Neurocenter

logo-neurocenter-clinica-de-rehabilitacion-neurologica

Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Daño cerebral por Covid-19

Covid-19

Daño cerebral por Covid-19

Seguro habrás escuchado sobre las diferentes secuelas que puede dejar la infección por COVID-19, desde daño residual en los pulmones, afectación de los riñones o incluso en el corazón, pero también puede ocasionar daño en el cerebro, esta afectación es conocida como encefalopatía o encefalitis por COVID-19.

El daño ocurre a consecuencia del mecanismo de defensa de nuestro propio cuerpo, pues las citocinas que libera par atacar al virus ocasiona también daño en los órganos y directamente en las neuronas, provocando una serie de síntomas que van desde periodos de confusión hasta llegar a un coma.

Como parte de la atención multidisciplinaria e integral que ofrecemos en Neurocenter queremos informarte sobre estas secuelas para que de detectarlas puedas buscar ayuda especializada con un neurólogo.

Tenemos la certeza de que con nuestra propuesta alternativa de atención y nuestra robusta comunidad de profesionales podemos detener las pérdidas y ayudarte a ganar y recuperar todo aquello que, quien nos busca, requiere para tener una vida plena.

¿Porqué ocurre la encefalopatía?

¿Cómo se manifiesta?

Los síntomas por encefalopatía son muy variables, el principal es una alteración del estado de alerta, que puede ir desde episodios de confusión o delirium, hasta entrar en coma. Otros síntomas neurológicos que pueden presentarse son crisis convulsivas, dolor de cabeza, mareo o movimientos anormales.

El neurólogo será el responsable de establecer este diagnóstico basándose en los síntomas neurológicos que presente el paciente tales como los previamente mencionados, además de otros síntomas típicos de COVID como la falta de aire o pérdida del gusto u olfato, apoyándose también en los cambios que puedan observarse en el cerebro en estudios de imagen como una resonancia magnética. En algunos casos puede requerirse la realización de una punción lumbar, un estudio que consiste en extraer líquido cefalorraquídeo para analizarlo mediante una punción entre las vértebras de la columna lumbar.

No existe un tratamiento específico para este padecimiento. En casos leves pueden ser necesarios solo algunos medicamentos para observar una mejoría de los síntomas, aunque en casos graves se requiere manejo médico en una unidad de cuidados intensivos.

Una secuela que deja huella

La encefalopatía por COVID-19 es una secuela de la enfermedad que puede dejar huella por el resto de la vida. En casos donde se presenta de manera leve como episodios de confusión puede cursar de manera temporal sin dejar más secuelas. Sin embargo, en aquellos que tuvieron síntomas graves o incluso estuvieron en coma, puede generar un déficit neurológico bastante importante. En estos casos el tratamiento se basará en medicamentos y terapia de rehabilitación.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Niños: ¿Sufre trastornos del aprendizaje?

Neuropediatría

Niños: ¿Sufre trastornos del aprendizaje?

El rendimiento escolar es muy importante para el desarrollo del niño y el adolescente, además de ser un paso para integrarse a la sociedad, por ello, cuando surgen trastornos del aprendizaje, es común que los padres muestren preocupación. 

Y es que si un niño presenta datos de un rendimiento escolar bajo como malas notas, problemas de lectura, de comprensión o de cálculo (matemáticas), es posible que tenga problemas para procesar la información.

¿Qué son y en quiénes se presentan?

Los trastornos del aprendizaje son problemas en el procesamiento de la información. Es decir, existe una dificultad en la manera de recibir, analizar, procesar y retener información. Son problemas altamente frecuentes en la sociedad, estimándose que 1 de cada 10 niños presenta algún tipo de trastorno del aprendizaje.

A diferencia de lo que se pueda pensar, este tipo de problemas se presentan en niños con nivel de inteligencia y nivel cultural normales (y en algunas ocasiones, superior). Por tanto, se consideran problemas del neurodesarrollo, que además de malas notas, se puede manifestar como problemas de conducta, cambios en el comportamiento, desarrollo de ansiedad o problemas para interactuar de manera adecuada con la sociedad.

Cuando este tipo de problemas no son detectados a tiempo o se dejan pasar, pueden condicionar al niño a baja autoestima o temor a intentar aprender algo por temor o “costumbre” a fallar con facilidad.

Tipos de trastornos del aprendizaje

Podemos dividir los trastornos del aprendizaje dependiendo sobre si la dificultad predominante es en la escritura, lectura o matemáticas, o alguna otra habilidad.

La dislexia (trastorno del aprendizaje con dificultad en la lectura) puede variar a lo largo de la edad, y puede ser algo tan poco notorio como lectura lenta o problemas de ortografía, hasta una incapacidad completa de realizar la lectura fluida con normalidad.

La discalculia (trastorno del aprendizaje con dificultad de las matemáticas o cálculo) es la dificultad para comprender o aprender aritmética, uso de números o conteo.

 

Otros tipos de trastorno del aprendizaje pueden ser específicos de la lectura, habilidades no verbales (como interpretar situaciones o expresiones faciales), motricidad (realizar movimientos de manera adecuada), organización, entre otros.

Por qué recibir atención especializada

Cuando los padres o maestros sospechan de un trastorno del aprendizaje lo ideal es buscar atención médica. Sin embargo, la detección puede pasar desapercibida para algunos médicos no especialistas. En estas situaciones, el especialista en neurología pediátrica tiene las habilidades y expertise para determinar si el problema realmente se debe a un trastorno del aprendizaje, si es así, determinar el tipo específico de trastorno que presenta, y de esta manera encontrar soluciones al mismo.

Es importante ser conscientes que este tipo de problemas suelen durar toda la vida. Esto no quiere decir necesariamente que a lo largo de su desarrollo el niño va a presentar problemas para aprender o retener lo aprendido. De hecho, esto es otro de los motivos por los cuales acudir con el especialista es importante, pues el tratamiento va encaminado a generar una reeducación y una manera de adaptarse a la situación, para evitar frustraciones, temor a fallar, y poder encontrar un método adecuado e individualizado para el aprendizaje.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Esquizofrenia infantil: lo que debes saber

Neuropediatría

Esquizofrenia infantil

Aunque puede considerarse rara, la esquizofrenia infantil existe y es importante poder detectarla a tiempo. Generalmente los primeros síntomas de la esquizofrenia se presentan en la adolescencia o en la adultez temprana

La esquizofrenia de inicio en la niñez se presenta en menos de un caso por cada 10,000 niños y usualmente indica una forma severa de la enfermedad. Se presenta entre los 13 y 18 años de edad y los varones tienen 2 veces más posibilidades de ser afectados. 

Y aunque la causa de la esquizofrenia es desconocida, existen estudios que muestran cierta predisposición genética. 

¿Cuáles son lo síntomas de la esquizofrenia infantil?

Los síntomas principales se clasifican en 4 categorías:

  • Síntomas positivos: como las alucinaciones y delirios. Las alucinaciones son percepciones visuales o auditivas que ocurren sin algún estímulo externo y los delirios pueden ser creencias bizarras desde un estímulo real. Ambas son una alteración de la realidad
  • Síntomas negativos: caracterizados por la falta de motivación e interacción social, estos son más comunes en la infancia temprana y adolescencia tardía. 
  • Pensamientos y conducta desorganizada, es decir, que no tienen una secuencia clara, sin objetivo o una meta final, ocasionando una comunicación ineficaz con las demás personas.
  • Deterioro cognitivo, este es común y posiblemente la característica más desfavorable de la esquizofrenia. 

Tipos de esquizofrenia

Existen cinco tipos de esquizofrenia:

  1. Paranoide: caracterizado por alucinaciones y delirios, principalmente de persecución, es decir, que la persona siente que está siendo acechada o perseguida, incluso llega a creer que atentan contra su vida..
  2. Desorganizado: la persona presenta un habla y conducta desorganizada, además de no mostrar muchas emociones.
  3. Catatonico: se presenta con una marcada alteración psicomotora, ya sea con inmovilidad y mutismo, o actividad motora excesiva o incluso movimientos involuntarios.
  4. Indiferenciado: en este caso los pacientes cumplen criterios para esquizofrenia pero no encajan en ninguna categoría.
  5. Residual: usualmente se presenta en estadios avanzados, en donde predominan los síntomas negativos. Los síntomas positivos son mínimos o ausentes.

Un diagnóstico clínico

No hay estudios diagnósticos o de imagen específicos para la esquizofrenia ya que es un diagnóstico clínico, es decir basado en los síntomas que presenta el paciente. Es importante obtener la historia clínica familiar completa con especial atención a antecedentes de enfermedades mentales en familiares directos. Para llegar al diagnóstico se debe hacer una exploración física y neurológica completa, además de estudios como la resonancia magnética, electroencefalograma (para descartar epilepsia del lóbulo temporal), detección de drogas y detección de enfermedades del sistema endocrino. 

Tratamiento multidisciplinario

El tratamiento debe ser multidisciplinario incluyendo medicamentos antipsicóticos y tratamiento psicosocial como terapia cognitivo-conductual. El curso de la enfermedad varía con exacerbaciones y remisiones a lo largo del tiempo, sin embargo el pronóstico es peor si los síntomas inician antes de los 13 años de edad

Es importante el asesoramiento por el neurólogo pediatra, ya que es el especialista que puede y debe responder todas sus dudas y guiarlos en el proceso. 

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Bruxismo nocturno ¿Por qué ocurre?

Clínica del sueño

Bruxismo nocturno ¿Por qué ocurre?

¿Te han dicho que rechinas mucho los dientes mientras duermes? ¿Ha llegado al grado de afectar el esmalte de tus dientes? ¿Despiertas con dolor muscular en el área de la mandíbula? Probablemente se trate de bruxismo, éste consiste en la actividad repetida del músculo de la mandíbula, apretando y/o rechinando los dientes moviendo la mandíbula hacia los lados. Continúa leyendo para conocer más acerca de este padecimiento y cómo puede tratarse.

Rechinando los dientes

Existen 2 tipos de bruxismo que pueden presentarse durante el sueño, el fásico en donde las contracciones de la mandíbula son de manera repetitiva, y la tónica en donde la contracción es constante. Durante la contracción de la mandíbula se puede emitir un sonido debido a la fricción entre los dientes, pudiendo llegar a percibirse molesto para quien duerme con quien lo padece.

A pesar de que es más común en niños (en el 14-17% de los casos), puede presentarse también en adultos. Sin embargo, la prevalencia va disminuyendo con la edad.

El bruxismo puede traer como consecuencia el desgaste del esmalte dental, es decir, la parte más superficial del diente, dolor de dientes, dolor muscular en la mandíbula y dolor de cabeza, principalmente en las mañanas. 

En casos severos el bruxismo puede llegar a ocasionar que la persona se despierte en la noche, incluso puede ocasionar fractura de los dientes o laceraciones bucales. Se ha asociado también la presencia de bruxismo con alteraciones psicosociales como estrés o ansiedad.

Aunque no existe una causa específica del bruxismo primario, se pueden identificar factores predisponentes, tales como personalidad ansiosa o un evento de ansiedad específico que lo desencadenara y el consumo de cafeína y/o tabaco antes de dormir. Además de que hay casos con predisposición genética, sin ser precisamente hereditario.

Existe también el bruxismo secundario en donde éste se debe a medicamentos u otros padecimientos como enfermedad de Parkinson, síndrome de Down, parálisis cerebral, mioclonía faciomandibular, entre otros

Diagnóstico y tratamiento

Usualmente los pacientes con bruxismo acuden a la consulta por el problema dental, el dolor o por los sonidos que emiten en la noche, y rara vez por problemas para dormir.

En una polisomnografía, el estudio especializado del sueño, se puede apreciar el bruxismo durante la noche al observar contracción de los músculos maseteros y temporales. Sin embargo, presentan una estructura del sueño normal.

En el caso del bruxismo secundario debe tratarse el padecimiento de base para disminuir o eliminar los episodios de bruxismo.

El principal tratamiento del bruxismo consiste en férulas para evitar el daño dental. En casos donde hay una importante asociación con la ansiedad ésta debe ser tratada, ya sea farmacológicamente o con terapia psicológica, además de que debe evitarse el consumo de tabaco y cafeína especialmente en la noche.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Enuresis: ¿Mojas la cama?

Clínica del sueño

Enuresis: ¿Mojas la cama?

La enuresis es la pérdida del control de la vejiga durante el sueño, también conocido como “mojar la cama”. Es común en niños que apenas están aprendiendo a controlar sus esfínteres, sin embargo, puede deberse a diferentes padecimientos cuando se presenta en adultos. Sigue leyendo para conocer más acerca de la enuresis y cómo tratarla.

¿Por qué sucede?

 

A diferencia de la incontinencia urinaria en donde la pérdida de orina puede ser en el día o en la noche, en la enuresis la pérdida del control de la vejiga ocurre solo en la noche, sin predilección por alguna fase del sueño.

La mayoría de los niños alcanzan el control del esfínter de la vejiga hacia los 3 años, pero más del 10% de los niños no lo hacen hasta los 12 años, e incluso un 2-3% más tarde (el 0,5-1% llegan a la edad adulta). 

Se le conoce como enuresis primaria cuando el niño no ha podido controlar el esfínter, usualmente asociado a las ganas frecuentes de ir a orinar en la noche, a una hiperactividad del músculo de la vejiga y el incremento del nivel de despertar.

Se le conoce como enuresis secundaria cuando reaparece en un adolescente o adulto que previamente ya controlaba el esfínter de la vejiga, o niños que ya llevaban al menos 6 meses sin presentar enuresis. Estos casos de enuresis secundaria suelen estar asociados de manera importante con factores psicológicos.

Uno de los problemas de la enuresis es que puede afectar la autoestima de quien lo presenta, llegando a tener secuelas psicológicas negativas.

¿Cómo saber si se padece Enuresis?

A pesar de que es normal en niños menores de 5 años porque apenas aprenden a controlar esfínteres, se considera una enfermedad cuando ocurre por lo menos 2 veces cada día durante un mínimo de 3 meses consecutivos y en niños mayores de 4 años

En la enuresis secundaria es sumamente importante primero descartar otras patologías que la estén desencadenando, como diabetes, infecciones urinarias, apnea del sueño, entre otras.

¿Existe un tratamiento?

El tratamiento inicial de la enuresis primaria se basa en poner alarmas para ir al baño, y así evitar la enuresis, en algunos casos requiriendo también tratamiento farmacológico, especialmente en los casos en los que la enuresis se asocia a estrés o ansiedad. 


En el caso de la enuresis secundaria hay que tratar la causa de base en caso de haberla, de lo contrario, requiere un abordaje especializado.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Cada cerebro es un mundo

Datos Científicos

Cada cerebro es un mundo

¿Has escuchado la frase “Cada cabeza es un mundo”? Pues no es sólo en sentido figurado, cada cerebro es único, diferente al de cada persona. Y es que cada una de tus experiencias, lo que ves, vives y aprendes, así como tu genética, configura a tu cerebro de manera única.

Sí, así como cada quien tenemos huellas dactilares diferentes, la anatomía de cada cerebro humano no tiene otra igual, así lo afirma una investigación de la Universidad de Zúrich publicada en Scientific Reports. Esto gracias al resultado de las características genéticas de cada persona combinadas con su experiencia de vida.

Ya se había concluido que la experiencia de cada persona deja huellas únicas en el cerebro, según lo observado en algunos músicos, ajedrecistas o jugadores de golf, estos tienen características particulares en las regiones del cerebro que más utilizan para su actividad especializada.

Lo nuevo que descubrieron es que también los eventos de menor duración pueden dejar rastros en el cerebro, como por ejemplo, si una pierna se inmoviliza un par de semanas, no sólo el músculo pierde fuerza, sino que además se reduce el grosor de la corteza cerebral en las áreas responsables de controlar la pierna inmovilizada.

El análisis de 200 cerebros

Durante la investigación, el autor principal, Lutz Jäncke y su equipo examinaron los cerebros de casi 200 personas mayores sanas utilizando imágenes de resonancia magnética tres veces durante un período de dos años. En total fueron analizados los cerebros de 191 personas de edades comprendidas entre los 64 y los 81 años.

Como resultado se evaluaron más de 450 características anatómicas cerebrales, incluidas: 

  • La corteza cerebral, que es la capa más externa del cerebro y cubre la superficie irregular de los hemisferios cerebrales. 
  • La materia blanca, que constituye el 60 por ciento del cerebro y es la que transmite la información de las diferentes partes del cuerpo hacia la corteza cerebral. 
  • La materia gris que ocupa el 40 por ciento del cerebro y se encuentra en las regiones implicadas en el control muscular y la percepción sensorial.

Para cada una de las 191 personas, los investigadores pudieron identificar una combinación individual de características anatómicas específicas del cerebro, por lo que la precisión de identificación, incluso para las características anatómicas cerebrales muy generales, fue superior al 90 por ciento.

Más allá de una huella dactilar

Esta investigación dejó en claro que así como nuestras huellas dactilares, no existen dos cerebros iguales en la anatomía humana. Lo que lo convierte en una seña de identidad inconfundible. Sin embargo, la identidad única de cada cerebro no se puede utilizar de manera cotidiana cómo se hace con las huellas dactilares, pues las imágenes de resonancia magnética son costosas y consumen mucho tiempo.

 

La importancia de estos estudios radica en que tan sólo 30 años atrás se creía que el cerebro humano tenía pocas o ninguna característica individual, por lo que la identificación personal a través de las características anatómicas del cerebro era inimaginable. 

 

Ahora sólo podemos imaginar lo que los avances científicos y el desarrollo de nuevas tecnologías nos permitirán descubrir en un futuro no tan lejano.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Epilepsia en niños: Síndrome de Dravet

Epilepsia en niños: Síndrome de Dravet

Uno de los síndromes epiléptico poco conocidos es el Síndrome de Dravet, del cual apenas en el 2001 se descubrió su base genética. Este se caracteriza por iniciar en el primer año de vida con crisis convulsivas febriles muy prolongadas y frecuentes. Aquí te compartimos información importante sobre este padecimiento.

¿Qué es el Síndrome de Dravet?

El síndrome de Dravet, también conocido como epilepsia mioclónica grave de la infancia, es un síndrome epileptico que inicia en infancia temprana, caracterizándose por comenzar durante el primer año de vida con crisis convulsivas febriles muy prolongadas y frecuentes, posteriormente los niños presentan crisis mioclónicas, ausencias atípicas y otras crisis, además de detención del desarrollo o rasgos autistas. 

 

La primera descripción del síndrome fue hecha por Charlotte Dravet en 1978 y fue hasta el 2001 cuando se descubrió su base genética. Desde entonces ya es clasificado como un síndrome epileptico genético y encefalopatía epiléptica.

Crisis convulsivas desde la infancia