Neurocenter

Clinica-neurologica-y-rehabilitacion-monterrey
Haz tu cita llamando al        81 – 2089 – 22 44

Historias de éxito en Neurocenter: Paola Estefania Salas Licea

Jorge Martínez Procel

Historias y Testimoniales

Historias de éxito en Neurocenter: Paola Estefania Salas Licea

Una parálisis facial puede afectar a personas de cualquier edad, en este caso a Paola, de sólo 22 años, un evento de estrés la llevó a perder la movilidad en la mitad de su rostro.

El impacto que esto puede tener en una joven va más allá de lo funcional, por ello es que su recuperación total nos llenó de alegría. 

En poco más de un mes la vida de Pao pasó de la normalidad, al estrés, la depresión y la recuperación y aún a su corta edad ha sabido sacar lo mejor de esta difícil experiencia. “Me siento más segura, más feliz de poder regresar a hacer cosas que antes daba por hecho, que aprendí a valorar con la parálisis y que aquí me ayudaron a recuperar”, expresa sonriendo.



Así como Paola, recupera tu sonrisa ya y deja de esconder tu rostro. Nuestro compromiso es ofrecerte las mejores alternativas de tratamiento para Parálisis Facial, y tenemos la certeza de que nuestra propuesta de atención te permitirá lograr una recuperación plena. 

Deja de perder y empieza a ganar confianza, seguridad y todo aquello que te ayude a tener una vida en plenitud.



© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. 

Un paso a la vez

Servicios

Un paso a la vez

Edmundo tiene 60 años y llegó a Neurocenter luego de sufrir un derrame cerebral que le había provocado secuelas leves, una de ellas era dificultad para caminar debido a una parálisis de su lado izquierdo.

Cuando se presenta un problema con la marcha, las personas afectadas comparten sentimientos de impotencia y ansiedad, pues ven muy limitada su independencia, por ello es que siempre buscamos diseñar tratamientos integrales que ataquen todas las necesidades y pérdidas que puedan estar percibiendo nuestros pacientes.

Cabe mencionar que esta problemática puede afectar a personas de todas las edades y por diversos motivos, ya sean padecimientos neurodegenerativos, congénitos o daño cerebral adquirido, por ello es que si tu consideras que estás experimentando problemas para caminar por debilidad, dolor o parálisis, puedes contactarnos.

Mientras tanto, al compartir el caso de Edmundo, queremos ofrecer información clara y oportuna sobre cómo podemos tratar un trastorno en la marcha. “Sepan que no todo está perdido cuando se sufre un evento así, a mi me costó entenderlo al inicio, pero una vez que encontré opciones y esta posibilidad de recuperación, no hubo marcha atrás”, comenta.



¿Qué son los desórdenes de la marcha?

La marcha es la capacidad que tienen los seres humanos para trasladarse con libertad y autonomía.  

Edmundo que sufre de una hemiplejia a consecuencia del Ictus sufrido, lo que provoca que no logre sostenerse por sí solo, por esta razón su familia consideró que lo mejor era que abandonara su trabajo, pero él nunca contempló esa posibilidad, antes tenía que intentarlo todo.

Y es que la capacidad cognitiva de Edmundo estaba intacta, así que su capacidad laboral no tenía porque verse afectada por su dificultad para caminar, aunque al trabajar en la rama de la contrucción, frecuentara regularmente algunas obras.

Se necesita mucha fuerza de voluntad, para conquistar una rehabilitación exitosa, pero Edmundo la tiene y su familia eventualmente lo entendió y le brindó todo el apoyo que se necesita en estos casos. “Para mi no era opción dejar mi trabajo y encerrarme en casa, yo tenía la certeza de que podía recuperar el movimiento en mi pierna izquierda”.

Con el tratamiento lo que se buscó fue mejorar la fuerza muscular en el miembro inferior, aumentar la estabilidad y equilibrio para el desarrollo de la marcha y mejorar el control del movimiento para que pueda caminar sólo con el apoyo de un bastón.

Fueron meses de trabajo en equipo, de ir diseñando objetivos alcanzables, de disciplina y compromiso por parte de Edmundo, “yo sabía que si continuaba con los ejercicios, por difíciles que parecieran, lo conseguiría poco a poco, es cuestión de paciencia, de no desesperarse y tener la meta clara”, nos comparte.

Eventualmente Edmundo recuperó la capacidad de valerse por sí mismo y de desplazarse a su gusto. Regresó a supervisar sus obras como siempre lo había hecho y pudo mantener su pasión por la construcción.



El trabajo de rehabilitación continúa y Edmundo no descuida sus sesiones, es uno de nuestros pacientes más dedicados y comprometidos con su recuperación, aún cuando su mejoría es notoria, sabe que, un paso a la vez, juntos podemos conseguir más.

¿Quieres conocer más?

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. 

Cuando pasa el temblor

Padecimientos

Cuando pasa el temblor

La Enfermedad de Parkinson es, quizás, una de las enfermedades degenerativas más complejas que puedan existir. Ver como poco a poco la movilidad se va limitando, y el control de los movimientos es reemplazado por un temblor incesante es un choque emocional grande.

Hasta el momento no tiene cura, pero sí existen medicamentos y terapias avanzadas que ayudan a controlar el temblor y la rigidez. Y lo más importante, permite a quienes la padecen retomar las riendas de su vida.

 Juntos podemos lograrlo
Apoyo profesional y familiar

El testimonio de los pacientes con Enfermedad de Parkinson son una muestra clara de que se puede vivir con la enfermedad. Si bien todos han manifestado que los primeros años son los más difíciles y se está en el proceso de aceptación, aseguran que hay una vida después del temblor y que se pueden hacer grandes cosas.

Carlos, un paciente diagnosticado hace 7 años, señala que estuvo un año metido en su casa cuando los síntomas de la depresión y movilidad comenzaron a hacerse presentes: “durante este tiempo estuve mal, pero llegó un punto en el que me dije que podía con esto y comencé a documentarme sobre qué es el parkinson, las causas, y que debía hacer para sobrellevarlo”.

En el caso de Carlos, la participación de su familia fue primordial, pues en cuanto se presentaron los síntomas motores, sus hijas no dudaron en ofrecer su apoyo y ayuda para realizar las tareas cotidianas que ahora a Carlos le costaban más trabajo.

“Fue una lucha para encontrar un tratamiento y un médico adecuado; una vez encontré la ayuda que necesitaba descubrí que era candidato para recibir tratamiento con Estimulación Magnética Transcraneal y gracias a ello pude reducir todo el cargamento de medicinas que consumía a diario”, nos cuenta.



Tratamiento de depresión con rTMS
La realidad de muchos enfermos

Lentitud, rigidez, inestabilidad postural, depresión, y pérdida de la memoria progresiva: así viven millones de personas en el mundo. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud en el 2018, señalan que hay 7 millones de personas con Parkinson, afectando a uno de cada 100 personas en edades superiores a los 60 años.

Existen casos aislados donde el padecimiento se presenta a los 40 años; inclusive, se han registrado pacientes con 38 años, teniendo en estos casos un fuerte factor hereditario. En el caso de Carlos se presentó a los 61 años con un ligero temblor de manos.

Sin embargo, sin notarlo, Carlos tenía un par de años con síntomas no motores, como alteraciones del sueño, depresión, constipación, ansiedad, disminución del olfato y fatiga, pero como son síntomas que usualmente no se relacionan al Parkinson, pasaron desapercibidos.

Aunque la causa exacta del mal de Párkinson no ha sido determinada, hay ciertos factores que la desencadenan. El principal es que el cerebro deja de producir dopamina, aunque también influyen la pérdida de neuronas y el elemento hereditario: si en la familia hay alguien que la tuvo, es probable que en alguna generación se presente.

No todo está perdido

Si bien hasta ahora no hay una cura definitiva para la enfermedad de párkinson, con un tratamiento adecuado es posible controlar los síntomas que están relacionados con la motricidad, que son los que mayor afectación presentan al enfermo, retrasando así la velocidad con la que se desarrolla.

Hace 7 años que Carlos llegó con nosotros, su marcha estaba muy limitada y no podía llevarse la comida a la boca, ahora puede caminar sin ayuda y realizar tareas básicas como vestirse o ir al baño por sí solo. 

Nuestro equipo de neurólogos, fisioterapéutas, neuropsicólogos, nutriólogos son quienes hacen posible este tipo de recuperaciones, con la ayuda y participación indispensables del paciente y su red de apoyo.

Carlos nos motiva todos los días a seguir diseñando objetivos de recuperación personalizados para cada uno de nuestros pacientes y nos recuerda con su compromiso, disciplina y esfuerzo que juntos podemos lograrlo.

¿Quieres conocer más?

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. 

Ansiedad en tiempos de Covid

Servicios

Ansiedad en tiempos de Covid

La ansiedad es una respuesta natural del ser humano ante amenazas, así que es normal que al vivir en medio de una pandemia mundial una persona se sienta ansiosa, y aunque puede resultar de utilidad al permitir que tomemos las medidas necesarias para enfrentar situaciones de riesgo, también puede convertirse en un trastorno cuando los sentimientos de miedo, angustia y preocupación son exagerados.

 

En Neurocenter tenemos mucha experiencia tratando casos de ansiedad, pues muchos de nuestros pacientes neurológicos han vivido experiencias cuando menos difíciles e incluso traumáticas, que cambian sus vidas en menor o mayor grado, por ello cuando Tatiana se puso en contacto con nosotros para tratar su diagnóstico de ansiedad, supimos que podíamos ayudarla.



Tenemos algo para ti

Habían pasado 4 meses de iniciado el confinamiento por el virus Covid-19 cuando Tatiana, de 36 años, se puso en contacto con nosotros. Para ese entonces ella ya había visitado en 3 ocasiones el área de urgencias del hospital con síntomas físicos que relacionó al virus que nos mantiene encerrados.

Finalmente, al descartar que tuviera Covid-19 o cualquier otro padecimientos, se le diagnosticó con crisis de ansiedad que le provocaban agotamiento, falta de aire, dolor en el pecho y taquicardias. Y es que la ansiedad puede tener manifestaciones físicas que hacen pensar a la persona que padece alguna otra enfermedad.

“Estaba muy cansada, tanto que apenas podía andar, cuando me dijeron que lo que tenía era ansiedad, no lo podía creer, yo seguía creyendo fervientemente que lo mío era físico, no psicológico”, nos comparte.



¿Conoces los síntomas de la ansiedad?

En un inicio a Tatiana le recetaron una serie de medicamentos que no le cayeron nada bien, se sentía incluso peor que cuando tenía los episodios de ansiedad, algunos le provocaban mucho sueño y nauseas y con una bebé de dos años, necesitaba estar alerta y en sus 5 sentidos, por ello es que le ofrecimos nuestro tratamiento con Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva.

Este método, no invasivo e indoloro, modula la actividad cortical del cerebro para disminuir los síntomas de ansiedad, lo que permite atacar al problema no solo de forma superficial o periférica como es tratado tradicionalmente sino con un enfoque mucho más integral y sin el uso de medicamentos.



“Comencé el tratamiento inmediatamente, y en unas semanas empecé a notar la diferencia, esa sensación de miedo que me atacaba de la nada, las palpitaciones, falta de aire no han vuelto a aparecer”, nos platica Tatiana.

En el caso de Tatiana la manifestación de su ansiedad fue con síntomas físicos, pero también hay síntomas como insomnio, falta de apetito, irritabilidad, inquietud, falta de concentración o dificultad para tomar decisiones que nos indican que se está presentando un problema de ansiedad.



Muchas veces sentimos como si no pudiéramos apagar nuestro cerebro y estamos alerta de manera permanente, en muchas ocasiones, y más en las circunstancias actuales, nuestro entorno puede estar provocando estas crisis. 

“Sé que va a ser un camino largo, porque sé que mi ansiedad y mi hiperalerta no las voy a controlar en 2 días, pero sé que puedo hacerlo y que lo conseguiré”, expresa confiada Tatiana.

Es importante que, así como Tatiana, consideres atender también tu salud mental, pues aunque descarten algún padecimiento físico, nuestra tranquilidad es de vital importancia en momentos en que necesitamos mantenernos al 100 y tener la capacidad de tomar las mejores decisiones para nosotros y nuestra familia. 

En Neurocenter sabemos que juntos podemos ayudarte a conseguirlo.



¿Quieres conocer más?

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. 

En control de la crisis

Padecimientos

En control de la crisis

Las crisis convulsivas pueden afectar a cualquier persona. Estas ocurren cuando se presenta una actividad eléctrica anormal en la corteza cerebral y dependiendo del tipo y localización de la crisis serán las manifestaciones que presente el paciente.

Entre las manifestaciones de una convulsión se encuentra pérdida de consciencia, movimientos involuntarios, confusión, alucinaciones, pérdida de control de esfínteres, entre otros. En el caso de Ana, quien a sus 21 años vio alterada su normalidad, sí hubo pérdida de conciencia y movimientos involuntarios.



¿Qué es una crisis convulsiva?

Por fortuna se encontraba acompañada y pudo recibir asistencia para evitar golpes o lesiones a consecuencia de la crisis, que aunque duró sólo un par de minutos, le cambió el resto de su vida. 

“Toda la seguridad que tenía en mí misma se fue abajo y empecé a sentir vergüenza o miedo de padecer una convulsión frente a mis amigos. Pensé que mi vida estaría limitada para siempre”, nos confiesa.

Sin embargo, como especialistas sabemos que la vida de Ana puede ser tan normal como la de cualquier otra persona con el tratamiento indicado. En este caso primero debíamos definir la causa de las convulsiones, pues no todas las crisis están relacionadas a la epilepsia.

Para llegar a un diagnóstico certero es de suma importancia indagar en todas las características de las crisis convulsivas para definir de qué tipo son. A Ana se le diagnosticó Epilepsia luego de realizar un electroencefalograma para evaluar la actividad eléctrica de la corteza cerebral y una resonancia magnética para descartar que una lesión estructural en el cerebro fuera la causa de las crisis convulsivas.



¿Conoces los síntomas de la epilepsia?

La Epilepsia es más común de lo que podemos creer, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la actualidad alrededor de 50 millones de personas padecen de epilepsia.

El 50% de los casos no tiene causas aparentes. Es decir, no se sabe por qué aparece en determinado momento de la vida, por eso es necesario estar al tanto de las posibilidades de tratamiento.

Cuando Ana recibió el diagnóstico fue difícil tanto para ella como para su familia, sin embargo comprendieron inmediatamente que estaban en el lugar indicado y les hicimos saber que la situación podía ser controlada y que Ana podría llevar una vida normal, claro, con los cuidados y precauciones debidas.

“Mi rutina cambió muchísimo, de pronto ya no me podía trasnochar, estresar o darme el lujo de no descansar lo suficiente y aunque soy diseñadora y puedo ejercer mi profesión sin problema, también soy joven”, nos confiesa.



Sin embargo, esto era mejor que sufrir una crisis, que para Ana son experiencias que no desea a nadie, “es caerte y perder el conocimiento y despertarte en el suelo sin saber por qué, con un golpe, con un mordisco en la lengua horrible, con dolor de cuerpo. Es que en un momento esté sentada, hablándote, y a los dos minutos despierte en el piso”, nos comparte.

Por ello la importancia del tratamiento. En el caso de Ana, se buscó diseñar algo que no representara mayores cambios en su rutina, pues los antiepilépticos deben ser de continuidad para evitar futuras crisis.

“El medicamento es lo primordial, no hay otra cosa que me ayude. Es lo que me tiene estable. Pero creo que es muy importante también descansar bien”, recomienda.

Y sí, a sus 21 años y con el apoyo profesional y familiar adecuados, Ana puede vivir en control de sus crisis convulsivas. Claro que su vida cambió, pero juntos hemos logrado que pueda vivirla de manera normal.



¿Quieres conocer más?

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. 

Crecer en espacios verdes fortalece tu cerebro

Datos

Crecer en espacios verdes fortalece tu cerebro

Como si hiciera falta un motivo más para amar la naturaleza, ahora comprueban que además fortalece el desarrollo del cerebro. Sí, ya sé que vivir en una ciudad complica un poco el acceso, pero siempre hay alternativas.

De acuerdo a un estudio realizado por investigadores del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), el beneficio se presenta incluso en zonas urbanas con altos niveles de contaminación, pero que tengan en su infraestructura pulmones verdes a lo que se pueda acceder regularmente.

La investigación, publicada en la revista científica Enviroment Health Perspectives,  prueba por primera vez, que la exposición a zonas verdes en la infancia está vinculada con cambios positivos en las estructuras cerebrales.

 

 

“El vínculo entre la naturaleza y la evolución humana, que la naturaleza es importante para el desarrollo del cerebro, era sólo una hipótesis, pero no había evidencia de ello. Ahora la hay”, sostiene el doctor Payam Dadvand, investigador de ISGlobal y autor principal del estudio. 

Con una muestra de 253 niños los investigadores probaron que aquellos que viven en hogares rodeados de espacios más verdes tienden a presentar mayores volúmenes de materia blanca y gris en áreas del cerebro vinculadas a la función cognitiva del cerebro. Estos cambios en la anatomía cerebral, sostiene la investigación, serían beneficiosos en el desarrollo cognitivo de los menores.

Ya anteriormente, en el año 2013, la revista Psychological Science presentó un trabajo encabezado por el doctor Mathew White, del Centro Europeo para el Medio Ambiente y la Salud Humana de la Universidad de Exeter, en Inglaterra.

En este estudio se concluyó que las personas que viven cerca de espacios verdes tienen una mejor salud mental y que quienes se mudan cerca de estos lugares siguen manifestando mejoras aún tres años después de haberlo hecho. 

En otro trabajo de investigación realizado en Estados Unidos por la científica Frances Ming Kuo, se destaca que en los entornos más verdes la gente es más generosa y más sociable. En cambio, en puntos donde hay menos entornos naturales, las tasas de agresión y delitos son más altas.

Los beneficios se han medido objetivamente con datos tales como informes policiales sobre crímenes, presión sanguínea, desempeño en pruebas neurocognitivas y medidas fisiológicas del funcionamiento del sistema inmune, entre otras, para darle el rigor que merece el tema.

Por su parte investigadores del Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano sumaron el uso de escáneres cerebrales en un estudio que examina las condiciones físicas, psicológicas y sociales para un envejecimiento saludable de 341 adultos entre 61 y 82 años de edad.

Los resultados mostraron que se podían notar mayores niveles de actividad en la amígdala (un núcleo central en el cerebro que desempeña un papel importante en el procesamiento del estrés y las reacciones al peligro) en los habitantes de las ciudades que en los de entornos con más espacios verdes.

Hay investigaciones que incluso estudian cómo en los viajes espaciales se debería incluir la vida vegetal, ya que interactuar con vegetación puede ayudar a reducir los problemas sociales y cognitivos asociados con estas travesías interestelares.

Sin dudas, los contextos ambientales influyen en nosotros y estas investigaciones nos ayudan a entender que sentarnos o caminar por una plaza cercana puede convertirse en una buena opción diaria para cuidar de nuestro cerebro. 

Así que empecemos a pensar en los espacios verdes como un elemento que no sólo decora o embellece una ciudad, sino que aporta beneficios a nuestra salud.

 

¿Quieres conocer más?

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. 

Sin dolor, su vida cambió

Marco-antonio-caso-exito-neurocenter

Servicios

Sin dolor, su vida cambió

Casos como el de Marco Antonio García Mayo, quien padece Neuropatía Diabética, nos llenan de certezas sobre lo que podemos lograr juntos. Para él salir de casa con su familia representaba todo un reto, pues a los pocos minutos de paseo podía venir de golpe un dolor tan intenso que incluso bajaba su presión arterial, lo mismo al desempeñar su vida laboral.

Y es que es común que los pacientes con diabetes presenten dolor crónico a largo plazo, principalmente en extremidades, pero también en otras partes del cuerpo. En Neurocenter siempre buscamos obtener los mejores resultados y utilizamos uno de los procedimientos que es menos invasivo para revertir este síntoma: la Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva (rTMS por sus siglas en inglés). 



¿Qué es el rTMS?

Marco Antonio tomó dos protocolos de dolor, de cinco sesiones cada uno, y esto bastó para que su vida cambiara por completo. Él mismo confiesa que su vida es otra en distintos aspectos, y es que vivir sin dolor cambia a cualquiera.  “Me siento otra persona… yo soy un testimonio vivo, yo puede decir a ciencia cierta que recibimos beneficios al 100%”, afirma.

La neuropatía diabética aparece cuando el sistema nervioso no puede funcionar correctamente, precisamente por tener los niveles de azúcar en la sangre altos. Marco Antonio nos compartió que a él se le presentó de manera repentina durante un paseo familiar en un centro comercial.  

El dolor que sintió fue tan intenso que incluso su presión arterial bajó y tuvo que ser atendido. Nosotros sabemos que es posible revertir el dolor provocado por este padecimiento, que aunque no tiene cura, puede controlarse para mantener un mejor estilo de vida y, principalmente, vivir sin dolor.



El tratamiento que recibió Marco Antonio es un método, no invasivo e indoloro, modula la actividad cortical del cerebro para disminuir las señales encargadas del dolor, eso nos permite atacar al problema no solo de forma superficial o periférica como es tratado tradicionalmente sino con un enfoque mucho más integral.

Se ha comprobado su eficacia en casi todo tipo de dolores. Además del dolor neuropático crónico por neuropatía diabética también se ha visto mejoría en pacientes con esclerosis múltiple, fibromialgia, dolor regional complejo, dolor posterior a un infarto cerebral, lesión del plexo braquial y neuralgia postherpética.

Nuestra principal motivación en el día a día es el ver cómo nuestros pacientes con constancia, disciplina y apego al tratamiento logran recuperar aquello que sienten pérdido a causa de su padecimiento, desde un paseo familiar hasta su independencia para hacer tareas cotidianas.

La certeza nos la dan ellos, pacientes que logran su recuperación, pacientes con quienes juntos decimos SÍ.



Tenemos un tratamiento para ti

¿Quieres conocer más?

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. 

Vivir con Huntington

Huntington

Padecimientos

Vivir con Huntington

La enfermedad de Huntington, también conocida como Corea de Huntington, tiene características físicas y psiquiátricas. Quienes la padecen presentan tanto alteraciones cognitivas y alteraciones de comportamiento como cambios motores evidentes.

Como en la mayoría de padecimientos neurológicos degenerativos, entre más rápido se trate al paciente, mejor se pueda controlar y retrasar el avance de la enfermedad, por ello es que aunque este no es un padecimiento común, queremos mantener a las personas informadas sobre su existencia y cómo es vivir con Huntington.

Para ello le pedimos a Eliana que nos compartiera un poco de su experiencia en este testimonio. Ella es la principal cuidadora de su esposo, quien tiene poco más de 3 años diagnosticado con esta enfermedad.



Síntomas de la Enfermedad de Huntington

Quiero hacer hincapié en que la Enfermedad de Huntington presenta muchos retos no sólo para quien la padece, si no para la familia entera, pues se deben lidiar con cambios repentinos de humor, depresión, apatía, cólera, temblores, dificultad para hablar, entre otros síntomas que complican tanto la convivencia como la independencia del paciente.

Eliana nos comparte que el primer indicio de que algo no andaba bien fue cuando su esposo empezó a tener cambios repentinos de humor, con explosiones de cólera sin sentido, lo cual era algo extraordinario en él, pues siempre había sido una persona extrovertida, alegre y con muy buen humor.

Cuenta ella que al inicio los consideró incluso como arranques de locura o de crueldad, que causaban en ella un total desconcierto pues eran incompatibles con aquella persona amada para ella. A ese desconcierto se suma el hecho de que la EH se presenta tardíamente, generalmente después de los 40 años.

Gracias a un diagnóstico oportuno

Cuando conocimos este caso quedó claro para nosotros que un factor determinante en que buscaran la ayuda necesaria y oportuna, fue que el esposo de Eliana, al ser médico, tuvo acceso también a especialistas que supieron canalizarlo por el camino indicado, y es que desafortunadamente existe poca difusión sobre este padecimiento.



Luego de los exámenes y evaluaciones necesarias se llegó al diagnóstico. Para la familia fue como un balde agua fría, considerando que esta enfermedad es hereditaria, por lo que los hijos de Eliana tienen una probabilidad del 50% de padecerla.

Sin embargo se enfocaron en lo inmediato, “es verdad que no es nada fácil, pero no es imposible convivir con quien padece esta terrible enfermedad y ser parte de su tratamiento. En el caso de mi esposo se le pudo hacer un seguimiento minucioso y eso ha permitido que tanto mis hijos como yo estemos preparados para relacionarlos con él y cuidarlo”, nos comparte Eliana.

Afecto y compañía son fundamentales

Para la familia contar con el apoyo profesional fue fundamental, pues su esposo requiere rehabilitación física, terapia ocupacional, terapia del lenguaje y tratamiento farmacológico, además del apoyo emocional que significa pertenecer a una comunidad que entiende por lo que están atravesando.

Cuando se tiene la atención adecuada, tanto profesionalmente como en el entorno familiar, sin duda que la situación se hace más llevadera y las alteraciones en la vida cotidiana pueden ser afrontadas con mejor disposición y una actitud positiva”, me cuenta Eliana en alguna de sus visitas.

Y es que no se trata sólo de ver la situación con optimismo, si no de contar con la ayuda y atención especializada que pueda resolver y mejorar las circunstancias de las personas. Ese es uno de nuestros objetivos principales, el ofrecer las herramientas necesarias para mejorar la calidad de vida tanto de nuestros pacientes como de sus familias.

Esta es una enfermedad que no tiene cura, pero puede progresar de manera lenta y gradual, lo que permite trabajar para mejorar y tratar los síntomas que se van presentando. Por ello es que en Neurocenter tenemos la certeza de que juntos podemos lograr tu recuperación.



¿Quieres conocer más?

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. 

Día Mundial de la Ciencia al servicio de la Paz y el Desarrollo

Efemérides

Día Mundial de la Ciencia al servicio de la Paz y el Desarrollo

Adquirir conocimientos, realizar investigación, experimentar, son herramientas clave para que las sociedades puedan elegir entre sus opciones profesionales, personales o políticas, y en eso, la Ciencia juega un papel fundamental, aportando descubrimientos que ayudan a mejorar las circunstancias y condiciones de vida de los seres humanos.

Por ello es que al conmemorar el Día Mundial de la Ciencia al Servicio de la Paz y el Desarrollo, queremos destacar a la ciencia como la herramienta creada para comprender el mundo que nos rodea y aplicar los conocimientos adquiridos para mejorarlo.

Desde el ámbito de la neurología existen diversos avances científicos que han dejado de ser ciencia ficción y son una realidad, los cuales han ayudado a comprender mejor al cerebro y sus funciones.

Precisamente en este día, queremos compartir conocimiento y platicarte sobre algunos de estos avances que han revolucionado a la ciencia.



  1. El mapa más preciso del cerebro

La tecnología denominada BigBrain permite estudiar el cerebro milimetro a milimetro, analizando su “orografía” como si se tratara de una especie de Google Earth, pero que te muestra cada uno de los rincones de nuestro órgano más importante. Esta es, además, una tecnología gratuita que ayuda a descubrir nuevas fronteras de la corteza cerebral en 3D.

Para ello se requirieron mil horas para escanear un cerebro, que después se seccionó en 7 mil 400 finas “lonchas”.

 

  1. Lograr que pueda autorepararse

¿Te has preguntado si tu cerebro puede autorepararse? Durante décadas se creyó que el número de neuronas en el cerebro era finito y se reduce con el paso del tiempo, sin embargo, la ciencia ha demostrado que sí se pueden generar nuevas neuronas, incluso, en la edad adulta.

Diversos estudios dan cuenta de distintos mecanismo de autoregeneración que, de poder decodificarse por completo, abrirían la puerta a la modulación neuroregenerativa, tanto en individuos sanos como enfermos.

 

  1. Cultivar y criar neuronas en laboratorio.

Sí, suena a fantasía, pero es real, las neuronas pueden ser cultivadas para controlar robots. En estos cultivos, las neuronas se conectan, se comunican y se desarrollan de forma orgánica a lo largo de varias semanas. 

Cada cerebro “en conserva” tiene una vida útil de varios meses. El funcionamiento completo de esta nueva tecnología está descrito en el artículo de Kevin Warwick “El futuro de la inteligencia artificial y la cibernética”.

 

  1. Conectar el cerebro a un disco duro

Pensar en el tamaño de un disco duro que contenga tu memoria es inconcebible, sin embargo ya es posible conectar nuestro cerebro con dispositivos externos, como sillas de ruedas que se mueven según nuestra actividad cerebral, o novedosos videojuegos en los que el ratón se controla con la mente y no con las manos. La conexión de un cerebro humano a una computadora mediante microelectrodos implantables es ahora una opción científica real.

El más común son los implantes cocleares para ayudar a las personas sordas, usados ya por 300 mil personas, o la estimulación profunda del cerebro (DBS por sus siglas en inglés) que se ha usado ya en miles de pacientes de párkinson.



  1. Empieza a preocuparte por los Hackers

Sí, la Inteligencia Artificial es capaz de hackear nuestro cerebro. Existen sistemas de IA para tratar síntomas de depresión, softwares de aprendizaje automático capaces de reconocer cambios cerebrales causados por el Alzheimer años antes de las primeras señales o escaneos cerebrales que identifican tendencias suicidas. 

Además de ayudar a diagnosticar enfermedades y trastornos mentales, la IA puede ayudar a tratarlos.



Son muchos los avances científicos relacionados no sólo con el cerebro o las ciencias médicas en general, y todos los días se logran nuevos descubrimientos y prácticas en beneficio de los seres humanos, por ello es importante incentivar el conocimiento y el estudio científico que permitan tener sociedad cada vez mejores y más sustentables.



¿Quieres conocer más?

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. 

¿Cómo afectan las palabras a tu cerebro?

Poder de las palabras en el cerebro

Datos

¿Cómo afectan las palabras a tu cerebro?

En lugar de 50 lagartijas, 25 sentadillas y 100 abdominales, empieza a decirte cosas como “paz”, “amor”, “sí puedo”, aquí de lo que se trata es de moldear tu cerebro, no tu cuerpo. De acuerdo con los psiquiatras Mark Waldman y Andrew Newberg,  las palabras pueden cambiar tu cerebro.

Estos profesores de las universidades de California y Thomas Jefferson, respectivamente, publicaron un libro en el que describen cómo cuando se escucha la palabra “no” al iniciar un diálogo, el cerebro empieza a liberar cortisol, la hormona del estrés, lo que nos pone en alerta, mientras que cuando escuchamos un “sí”, se libera dopamina, la hormona de la recompensa y el bienestar.

En la publicación invitan a realizar un ejercicio sencillo: Pronunciar en voz alta palabras como No, Sí, Paz, Amigo, Idiota y frases como “No puedo”, “Qué difícil”, “Lo lograré”, “Yo soy capaz”.

Con cada una de estas palabras y frases, notará que con cada connotación negativa, su cuerpo reacciona poniéndose a la defensiva, en especial cuando le agrega a la pronunciación un tono y un modo rudo o pesimista, mientras que aquellas con connotación positiva fluye una sensación de alivio y relajación.

Para comprobar esto de manera científica, se contó con la ayuda de resonancias magnéticas, en las que se comprobó que la hormona del estrés, conocida como cortisol, se libera inmediatamente y nos pone en alerta máxima cuando el cerebro detecta un “no”, mientras que la dopamina, relacionada con el bienestar, fluye con el “sí”.

Al respecto, un estudio realizado por la Universidad de Florida reveló que, efectivamente, procesamos las palabras con contenido emocional en áreas específicas del cerebro, diferentes de las que usamos cuando procesamos palabras de valencia neutra. Y ya sabemos que mientras más usamos determinadas áreas del cerebro, más se consolidan las redes neuronales que se encuentran en su base, por tanto, las palabras que usamos pueden consolidar unas redes neuronales en detrimento de otras.

Otros estudios han revelado que leer una lista de palabras negativas durante apenas unos segundos es suficiente para generar una respuesta de ansiedad, empeorar el estado de ánimo o desatar pensamientos negativos recurrentes. 

Y es que aunque esas palabras no representen una situación real, ciertas partes del cerebro, como el tálamo y la amígdala, reaccionan ante ellas como si en realidad estuvieran ocurriendo y envían un mensaje de alarma que provoca un aumento de la producción de hormonas vinculadas al estrés, afectando nuestra capacidad para procesar la información y tomar decisiones.

¿Quieres conocer más?

© 2020 Neurocenter. 
Todos los derechos reservados. 

boton-ir-arriba