Neurocenter

logo-neurocenter-clinica-de-rehabilitacion-neurologica

Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Estatus epiléptico

Clínica de Epilepsia

Un posible daño neurológico por convulsionar: Estatus epiléptico

¿Has escuchado del “mal epiléptico”? ¿Te ha tocado ser testigo de una crisis convulsiva muy prolongada? Existe un tipo de crisis convulsiva denominada estatus epiléptico, el cual consiste en una crisis convulsiva muy prolongada, la cual es de carácter urgente. A continuación te platicamos más sobre qué consiste y cómo debe tratarse.

Una crisis convulsiva muy prolongada

Una crisis convulsiva consiste en la actividad eléctrica desorganizada de las neuronas de la corteza cerebral, manifestándose en la mayoría de las veces como una crisis convulsiva generalizada (el 80% de los casos), es decir, con movimientos clónico-tónicos, repetitivos y sincrónicos, en ocasiones acompañadas de pérdida de control de esfínteres.

 

Tradicionalmente, por definición, el estatus epileptico (o estado epiléptico) es considerado como tal cuando una crisis convulsiva tiene una duración mayor a 30 minutos. Más recientemente, con ser mayor a 5 minutos puede considerarse un estatus epileptico, ya que la gran mayoría de las crisis convulsivas que no ceden por sí solas en 5 minutos, es poco probable que lo hagan, por lo que requerirán tratamiento para eliminar la crisis.

 

Se reconoce también como estatus epiléptico aquellas crisis que se presentan repetidamente, sin haber recuperación de la consciencia entre una crisis y otra.

¿A qué se debe y cuáles son las consecuencias?

En casi todos los casos el estatus epiléptico se presenta en un paciente ya conocido con epilepsia, siendo más común en niños. Usualmente ocurre porque el paciente no se tomó sus medicamentos para el control de su epilepsia o porque hubo un factor desencadenante, como el consumo de drogas o abuso del alcohol, una infección del sistema nervioso (meningitis o encefalitis), un infarto o hemorragia cerebral, un traumatismo craneoencefálico, un tumor cerebral o por alteraciones metabólicas y electrolíticas. Sin embargo, aproximadamente en la mitad de los casos no se encuentra un factor que haya desencadenado el estatus epiléptico.

 

Los casos en los que el paciente presenta un estatus epiléptico, sin haber tenido crisis convulsivas anteriormente, son muy raros.

 

La importancia clínica de este tipo de crisis radica en el posible daño neurológico que puede desencadenarse debido a la crisis convulsiva prolongada. Al tener una crisis convulsiva de esta duración existen repercusiones metabólicas graves debido al aumento de la actividad metabólica cerebral, la actividad muscular intensa y de la descarga de adrenalina, causando aumento de la temperatura corporal, de la presión arterial, de la frecuencia cardiaca y de la glucosa. Si la crisis no cede en poco tiempo, la descompensación causará disminución de la presión arterial, de la oxigenación de sangre y de la glucosa, ocasionando un daño orgánico importante.

Tratamiento urgente

El estatus epiléptico es considerado una urgencia neurológica, si una crisis convulsiva no remite por sí sola en menos de 5 minutos, requiere atención hospitalaria de urgencia. 

 

El tratamiento inicial es farmacológico, pudiendo requerir varias dosis y/o distintos antiepilépticos para poder controlar la crisis. En casos de crisis convulsivas refractarias al medicamento el paciente puede llegar a requerir sedación para reducir o evitar el daño neurológico, induciendo al paciente en un coma farmacológico.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

La importancia de soñar despierto

Datos Científicos

La importancia de soñar despierto

En más de una ocasión te habrán regañado por “soñar despierto” mientras estabas en clase o en alguna reunión familiar, pero esto es sólo una señal de que tu cerebro funciona correctamente y eres capaz de realizar tareas “en automático”.

 

Sí, no hay nada de malo en echar a volar tu mente y visualizar tu futuro, de hecho le trae beneficios a tu capacidad creativa.

 

Un estudio de la Universidad de Cambridge descubrieron que cuando fantaseamos, se enciende la misma parte del cerebro que cuando hacemos de manera automática una tarea que nos es familiar. Esta área es conocida como Red de Modo Default (DMN por sus siglas en inglés).

 

El principal autor del estudio, Deniz Vatansever, señaló que la DMN nos permite predecir lo que ocurrirá y reduce nuestra necesidad de pensar.



También ayuda a desarrollar la creatividad

De igual forma se ha descubierto que las personas que suelen soñar despiertos presentan más inteligencia. Un estudio del Instituto Tecnológico de Georgia concluyó que las personas con cerebros altamente efectivos tienen demasiada capacidad mental como para evitar que sus mentes divaguen.

 

El Dr. Enric Schumacher y su equipo midieron los patrones cerebrales de más de 100 personas, mientras cada una de ellas debía concentrarse en un punto concreto durante cinco minutos completos, con ello lograron identificar qué partes del cerebro trabajan al mismo tiempo.

 

Uno de los descubrimientos fue que las mismas zonas cerebrales que se activan mientras se divaga eran las que se relacionaban con diferentes habilidades cognitivas. Y es que una vez que los investigadores interpretaron cómo el cerebro trabaja durante los periodos de divagar, el equipo realizó un test que medía las habilidades intelectuales y creativas de los participantes.

 

¿Y qué encontraron? Que aquellos que reportaron divagar frecuentemente durante el día presentaron niveles más altos de creatividad, así como una estructura cognitiva más eficiente que el resto, es decir que al soñar despiertos, activamos las zonas cerebrales relacionadas con diversas habilidades cognitivas.



Beneficios de soñar despierto

Tu memoria es mejor: Se probó en un estudio que las personas que tienen mayor tendencia a soñar despiertos tienen además una memoria de trabajo más potente. 

Tu empatía es más fuerte: Se ha comprobado que la memoria y la imaginación se relacionan también con la empatía. El hábito de poder experimentar situaciones y sentimientos que no has vivido mejora la capacidad de ponerte en el lugar del otro.

– Alimenta tu creatividad: Se comprobó en un experimento sobre esta actividad, que al realizar una tarea aburrida, la cual fomentaba este paseo mental, proporcionaba posteriormente un aumento de la creatividad de los que habían pasado por esta tarea. 

Ayuda a tu autoeficacia: Imaginar que estás en una situación que no se ha producido pero que desearías que ocurriera hace que te veas a tí mismo en un escenario de éxito.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Depresión en la infancia y adolescencia

Neuropediatría

Depresión en la infancia y adolescencia

¿En qué consiste y cuál es su importancia?

La depresión en el niño y adolescente es un trastorno emocional que se caracteriza por una sensación de tristeza o de baja autoestima, en algunas ocasiones se acompaña de sentimiento de desesperanza. 

La depresión mayor es una enfermedad que se puede presentar a lo largo de la vida. A la fecha, la evidencia señala que la depresión afecta al 2% de los niños y niñas (sin diferencia de género) a nivel mundial. Como es esperable, con los cambios propios de la edad y las situaciones que se presentan en el día a día, durante la adolescencia aumenta hasta un 8% (siendo más frecuentes en mujeres que en hombres), y si no es tratada a tiempo, puede volverse un trastorno crónico hasta en un 10% de los pacientes.

La importancia de detectar y tratar la depresión va más allá de las cifras (que nos dicen que es una enfermedad muy frecuente). La depresión puede generar baja autoestima, bajas notas escolares, trastornos de alimentación (comer mucho o muy poco), descuidar el aspecto personal, incluso en los casos más graves, puede llegar a presentarse con pensamientos o ideaciones suicidas. 

Nosotros como padres, ¿cómo podemos sospechar o identificarla?

Muchas veces, los primeros datos se pueden manifestar son cambios en el comportamiento que pueden ir desde irritabilidad, enojo o llanto fácil, o una reacción más fuerte de la normal ante alguna situación común. Algunas veces existen signos no tan llamativos, como presentarse un poco distraídos, empiezan poco a poco a bajar las notas escolares o presentan falta de atención. 

Una característica común es la pérdida de interés por las cosas que antes le gustaba realizar (escuchar música, salir con amigos, no querer ir al entrenamiento). El aislamiento es otro dato que nos puede ayudar a sospechar, es decir, ahora se la pasa encerrado en su cuarto sin querer estar en contacto ni con sus amigos.

Ante cualquiera de estos u otros datos, es importante entablar el diálogo, y buscar ayuda profesional médica.

 

Diagnóstico de depresión en niños

La depresión, al igual que otros trastornos del comportamiento, debe ser evaluada por un profesional de la salud.

Una vez en consulta, el médico realiza un interrogatorio y evaluación para poder confirmar el diagnóstico de depresión, descartar la misma, o tal vez encontrar alguna otra causa que explique la situación.

Para poder llegar al diagnóstico, se deben cumplir una serie de criterios ya establecidos, que van desde un tiempo igual o mayor a 2 semanas con ánimo triste, pérdida de interés, entre algunos otros. 

La importancia de un diagnóstico temprano radica en conocer cuáles opciones de tratamiento existen y cual es la mejor para cada caso en particular.

Pronóstico y tratamiento 

El tratamiento es siempre individualizado, es decir, para cada paciente puede ser diferente, dependiendo de su edad, el síntoma más notorio, o la gravedad de la situación. Es una decisión siempre tomada en conjunto con los padres.

La terapia psicológica es uno de los pilares del tratamiento. Consiste en pláticas con un especialista (psicólogo o psiquiatra) donde se involucra al paciente y familia con el fin de identificar el problema, conocer las soluciones y reforzar el autoestima.

El tratamiento con medicamentos es indicado en algunas situaciones, generalmente de manera temporal, siempre valorado por el médico.

El tratamiento y período de recuperación es variable y requiere un fuerte compromiso del equipo: padres, paciente y médico. 

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

¿Niños menos susceptibles a COVID?

Covid - 19

¿Niños menos susceptibles a COVID?

A lo largo de la pandemia se han publicado miles de estudios tratando de descifrar la infección por el virus Sars-CoV-2. Y su investigación en la población pediátrica no es la excepción. 


A pesar de la alta prevalencia del virus a nivel mundial, múltiples estudios han demostrado que es una infección poco común en los niños, representando incluso el 0.9-1-2% del total de casos. Pero, ¿por qué los niños están mejor protegidos? ¿Tienen un mejor sistema inmune o solo están más cuidados para evitar contagios?

La vida adulta vs los niños

Es cierto que los adultos tienen una mayor probabilidad de contagio por el virus SARS-CoV-2, esto es porque tienen que salir para trabajar, y a veces no solo a la oficina, sino a otras ciudades o países. Recordemos que fue así como se fue desarrollando la pandemia. Por otro lado, es menos probable que un niño viaje o salga de casa en tiempos de pandemia, teniendo así, menor probabilidad de contagio a diferencia de la población adulta.

Pero, ¿puede un niño contagiarse de COVID? La respuesta es sí. Afortunadamente, aunque el sistema inmunológico del niño sigue en desarrollo, es capaz de defenderse bastante bien del virus, tanto que la gran mayoría de los que llegan a contagiarse presentan sólo síntomas leves o son asintomáticos. A diferencia de otras epidemias a lo largo de la historia como es el caso de la parálisis por poliomielitis, en la que gran cantidad de niños se vieron afectados.

 

Mortalidad por SARS-CoV-2

Estudios demuestran que la tasa de mortalidad por neumonía por COVID-19 es del 7-17%, la mayoría siendo adultos mayores de 65 años con alguna enfermedad concomitante, por otro lado, son prácticamente nulos los casos de muerte en personas menores de 24 años. 

Se desconoce la razón exacta de porqué los niños son relativamente resistentes a algunas enfermedades infecciosas. Algunas teorías son que tienen un sistema inmune innato más activo que los adultos, permitiéndoles defenderse mejor de los microorganismos que ataquen al cuerpo. Otra teoría se basa en que los niños tienen un sistema respiratorio más sano, al no haber estado expuestos a agentes nocivos como el humo del cigarro, contaminación ambiental y enfermedades respiratorias. Por todo esto, las investigaciones sugieren que los niños realmente podrían ser menos susceptibles a la infección por el virus del COVID-19.

 
¡Pero no bajes la guardia!

A pesar de que es menos probable que tu niño desarrolle síntomas o se complique por esta neumonía, no hay que bajar la guardia. Es importante seguir las recomendaciones de distancia y uso de cubrebocas ya que, aunque los niños pocas veces tendrán síntomas, siguen siendo contagiosos, y al no seguir las medidas de seguridad podría contagiar a muchas personas, incluyendo adultos mayores que son más susceptibles a un cuadro más grave.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Impacto de la COVID-19 en pacientes con esquizofrenia

Covid -19

Impacto de la COVID-19 en pacientes con esquizofrenia

La palabra esquizofrenia significa en sentido literal “mente dividida” o “mente fragmentada”, de ahí el nombramiento a una de las enfermedades mentales  más temidas, y erróneamente atribuida a la posesión de espíritus sobre el cuerpo humano. 

¿Cual es la  probabilidad  de ser diagnosticado con esquizofrenia? 

Se trata de una enfermedad poco frecuente pero puede llegar a ser altamente discapacitante. Está descrito que la prevalencia de la esquizofrenia es del 1% de la población, aumentando a un 10% al haber parientes de primer grado con diagnóstico de esquizofrenia ya que se relaciona con ciertas alteraciones de origen genético.

¿Cómo se diagnostica esta enfermedad? 

La esquizofrenia es un síndrome psiquiátrico caracterizado por síntomas psicóticos los cuales pueden ser positivos o negativos:

Síntomas positivos:

  • Delirios.
  • Alucinaciones (principalmente auditivas).
  • Habla o discurso desorganizado (hablan demasiado rápido, cambiando de tema espontáneamente, responde a preguntas de una manera sin sentido, etc).
  • Catatonia (posturas extrañas, suelen caminar por horas etc). 

Síntomas negativos:

    • Abulia (falta de voluntad para hacer las cosas).
    • Anhedonia (pérdida del placer o satisfacción por actividades que disfrutaban como ver televisión, jugar con los amigos, comer, etc).
    • Depresión.

El médico espeicalista en psiquiatría es el indicado para realizar el diagnóstico, para ello el pacietne debe presentar el menos 2 de los síntomas.

¿La esquizofrenia puede ser curada? 

Lamentablemente aún no se cuenta con una cura definitiva pero los síntomas pueden ser tratados mediante fármacos antipsicóticos  como la risperidona, haloperidol, olanzapina.

 
 
COVID-19 y su impacto en la salud mental

La pandemia provocada por el virus del SARS-CoV-2 a provocado un descontrol total en la salud mental de los individuos, principalmente en quienes padecen de algún trastorno psiquiátrico,se ha descrito que los infectados por este virus pueden presentar insomnio, depresión, ansiedad, alteración en la memoria, y psicosis. El miedo al contagio y como parte de las medidas de prevención el ser humano tuvo que entrar en “cautiverio” en un distanciamiento social que ha fragmentado el estado mental de los individuos lo que ha provocado un incremento en los trastornos psiquiátricos.Es importante mencionar que los pacientes con esquizofrenia son más susceptibles a la infección por SARS CoV-2 debido a su falta de juicio sobre las medidas sanitarias como el lavado de manos,el uso adecuado del cubrebocas,la sana distancia,entre otros.Se ha descrito que los pacientes con esquizofrenia tienen una función pulmonar deficiente en comparación con sujetos sanos,además de su mal higiene bucal lo que los hace más susceptibles a tener  complicaciones respiratorias graves como neumonía.Por otro lado el impacto económico pudiera generar un desabasto en mediación destinada a la psicosis lo que pudiera agravar los síntomas de alucinaciones, delirios  catatonia y suicidio.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Narcolepsia

Clínica del sueño

Narcolepsia

Tal vez habrás escuchado sobre un padecimiento en el que una persona se queda dormida súbitamente o que tiene sueño todo el tiempo. La narcolepsia forma parte de las hipersomnias, un tipo de trastorno del sueño caracterizado por sueño excesivo. Continúa leyendo para saber más acerca de este trastorno, cómo se diagnostica y cómo tratarlo.

Tipos de narcolepsia

Tradicionalmente conocida como narcolepsia con o sin cataplejía, actualmente se clasifica en narcolepsia tipo 1 y tipo 2. La narcolepsia tipo 1 se caracteriza por la deficiencia de una sustancia llamada hipocretina, demostrable en el líquido cefalorraquídeo. Se desconoce la causa exacta de este padecimiento, y aunque tiene importante factor genético, en la mayoría de los casos se presenta de manera esporádica. Solo el 4-7% de los casos tienen una presentación claramente familiar.

Sueño súbito

La narcolepsia tipo 1 se caracteriza por 4 manifestaciones, siendo las primeras 2 las más comunes:

  • Somnolencia diurna, suele ser el primer síntoma de la narcolepsia, manifestándose como sueño en el día a pesar de haber dormido bien la noche anterior. Al inicio muchas veces no es detectado como un problema por lo que puede pasar desapercibido. Incluso en el caso de niños y adolescentes se interpreta más como dificultad en el aprendizaje o bajo rendimiento escolar.
  • Cataplejía, son los episodios de sueño generalmente breves (segundos a minutos) que se presentan de manera súbita, con pérdida brusca del tono muscular. Usualmente los episodios de cataplejía se presentan a los 1-2 años del inicio de la somnolencia diurna, y suelen ser desencadenados por emociones como la risa, alegría, asombro o enojo. Solo el 10-15% de los casos inician con la cataplejía como síntoma inicial.
  • Alucinaciones visuales, éstas suelen ser muy vívidas, en ocasiones acompañadas de alucinaciones auditivas y táctiles. Son más comunes cuando la persona se está quedando dormida o durante la crisis de cataplejía. Están presentes hasta en la mitad de los pacientes con narcolepsia.
  • Parálisis del sueño, consiste en que al despertar, ya habiendo recuperado la consciencia, la persona no puede moverse por unos segundos. Durante estos episodios también se puede experimentar palpitaciones, sensación de opresión en el pecho, sudoración y falta de aire, pudiendo llegar a causar mucha ansiedad en quien lo presenta.

 

Por otro lado, la narcolepsia tipo 2 está peor definida. La principal característica es que no presentan crisis de cataplejía.

 

Los síntomas suelen comenzar alrededor de los 10-20 años, presentando un segundo pico de incidencia a los 35-50 años.

 

Su diagnóstico se basa en criterios clínicos: necesidad irresistible de dormir, crisis de cataplejía y la baja concentración de hipocretina en líquido cefalorraquídeo, para ello es necesario acudir con un neurólogo especializado en trastornos del sueño.

 

Un estudio bastante útil para estudiar este padecimiento es la polisomnografía, en el cual podremos observar los cambios en la actividad eléctrica del cerebro durante el sueño.

Tratamiento

Lamentablemente no existe un tratamiento específico que cure la narcolepsia, los pacientes requieren de apoyo psicológico para saber sobrellevar la enfermedad, mejorar su higiene del sueño con siestas programadas y en algunos casos con el apoyo de medicamentos estimulantes. Por ello es importante acudir con un especialista, para descartar otros padecimientos y establecer un tratamiento específico según las necesidades del paciente.



© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

¿Existía la neurocirugía en la prehistoria?

Datos

¿Existía la neurocirugía en la prehistoria?

Si crees que la cirugía cerebral es cosa de la era moderna, pues resulta que no. Existen hallazgos que revelan que incluso desde la prehistoria, se practicaba una especie de cirugía craneal, claro, los casos de éxito no eran tan altos como en la actualidad.

 

Una de las primeras formas de intervenir el cerebro fue la trepanación, un procedimiento quirúrgico que consiste en hacer un agujero en el cráneo de una persona viva, ya sea por perforación, corte o raspado de las capas de hueso con un instrumento afilado.

Presencia prehistórica

La trepanación es uno de los procedimientos quirúrgicos más antiguos y es el primer procedimiento neuroquirúrgico realizado por el ser humano. El procedimiento data desde la era del mesolítico, antes del desarrollo del lenguaje escrito y el uso de instrumentos de metal. Es decir, casi 10,000 años AC. Su práctica estaba ampliamente distribuida en los continentes. Se ha identificado evidencia de trepanaciones en América central, América del Sur, Asia, África y Europa.

 

Esta práctica se realizó durante gran parte de la prehistoria humana en diferentes civilizaciones y ubicaciones geográficas, sin embargo, cuando se trata de la motivación detrás de las antiguas prácticas de trepanación, hay más preguntas que respuestas, particularmente porque las razones fueron diferentes en cada segmento poblacional.

Uso médico de la trepanación

Se cree que hubo dos motivos principales, médicos y religiosos. En los casos documentados en África y Polinesia se cree que la trepanación se realizó para tratar el dolor, por ejemplo, causado por un traumatismo en el cráneo o una enfermedad neurológica, incluso hay evidencia de que en estos lugares se utilizó tan recientemente como a inicios del siglo XX.

 

Un estudio publicado en la revista Nature en 2018 concluyó que en la era neolítica, los humanos pudieron haber practicado trepanación por razones médicas, con evidencia de prácticas en cráneos de animales.

 

Los Tratados hipocráticos (Corpus hippocraticum), una colección de referencia de textos médicos griegos antiguos relacionados con las enseñanzas de Hipócrates, también citan razones terapéuticas para las trepanaciones. Uno de los textos, recomienda la trepanación para la prevención de complicaciones relacionadas con fracturas de cráneo.

 
 
Relación con prácticas religiosas

Pero además de ser utilizado para el tratamiento de condiciones médicas, los investigadores han sospechado durante mucho tiempo que los antiguos humanos trepanaban por una razón muy diferente: como parte de un ritual. En la Europa medieval, las razones de la trepanación parecían variar mucho más, dependiendo de la cultura que las realizara.

 

La trepanación en la Europa Medieval progresivamente se tornó más compleja. Se desarrollaron aparatos para la perforación del cráneo más segura y menos dolorosa. El uso de la trepanación evolucionó también de su concepto ritualista y contenido místico en las culturas de África y América central precolombina a su uso por los egipcios, griegos y romanos, quienes identificaron su potencial uso terapéutico, registraron sus hallazgos y produjeron complicadas instrucciones para la realización de la trepanación.

 

De esta manera, esta práctica prehistórica se convirtió con el tiempo en el precedente de lo que ahora se conoce como neurocirugía, con las diferencias que supone una evolución de casi 10 mil años.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Epilepsia en adolescentes: Epilepsia mioclónica juvenil

Clínica de Epilepsia

Epilepsia en adolescentes: Epilepsia mioclónica juvenil

Antes conocida como como “petit mal” o “pequeño mal” es una de las epilepsias generalizadas más comunes en la adolescencia. Es relativamente común y responde bien al tratamiento con el anticonvulsivo adecuado. A continuación te presentamos un poco más sobre esta enfermedad. 

Unos movimientos anormales

La epilepsia mioclónica juvenil se caracteriza por la triada de crisis convulsivas mioclónicas, crisis convulsivas tónico-clónicas generalizadas y crisis de ausencias (menos común). Las crisis convulsivas se presentan generalmente por la mañana, tras un desvelo, por efecto de fatiga, estrés y/o alcohol. 

Dentro de la población en general tiene una incidencia estimada de 1 caso por cada 1000-2000 personas. La epilepsia mioclónica juvenil representa aproximadamente un 5-10% de todas las epilepsias, sin embargo se cree que los casos podrían ser más ya que la condición generalmente se diagnostica erróneamente. 

Las crisis mioclónicas tienden a ser generalizadas y violentas, pueden llegar a provocar una caída si afectan las piernas, sin embargo pueden presentarse también en un solo segmento del cuerpo por ejemplo la mano dominante, ocasionando que el paciente tire lo que tenga en la mano. 

Los pacientes pueden llegar a presentar alteración de la conducta y atención, campo que cada vez se estudia más y ayuda a llegar a un diagnóstico más certero. En la mayoría existe antecedente de epilepsia en la familia, sin haberse encontrado a la fecha un gen específico que ocasione estas crisis. Sin embargo, la mayor parte del tiempo se clasifica como idiopática, es decir que no hay una causa clara, como golpes en la cabeza, tumor cerebral, encefalitis u otras anormalidades cerebrales que pudieran causar convulsiones focales.

 

¿Cómo lo diagnosticamos?

Además de las características clínicas clásicas de este padecimiento, el electroencefalograma es la herramienta diagnóstica por excelencia para todo tipo de epilepsia, este estudio de neurofisiología nos permite evaluar la función del sistema nervioso específicamente la función eléctrica del cerebro. Hay veces que se le pide al paciente que acuda con pocas horas de sueño para que duerma durante el estudio, y así, evaluar la actividad cerebral durante el ciclo del sueño, además de que hay ciertos tipos de epilepsia (como lo es este caso) que se hacen más evidentes con el desvelo. Es necesario que quien interprete estos estudios sea un neurólogo especialista en estudios de neurofisiología.

 

¿Existe tratamiento? 

Afortunadamente sí existe tratamiento para el manejo y control de las crisis epilépticas. Entre los antiepilépticos ampliamente usados para este tipo de epilepsia está el ácido valproico y levetiracetam. El pronóstico generalmente es bueno, sin embargo, los pacientes pueden ser sensibles a las mioclonías y crisis tonicoclónicas en situaciones de estrés, falta de sueño o por estimulación de luz intermitente durante toda su vida y pudieran requerir tratamiento farmacológico continuo. 

El riesgo de recurrencia es de un poco más del 80% si se detiene el medicamento antiepiléptico. Sin embargo se ha visto que disminuyen las crisis en la adultez y vejez. 

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Ansiedad y salud mental infantil