Neurocenter

logo-neurocenter-clinica-de-rehabilitacion-neurologica

Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Síndrome de Kleine-Levin: El síndrome de la bella durmiente

Clínica del sueño

Síndrome de Kleine-Levin: El síndrome de la bella durmiente

¿Te sucede que hay períodos en los que duermes mucho? ¿Que se te dificulta despertar? ¿Además del sueño presentas cambios de humor o de apetito? Sigue leyendo para conocer más acerca del Síndrome de Kleine-Levin y otras formas de hipersomnia recurrente.

Una forma de hipersomnia recurrente

Existen distintas formas de hipersomnia recurrente, es decir, episodios de sueño excesivo, entre ellos se encuentran el Síndrome de Kleine-Levin, la hipersomnia menstrual y la hipersomnia con comorbilidad (asociada a epilepsia, traumatismo craneal o ictus cerebral).

El síndrome de Kleine-Levin, también conocido como “síndrome de la bella durmiente”, es un padecimiento raro, más común en adolescentes hombres, en el cual el paciente presenta episodios periódicos en los que duerme muchas horas, usualmente asociado a alteración del apetito y de la conducta, especialmente irritabilidad, agresividad, hipererotismo y cambios de humor. 

Durante estos episodios de somnolencia, cuando el paciente está despierto, suele sentirse cansado, apático y confuso. Incluso puede haber amnesia anterógrada, la cual no es rara en estos padecimientos. Estos episodios suelen tener una duración de 10 a 11 días, algunos casos hasta por 30-40 días. Entre un episodio y otro el paciente lleva una vida normal.

No existe una causa como tal que dé origen a este síndrome, sin embargo, se conocen algunos casos en los que hay una lesión a nivel del tallo cerebral o diencéfalo, y otros casos con cierto factor hereditario.

En el caso de la hipersomnia menstrual los síntomas se manifiestan exclusivamente en la menstruación (justo antes o durante).

¿Cómo se diagnostica?

Se trata de un padecimiento de diagnóstico clínico, es decir, no existe una prueba que confirme el diagnóstico. Lo mejor es acudir con un neurólogo especialista en trastornos del sueño para descartar otros padecimientos y saber si se trata de un trastorno de hipersomnia.

Los estudios de laboratorio suelen ser normales, sin embargo, en el PET/SPECT (estudios de imagen que evalúan el metabolismo y perfusión sanguínea del cerebro) se puede detectar una disminución del metabolismo y/o perfusión a nivel del tálamo y algunas zonas de la corteza cerebral durante los periodos de hipersomnia, éstos se observan normales entre un episodio y otro.

Tratamiento

Entre los fármacos más empleados para el tratamiento de este padecimientos se encuentra el modafinilo, ayuda a mejorar la somnolencia pero puede empeorar los períodos de agitación. Otros fármacos estabilizadores del ánimo que también son útiles son el litio y ácido valproico.

Es importante tomar en cuenta la higiene del sueño, mantener al paciente en un ambiente tranquilo, posponer actividades extenuantes hasta que haya cedido el episodio, y tener horarios de sueño adecuados.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Síndrome de Guillain Barré y COVID-19

Padecimientos

Síndrome de Guillain Barré y COVID-19

Usualmente el Síndrome de Guillain Barré se asocia a una bacteria que provoca cuadros gastrointestinales, u otros virus como el de Epstein Barr o Zika, y aunque todavía se realizan estudios, recientemente  se ha encontrado una relación entre esta enfermedad y el COVID-19. 

De acuerdo a una revisión de 48 casos ya registrados en los últimos meses con una edad media de 56 años, se estableció que el tiempo promedio entre los síntomas de COVID-19 y el Síndrome de Guillain Barré fue de 12 días, con 9 pacientes que presentaron síntomas en menos de 7 días. 

Se estableció también que el 22% de los pacientes presentaron afectación de los nervios craneales en ausencia de debilidad muscular; 75% presentaron la variante clásica sensitivomotora y 2.1 % tuvo una variante motora pura.

La conclusión de este estudio publicado en neurologia.com fue que el Síndrome de Guillain Barré en pacientes con infección por Covid- 19 es similar clínica y electrofisiológicamente a las formas clásicas, sin embargo se requieren más estudios para comprender si la frecuencia de este padecimiento realmente aumentó debido a la pandemia por COVID-19, así como explorar los mecanismos patógenos involucrados.

¿Qué es el Síndrome de Guillain- Barré?

El Síndrome de Guillain Barré es una enfermedad que ocasiona que nuestros músculos se debiliten poco a poco de una forma o patrón característico que suele comenzar habitualmente por las extremidades inferiores y va progresando ascendiendo desde los pies hacia las piernas, la cintura y puede terminar sobrepasando el diafragma (músculo esencial para la respiración) lo que puede comprometer la respiración.

Este síndrome se puede acompañar además de alteraciones en la sensibilidad como el adormecimiento del cuerpo, sensación de hormigueo y dolor, similar al que sienten nuestros músculos días después de ejercitarlos. 

Otra de las alteraciones que pueden presentarse son en el control autonómico de nuestro cuerpo, es decir, al control inconsciente que ejerce nuestro cerebro sobre el corazón, las arterias, el intestino etc, provocando alteraciones en la presión arterial, diarrea, sudoración y arritmias del corazón. 

¿Pero que está provocando todos estos síntomas? En nuestros nervios existe una cubierta especial llamada mielina, la cual está encargada de envolver al nervio y ejercer una función de aislante para que la corriente eléctrica que pasa por los nervios no se desvíe o se pierda y la conducción nerviosa sea exitosa. Dicha mielina sufre de un ataque provocado por las mismas defensas de nuestro organismo, ocasionando un daño en la cubierta de mielina de nuestros nervios, y así, el cerebro no puede controlar los músculos y tener una percepción correcta del ambiente.

¿Por qué el cuerpo se ataca a sí mismo?

Por el momento la teoría que explica la ciencia es el mimetismo molecular, o camuflaje la cual sugiere que el virus y las bacterias se disfracen de las proteínas presentes en la mielina y así evitan ser atacadas por las defensas de nuestro cuerpo, las cuales en lugar de solo atacar a los virus y bacterias empiezan a atacar a nuestra mielina provocando todo el espectro clínico de esta enfermedad.

¿Qué lo provoca?

La bacteria que más se asocia a este síndrome es Campylobacter Jejuni, responsable de cuadros gastrointestinales de diarrea nausea y vomito. Otros virus que se han identificado son el virus de Epstein Barr, el virus del zika y, más recientemente el tan famoso SARS-CoV-2, mejor conocido como COVID-19

A pesar de que en la gran mayoría de las personas se presenta como un cuadro respiratorio, usualmente leve, hay casos en los que además presenta como una de sus múltiples secuelas el síndrome de Guillain Barré. Normalmente éste se desarrolla alrededor de 3 o 4 semanas después de haber presentado un cuadro infeccioso, una cirugía o una vacunación, recientemente se están reportando casos ocasionados por infección por SARS CoV-2 el causante de la enfermedad COVID-19.

 

¿Es curable?

Este síndrome se trata con terapia con inmunoglobulinas o mediante plasmaféresis, una técnica que consiste en sacar los anticuerpos que circulan en nuestra sangre y evitar el ataque a la mielina. Ambos tratamientos requieren de internamiento hospitalario, tanto para la administración de estas terapias, como para vigilar futuras complicaciones.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Síntomas de Covid-19 en niños

Covid-19

Síntomas de Covid-19 en niños

¿Se pueden contagiar los niños de covid 19?

La respuesta es sí. Por razones que aún no se conocen por completo, los niños infectados por el virus del SARS CoV-2 (síndrome respiratorio agudo severo por coronavirus 2) suelen tener un curso de signos y síntomas leves, a comparación con los adultos. Pero esto no quiere decir que no puedan tener manifestaciones graves que ameriten hospitalización, aunque la cantidad de muertes es baja, pueden ocurrir.

¿Qué síntomas tienen los niños cuando se infectan de COVID-19?

Los síntomas clásicos suelen ser respiratorios y gastrointestinales, tales como fiebre, tos seca o productiva, fatiga, dolor de huesos y músculos, secreción nasal, estornudos,  disminución en la oxigenación de la sangre, dolor abdominal, náusea, vómito y diarrea. 

¿El coronavirus puede afectar al cerebro de mis hijos?

Recientemente se ha descrito que el virus de la COVID-19 provoca un proceso de inmuno-trombosis (formación de coágulos en la sangre por respuesta de nuestro propio sistema de defensas) que puede provocar síntomas extra-respiratorios como la lesión del sistema arterial provocando Síndrome de Kawasaki en niños, lesiones exantemáticas (manchas en la piel) coagulación intravascular diseminada (CID) provocando daño en los riñones etc., además que esta respuesta inmune puede hacer que nuestros propios anticuerpos puedan dañar nuestro sistema nervioso central y periférico. Dentro de las manifestaciones neurológicas que puede provocar este virus se encuentran: 

    • Meningitis (inflamación de las membranas meninges que cubren y protegen a nuestro cerebro y puede provocar convulsiones, fiebre, vómito en proyectil, etc.)
    • Dolor de cabeza prolongado
    • Ataxia  (problemas para coordinar la marcha)
    • Disartria (problemas para articular las palabras) 
    • Debilidad
    • Trastornos del sueño
    • Encefalitis
    • Encefalomielitis
    • Mielitis transversa
    • Síndrome de Guillain Barre

 Tales afectaciones pueden ocurrir incluso varios meses después de presentar la infección.

 

 

¿Cómo es posible que el coronavirus pueda dañar el cerebro de los niños?

Para que nuestro sistema nervioso sea dañado por los virus es necesario que burlen nuestros sistemas de defensa los cuales son principalmente la barrera hematoencefálica (BHE) y las células gliales.  Aún no se conoce con certeza cómo penetra el coronavirus a nuestro cerebro pero dentro de las teorías más cercanas se cree que una vez  que el virus entra en la sangre a través del endotelio puede cruzar a nuestro cerebro pasando por la BHE en un proceso llamado viremia, y producir el daño, o puede cruzar por el epitelio olfatorio ubicado en nuestra nariz.

¿Cómo puedo saber si el sistema nervioso de mis hijos está siendo afectado por el coronavirus?

Visitar a su neurólogo es la mejor opción, su neurólogo solicitará pruebas primeramente para confirmar la infección por SARS CoV-2 mediante PCR, prueba de antígenos o prueba de anticuerpo, una vez demostrada la infección continuará con los hallazgos neurológicos, por ejemplo: si el niño o niña presenta debilidad en las piernas podrá solicitar estudios de velocidades de conducción nerviosa o electromiografía para ver si los nervios o músculos están dañados, si el niño presenta convulsiones el  neurólogo podrá solicitar un electroencefalograma o si el niño presenta trastornos del sueño podrá solicitar una polisomnografía

 
 
¿Existe cura para las enfermedades neurológicas por coronavirus?

La respuesta es sí, suelen ser situaciones favorables en la mayoría de los casos, pudiendo requerir medicación farmacológica o terapia de neurorehabilitación física

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

rTMS: Éxito en el tratamiento de adicciones

Servicios

rTMS: Éxito en el tratamiento de adicciones

¿Has pasado por varios tratamientos para las adicciones? ¿No te ha funcionado ninguno? Aquí te presentamos otra opción para el tratamiento de esta afección, sin medicamentos ni métodos invasivos, una excelente opción cuando otras técnicas han fallado para poder dejar una adicción.

Las adicciones son enfermedades físicas y psicoemocionales en donde hay una dependencia a una sustancia o actividad y el tratamiento de las mismas se basa en un conjunto de intervenciones estructuradas cuyo principal objetivo es que la persona recupere su estabilidad física, emocional y su calidad de vida. 

Son varios los componentes que se combinan en una terapia, bien sea por drogas, alcohol, medicamentos o juego, que suelen ser las más frecuentes. Por lo general hay un componente farmacológico, otro psicosocial, e incluso, entre las terapias más innovadoras y que han mostrado buenos resultados, se aplica también la estimulación magnética transcraneal repetitiva (rTMS).

El rTMS actúa modulando la excitabilidad cortical de áreas específicas del cerebro, facilitando de esta manera el poder controlar la adicción, con un efecto a largo plazo más efectivo. El uso y combinación de estos tratamientos dependerá del criterio del especialista en relación con cada paciente en particular.

 ¿Necesitas atención?
Pero primero, ¿Qué es el rTMS?

La estimulación magnética transcraneal repetitiva (rTMS por sus siglas en inglés) es un método seguro, no invasivo e indoloro que modula la actividad cortical del cerebro para modificar la excitabilidad de las neuronas mandando pulsos magnéticos de alta intensidad en un área específica del cerebro.

Este es un nuevo tratamiento que ha tenido un gran auge en los últimos años, empleado en una gran variedad de trastornos neuropsiquiátricos, principalmente depresión, enfermedad de Parkinson, trastorno obsesivo compulsivo, esquizofrenia, adicciones, migraña, trastorno de atención e hiperactividad, infarto cerebral, dolor crónica intratable, entre otros.

Este tratamiento cobra gran importancia sobre todo cuando ya se ha tratado la enfermedad con diversos métodos, incluyendo psicoterapia, tratamiento farmacológico o rehabilitación, y no se ha logrado tener un buen control de la misma.

¿Cómo aplica este método en el tratamiento de las adicciones?

En el caso del tratamiento de adicciones, el rTMS actúa en la vía dopaminérgica en la corteza frontal del cerebro, el principal mecanismo implicado en el desarrollo de adicciones a diversas sustancias, ocasionando la búsqueda constante de la sustancia, las alteraciones en el comportamiento y las recaídas en el abuso de la sustancia posterior a haberlas dejado. El uso repetitivo del rTMS ayuda a disminuir el deseo intenso por la sustancia, la búsqueda de la misma, y eventualmente, su consumo y posteriores recaídas.

La evidencia científica nos demuestra y recomienda su uso principalmente para las personas con adicción a la nicotina, alcohol, cocaína y a la comida. El tratamiento con rTMS para la adicción a otras sustancias como la heroína, metanfetaminas, cannabis, benzodiacepinas y al juego (ludopatía), también ha demostrado eficacia. Hoy en día continúan las investigaciones científicas para mejorar el tratamiento de adicción a sustancias, tanto farmacológicamente, como con nuevas herramientas como el rTMS.

Se debe tener muy claro que un buen resultado con cualquier tipo de tratamiento depende principalmente de la disposición y compromiso del paciente, la severidad del caso, la red de apoyo del paciente y la duración del tratamiento. 

Es sumamente importante la participación activa de los familiares en todo el proceso de recuperación del paciente, esto ayudará a que la recuperación sea más efectiva y duradera.

Tipos de adicciones que se pueden tratar

Adicción al tabaco: es una de las más graves amenazas para la salud en todo el mundo. A pesar de ser mundialmente aceptado y de ser una sustancia legal, se trata de una sustancia altamente adictiva. Increíblemente la mayoría de los fumadores refieren que comenzaron este hábito en su adolescencia, y en ocasiones es solo el comienzo antes de probar otras drogas.

Adicción al alcohol: es muy frecuente y puede pasar desapercibido en muchos casos. Se trata de un trastorno mental, si bien se inicia con decisiones voluntarias, con el tiempo se transforma en un problema psiquiátrico que requiere de un tratamiento especializado. Alrededor del 3.8% de las muertes por enfermedades crónicas se relacionan con el abuso del consumo de alcohol.

Adicción a Benzodiacepinas: En el tratamiento para ansiedad, esquizofrenia e insomnio en ocasiones requiere de tratamiento médico con benzodiacepinas, siendo las más utilizadas el clonazepam y alprazolam. Este tipo de medicamentos son de uso controlado, por lo que se requiere de una prescripción médica para su consumo.

Adicción al juego: también llamada ludopatía, hay una necesidad incontrolable de participar en juegos de azar, lo cual puede llegar a desencadenar un impacto en la vida de quien lo padece. Se le considera una adicción ya que, al igual que como sucede con otras drogas, la vida de la persona gira entorno a esta actividad de forma destructiva.

Hay esperanza

Cuando múltiples intentos por dejar una sustancia han fallado, no hay que darse por vencido, existen otras opciones que te pueden ayudar a mejorar. En Neurocenter contamos con el equipo especializado para proporcionar este nuevo tratamiento y darles una esperanza a esas personas que no han podido superar su adicción a pesar de múltiples esfuerzos. Puedes contactarnos para mayor información y agendar tu cita para una valoración médica con nuestro especialista.

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Epilepsia en niños: Síndrome de West

Clínica de Epilepsia

Epilepsia en niños: Síndrome de West

¿Sabías que hay tipos de epilepsia característicos de la infancia? ¿Has escuchado del síndrome de West? Aquí te platicaremos más acerca del síndrome de West, en qué consiste y cómo se trata.

 

El síndrome de West es un tipo de epilepsia que se presenta en la infancia, caracterizado por la triada de espasmos mioclónicos, electroencefalograma con patrón de hipsarritmia y retraso en el desarrollo psicomotor. 

 

Estos espasmos mioclónicos constituyen el 2% de las epilepsias de la infancia, pero conforman hasta el 25% de los casos de epilepsia con inicio en el primer año de vida. Se calcula que existen entre 2.5 y 6 casos por cada 10 mil niños nacidos vivos con una prevalencia de entre 1.5 y 2 casos por cada 10 mil  niños menores de 10 años. 

¿Cómo se clasifica?

Este síndrome se clasifica como espasmos epilépticos sintomáticos si se identifica un factor responsable por el síndrome, ya que prácticamente cualquier desorden que cause un daño cerebral se puede asociar con los espasmos epilépticos. La lista de causas que lo ocasionan se pueden clasificar en 3: prenatales, perinatales o después del nacimiento.

 

Por otra parte se dice que los espasmos epilépticos son idiopáticos si no se identifica una causa clara pero se sospecha que la epilepsia es sintomática, esta porción de pacientes es del 8-42% y pensamos un origen idiopático cuando hubo un desarrollo psicomotor normal antes de presentar los síntomas y si no se identifica una causa o desorden neurológico claro que pueda estar causando el síndrome. A pesar de no ser un padecimiento hereditario, se ha visto un patrón familiar en el 10% de los casos.

¿Cómo podemos identificar el Síndrome de West?

El 90% de los pacientes presentan síntomas antes de cumplir su 1° año de vida, más específico entre los 3 y 7 meses. Por lo que la edad del paciente al iniciar los síntomas nos ayudará mucho a orientar nuestro diagnóstico.

 

Los espasmos presentes en el síndrome de WesT comienzan con una contracción súbita, rápida y tónica del tronco y la musculatura de las extremidades, puede variar la intensidad desde una ligero asentamiento de la cabeza hasta una contracción poderosa del cuerpo completo. Usualmente se presentan en racimos o bloques, espaciados por 5-30 segundos y usualmente ocurren justo antes de dormir o al momento de despertar. El 60% de los niños presenta ya un retraso psicomotor antes del inicio de los espasmos.

 

Esta alteración puede evidenciarse con un electroencefalograma, mostrando un patrón epiléptico específico de este padecimiento conocido como hipsarritmia. Lo más recomendado es realizar el estudio por 24 horas o mínimo una duración de 4 horas en ciertos casos. 


Los médicos se apoyan también en estudios de imagen para identificar la lesión que está causando el desorden y poder dar un tratamiento más acertado. Se recomienda realizar una resonancia magnética para identificar alguna causa orgánica de este síndrome.

Pronóstico y tratamiento 

Las opciones de tratamiento incluyen la terapia hormonal (hormona adrenocorticotropa) y antiepilépticos (principalmente vigabatrina). En ciertos casos, la cirugía puede ser efectiva para controlar síntomas que no responden a medicamentos.

 

El pronóstico generalmente es desfavorable, el retraso en el desarrollo ocurre en aproximadamente el 85% de los pacientes y el pronóstico depende de la causa de la enfermedad. El pronóstico mejora si se inicia terapia de rehabilitación una vez hecho el diagnóstico, entre más temprano mejor



© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

Déficit de Atención e Hiperactividad en niños

Padecimientos

Déficit de Atención e Hiperactividad en niños

¿Tu niño es muy inquieto? ¿Llega a ser muy impulsivo y se distrae fácilmente? Es muy común que que usemos la expresión “es un niño muy hiperactivo” y esto es normal, pues los niños suelen tener mucha energía, curiosidad y deseos de explorar constantemente, sin embargo existe un trastorno por déficit de atención e hiperactividad o TDAH que debe ser diagnosticado y tratado. Aquí te platicamos más acerca de este trastorno, cómo identificarlo y cuál es el mejor tratamiento.

El TDAH es un padecimiento que se caracteriza por 3 principales aspectos: 1) déficit de atención, 2) hiperactividad e 3) impulsividad. Estos síntomas se presentan en diferentes grados de severidad, además de que uno puede ser más predominante que otro.

Este es un trastorno complejo en el que se involucran factores genéticos y ambientales. Actualmente se sabe que ocurren desequilibrios bioquímicos en el cerebro de la dopamina, y en menor grado serotonina y norepinefrina (mensajeros químicos cerebrales), ocasionando estas alteraciones en el comportamiento.

Los síntomas varían con la edad

La clínica es muy variable de acuerdo a la edad de presentación, por ejemplo, dentro del primer año de vida los niños suelen tener mala higiene del sueño, entre los primeros 6 años de edad empiezan a mostrar comportamiento egoísta, entrometidos, acaparadores, inquietos y con poca capacidad de frustración.

Durante los 6 y 12 años el comportamiento que suele predominar es la hiperactividad, se levantan muchas veces de la silla cuando están en clases, interrumpen al profesor, suelen aventar a los niños que se encuentran formados por delante de ellos, les cuesta poner atención en clase con dificultad de aprendizaje especialmente para matemáticas e idiomas. Aunque el cuadro es similar entre niños y niñas, en el futuro suele predominar más un aspecto que otro entre ambos, por ejemplo, las niñas suelen presentar más hiperactividad y los niños deficit de atencion.

Dentro de las principales características del déficit de atención se encuentran:

  • No escucha o no presta atención cuando se le habla directamente.
  • No sigue las instrucciones que le dan.
  • Dificultad para seguir conversaciones.
  • Pierde u olvida cosas necesarias para sus actividades diarias.
  • Se distrae fácilmente con estímulos externos.

Por otro lado, las características de la hiperactividad son:

  • Intranquilidad.
  • Se levanta del asiento cuando debería de permanecer sentado.
  • Actúa como si estuviera movido por un motor.
  • Habla excesivamente.
¿Como me puedo dar cuenta si mi niño o niña padece de TDAH?

Basado en lo ya mencionado anteriormente, el neuropediatra establecerá criterios diagnósticos para este trastorno permitiendo ver el comportamiento del niño en el consultorio y su desempeño en pruebas psicológicas lo que permitirá a los especialistas descartar otras enfermedades que puedan ser confundidas con este padecimiento, la mayoría de las veces será el personal docente o tutor del niño quien detectara que algo es diferente en el niño.

Tratamiento para el TDAH

En cuanto al tratamiento farmacológico, los mejores fármacos para controlar la enfermedad suelen ser los estimulantes, lo contrario a lo que se piensa, estos fármacos como el metilfenidato o la atomoxetina suelen tener un efecto contrario en el individuo, en lugar de alterarlos más bien suelen calmar su comportamiento hiperactivo e impulsivo permitiendo tener mejor atención a las actividades.

Muchos niños se verán también beneficiados de la terapia neuropsicológica, en donde se les enseñará técnicas de concentración para encaminar esa energía que tienen.

 

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

El peculiar caso de ELA de Stephen Hawking

Servicios

El peculiar caso de ELA de Stephen Hawking

Stephen Hawking ganó reconocimiento mundial por sus logros científicos en temas como el universo, los hoyos negros y el tiempo, sin embargo, también fue un enigma para la comunidad médica al desafiar las expectativas de supervivencia de la enfermedad que padeció: Esclerosis Lateral Amiotrófica. 

 

Así como el ELA impactó la vida de un hombre considerado un genio de la ciencia, de la misma forma Hawking impactó a la comunidad médica con su caso y ayudó a echar luz sobre la necesidad de una mayor investigación.

¿Qué es la Esclerosis Lateral Amiotrófica?

Antes de entender por qué es tan peculiar el caso de Stephen Hawking, debemos saber que la ELA es una enfermedad neurológica degenerativa y progresiva que afecta a las células nerviosas en el cerebro y en la médula espinal médula, que son las que permiten el movimiento de los músculos. 

 

Hasta la fecha no existe cura para esta enfermedad que afecta ligeramente con mayor frecuencia a hombres y de la cual se desconocen aún causas concretas. Lo que sí se sabe es que al padecer ELA,  las células nerviosas pierden su habilidad para iniciar y controlar el movimiento de los músculos, lo que lleva a la parálisis y, después, a la muerte, pues al perder progresivamente el control del movimiento de los músculos, también se pierde la capacidad de comer, hablar, andar y, en última instancia, respirar.

 

Los primeros síntomas de la ELA son los tropiezos y la dificultad para coger o levantar objetos. En las primeras etapas, algunas personas experimentan problemas de tartamudez y dificultad para proyectar la voz. Cuando la enfermedad avanza, comienzan a manifestarse los tics, los calambres y la debilidad muscular característicos.

 

Puesto que la ELA es una enfermedad moto-neuronal, no afecta a órganos vitales, pero sí a todos los músculos, incluido el diafragma, condicionando actividades básicas como tragar, masticar o respirar, por lo que los pacientes acaban precisando ayuda permanente.

¿Porqué es tan peculiar el caso de ELA de Stephen Hawking?

El caso de Hawking se considera extraordinario, pues es la persona que ha logrado vivir el mayor número de años con esta enfermedad. El motivo es que durante mucho tiempo su estado de salud se mantuvo relativamente estable, sin una progresión rápida de la enfermedad.

 

Al ser diagnosticado a los 21 años, algunas teorías apuntan a que entre más jóvenes son los enfermos de ELA al manifestarse, más lento avanza la enfermedad. Stephen Hawking vivió hasta los 76 años de edad, lo que significa que convivió con ella durante más de medio siglo.

Un genio, pese a la enfermedad

Hawking inició sus estudios de física a los 17 años, doctorándose a mediados de los 60 en Física Teórica y Cosmología en Cambridge. Para ese momento ya había recibido el diagnóstico de Esclerosis Lateral Amiotrófica, sin embargo su carrera científica nunca pasó a un segundo plano.

 

Durante la década de los 70, fue profesor de Física Gravitacional en el Departamento de Matemáticas Aplicadas y Física Teórica en esta universidad, y en 1980 accedió a la titularidad de la cátedra Lucasiana de Matemáticas Aplicadas y Física Teórica cargo que tres siglos antes había sido ocupado  por Sir Isaac Newton y que Hawking abandonó definitivamente en 2009.

 

Algunos de sus logros:

  • Pionero en descifrar los misterios de los agujeros negros y transformó la forma como los científicos entienden el universo con su teoría del espacio-tiempo.
  • El entusiasmo y pasión que siempre tuvo por su trabajo lo hicieron querer que el conocimiento fuera inteligible para cualquier persona.
  • A pesar de sus limitaciones físicas, su cerebro se mantuvo intacto y logró ser un extraordinario comunicador sobre temas de ciencia. Publicó libros como “Breve historia del tiempo” y “El universo en una cáscara de nuez”, ambos best-sellers.

¿Quieres conocer más?

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. Supported by SENSO Mx.

¿Habías escuchado sobre la distrofia facioescapulohumeral?