesta a este tipo de complicaciones. El especialista a cargo es el neurólogo con alta especialidad en neuro-rehabilitación, quien además de conocer las enfermedades neurológicas, enfoca gran parte de su entrenamiento a comprender qué tipo de terapia es la que favorece más a cada paciente. 

Visto de otro modo, el especialista en rehabilitación neurológica tiene la capacidad para atender a todas las enfermedades mencionadas anteriormente, desde parálisis del nacimiento, infartos cerebrales, accidentes, demencias o alteraciones en el movimiento. 

De hecho, actualmente, con la evolución de la medicina, se trata de que los pacientes con cualquier tipo de enfermedad del sistema nervioso, inicien rehabilitación neurológica temprana en vez de esperar a que las secuelas se desarrollen, sean evidentes y afecten más la capacidad funcional del paciente.

En una consulta de rehabilitación neurológica, el especialista evalúa al paciente de manera general (edad, género, otro tipo de padecimientos como diabetes o hipertensión), el tipo de enfermedad neurológica, la gravedad de la misma, y que tanto ésta afecta las actividades cotidianas del paciente. Evalúa también la temporalidad del daño y las probabilidades de recuperación total o parcial. 

Una vez obtenida la información previa, inicia una serie de sesiones de terapia física, terapia ocupacional, terapia psicológica, entre otras, las cuáles son individualizadas, es decir, creadas específicamente para cada paciente. Para el apoyo de las terapias se cuenta con fisioterapeutas, psicólogos, terapias de lenguaje, solo por mencionar algunas.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Electroencefalograma vs. Resonancia Magnética ¿cuál necesito?

electroencefalograma-monterrey-neurocenter

Servicios

Electroencefalograma vs. Resonancia Magnética ¿cuál necesito?

No se trata de que un estudio sea mejor que otro, sino que son estudios completamente diferentes que se complementan para demostrar de una forma más completa la integridad del sistema nervioso. Mientras que la resonancia magnética nos brindará más información anatómica, el electroencefalograma nos dirá acerca de la función eléctrica del cerebro. No se excluyen, sino que se complementan.

Esto tampoco quiere decir que siempre tengan que hacerse los 2 estudios. Siempre será necesario acudir con el neurólogo y especificarle de la manera más precisa cuáles son los síntomas y cómo se han ido presentando para que el especialista haga su análisis y determine qué estudios complementarios requiere para hacer su diagnóstico.

En Neurocenter contamos con los profesionales, la tecnología y la infraestructura que requieres para recibir la mejor atención neurológica. Tenemos la certeza de que con nuestra propuesta alternativa de atención y nuestra constante búsqueda de innovación podemos detener las pérdidas y ayudarte a ganar todo aquello que, quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

¿Cuándo son necesarios?

El neurólogo tendrá una sospecha diagnóstica que se confirma con alguno o ambos estudios, incluso pueden llegar a ser necesarios otros estudios, ya sea de laboratorio, evaluar los nervios, el músculo, etc. Pero siempre será el neurólogo quién determine la necesidad de cada estudio y haga una interpretación correcta del mismo. Todo esto con el fin de dar un diagnóstico correcto.

El electroencefalograma y la resonancia magnética son los estudios más solicitados por especialistas en neurología. Ambos representan la mejor forma de evaluar el cerebro, sin embargo son muy diferentes, por lo que entre ambos complementan la información necesaria para establecer un diagnóstico. Te explicaremos en qué consiste cada uno y cuando se solicitan.

Electroencefalograma: función

El electroencefalograma es un estudio totalmente diferente. Consiste en colocar unos electrodos en el cuero cabelludo para sensar la actividad eléctrica cerebral, de esta forma se puede evaluar la función del cerebro con una correlación anatómica, es decir, detecta ondas cerebrales anormales y determina en qué área del cerebro está ocurriendo esto.

Se trata de un estudio ampliamente utilizado por los médicos neurólogos para evaluar varias enfermedades:

  • Su principal uso es en la epilepsia. El electroencefalograma nos ayudará a determinar el tipo de epilepsia, si existe un foco epileptógeno, es decir, que un área específica del cerebro que desencadena la actividad eléctrica anormal ocasionando las crisis convulsivas. Éste estudio se pide desde la aparición de las crisis convulsivas hasta después para continuar su seguimiento.
  • También es solicitado por neurólogos pediatras al evaluar niños con algún trastorno del neurodesarrollo, del aprendizaje o del lenguaje. Esto es porque estas manifestaciones pueden ser parte de algún síndrome epiléptico, además de que nos ayudará a saber si existe algún trastorno de la actividad eléctrica del cerebro.

Muchas veces también será solicitado en pacientes con otras patologías neurológicas o psiquiátricas que presenten crisis convulsivas de primera vez, desconexión con el medio, alteraciones del estado de alerta o alucinaciones.

Resonancia magnética: imagen

La resonancia magnética es el mejor estudio de imagen utilizado por los médicos neurólogos, utiliza imanes y ondas de radio potentes para crear imágenes del cuerpo, todo esto sin emitir ningún tipo de radiación. Si bien existen otros estudios de imagen que nos ayudan a ver el cerebro como el TAC (tomografía axial computarizada), la resonancia magnética nos brinda información mucho más específica sobre las estructuras y detalles del cerebro. Sus usos son muchísimos incluso fuera de la neurología, utilizado también en gran parte por cirujanos y traumatólogos. 

Para el estudio se acuesta al paciente en una camilla la cual se desliza dentro de un cilindro para obtener las imágenes. Suele durar 40 min aproximadamente, pudiendo ser más tiempo dependiendo del área total corporal a la que se le tomará la imagen, así como si el estudio fue solicitado con administración de contraste intravenoso.

Entre las principales indicaciones por las que un neurólogo puede solicitar una resonancia magnética son: 

  • Dolor de cabeza. Principalmente para descartar que haya una causa estructural como causa del dolor.
  • Sospecha de infarto cerebral. Usualmente por inicio súbito de debilidad, alteraciones sensitivas o del lenguaje. Incluso hay una modalidad más rápida que solo dura 15 min para obtener solo las imágenes cruciales para definir si se trata o no de un infarto.
  • Epilepsia. Usualmente la resonancia magnética es normal, pero es importante realizarla para descartar una causa estructural como causa de la epilepsia.
  • La mayoría de los déficits neurológicos como alteraciones en la sensibilidad, fuerza, trastornos del movimiento o del lenguaje requieren una resonancia para determinar la causa específica del déficit.

 

Es importante que recibas orientación y tención médica especializada antes de someterte a cualquiera de estos estudios, para determinar si los requieres o no. Recuerda, somos especialistas en atención neurológica. Llámanos, te estamos esperando.

Encuéntranos sin problemas

También puedes visitarnos
nos encantaría conocerte

Sayula 310, Mitras Sur, 64020 Monterrey, N.L.

Lunes a viernes

9:00 am a 19:00 pm

Sábados

9:00 am a 14:00 pm

© 2023 Neurocenter. Todos los derechos reservados. 

Tinnitus: El timbre en el oído que no para

Padecimientos

Tinnitus: El timbre en el oído que no para

Es común que el Tinnitus, busque atenderse con un especialista en otorrinolaringología, sin embargo debe ser un neurólogo quien brinde atención a estos pacientes. Este padecimiento consiste en escuchar un timbre o silbido constante en el oído.

Sus causas pueden ser diversas o incluso desconocidas, pero lo que sí se sabe es que tiene relación con daño en el nervio auditivo. También conocido como Acúfeno, el tinnitus puede sonar como un rugido, chasquido, siseo o zumbido que suele ser incómodo para la persona que tiene el padecimiento.

En Neurocenter contamos con una robusta red de profesionales, el equipo y la infraestructura necesarios para ofrecerte no sólo un diagnostico certero, sino el tratamiento adecuado.

Tenemos la certeza de que sólo desafiando las metodologías tradicionales de atención neurológica que se brindan en los sistemas de salud convencionales, podemos lograr que nuestros pacientes recuperen y todo aquello que, quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

¿Qué nos puede causar tinnitus?

El tinnitus es un síntoma de algún padecimiento en el sistema auditivo. El sistema auditivo incluye oído, nervio y conducto. Algunas causas que se encuentran, son: Pérdida de la audición inducida por ruido, Infecciones del oído y senos paranasales, enfermedades cardiovasculares, enfermedad de Meniere, tumores cerebrales, etc.      

Aunque sabemos todas las causas asociadas al tinnitus, hay personas que desarrollan el síntoma sin razón aparente. La mayoría de las veces, no suele ser un problema de salud grave. Sin embargo, no suele desaparecer fácilmente y puede causar fatiga, depresión, ansiedad y problemas con la memoria y concentración.                                           

Por otro lado, al adentrarnos en una patología más específica podemos decir que es el resultado de circuitos neuronales del cerebro que tratan de adaptarse a la pérdida de células ciliada sensoriales aumentando la sensibilidad al sonido. Explicando porque algunas personas son muy sensibles a los ruidos fuertes.

Algunos circuitos neuronales generan pérdida del equilibrio cuando el daño causado en el oído interno cambia la forma como se envían señales en la corteza auditiva. En condiciones normales, las células ciliadas cocleares responden a estímulos acústicos, lo que es trasmitido a través del nervio auditivo a los núcleos cocleares en el sistema nervioso central.

Fisiopatología de la enfermedad

Existen alteraciones en las estructuras laberínticas o del nervio auditivo constituyen los llamados acúfenos periféricos, ya que se originan de lesiones en niveles superiores (Patologías cerebrovasculares, degenerativas o neoplásica).

Actualmente, por medio de avances en la neuroimagen funcional están definiendo el concepto ce acúfeno, ya que puede considerarse como una manifestación del sistema nervioso central. Cualquier desequilibrio a lo largo de la vía auditiva afecta tanto la función coclear bilateral como el procesamiento de señales con el sistema nervioso.         

De acuerdo con el modelo neurofisiológico, se extiende una teoría en la cual menciona que, a lo largo de la vía auditiva, centrado en su papel de áreas subcorticales y corticales como importantes moduladores de la percepción del síntoma. El sistema auditivo desempeña un papel importante en la gravedad de los síntomas

La persistencia del acúfeno depende de las conexiones del sistema auditivo central con otros sistemas centrales. La lesión existente en la vía auditiva periférica, elimina las aferencias a una porción del sistema auditivo central. Por lo que se produce una sensibilización en varios niveles.